¿Por qué cambian los valores?

*

La opinión del Médico y Rotario…

MOISÉS  RIOS

Los valores éticos y morales son el conjunto de reglas por las cuales se rige una sociedad dada. No son valores absolutos sino que cambian con los distintos pueblos y con las diferentes épocas. Esto ha sido así ya que la humanidad ha ido evolucionando, y esta evolución ha sido para mejorar, aunque a veces da la impresión de que vamos retrocediendo. La ley Mosaica es un claro ejemplo del intento del Hombre de reglamentar las relaciones interpersonales, reemplazando a la ley del Talión que imperaba antes de ella. La ética cristiana de “no hacer a otros lo que no quisieras que te hicieran a ti,” resume en una sola frase el ideal de ética de la humanidad. La Revolución Francesa del siglo XVII vino a reivindicar, con su lema de libertad, igualdad y fraternidad, los abusos de un sistema señorial que impedía la participación activa del más necesitado.

Sin embargo, la doble moral siempre ha existido entre los hombres. El hombre primitivo no consideraba a sus congéneres de otra tribu como sus iguales y las reglas de ética de la tribu no se aplicaban para los enemigos. Estos enemigos se podían matar o esclavizar sin que nadie sintiera el menor remordimiento por ello. En distintas sociedades y épocas ha existido un sentimiento similar, utilizando la religión o la raza como justificación para las peores transgresiones a las reglas más elementales de ética y moral. La intolerancia de los pueblos a las costumbres y sentimientos de otros ha generado las guerras y las matanzas más espantosas que ha conocido el género humano.

El cambio de los valores hacia una concepción más universal ha generado, después de la segunda guerra mundial, el desarrollo de los Derechos del Hombre que pretenden, sin haberlo logrado todavía, humanizar a toda la especie y hacer de cada uno de nosotros un bastión de lucha por conseguir una sociedad más justa y participativa, sin discriminaciones ni prejuicios que denigren a nuestros semejantes.

Debemos ser optimistas y luchar para que en un futuro próximo, la lucha del Hombre contra el Hombre, que se inició en las cavernas, llegue finalmente a su término y que disfrutemos de “Paz en la tierra entre los Hombres de buena voluntad”. Nuestro lema Rotario de “dar de sí antes de pensar en sí” resume de una manera simple y concisa el comportamiento que todos debemos procurar para el fortalecimiento de esos valores éticos y morales que nos legaron nuestros antecesores y que nos toca transmitir a las nuevas generaciones.

*
<>
Artículo publicado el 6 de enero de 2011  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Mujeres 20-30 piden que se aplique la Ley

La opinión de la miembro del Club (en formación) de Mujeres 20-30

EYRA   LOU
camille_lh@hotmail.com

En 2008, el grupo de quince clubes que conforman la Asociación Nacional 20—30 decidió por unanimidad aprobar una resolución, a todas luces discriminatoria, en contra del ingreso de mujeres en calidad de socias activas.

Para las mujeres hasta ahora rechazadas por el Club 20—30 ilegalmente, asumir el reto de ser parte de esta agrupación cívica fue un asunto inherente a su convicción como ciudadanas, madres, esposas y profesionales.

En una sociedad de hombres y mujeres con el mismo derecho a ser agentes activos en el proceso de transformación social y de consolidación de los valores humanos, los clubes cívicos desempeñan un rol de suma importancia. No obstante, el Club 20—30 en Panamá desconoce el derecho de igualdad de la mujer; desvirtúa su propósito de promover valores cívicos para el cual el Estado le ha otorgado personería jurídica; ignora sus propios estatutos y los de su Asociación Internacional 20—30, que sí cuenta con socias en cargos de decisión; y desconoce el mandato legal y constitucional.

El Club 20—30 en formación, de mujeres, decidió defender los valores cívicos y morales de nuestra sociedad y luchar contra la discriminación. Han activado las diferentes instancias administrativas hasta obtener, al cabo de casi tres años, una opinión técnica del Instituto Nacional de la Mujer, que mediante Resolución No. 01 de 2010 dictaminó que las mujeres están amparadas ‘por la Ley 4 de igualdad de oportunidades para las Mujeres y los Convenios Internacionales ratificados por Panamá, para recibir la calidad de socias activas dentro del Club 20—30’.

El Club 20—30 debe rendir cuentas por su actuación discriminatoria, por lo que este grupo ha presentado una petición a la ministra de Gobierno y Justicia para que le exija cumplir con sus estatutos y la Ley, o le revoque su personería jurídica. El Ministerio cuenta con 30 días para resolver.

*

<> Este artículo se publicó el 26 de octubre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que a la autora,  todo el crédito que les corresponde.

*

Visionarias y acertadas

La opinión del Abogado y comentarista…

.

Guillermo Márquez Briceño 

En Panamá hay una sociedad de esposas de banqueros que llevan a cabo una campaña digna de encomio, la cual consiste en dar asistencia educativa a madres y padres de familia en sectores humildes de nuestra sociedad.

En Curundú, en tan solo dos años de acción, han logrado que muchas de ellas y ellos se conduzcan en sus hogares con moderación y lo más pacíficamente posible en las relaciones con sus hijos.

En una escuela donde los padres se mostraban agresivos hacia los maestros y escasamente participaban en la vida de sus hijos, quienes con frecuencia llegaban a ella con signos de maltrato físico, el panorama es otro ahora.

Ya no se oye a los padres y madres gritándole a los hijos. Una de ellas dijo: He aprendido a lidiar con mis hijos y hasta con mis vecinos y demás personas. Antes me envolvía en disputas y daba a mis hijos ejemplos de violencia enseñándoles así a ser violentos.

Este año comenzaron estas damas su encomiable labor en El Chorrillo y llevan ya 400 hogares beneficiados.

Para cualquier contribución, llamar al teléfono 263-7044, señora Him.

<>

Este artículo se publicó el  8  de julio de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El respeto es fórmula de la paz

La opinión de…

Lidia de Samudio 

Mientras más lo pienso, el respeto es la fórmula de la paz y de la sana convivencia. Cuando uno analiza las causas que llevan a una crisis en las relaciones personales, un 95% se deben a la falta de respeto de uno hacia otro o de ambos hacia ambos.

Esto se da en casos diarios como entre marido y mujer: El hombre que llega exigiendo en su casa ‘asumiendo’ que su mujer se abanicó todo el día porque el único que se zurra trabajando es él. La mujer que desquita en sus hijos las frustraciones de su relación matrimonial o el exceso de trabajo al que se siente sometida. Los niños son también personas sólo que de menos edad y menos defensas. Se les debe respeto desde que nacen. El niño que tortura un animal, su forma de sentirse superior y descargar las injusticias de que se siente objeto. Los animales en su mayoría son seres pensantes y hasta sentimentales.

Profesores que se vengan en los alumnos haciéndolos sentir inadecuados y exhibiéndolos frente a los compañeros. La persona que le pita al chofer del carro de enfrente cuando no sabe si este acaba de dejar a su hijo en el hospital y está saliendo medio aturdido a conseguir unas medicinas.

Para empezar, si respetas, no juzgas. Si respetas, tratas de entender y ponerte en los pies del otro antes de opinar. Si respetas no asumes; primero preguntas. Si respetas no rompes la confianza que otros han depositado en ti. Tampoco humillas a tus semejantes. Eso es denigrarlos y si no lo harías con tu madre, no lo hagas contra nadie.

Cuando faltamos al respeto, dejamos en evidencia nuestros complejos, las limitaciones y la falta de sensibilidad humana. Prueba tangible de la incapacidad de ver las situaciones en perspectivas diferentes a la nuestra. Esto si es una deficiencia social reprochable que hemos de corregir en nosotros mismos antes de tachar a otros. No hay que esperar vivir una experiencia para entender sus resultados. Hay que adelantarse con la imaginación y medir las consecuencias que traerán nuestras reacciones.

Recordemos, toda persona tiene su historia. En la mayoría de la gente, después de raspar un poco la superficie encuentras a un héroe cotidiano. Respeta a todos: grandes, chicos, indigentes, jefes, animales y plantas. Cada uno es un regalo de Dios.

<>

Este artículo se publicó el  8  de julio de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El leonismo guarareño

La opinión de…

Milciades Pinzón Rodriguez 


Hasta la saciedad se ha afirmado que el país vive una crisis de valores y no porque ello se repita cansonamente se ha de lograr que el entorno deje de ser adverso. Lo curioso, sin embargo, radica en comprender que durante ese mismo lapso de tiempo la economía florece como el guayacán en el mes de marzo. En efecto, mientras en el plano de los valores las noticias no son halagadoras, Panamá luce un envidiable panorama económico, al menos en el plano de los indicadores macroeconómicos, porque otro cantar encontramos en lo atinente a la distribución equitativa de la riqueza.

A lo que voy es que mientras algunos politicastros de viejas y nuevas triquiñuelas se empeñan en fastidiarnos la vida, el grueso de los panameños estamos demasiados ocupados en construir la nación. Y traigo este tópico a la palestra porque ya es hora que los istmeños comencemos a hablar de nuestras virtudes, del Panamá que se aleja de las veleidades de la política criolla y que condena la pose estudiada que esconde un academicismo epidérmico o un liderazgo centrado en el retintín de las monedas.

Uno de estos ejemplos de estoicismo acaece en Guararé. Porque han de saber que durante sesenta años, desde el 6 de junio de 1950, una organización comunitaria guarareña ha tenido el coraje de mantenerse en pie para acompañar a la población en sus luchas y afanes colectivos. En efecto, el Club de Leones de Guararé, es un ejemplo de perseverancia, de relevo generacional y de compromiso popular.

Durante seis décadas continuas, la organización que se inspira en la que creó Melvin Jones en Estados Unidos de Norteamérica, se ha hecho mejorana y guarapo campesino en mi pueblo natal. Soy testigo, sin ser león, de ese trajín de quienes se reúnen religiosamente, no obstante sus diferencias político-partidistas. Estamos ante un ejemplo concreto del mejor de los diálogos y la mejor de las concertaciones de la sociedad civil.

Los leones guarareños han hecho realidad un intercambio de opiniones, que pueden ser divergentes, pero que al final convergen en un punto común. Este grupo de panameños ha comprendido que es necesario compartir un proyecto colectivo, que el liderazgo comunitario tiene que hacerse visible, como la “pella” que en la junta de embarra se adhiere a la “jaula” de la casa de quincha, porque es el producto de los afanes de la junta campesina.

La Biblioteca Pública Virgilio Angulo (educador que también fue León) es el ejemplo más excelso del caminar de los leones guarareños. Este edificio, sin grandes pretensiones arquitectónicas pero imbuido de buenas intenciones, es la expresión más emblemática de la visión leonística en la tierra de Bibiana Pérez y Manuel F. Zárate. Apostar por la educación de nuestra juventud es un verdadero acto de amor y de solidaridad para con la inteligencia del hombre santeño. Esos jóvenes nuestros que necesitan algo más que fiestas y bebitas embriagantes para trazarse sus propios derroteros.

Podría en este instante elaborar una larga lista de aportes ciudadanos de quienes hacen patria desde Guararé, pero no es el caso hacerlo. Pienso que lo que hay que ponderar es la constancia del Club de Leones de Guararé. La fe inquebrantable en la panameñidad; ese creer en nosotros mismos y comprender que Panamá, además de crecimiento económico, necesita desarrollo social; con organizaciones que acompañen a la población en su andar por el mundo.

“Nosotros servimos”, dice el lema leonísitico. Las seis décadas ininterrumpidas así lo comprueban. Surgido un año después de la creación del Festival Nacional de La Mejorana, el Club de Leones de Guararé es otra institución que ha proyectado, como el Festival, una imagen renovadora y de confianza en nuestro destino como colectividad.

Me alegro por los Leones, por mi pueblo y por mi nación. Y que continúen, junto a sus “domadoras”, rugiendo desde la Tierra de La Mejorana.

mpr…

<>

Artículo publicado en ÁGORA Y TOTUMA # 271  y enviado el 1 de julio de 2010 a Panaletras por el autor, a quien damos todo el crédito que le corresponde

Yo me valoro, yo me quiero

La opinión de la Médico y miembro del Club Rotario…..

Marisín Villalaz de Arias

No hay nada como dar amor al prójimo, amor a la naturaleza, amor a lo que nos rodea y forma parte de nuestro entorno.

Igualmente es beneficioso recibirlo, ya sea espontáneamente o en reciprocidad; pero lo más importante es quererte a ti mismo y sentir que comprendes el valor de tus valores.

¿Hasta dónde eres capaz de mirar cada tanto dentro de tus pensamientos, de tus sentimientos y observar las bondades y lo positivo que tienes? La autoestima depende de lo que pensemos de nosotros mismos.

Dios dijo: ama a tu prójimo como a ti mismo y lo verás reflejado porque con la vara que mides serás medido. Si tu autoestima es baja, así mismo será lo que puedas ofrecer a los demás. Valorar tus cualidades, tus virtudes y lo que estás en condiciones de hacer por la humanidad, debe ser tarea, diría yo, casi diaria y, cuando te percates de que te has encerrado en tu círculo de amistades, de familiares sin salir del mismo, no podrás dar a los demás lo que esperan de ti. Si practicas valores, si eres persona de principios arraigados, inamovibles, si puedes llegar a comprender a aquellos que no lo hacen por tu persona, pertenecerás al grupo de afortunados que se quieren y tienen de sí la mayor de las virtudes. Llenas espacios en las vidas de tu entorno y en la vida de aquellos que ni conoces pero que pertenecen al mundo en que te desenvuelves.

Sal entonces de tu concha, abre el círculo de tus amistades o conocidos para entrar a otro mundo que descubrirás con satisfacción y que te ayudará más y más a ser tú mismo con nuevas perspectivas de la vida.

Siente, mírate, valórate y encontrarás a Dios, a los ángeles y a mucha gente buena alrededor tuyo; eliminarás los complejos y soslayarás las maldades porque tú eres grande sin sentir que lo eres más que los otros; sencillamente, perteneces al grupo de los mejores porque has aprendido a quererte, a valorarte a sentir lo hermoso de los sentimientos que antes eran encontrados y ahora son definidos.

Ven, únete a nosotros para engrandecernos con tu presencia y sentirás el consuelo que da la majestad de tu espíritu rodeado de bellezas y del amor de los demás porque has aprendido a dar también amor, aquel que te llena y te desprendes de él para compartirlo con otros.

>

Este artículo se publicó el  17  de junio de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Campaña del Club Rotario de Panamá Calentamiento global

La opinión del Ex Administrador de la Comisión del Canal de Panamá…

FERNANDO  MANFREDO  JR.

Nadie parecía hacerles caso a los científicos que han advertido desde hace más de dos décadas sobre el calentamiento global y sus consecuencias.   Hoy, ya no existen dudas, el calentamiento es real y es el resultado de actividades humanas iniciadas desde hace por lo menos medio siglo.

¿Pero es el calentamiento lo suficientemente significativo para ser un gran problema? Los más prominentes científicos del mundo abordaron recientemente el tema, enfocando su investigación en la vulnerabilidad del medio ambiente humano al cambio climático; y concluyeron que todos los continentes han sido afectados por cambios climáticos regionales, particularmente el aumento de la temperatura.

El suelo en determinadas regiones está siendo cada vez más inestable, avalanchas de rocas en áreas montañosas son más frecuentes, las hojas en los árboles están apareciendo más temprano, algunos animales y plantas se están moviendo a latitudes o elevaciones más altas.

Mirando al futuro, los científicos proyectan que el cambio climático podría afectar la salud y el bienestar de millones de personas alrededor del mundo.

¿Qué se pronostica para Panamá y el resto de América Central? Pues, entre muchas otras: reemplazo gradual de bosques tropicales por sabanas; extinción de especies; reducción de la disponibilidad de agua; pérdida de tierra arable en las áreas más secas; disminución en los rendimientos de algunos cultivos importantes; reducción de la productividad agropecuaria.

¿Somos conscientes de lo anterior? ¿Debemos o no interesarnos en el tema?

Existe oposición de parte de los países que producen petróleo y carbón como es el caso de Ecuador, Venezuela, México, Colombia y Estados Unidos, a que se tomen medidas para hacerle frente al cambio climático. En Estados Unidos, unos 30 estados producen petróleo y carbón; están bien organizados y son políticamente poderosos.  Los estados que producen petróleo en el Golfo de México tienden a resistir acciones climáticas a pesar del Golfo y han estado experimentando daños por el incremento en la intensidad de los huracanes.

La comunidad ambiental está dividida. Muchos se oponen a la energía nuclear y cualquier uso de carbón. Otros se oponen a algunos proyectos de energía renovable, como, p. ej., la energía eólica cerca de granjas, o en el paso de aves migratorias o a lo largo de la costa. Otros se oponen a la sobreexplotación hidroeléctrica o a las líneas de transmisión de alto voltaje cercanas a comunidades residenciales o dentro de áreas protegidas.

Podemos advertir que nos aproximamos a enfrentamientos entre países por el tema del cambio climático y sus consecuencias; en nuestra opinión esto conlleva un fuerte componente ético.

<>

Artículo publicado el 10 de junio de 2010  en el  Diario La Estrella de Panamá , a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.