La transformación curricular no es suficiente

La opinión del Profesor Univeristario de Inglés…..

.

Daniel Atencio

El sistema educativo panameño ha llegado a tal grado de deterioro, de agonía, que necesita mucho más que un cambio curricular para evitar su colapso total. Necesita una transformación más profunda que incluya a todos los sectores del proceso educativo para encausarla en su rol tradicional de forjar a un hombre verdaderamente educado del presente y futuras generaciones.

En ese sentido, la iniciativa de una transformación curricular presentada por la actual ministra de Educación es apenas un inicio de los muchos factores del proceso educativo que necesitan transformarse para lograr los verdaderos cambios que anhelamos.

Como ejemplo de lo antes expuesto, nos encontramos con una dirigencia magisterial que se opone rotundamente a cualquier cambio, no porque desconozcan su valor y urgencia, sino porque el letargo mental les impide adecuarse responsablemente para las nuevas asignaturas y aprender los nuevos recursos metodológicos que nos ofrece la tecnología.

El principio universal de que es preferible hacer algo y equivocarse que no hacer nada, justifica plenamente la iniciativa de la ministra y pone en perspectiva la actitud negativa del dirigente magisterial, quien dijo públicamente que la transformación es un irrespeto al docente.

Repito que la transformación curricular no es suficiente sino transformamos al docente para que ejerza con vocación la noble tarea de educar y no simplemente instruir, por ejemplo, un docente que, antes de exigir derechos, cumpla a cabalidad con sus deberes.

Asumiendo que algunos docentes estén realmente convencidos de que luchan por una causa justa, los reto a que marchen los sábados o domingos y así podrán darse cuenta del grado de convicción de los participantes. Esto a su vez les daría la oportunidad de enseñar a sus alumnos dos valores fundamentales de nuestra sociedad: la responsabilidad y la conciencia cívica.

Reto a los gremios docentes a que asuman una actitud proactiva ante este gran reto de rescatar la educación nacional. Que se actualicen en sus propias asignaturas y sobre todo que remplacen la filosofía de la memorización de la enseñanza-aprendizaje por una donde se promueva la creatividad y el análisis.

Que no solamente se sumen con entusiasmo a las iniciativas del ministerio, sino que elaboren propuestas propias emanadas del ejercicio de la docencia y la investigación por parte de sus agremiados. Sólo así, unidos todos con ese noble propósito, estaríamos seguros de avanzar con paso firme hacia una mejor educación para el país.

<>

Este artículo se publicó el  7  de abril de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

La transformación curricular

La opinión de…..

.

JUAN R. MORALES

La transformación curricular no es el resultado de una improvisación de pocos meses, es un análisis, estudio y consulta con las partes afectadas en razón de productos deficientes a lo largo de años y que sufren las consecuencias de “graduados” con una escala muy deficiente en el pensum académico.

Afortunadamente, producto de la estabilidad existente en el Ministerio de Educación y de la ley 47 de educación en donde fue factor determinante la gestión ministerial de José Daniel Crespo, hoy tenemos técnicos muy capaces empeñados en los cambios urgentes que se inician para que no surjan más educadores como los que tenemos con una educación que posterior a los años 60, ha sido decadente, defectuosa y muy limitada.

En un artículo anterior sostuve que la crisis de la educación está inmersa en la incapacidad de sus educadores y ahora agrego, la necesidad de los cambios que hoy se proyectan y que no ven con buenos ojos, estudiantes por su inexperiencia, de padres y madres de familia que no conocen las interioridades de lo que se está tratando, presentan protestas aupadas por educadores inconcientes e irresponsables. El resultado de la transformación curricular como mínimo se inició durante los gobiernos anteriores, de Martín Torrijos, o de Mireya Moscoso y aún más lejos posiblemente de Ernesto Pérez Balladares. He tenido oportunidad de leer escritos del Prof. Vicente Bayard, Federico Velásquez, Rafael Moscote, prohombres de la educción nacional y todos coinciden con la Transformación Curricular.

Curiosamente, un documento que siguió su curso dentro del MEDUCA durante el Gobierno de Martín, hoy guardan un silencio cómplice, los exfuncionarios del gobierno anterior y han metido la cabeza en la arena como el avestruz para no ser vistos, con el propósito irresponsable de que protestas injustificadas sigan su curso en la forma equivocada como se está dando. Resulta coincidente que las Universidades: Nacional y Tecnológica tanto como el CoNEP, máxima agrupación de la empresa privada avalan la transformación curricular y es así porque son estos precisamente los receptores del producto que generan las secundarias del país, significativamente reprochables académicamente hablando.

Terminados los estudios secundarios, ha sido notorio y elevado el porcentaje de estudiantes deficientemente preparados en la Secundaria y universidades, producto del arrastre negativo que llevan, surgiendo así profesionales mediocres, medianamente preparados para que después pasen a la empresa privada en donde se destapa finalmente la deficiencia en macro de profesionales sin posibilidades de alcanzar posiciones de responsabilidad, quedando rezagados sin porvenir venturoso a la vista, cuandoPanamá lo que necesita es gente capaz. Así son las cosas.

<>

Este artículo se publicó el 5 de abril de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Cuestionamientos a una locura

La opinión de…

.

PASTOR E. DURÁN E.

Dicen que quieren crear “oportunidades de empleo” (visión neoliberal instruccionista).   Son ocho bachilleratos enfocados en las necesidades de zonas urbanas transitistas, modelo que genera mucha plata para los ricos y poco y precario empleo para los pobres. La gran empresa privada no ha garantizado buenos salarios. Un estudiante de bachillerato en Comercio prefiere vender buhonerías que trabajar en una empresa privada, donde es mal pagado y bien explotado.  Entonces, ¿qué es “mano de obra calificada”? ¿Qué modelo se propone? Durante más de 80 años el modelo de desarrollo transitista ha garantizado pobreza e institucionalización de la improvisación?

El MEDUCA plantea “reforma” curricular para la Educación Media. Ni siquiera ha sido capaz de garantizar la cobertura de Media. Menos, la calidad de la existente. ¿Por qué no propone la gratuidad de la Media?

Profundiza el modelo neoliberal de desnacionalización del desarrollo, pues plantea la gestión social del conocimiento y la cultura, fuera del contexto nacional de desarrollo integral panameño. Esta propuesta se fundamenta en estándares no contextuales a nuestras realidades, como si la educación “manufacturara” mercancías. ¿Qué pasará con los que ya se graduaron en los bachilleratos que quieren eliminar y los que están por salir? ¿Cómo queda la cobertura de la Media en las áreas de difícil acceso y la educación bilingüe intercultural? De 80 bachilleratos se baja a ocho o menos, con moldes de contenido generalistas, sin estudio científico para establecer su base.

¿Cuáles son los parámetros científicos que se están usando en la medición de la efectividad o errores de la Educación Media actualmente? Ninguna, todas son ocurrencias pseudocientíficas.

¿Dónde están los indicadores sociolaborales que haya medido la empresa privada sobre la efectividad o no de los actuales bachilleratos? No los hay.

¿Qué quieren el MEDUCA y la empresa privada con esta reforma “curricular”?: ¿Mano de obra barata y abundante en el menor tiempo y con el menor costo posible? ¿Un “Apartheid Educativo”? ¿Qué consecuencias tendrá este cambio? Ni el MEDUCA ni los “emprendedores” empresarios han pensado en esto.

¿Por qué la “reforma” curricular se enfoca en la Educación Media si no se ha diagnosticado la Educación Básica? En el foro “Calidad del Modelo Educativo en el Modelo de Desarrollo”, quedó claro que ni siquiera la UP ha entrado al estudio del tema.

Al reducir los bachilleratos, ¿qué ocurrirá con la organización docente 2010? ¿Qué criterios usaron para establecer el tipo y la cantidad de bachilleratos? Si para ser docente regular se deben tener de 24 a 30 horas, ¿cómo se van a manejar los docentes cuyas materias son optativas? Lógico que querrán reformar la ley orgánica y decretos.

¿Cuáles fueron las fuentes del currículo consultadas y cuáles de éstas han sido diagnosticadas?

<>

Artículo publicado el  2 de abril de 2010 en el diario El Siglo, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Problemática actual de la Reforma Educativa

La opinión del Profesor de Música….

Albin Nelson Cedeño Araúz

He estado siguiendo el tema de la polémica reforma curricular en el Ministerio de Educación y me han llamado la atención varios aspectos:

I. La forma como los medios de comunicación han proyectado la postura de los gremios magisteriales ante la implementación del Decreto 944.

2. Las críticas del Sindicato de Industriales a dichos gremios.

Por una parte, en los medios de comunicación se critica a los gremios magisteriales de tal forma que los han convertido en el los hazmerreír de la opinión pública. También se habla de los representantes gremiales como si fuesen una lacra que debe ser execrada en nuestra sociedad. Y es que los profesores -según nuestros gobernantes y los medios de comunicación- no deben realizar ningún acto de presión en contra de medidas que lesionan sus intereses gremiales o los intereses de la educación nacional. Por otro lado, la empresa privada apuntala dichas teorías, orquestando así las tenazas con las que se pretende silenciar a los docentes e implementar medidas meramente mercantilistas en la educación nacional.

Paulo Freire, en su obra “Carta a quien pretende enseñar”, plantea que en los últimos tiempos, los gobiernos, en su afán por zafar sus responsabilidades sociales con la educación y como una forma de neutralizar los movimientos magisteriales, han vendido la ¡dea de que los buenos maestros son entregados, abnegados y no protestan -igual que un tío o una tía- de modo que siempre están dispuestos a ceder -incluso a sus aspiraciones-en pro de la educación.

Estos argumentos siempre utilizan al estudiante como escudo para evitar que los docentes protesten. Pero como dice Freire en la obra arriba citada: “al hacer huelga, los maestros y maestras están enseñando, están dando a sus estudiantes lecciones de democracia (de la que tanto precisamos en nuestros países en estos momentos) a través de su testimonio de lucha.

Ésta también es una función de los maestros, enseñar a sus estudiantes a ser críticos y a oponerse a las injusticias y a las medidas que afectan la nación. Hay que admitir que muchos docentes han perdido estas perspectivas. Pero esto de ninguna forma invalida al movimiento magisterial.

Basándonos en esta oscura perspectiva, nuestros gobernantes y la empresa privada pretenden imponerle al país una reforma educativa que no contribuye en nada al desarrollo de nuestra nación.

Pues el Decreto Ejecutivo 944 del de 21 de diciembre de 2009, es simplemente una reforma de corte mercantilista que pretende instaurar una era de obreros listos para responder a las exigencias de las naciones ricas y de sus instituciones financieras internacionales.

Una reforma que no tiene nada de integral, es una reforma que lleva a la pauperización intelectual de nuestras nuevas generaciones, pues se pretende eliminar del currículo educativo -con una doble intención: economizar dinero y neutralizar la conciencia crítica- materias que son de suma importancia para la formación integral y crítica del estudiantado.

Lo único de integral que tiene esta reforma, es dicha palabra escrita en el decreto.

(Continúa mañana).

<>

Este artículo  fue publicado el 18 de marzo de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Por una verdadera reforma educativa

La opinión de…..

.

EDUARDO  L. LAMPHREY  R.

Sin ser la jefatura gringa un paradigma que nos guíe en la mejor toma de decisiones para cualquier acontecimiento político, empezando porque sus propias determinaciones siempre son mal tomadas y adversas a la gran mayoría, debo admitir que Barack Obama apuntó con suma certeza hacia el mejoramiento de la educación como garantía necesaria para un mejor futuro para la nueva generación de EE.UU.

Como líder mundial del golpeado sistema capitalista salvaje, pone en marcha un plan mediante el cuál los estados compiten por fondos federales, a través de la reforma y la elevación de las normas de calidad educativa, eso significa recompensar a los maestros por sus resultados, haciendo hincapié en materias cruciales como la ciencia y las matemáticas. ¿Quién medirá el mejoramiento o desmejoramiento en el conocimiento?, los exámenes universitarios.

Panamá hace rato que entendió lo necesario de modernizar la educación que ha atrasado a toda esta generación, que no encuentra espacio laboral ni profesional ante un mundo globalizado. Nuestro aparato magisterial necesita una profunda reforma en su propio currículo, solo así podrá enseñar lo que exige el mercado.

Nuestra reforma educativa necesita empezar desde los jardines infantiles, es un delito mundial negarle la posibilidad de competencia a nuestra niñez al inculcarles incoherencias ya superadas por la ciencia moderna, todo cambió, el conocimiento hoy es información sistematizada, comunicaciones y tecnología de punta.

Allí es donde hay que centrar la reforma educativa panameña, allí es donde la universidad debe empezar a construir puentes de conocimientos con los otros niveles educativos, allí es donde primaria y secundaria deben reconstruir los programas de conocimiento y los maestros mirar el futuro con compromiso por un mejor Panamá.

El Ministerio es la herramienta que debe hacer desarrollar toda la reforma, con o sin mochilas, becas o apoyo magisterial.

<>

Artículo publicado el 18 de marzo de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Educación: El gran reto panameño

La opinión del Auditor y Escritor….

.

Julio A. Stoute

La reciente incorporación de cambios curriculares al sistema educativo panameño era una conclusión esperada. Todo apuntaba a que debían hacerse urgentes modificaciones a nuestro sistema educativo. Las cifras estadísticas gritaban a los cuatro vientos que el nuestro, era un sistema enfermo, obsoleto y que carecía de visión futurista.

No hace falta decir los grandes traspiés que daba la educación. Todo se traducía en fracasos escolares, deserciones, falta de preparación adecuada y bien orientada. Numerosos estudios dan cuenta de ello. Comisiones, diagnósticos y foros lo ponían en evidencia.

Ahora bien, no faltan quienes apunten con el dedo acusador a una u otra parte señalando culpas y esgrimiendo razones. Muchas de peso y otras totalmente descabelladas. Pero mientras nos quedamos en las meras especulaciones, el año escolar ha comenzado, el futuro de la patria está en las aulas y espera relevar nuestra generación con algo más que un conocimiento mediocre. No compartir la preocupación sensata de educar bien para progresar como nación es tener vendas en los ojos. Más, cómo compartir, si los que directamente intervienen para forjar el futuro de la patria se encuentran divididos y algunos entienden la necesidad del diálogo y otros condicionan ésta necesidad del país. Si se toman medidas y no se les toma en cuenta es ser autoritario. Y si se les llama al diálogo es demagogia.

Muchos se preguntan ¿qué quieren? ¿Aumentos salariales, medir fuerzas o simplemente un protagonismo? El gran reto es la educación, porque la violencia descomedida que se vive y muchos males sociales, se desprenden de la falta de ésta.

Pensar de manera correcta y equilibrada, analizar tus ideas, tus palabras, ser creativos, intuitivos y demás, denota una buena educación. Lo que conlleva a cometer menos errores y salir adelante. Progresar. Pero sembrando la desconfianza, la duda, la incertidumbre frente al cambio, solo lograremos caer en el abismo de la ignorancia.

Analicemos bien nuestras acciones para no caer en posiciones de negación. La huelga y otras medidas populares son válidas, pero utilizadas en el momento oportuno y para cosas que valgan la pena. Abusar de éste recurso, solo causara el desgaste de quien llama a utilizarlo indiscriminadamente. En las aulas está nuestro futuro.

<>

Este artículo  fue publicado el 17 de marzo de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Consultas populares

La opinión de…..

Jimmy Papadimitriu

Es una lástima que la oposición irresponsable ataque al Gobierno, aún a sabiendas de que están perjudicando a todo un pueblo. Esto sucede con los fanáticos de la oposición por oposición, cuando les duele que el Gobierno esté resolviendo los problemas del pueblo, que por decenas de años no han sido resueltos; porque les duele que este Gobierno esté cambiando a Panamá para bien de su pueblo.

Sí, este Gobierno sí está cambiando a Panamá: con la reforma tributaria, cambiamos que antes una bicicleta sí pagaba impuestos, pero los yates y los aviones no pagaban impuestos y ahora sí pagarán, y no importa que el Presidente tenga un yate o un avión.

Hoy estamos haciendo una reforma curricular para adecuar la educación a las necesidades del país, para que los estudiantes salgan mejor preparados y tengan mejores posibilidades de conseguir empleos y puedan enfrentar mejor la vida.

Hoy estamos cambiando el viejo, peligroso y oneroso sistema del transporte público de pasajeros, de los diablos rojos a un sistema de transporte moderno, cómodo y seguro, como se merece nuestro pueblo.

Hoy estamos ayudando a los adultos mayores de 70 años con B/. 100 mensuales para que vivan mejor.

Hoy ayudamos al bolsillo de los padres, el primer día de clases, para que sus hijos tengan libros, uniformes, mochilas y útiles escolares para que puedan estudiar mejor.

Hoy vamos a ayudar a los estudiantes todo el año escolar con la beca universal de B/. 180, para que los padres puedan mejorar la educación de sus hijos durante todo el año escolar.

Hoy vamos a declararle la guerra a la inseguridad con la creación del Ministerio de Seguridad Pública, y la atacaremos desde su raíz en todos los frentes: con la generación de empleos, con educación, ayuda familiar, mejoras en los barrios, orientación religiosa a los pandilleros para que elijan una vida mejor.

Con la construcción de Curundú, cambiaremos la vida a sus habitantes; con el bono de B/. 5,000 para las viviendas populares y con bajos intereses, para que el pueblo pueda tener un hogar decente; con los Minsa Capsi (centro de atención primaria de salud integral), para ayudar y mejorar la atención a la salud; con la construcción de importantes carreteras, aeropuertos; con el mayor impulso al turismo, con la realización de los Juegos Centroamericanos… Así estamos cambiando a Panamá para bien de todos.

También el cambio está en marcha con la última propuesta de realizar consultas ciudadanas, todos los años, para que el pueblo se exprese “libre y directamente” sobre temas de su interés y en temas de interés nacional; le estamos abriendo más puertas a la democracia, a la libre expresión, queremos que Panamá sea más democrática, más libre.

Sin embargo, los únicos que han sido dictadores y que realizaron la única consulta popular para quedarse en el poder, para sorpresa de la gran mayoría de los panameños, utilizan la “teoría de la conspiración” para intentar debilitar o destruir la propuesta presidencial de la consulta popular, diciendo que el Presidente solamente lo quiere hacer para quedarse en el poder. ¡Mentira!, el Presidente ya lo ha reiterado que cuando acabe su mandato se va a casa, que está en contra de la continuidad en el poder, que está en contra de la reelección inmediata.

La única verdad es lo que quieren hacer y hacen los falsos líderes del PRD, porque les duele. Les duele, a sus intereses personales y políticos, que el Gobierno del cambio esté en conjunto con el pueblo haciendo un mejor Panamá.

Sí estamos cambiando a Panamá, sí estamos caminando en los zapatos del pueblo, sí estamos poniendo los intereses del pueblo primero, y si eso les duele en el alma a los opositores fanáticos, por eso nos atacan, sin medir las consecuencias perjudiciales para el pueblo, pues continúan solamente pensando en sus intereses personales y políticos.

Sí, el cambio está en marcha, sí: “juntos haciendo un mejor Panamá”.

.<>

Artículo publicado el 17 de marzo de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.