México encontrado culpable de femicidio

.
La opinión de la Abogada….
.
HAYDÉE MÉNDEZ ILLUECA

Un triunfo para las mujeres en este mes de noviembre, Mes de la No Violencia hacia las Mujeres, resulta la primera sentencia condenatoria sobre femicidios de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

En un fallo histórico para los derechos de las mujeres, la Corte Interamericana condenó al Estado mexicano por falta de atención a los femicidios que se han dado desde 1993 en Ciudad Juárez. El gobierno de México fue encontrado culpable, sin posibilidad de apelación, de desprotección de las mujeres asesinadas, porque los crímenes se han mantenido en la impunidad sin que hasta el momento se haya encontrado un culpable, porque se considera que el Estado mexicano no llevó a cabo las investigaciones pertinentes.

El femicidio es el asesinato de una mujer por el solo hecho de ser mujer. Los famosos femicidios de Ciudad Juárez, Chihuahua, comenzaron a ser registrados desde 1993 y a la fecha suman 480 casos. Sin embargo, la CIDH declaró al gobierno mexicano culpable de solo ocho de estos femicidios, como resultado de la acusación de la defensora Karla Micheel Salas y un abogado español.

Esto debe convertirse en un caso emblemático para todos los Estados de la Región, en los cuales las violaciones a los derechos humanos de las mujeres y los femicidios van cada vez en aumento.

Es saludable que nuestras autoridades pongan su barba en remojo. Ya tenemos varios casos de femicidios que no han sido resueltos en Panamá y que van a ser presentados a la Comisión de Derechos Humanos por CLADEM-PANAMÁ.

La Defensoría del Pueblo también ha establecido el Observatorio Panameño contra la Violencia de Género, con el objetivo de darle seguimiento a los femicidios en Panamá, que se ejecutan por medios cada vez más atroces, la mayoría por la pareja o la ex pareja de la mujer.

.

<>
Publicado el 23  de noviembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Confucionismo democrático

.
La opinión de….
.
RAFAEL  PITTI
.
Por razones obvias, tengo que advertir que el hoy mal llamado “confucionismo”, no es otra cosa que “La doctrina del confucianismo”, legado del filósofo chino Tze Dong, Confucio, quien con sus mensajes fraseológicos induce a “La buena conducta” de gobernantes y gobernados.Partiendo de esa premisa, y haciendo la salvedad que mi opinión no pretende imponer la verdad absoluta, como ocurre con determinadas plumas, o actualizando la tecnología, su PC (Computadora Personal), siempre he manifestado mi preocupación en cuanto a que en este país, la gran mayoría de políticos adversos al PRD, para atacarlos u ofenderlos, siempre utilizan como referencia su vinculación con el golpe de Estado de octubre de 1968.

Esto no tiene importancia, puesto que conocemos, al menos de manera general, la historia política de Panamá, que aunque es rica en datos antes de su separación de Colombia, podríamos definirla en diferentes etapas, estableciendo lo que a mi criterio son fechas importantes a destacar. 1968-1972 periodo convulsivo en conformación y consolidación del Régimen Militar. 1972-1978, nueva Constitución y mandato formal del general Torrijos. 1978-1982 inicio paulatino de retorno del poder a los civiles, y 1982-1989, rompimiento nuevamente del orden democrático legalmente constituido.

Omitiendo los grandes avances políticos sociales de la época, harto conocido son los males atribuidos al ciclo 1968-1989. Por ello, sintetizaré algunos hechos paralelos —que no son para lelos (tontos)— de la era democrática 1903-1968.  Ustedes darán su relevancia, que me excuso si fallan en ubicación de fecha u orden cronológico.

Primer golpe de Estado enero 1931. Asesinato presidente Remón, 1955. Asesinato de alto oficial de la policía en escaleras de Presidencia de la República.  Derrocamiento de Arnulfo Arias 1941 y 1958.  Estos entre permanentes hechos de corrupción, fraudes, violencia y robos de urnas electorales, asesinato de obreros, estudiantes, campesinos y políticos. Desfalcos, hurtos y quiebras en instituciones públicas como CSS y Caja de Ahorros, entre otras. Esta acumulación, además de la actitud prepotente y autócrata del presidente Arnulfo Arias, desencadenó el golpe militar de 1968.

Revisando y resumiendo con objetividad y sin pasiones nuestra historia, es imprescindible actuar, desechando los aspectos negativos y recoger las bondades de ambas eras. Tanto en dictadura como en democracia, los excesos del poder traicionan.

La libertad individual y de expresión, el libre juego de ideas y participación política, la estabilidad laboral pública y privada son derechos inherentes que hay que respetar. Fundamentalmente, la Paz social y pacífica convivencia, solamente son posibles en un país donde impere el culto a la Ley y la Justicia; una Justicia ciega, sin ataduras o caprichos personales. El lenguaje mesurado y la práctica prudente de los gobernantes, edifica o desmantela esta necesidad.

“ El mal no está en tener faltas, sino en no tratar de enmendarlas ”, Confucio.

.

<>
Publicado el 23  de noviembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

El cambio climático es inevitable

.
La opinión del Ingeniero….

.

Eduardo A. Esquivel R.

.

La alarma y preocupación por el Cambio Climático, el Calentamiento Global que manifiestan algunos países, grupos ambientalistas y líderes políticos, aunque no deja de ser bien intencionada, es ya inútil por ser demasiado tarde para revertir los efectos de este fenómeno, si es que en algún momento fue posible revertirlos.

Es evidente que las emisiones de CO2 no van a disminuir, y pienso que más que la causa, es la consecuencia del cambio climático. El negocio con el mercado de bonos de carbono no tiene ningún efecto práctico ni sentido científico y lo único que se conseguirá es que algunos pocos lucren con esta especie de farsa.

Me parece que los esfuerzos ya no deben ser en el sentido de retrasar o evitar el Cambio Climático, sino mas bien de cómo enfrentarlo.

En lo que nos afecta, para no entrar en dialécticas teóricas, en Panamá vemos que ya estamos sintiendo los efectos del Cambio Climático, en el aumento de la temperatura, la intensidad de la luz solar y variación climática estacional.

En octubre, podemos ver situaciones insólitas como la floración del Roble de Sabana, que se da en febrero o marzo, o la vistosa floración del Árbol de Mayo (Vochysia) que, como su nombre lo dice, debía florecer en mayo. Así tenemos varias especies de plantas importantes. Aunque el cambio de floración/fructificación de los árboles no parezca una cosa muy seria, puede ser una catástrofe ecológica.

En el sector agrícola, los cultivos se van a afectar no solo con el aumento de la temperatura y la intensidad de la luz solar, sino con la alteración de las estaciones lluviosa-seca. Esto promoverá la aparición de nuevas plagas y enfermedades.

El IDIAP no está investigando nada en este sentido. Una posible mitigación del cambio climático en este sentido sería la tecnología del cultivo en ambientes controlados (“invernaderos”).

Cuando el Cambio Climático llegue a un nivel crítico para el sector agrícola, no habrá alimentos que exportar y los países que dependan de esto sufrirán hambrunas catastróficas.

Otra afectación directa a Panamá del Calentamiento Global es la apertura de la Ruta Ártica, en menos de 20 años. Posiblemente más de la mitad de los clientes del Canal, preferirán tomar esta ruta, no solo porque es gratuita, sino porque es más corta.  En el Hemisferio Norte, hacia la Costa Oeste de los EE.UU. y Asia (y viceversa).Si esto sucede, el Canal Ampliado podría dejar de ser rentable y la catástrofe no solo será ambiental sino económica.

Otra situación que el gobierno debería enfrentar, con un Plan de Contingencia, es el aumento progresivo del nivel del mar.    Se deben hacer desde ya las simulaciones de que áreas se inundarían con uno, dos, tres, etc., de metros de incremento del nivel del mar. De esta manera es posible saber que áreas se van a anegar y preparar con tiempo evacuaciones y reubicaciones.

Es importante que se tenga la certeza de que los efectos del Cambio Climático no son una posibilidad, sino una certeza absoluta, y el único factor indeterminado es el tiempo en que nos afecte.

<>
Publicado el 23  de noviembre de 2009 en el diario El Panamá América, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Reforestación de las ciudades.

.

La opinión del Empresario…..

.

ARTURO  D.  MELO  S.
.

Recientemente tuve la oportunidad de visitar la ciudad de Shanghai, China, población 18.5 millones de residentes permanentes, más de cinco veces la población Panamá.

Shanghai está dividida en dos mitades por el Río Huang. Veinte años atrás solo existía una mitad: Pu-Chi, ubicación del famoso “Bundt”, que era el centro económico de la ciudad, donde, en la década de 1930, estaban radicadas poderosas empresas Europeas.

La otra orilla del Río Huang se llama Pu-Dong y, hasta hace un par de décadas, la misma estaba dedicada a la agricultura. Era tan difícil cruzar el Río Huang que se decía, “más vale tener una choza en Pu-Chi, que un palacio en Pu-Dong”.

Hoy, alrededor de una docena de túneles y puentes cruzan el Río Huang, y Pu-Dong se ha convertido en la mitad de Shanghai más urbanizada, con una de las mayores concentraciones de rascacielos del mundo. Me hospedé en un hotel de 86 pisos, frente al cual se acaba de terminar una torre de 101 pisos y se ha iniciado la construcción de otra de 126 pisos. En estas construcciones se trabaja 24 horas al día.

Pero lo más impresionante de Shanghai no son sus rascacielos, sino la gran actividad que se despliega en ambas partes de la ciudad, en preparación de la misma para la gran Feria Mundial de Shanghai, que se inaugurará en enero de 2010.

Se está terminando la construcción de amplias y modernas avenidas y, tanto las nuevas como las existentes, se están embelleciendo con la siembra de árboles. Se trata, no de plantones, sino de árboles adultos que están siendo trasplantados. Son árboles de gran verdor, pero relativamente pequeños, que no destruyen las aceras ni las calles, los cuales se dotan de parrillas de acero, que permiten la penetración del agua y del aire, como ya se ha hecho, con tanto éxito y seguridad, en Paris y Tokio. Se trata de árboles escogidos para ornamentar estas tres grandes metrópolis y los mismos no se caen ni truncan la vida de personas que estacionan sus vehículos cerca.

Estos no son árboles con los cuales se pretende reforestar dichas ciudades, sino árboles que las llenan de verdor y vida y son de vocación ornamental y no forestal. Un terreno donde existió una foresta, y no está ocupado por una ciudad, se puede reforestar; más en una ciudad solo se puede ornamentar, no reforestar.

Y en nuestra ciudad se ha cometido el error de tratar de ornamentar con árboles de la foresta, algunos de los cuales son excelentes para reforestar, pero en la ciudad traen destrucción de aceras y calles y hasta la muerte de seres humanos.

Los guayacanes florecen con intensa vistosidad en el verano y, en la comunidad de nuestro bosque, se apoyan en y apoyan a los demás árboles y, cuando el tiempo los debilita, su caída es lenta y pasa desapercibida. Lo mismo sucede con los caobos, los cuales producen una madera de altísima calidad y no causan destrucción ni muerte en la comunidad de la foresta.

Pero en la ciudad, no solo son un peligro, sino que también pierden su elegancia cuando tienen que ser podados repetidas veces para evitar que hagan contacto mortal con las líneas eléctricas. Y los corotú son árboles apropiados para darle sombra al ganado en los potreros, donde el terreno, no cubierto por concreto, les permite balancear su frondosidad con sus raíces.

Como si no fuera suficiente poner en riesgo la vida de los que vivimos en esta ciudad con estas tres especies nativas, hemos también tratado de ornamentar nuestra ciudad con especies forestales importadas, como el laurel de la India, el caucho y el melina.

Las dos primeras son verdaderos destructores de calles y aceras y el tercero es un productor de madera de crecimiento rápido, el cual, si no se cosecha al terminar su crecimiento, se caerá sobre calles, aceras, vehículos y casas, causando muerte y destrucción.

Las autoridades en lugar de resolver el problema, han hecho su solución virtualmente imposible, requiriendo un permiso de ANAM y otro de la Alcaldía para derribar un árbol totalmente inapropiado para ornamentar la ciudad y que pone en peligro la vida y hacienda de sus residentes.

Luego de recorrido el vía crucis de estos dos permisos, el derribar un árbol peligroso se hace aún más difícil al tener que pagarle a la Alcaldía cientos, y hasta miles, de balboas por el derecho de quitar un riesgo a la vida humana. Esto lo debían hacer las autoridades por iniciativa propia, cumpliendo con su responsabilidad primaria hacia los residentes de la ciudad. Si lo hubieran hecho, hoy no tendríamos que lamentar la prematura terminación de la prometedora vida del Dr. David Andrés Robles Burgos, de 28 años. A sus padres les envío mi más sentido y dolido pésame.

¿Cuántos otros mártires de nuestros errores, y nuestra negligencia en corregirlos, tendremos que lamentar antes de que los árboles forestales en nuestra ciudad sean reemplazados por árboles ornamentales, como los de París, Tokio y Shanghai? ¿Tantos como los que fallecieron en el autobús incinerado? ¿Tantos como los que fallecieron por la catástrofe del Seguro Social con el dietilenglicol?

.

<>
Publicado el 23  de noviembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Rayos y centellas

.

La opinión de la periodista…..

.

Adelita Coriat

.

La operación internacional Océanos Gemelos liderada por la DEA, supuestamente desarticuló una de las organizaciones criminales más poderosas dedicada al tráfico de armas, drogas y blanqueo de capitales.

Posterior a esta operación se registraron otros hechos álgidos; Franklin Brewster Jefe de la UEIS murió envenenado, Patricio Candanedo, Fiscal de Drogas en ese entonces presentó renuncia irrevocable por falta de apoyo y un “clima de hostilidad” en sus labores, de la mano otros 3 funcionarios de la unidad de análisis financiero de la fiscalía de Drogas abandonaron sus puestos, la UEIS quedó prácticamente desmembrada, otros dos de sus detectives fueron acusados y privados de libertad por envenenar a Brewster.

El ex presidente Martín Torrijos solicitó a la ex directora de la UAF Delia Cárdenas que pusiera su cargo a disposición, los bancos donde aparecían cuentas de la supuesta organización criminal se fusionaron con otros y, para rematar, la Embajada de los Estados Unidos en Panamá presentó a las autoridades documentos que carecen de autenticidad y credibilidad en la asistencia que realizó sobre la muerte de Brewster.

Ayú Prado indicó (2007) que estaban pendientes de captura 39 personas del caso Rayo; empresarios, políticos y cuatro funcionarios más. Pero no hubo ninguna nueva detención, pareciera que la célula criminal operó sola; no requirió de la complicidad de ninguna entidad gubernamental en su logística. ¿Por qué no hay ningún oficial de cumplimiento, banquero, miembros de la UAF, la Superintendencia, o el Consejo de Seguridad procesado en el caso? ¿No detectaron transacciones sospechosas? ¿Acaso nadie notó la presencia y actividad de semejante red criminal en tantos años?

¿Por qué la Embajada no responde sobre su propia actuación? Quisiera exhortar a la honorable embajadora Bárbara Stephenson, y/o al Departamento de Estado, a que aclaren la situación; el respeto y la dignidad de un pueblo forman parte de la integridad nacional.

.

<>
Publicado el 23  de noviembre de 2009 en el diario El Panamá América, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

¿Corporativismo o qué?

.
La opinión el Abogado y Director del Diario El Siglo y La Estrella de Panamá…..

EBRAHIM  ASVAT

.

Ningún análisis de Panamá y la geopolítica latinoamericana puede descartar la cada vez mayor presencia de China en la Región. Para la geopolítica china, Latinoamérica es una región estratégica para la seguridad de las materias primas y su desarrollo industrial. La inversión china en la Región ya se manifiesta en esta década en países como Perú y Brasil y motivará en los próximos diez años un mayor acercamiento de las relaciones regionales y los flujos de capitales.

China, como el mayor usuario del Canal de Panamá y con un potencial control sobre las rutas comerciales del Pacífico, logrará disminuir la marcada influencia norteamericana en la Región y los usuales consensos regionales. Panamá, no ha definido su posición frente al tema de las dos Chinas y el giro en las estructuras de poder y las relaciones que enfrentará la Región, cuando China Continental las profundice, podrían dejar a nuestro país en desventaja.

Panamá deberá decidir si pospone esta decisión hasta después de la ratificación del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos o define desde ya su posición al respecto.

Me sorprendió que Cuba no fuera mencionado por ninguno de los cuatros expositores del Foro organizado por Fudespa. ¿Cuál sería el impacto del desmoronamiento del régimen comunista en Cuba? ¿Qué papel jugará Panamá o la Región para garantizar la sostenibilidad económica de Cuba según la dirección democrática o totalitaria que pretenda seguir? ¿Será la región centroamericana más segura o se deteriorará la situación de seguridad ligada al problema del narcotráfico?

En mi opinión, los países de la Región debemos influenciar un cambio en la estrategia norteamericana en la lucha contra las drogas. Mientras existan treinta millones de consumidores en los Estados Unidos, el narcotráfico deteriorará las condiciones de vida de los centroamericanos y perturbará la paz y la estabilidad política.

La guerra contra las drogas es un fracaso, porque se ha desatendido el tipo de atención que debe prestarse a los consumidores. A fin de cuentas, estos son los verdaderos responsables de que la situación de seguridad se deteriore en la Región. El mercado prohibido de las drogas es de muy alta rentabilidad y promueve en nuestras sociedades de consumo la tentación hacia una ganancia inmediata. A pesar de elevar los costos del negocio ilícito, las estrategias nacionales y regionales han fracasado en detener el tráfico y se exige formular nuestras propuestas que provengan de la Región, pero centralizarla en detener el consumo o regularlo.

Panamá como país debe unir fuerzas con Costa Rica y convencer a los países centroamericanos a renunciar a las fuerzas militares. Centroamérica podría ser la primera zona libre de ejércitos del mundo. Esto ayudaría a promover la atención mundial a la Región y lograr redireccionar los presupuestos nacionales hacia tareas sociales necesarias.

.

Publicado el 23  de noviembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

De tiempos y dinosaurios

.

La opinión de…..


BERNA  CALVIT
.

Los jóvenes olvidan que con suerte y salud algún día serán ancianos. Que el valor de un ser humano sea proporcional a su edad (a mayor edad, menos valor) no causa ni pizca de gracia a los que estamos en edades que, con delicadeza, llaman adultos mayores, tercera edad, años dorados, o despectivamente, dinosaurios, fósiles o momias. Que la juventud evite meditar sobre el inevitable proceso de envejecer es comprensible, mas no sabio.

¿Quién, sintiéndose fuerte, hermoso, triunfador, desea pensar sobre el proceso degenerativo que, inevitable, llegará? Pero, aunque parezca contradictorio, llegar a viejo es lo que todos deseamos; y sabios y prudentes son aquellos que se preparan enriqueciendo su vida con valores que permanecen cuando la piel empieza a arrugarse, las piernas flaquean, y otras fortalezas muestran debilidad.

El deseo de opinar sobre el tema surgió cuando oí a unos señores referirse como “dinosaurios” a ciertos políticos que, pese a no ser jóvenes, se mantienen activos en este quehacer. Este trato es parte de una cultura adoradora de la juventud, belleza física o el último grito de la moda que, a fin de cuentas, son efímeras, algo que olvidan los que no activan ni una neurona para imaginar como será su vida cuando todo (senos, vientre, nalgas, orejas, testículos…) afectado por la “fuerza de gravedad”, empiece a bajar, como dice un amigo, de “la azotea, al sótano”.

En un ensayo de Diana Cohen Agrest sobre el fenómeno de la nueva ancianidad bajo la óptica de la filosofía y la sociología modernas, sin dorar la píldora, ni benevolencia, la autora identifica sentimientos comunes en los envejecientes: la no aceptación, los sentimientos de pérdida que el reloj biológico va marcando; ver “la carnalidad despojada de todo glamour reflejada en el espejo que devuelve una imagen marcada por las huellas del tiempo para comprobar que se es y no se es el mismo”.

Algunos simulan un estado de bienestar y, en añoranzas inútiles, “corren tras los jóvenes y los ideales de la juventud” y, casi obligados, esconden achaques propios de la edad y sentimientos de soledad y aislamiento, para que no se les excluya de una sociedad que ha dejado de considerar la vejez como sinónimo de autoridad, sabiduría y experiencia. Y que, por el contrario, los incorpora al grupo de los discriminados, donde se sienten como un “desposeído en un mundo donde se va quedando solo”. Enfrentados a un proceso natural no fácil de sobrellevar (por dolencias, soledad, falta de ocupaciones, de trabajo), muchos lo asumen con actitudes equivocadas; el abandono del aspecto personal, de la nutrición del intelecto; con resentimientos que agrían el carácter y ahuyenta a familiares y amigos.

No obstante, envejecer no significa renunciar a desear. “El ser humano es su deseo desplegándose a través de proyectos vitales” y, “siendo un deseo sin tiempo, el viejo es tan perfecto como el joven o éste, como el niño, porque en cada estadio de la vida se es todo lo que se puede o se sabe ser”, dice Cohen. Como ejemplo de ancianos que enriquecieron las artes, las ciencias, la literatura y la política, habría que recordar a Charles De Gaulle, Jorge Luis Borges, Bertrand Russell, Goethe, Pablo Casals, Eleanor Roosevelt, Marie Curie, Winston Churchill. Y a Nelson Mandela, que aún vive y es faro de luz en este atribulado mundo.

De los nuestros, Justo Arosemena, Eduardo Charpentier, Tobías Díaz B., Rogelio Sinán, Dora Pérez de Zárate, Diógenes de la Rosa, Carlos Iván Zúñiga, Belisario Porras, Clara González de Behringer, Marta Matamoros. Y de los que aún nos acompañan, Diego Domínguez C., Eudoro Silvera, Carlos Changmarín y Jorge Turner. Con estos “viejos” y otros tan valiosos como ellos, se escribe la historia, la nacional y la del mundo. Una juventud que reclama su espacio en el campo laboral, los cambios sociales y los valores que predominan (belleza física, el goce efímero…) los hace menospreciar a los ancianos olvidando que algún día también lo serán. El hombre deseoso de aprender, abierto a la vida, sensible, adaptado a los tiempos que le toca vivir, seguramente será más sabio al final de sus días. Es un proceso que debe empezar en la juventud. Cuando la vida se “vive”, y se enriquece, la vejez no es tan pesada.

La acumulación de años “no vividos” poco vale. Sobre-valorizar la juventud, desvaloriza la vejez. Es lo que hacen los que creen que nunca llegarán a ser considerados dinosaurios. Creo, como dijo Ingmar Bergman, que “Envejecer es como escalar una gran montaña. Mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, y la vista, más amplia y serena”.

<>
Publicado el 23 de noviembre de 2009 en el diario LA PRENSA, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.