Un ‘Ferragosto’ ítalo—veragüense

Reproducimos el artículo de opinión del artista veraguense residente en Florencia,  Italia….

ARISTIDES UREÑA RAMOS

El estereotipo se construye en el imaginario colectivo, a través de la proyección de los juicios, sobre aquellos comportamientos repetitivos que identifican personas, grupos y muchas veces naciones… estos a su vez, en la mayoría de los casos, resultan ser aproximativos, alimentadores de prejuicios (pre—juicios), que construyen clichés identificativos de fuerte aprobación y concorde participación, tal vez porque colman dentro del sentimiento colectivo, aquellas respuestas a nuestras inseguridades y necesidades remotas:   ‘El negro es flojo’,   ‘el cholo es ignorante’,   ‘el colombiano es traficante’,   ‘los presidente son locos’,   ‘el judío es tacaño’, etc., etc., etc.

‘Italiano mafioso, macarrones y mandolino’

—Un cliché para un Ferragosto ítalo—veragüense—

—Florencia, 7 de agosto.— Bajo la sombra de la enredadera de una viña de uva blanca, comparto una copita de vinillo estío,   me acompaña Vincenzo, alias Bearzot,   impecablemente vestido en traje blanco colonial,   en su boca una pipa, aromatizada con tabaco de miel de acacia.   Don Vincenzo es un joven florentino de 83 años, su parecido con Enzo Bearzot —ex entrenador de la selección de fútbol italiana— es increíble, de allí el apelativo dado.

Hombre locuaz y de sutil inteligencia, habla un español aproximativo,   diría un Itañol,   pero logra comunicar bien sus pensamientos, creando en mí la complicidad en no corregirlo nunca en sus enredos lingüísticos.   Tiende a complacerme con demostraciones de afecto hacia la tierra que me vio nacer, Panamá, con frases donde exalta nuestra música.   A su entender, de milongas y sambas, tocadas con marimba, flautas, quenas, charango, platillos y maracas,   pero yo comprendo la esencia de su afectuosa manera de manifestarme su noble y generosa complacencia hacia mi país.

Hace mucho calor, don Vincenzo con voz firme y mirada distraída, me pregunta:   ‘¿Existe el Ferragosto en Panamá?’… la pregunta me sacó de mi perezoso meditativo, y pienso:   ‘En Panamá no existe el Ferragosto, esa celebración no la conocen en mi país’.

El Ferragosto es una típica fiesta italiana,  inexistente en los demás países europeos, celebrada el 15 de agosto, donde las familias abandonan las ciudades y se retiran a localidades balnearias y de montaña, a hacer picnic. La terminología Ferragosto deriva de Ferian Augusti  (Reposo de Augusto), indicando una antigua festividad instituida por el emperador romano Ottaviano Augusto en el 18 A.C, para dar justo reposo del largo periodo laboral.

Para el mundo campesino, el confín que delineaba la culminación de las faenas fatigosas, y el día, para dedicarse a la celebración y agradecimiento a las divinidades.   El 15 de agosto también se celebra la Madonna Assunta in Cielo (La Asunción de la Virgen María al Cielo),  que muchos devotos celebran en importantes localidades italianas, es así que este día es oficialmente festivo desde tiempos remotos y para cada italiano asume un valor único de su profunda identidad.

Vincenzo, regresa con su pregunta: ‘¿En Panamá no se celebra el Ferragosto?’…, yo no sabía qué responder, y él me insiste, sorprendido— ‘No es posible que en Panamá no haya una fiesta parecida al Ferragosto’ —Yo rápidamente le respondo que sí, que hay algo parecido, que en Semana Santa hacemos comidas, dulces y vamos a la playa…, pero Vincenzo me contraataca con que también en Italia se celebra la Semana Santa y que es igual,   pero lo que él me preguntaba era que si el 15 de agosto se celebraba la fiesta como en Italia.   No sé por qué, no sé el motivo, si era por las copitas de vino, si era por complacer a mi amigo Vincenzo o simplemente por revancha nacionalista de que Panamá no se quedara atrás de Italia y le respondí que sí, que en Panamá hay algo parecido,  y lo celebran en Veraguas.

Vincenzo se puso contento y sirviéndome otra copa de vino, me dice: ‘Me parecía raro que no hubiera Ferragosto en Panamá.   ¿Y cómo se celebra?’,  y me disparé diciéndole lo siguiente:   ‘En Veraguas hay una fiesta parecida que se celebra, allá dentro de los cañaverales, cuando terminan las zafras, con mis paisanos que se afilan los dientes con hojas de chumico, se come sopa de gallina y se bebe ron de caña como el carajo… y al atardecer la gente se reúne en juntas para recibir milagros, y miles de Madonnas Assuntas bajan en apariciones a dar bendición, y los más dichosos reciben sus milagritos’— Y Vincenzo estaba contentísimo, le brillaban los ojos de alegría y me pregunta: ‘¿Y la música, tocan música, milongas y sambas?’… y, sin hacerme rogar, con voz firme, le dije: ‘¿Cómo, música?… Panamá tiene los mejores cantantes y músicos de ‘milongas y sambas’ del mundo… Rubén Blades, Omar Alfano y Pedrito Altamiranda’… (…y que el Buen Dios me perdone).

<>

Este artículo fue publicado el  14 de agosto de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

¿Semana Santa, hipocresía?

La opinión del periodista…..

.

ABDEL FUENTES

Al concluir la denominada “Semana Santa”, de la cual poco se reflexiona. Para muchos solo se trata de una costumbre religiosa. En torno a su figura central, cabe la pregunta: ¿quién fue Jesús y cómo vivió? Jesús no era un hombre religioso ni radical, pero sí un permanente inspirador de la fe y un revolucionario pacífico.

Las fuentes de sus lecciones eran el que hacer de la vida cotidiana. Transmite los mensajes del perdón mediante imágenes, como la oveja perdida, el tesoro perdido y el hijo perdido, etc.

Aunque decía que el discípulo supera al maestro, sus enseñanzas estaban precedidas de pragmatismo. Primero hacía y luego decía.

Fue criticado por aceptar a las prostitutas, cobradores de impuestos y pecadores, a quienes llamaba a cambiar su forma de vida. Estos eran vistos por el sistema religioso como las castas despreciadas, por no acatar el mandamiento de Dios y por el tipo de oficio que ejercían. Estos despreciados a quienes Jesús aceptó, no tenían opción de salvación, de acuerdo a la clase religiosa de la época.

Confrontó a los sacerdotes, responsables del culto en Jerusalén. Su ascenso lo heredaban, al pertenecer a esa clase; los escribas, maestros en teología y jueces, decidían sobre el derecho religioso y penal y los fariseos, laicos y fanáticos, provenían de todos los estratos de la población, formados en la primera mitad del Siglo II, A.C.

Estos religiosos exigían a la gente cumplir con preceptos y tradiciones que ellos eran incapaces de acatar. Jesús los calificó de hipócritas. (Mt 23:23). ¡Serpientes, raza de víboras! Cómo van a escapar del castigo del infierno. (Mt 23:33-35).

La pregunta obligada es ¿Jesús reprocharía hoy a aquellos líderes evangélicos y católicos por amasar grandes riquezas materiales, mientras en sus congregaciones sus feligreses atraviesan necesidades? En una ocasión dijo, el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar su cabeza.

¿Confrontaría a los sacerdotes pedófilos, y los llamaría al arrepentimiento? o ¿cumpliría con los preceptos del derecho canónico?, haciéndose cómplice del encubrimiento que durante siglos ha mantenido la jerarquía de esa iglesia, sobre tan grave infamia cometida contra niños y que hoy salpica al actual Papa Benedicto XVI y a su hermano, monseñor Georg Ratzinger.

¿Guardaría silencio, como han hecho por más de 30 años, los medios masivos y el Vaticano, sobre la extraña muerte en 1978 del Papa Juan Pablo I, Albino Luciani?, quien ordenó investigar las andanzas de los administradores del Banco del Vaticano, y el Banco Ambrosiano por los supuestos negocios con la mafia italiana y estadounidense, lo cual según algunos investigadores, le costó la vida.

¿Señalaría a las instituciones cristianas, islámicas o judías que hacen alianza con quienes ostentan el poder económico y político de los países, y que a su vez cometen abusos en perjuicio de nuestros hermanos en todo el mundo? Seguramente los religiosos de hoy también buscarían la forma de matarlo, aunque ignoren que con la muerte, los vence a ellos y al mal que los inspira.

Lo ocurrido en aquella época con Jesús, debería movernos a vivir como él vivió.

El cristianismo es una forma de vida apegada a las enseñanzas de Jesús y es la esperanza sobre la muerte, pues fue el único que la venció. Su promesa es clara, todo aquel que actúe conforme a esa forma de vida —cristianismo puro y no religiosidad hueca—, también vencerá la muerte.


<>

Este artículo se publicó el 1 de mayo de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Ciclo Pascual

La opinión del Sacerdote Jesuita…..

.

Rosendo Torres

Resucitábamos con Cristo en el primer domingo de Pascua. Este año, cosa curiosa, el domingo de Pascua y el Pésaj hebreo coincidieron. Dafo es una de las fechas independientemente importantes para cada religión, nosotros celebrando la Resurrección del Señor, para ellos recuerdo del Paso del Mar Rojo, fiesta privotal en toda la fe hebrea.

He sentido un consenso entre muchos católicos en el optimismo con que la feligresía, un tanto sorprendida, se refiera a estas celebraciones de religiosidad popular y litúrgica y la cantidad de participantes, a pesar de la campaña no tan cristiana del Turismo de Semana Santa. Entonces con el pretexto de un motivo religioso se invita al público creyente a olvidarse de lo religioso que supuestamente es el motivo del largo asueto. A veces, piensa uno, que debería suprimirse y que se debería trabajar normalmente y que asistieran al culto los que sinceramente les sale de adentro cumplir con sus creencias. Largo sería el debate sobre ese tema y a última hora estéril.

El periodo pascual, tiempo de alegría espiritual porque intentamos de resucitar junto con el Señor, este año en nuestra Iglesia arquidiocesana tendremos mucha acción.

Ocurre la despedida del actual Arzobismo Monseñor José Dimas Cedeño Delgado con un acto masivo en la Iglesia de Nuestra Señora de Lourdes, en el que primariamente se le agradecería al Señor por los años de su vida dedicados al servicio de la feligresía local.

Entra a formar parte de la galería de personales que han ocupado la sede metropolitana de la Fe católica, apostólica, romana de Panamá.

A diferencia del Arzobispo anterior emérito Monseñor Marcos Gregorio McGraht, la renuncia al cargo se hizo de acuerdo con la norma de los 75 años cumplidos, y no por motivo de enfermedad como ocurrió con el benemérito Marcos Gregorio que se vio bastante afectado por la enfermedad y renunció antes de los 75 años, de forma edificante.

Francamente son personajes de admirar por haber llevado esta carga de tanta responsabilidad. Mucho se les debe en el crecimiento de la feligresía, aun cuando, según los signos de los tiempos, siguió la tendencia de abandonar la fe primera hacia otras filas de creyentes que a pesar de sus campañas en contra de nuestra iglesia no han logrado sus propósitos de desplazar completamente a la iglesia católica de ser la de la mayoría de los panameños.

En este mes, asimismo asumirá la dirección de la iglesia metropolitana, otro sacerdote nacido en las entrañas de la república, Monseñor José Domingo Ulloa, quien hasta ahora ha sido uno de los Auxiliares del Arzobispo metropolitano.

Obispo joven y que viene con mucho conocimiento de la interminable lista de problemas humanos y sociales. Todos hacemos votos para que el Espíritu Santo lo acompañe y guíe a esta grey de creyentes por el mismo sendero que quiere Cristo de todos nosotros.

<>

Este artículo se publicó el  11  de abril de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Las Tablas – Otra Semana Santa

La opinión de…..


Marisín Villalaz de Arias

Fueron días maravillosos de descanso en Las Tablas donde, como ya saben, los paso hace muchos años. La familia reunida, me concedió la satisfacción de estar con los tíos, primos y demás familiares alrededor de tanto cariño y de la Magdalena, santa que se arregla en nuestra casa y a quien todos damos un amor inmenso. El Viernes Santo estuvo tan hermosa como otros porque cada año lleva un arreglo diferente y su nuevo vestido y manto la llenaron de donaire y belleza.

Como Las Tablas es una región con gran influencia española, tiene arraigado el fervor religioso que da al pueblo aspecto de recogimiento. La iglesia, ocupada siempre por feligreses, ofrece diferentes actividades: el Monumento bellamente adornado el jueves santo, el lavado de los pies, el paseo de Papa Chú (como le decimos al Jesús que sale el domingo de ramos), paseando sobre alfombras de flores en las calles por donde pasa para llegar a Israel por el Puerto de Tierra, especialmente las caracuchas y todas las que se encuentren; lo importante es que Él pase sobre esa alfombra. Esa procesión estremece porque, sabiendo lo que le espera, recorre el trayecto sin lágrimas en sus ojos.

Cada pueblo tiene sus tradiciones y éstas vienen desde antes de que yo fuera niña. En otros lugares, ellas son más recientes, pero se transforman en tradiciones igualmente con el pasar del tiempo y el repetitivo uso. Cada costumbre hace de la Semana Santa, el atractivo acto en donde se pone su imaginación y logran lo inconcebible. Pesé nos presenta ahora la pasión en vivo, novedad atractiva y que ya se ha constituido en tradición visitada por personas de otros lugares del país. Y así vemos crecer la fe ante la pasión de nuestro Señor. Actualmente, las comunidades alrededor de Las Tablas tienen sus iglesias y sus propias actividades sin necesidad de ir al poblado a participar en ellas. Esto ha hecho que disminuya la concurrencia, pero las andas de La Cruz, San Juan, la Magdalena, la Dolorosa y el Santo Sepulcro recorren las calles bellamente arreglados por manos que ponen lo mejor de sí y se lucen con gusto para embellecer la procesión. Vemos pues, cómo se conservan las tradiciones, se aumentan otras, pero se conserva la fe y el respeto por ellas y por lo que significan para nosotros los católicos. Ha pasado otro año y nos preparamos para regresar al poblado, si Dios lo permite, a recordar la infancia.

<>

Este artículo se publicó el  7  de abril de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Momentos especiales

La opinión del Periodista….

.

RAÚL EDUARDO CEDEÑO

No lo puedo decir con claridad, pero la llegada de Semana Santa me ha puesto a pensar en la relación que existe entre padre e hijo. La Semana Mayor me ha hecho preguntarme insistentemente el por qué de la importancia de ser un buen padre a lo largo de toda nuestra vida. Quizás sea porque ahora que llega a nosotros la madurez de los adultos mayores y que nuestro cabello empieza a encanecer y nuestra actividad física desciende a niveles poco deseables, es que se abre la visión divina de la magnificencia de la palabra padre.

Quizás es así porque nuestra historia, testigo de los tiempos vividos, luz de verdad y maestra de las costumbres, se fue llenando de grandes ejemplos, grandes enseñanzas y grandes virtudes que ahora reconocemos con facilidad.

Esto lo digo porque he vivido angustiosamente los hechos que se han presentado recientemente, en donde padres naturales o adoptivos -padrastros- se enseñan con aquellas jóvenes criaturas, mostrando con ellos una ferocidad tal que los lleva a actitudes serviles en sus humildes viviendas, privándolos inhumanamente de instruirse para buscar una vida mejor.

Si aquellos “padres” -sujetos de mi acusación- tuvieran algunos los sentimientos naturales dados por nuestro Divino Padre; si ellos merecieran el sacrosanto nombre de padre, procurarían corregirlos suavemente con la educación, siendo buenos maestros y nunca más fieros que las mismas fieras de las selvas. Aparte de lo malo que puede representar para la vida de sus criaturas, con esa actitud de violencia y poco importa están añadiendo un nuevo mal al que ya pueda existir, y si en sus hijos existe un solo destello de virtud, de valor o de inteligencia, los ahogan entonces y ellos se extinguen ante esa violencia propia para embrutecer. Nuestra sociedad civil y política no puede seguir permitiendo que ese tipo de “padres” no quieran enaltecer la inteligencia ni los nobles sentimientos de sus hijos en desgracia.

A este tipo de individuos tenemos que ponerles un alto muy duro. Nuestras leyes tienen que ser duras, muy duras, para aquellos padres que violenten la integridad física y síquica de sus hijos, más aún si afecta sus vidas de manera personal o por indiferencia a sus necesidades o problemas. Cuán bello sería que por el inmenso amor que les tenemos a ellos, y como señaló C. Fernández Shaw, “durante la juventud todos los padres que anhelemos ser dueños de grandes tierras, y aunque la vida nos llene de múltiples desvaríos, solo el trozo de tierra que poseamos en verdad sea aquel en donde descansan todos mis sueños de amor, de gloria y poderío…, sea aquél donde enterraron al hijo mío!”

<>

Artículo publicado el  4 de abril de 2010 en el diario El Siglo, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Y… ¿Dónde está Dios?

La opinión de la Psicóloga Especialista de la Conducta Humana…..

.

GERALDINE EMILIANI

El ser humano es especial con predisposiciones innatas, creativo, de cognición flexible, de hacer invenciones e innovaciones, capaz de reflexionar conscientemente y, sin embargo, comete estupideces sin límite, como los gobiernos dictatoriales y egoístas que exprimen la conciencia de sus habitantes y mantienen en el olvido y discriminan a los que viven en la pobreza.

Relaciono lo anterior con el terremoto de Chile (8,8) y el de Haití (7,3).   Peor fue el primero, y no llegan a mil muertos. El de Haití, más de doscientos mil.  Las construcciones en Chile son “antisísmicas” porque  sus gobiernos se han preocupado por proteger a sus habitantes. Haití, es un país de corrupción e ignorancia por culpa de gobiernos codiciosos y de un problema cultural, defecto del ser humano. Y, en nuestro país a pesar de su crecimiento económico la pobreza no disminuye en más de una tercera parte de la población y, casi toda la población indígena es extremadamente pobre, gente sentenciada a trabajar para arrancarle una mazorca o un grano de café a la montaña y caminar entre rocas y lodo, beber agua encharcada, de mal comer y de vivir sin atención médica.

En la historia de la humanidad han sucedido grandes genocidios en nombre de la raza o de un credo. Y también es así como algunos niegan la existencia de Dios argumentando que ese alguien tan perfecto pueda permitir tantas calamidades.

Y aquí debo preguntarme, si Dios no permite que un niño pase hambre, enfermedad y abandono.. si nuestras vidas fuesen “perfectas”.. si Dios hace todo por nosotros, ¿qué seriamos? ¿marionetas? Ese niño hambriento, enfermo y abandonado.. ¿es culpa de Dios o de nosotros?

Igualmente, alguna vez, hemos visto un indigente durmiendo en la calle o hurgando la basura para comer. Y nos damos vuelta y miramos hacia otro lado. ¿Y, dónde está Dios que mira y no hace nada? ¿Y dónde estamos nosotros que miramos y no hacemos nada? ¿Para qué vamos a hacer algo si está Dios? Buena excusa para no hacer nada.

Para muchos es injusto el sufrimiento que vemos en otros.. ¿pero, cuánto hacemos respecto a eso? Ser solidarios ante el dolor ajeno tal vez no va a evitar la violencia y asesinatos en mi país, ni va a evitar un tsunami en el sur de Asia, ni la división de la división entre los israelíes y palestinos, pero tal vez alegre el día de alguien que no sabemos cuanto nos necesita.

El hombre es el responsable de la gente pobre, de matar para conseguir riquezas, de pagar con centavos de miserias a los que trabajan para ellos, y de permitir que países de nuestra región sean explotados por países ambiciosos.

¿Dios permite esto? ¡No! Es la ambición desmedida del hombre que destruye su propia dignidad por dinero y por poder.

Dios nos dio un cerebro y libertad de elegir y de actuar, de amar, de ser buenos y somos nosotros los que decidimos que camino tomar; y nos dio a su hijo Jesús que murió en la Cruz por nuestras ofensas cometidas y, un día como hoy, resucitó para darnos vida eterna.

¿Dónde está Dios? Justamente está allí a tu lado. Sólo tienes que buscarlo y lo hallarás y tendrás la oportunidad de elegir el camino correcto.

FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN


<>

Este artículo se publicó el 4 de abril de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que a la  autora, todo el crédito que les corresponde.

El árbol santo o granadillo

La opinión de la Periodista…..

.

YURETH PAREDES

Por muchos años, durante la Semana Santa, cientos de personas creyentes visitan desde el Jueves Santo hasta el Viernes Santo, La Trinidad de Río de Jesús, en busca del árbol santo o de granadillo, cuyas flores moradas son utilizadas para la curación de algunas enfermedades.

Por años curiosamente este árbol únicamente florece a las 12:01 de la madrugada del Viernes Santo.

Algunos testimonios de moradores de esta comunidad señalan que muchos han sido curados de dolores estomacales, artritis, reumatismo, dolores de espalda, asma, entre otras enfermedades, cuando han tomado el té preparado con las flores del árbol de granadillo, el cual florece a las 12:01 de la madrugada del Viernes Santo.

Todos los años para la Semana Mayor, cientos y cientos de personas viajan desde muy temprano a observar la floración de esta especie, cuyas flores brotan desde sus raíces hasta la última rama y se caen al culminar el día.

Este árbol de granadillo es venerado por muchas personas, quienes colocan a su alrededor velas, flores, estampitas, milagritos y otras muestras de agradecimientos por los favores recibidos.

<>

Este artículo se publicó el 3 de abril de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.