Bonanza: ¿interrumpida?

*

La opinión de la Periodista…

ADELITA CORIAT
Pocas veces en la historia de un país se viven tiempos de bonanza económicos como los que atravesamos. Panamá es el tercer país en Latinoamérica que presentará un crecimiento en contratación de mano de obra el próximo año. Sin embargo, para poder traducir esta buena racha en un crecimiento sustantivo debemos incorporar a las clases menos pudientes.

Aparentemente las cosas marchan bien, pero hay señales de alarma que debemos mirar con atención. Recientemente Alianza Ciudadana publicó un comunicado sobre el  “Retroceso de la democracia en Panamá”, que al hacer un análisis del contenido, da la impresión que estamos frente a un régimen autoritario.

Ciertas situaciones son palpables; las instituciones siguen siendo muy débiles y este es un factor de riesgo. Vemos como las reglas del juego se transforman a lo interno de las entidades estatales sin el conocimiento de la sociedad, lo que crea malestar o incertidumbre en la población porque las cosas no caminan como debieran. La percepción de la captura de los poderes del estado en una sola silla disminuye la confianza de la población en el Estado y los partidos políticos. Podría ser difícil probar que hay centralización. Pero la población lo siente reflejado en las influencias sobre poderes estatales; Parlamento, Corte Suprema de Justicia. Un parámetro interesante a medir y reevaluar.

El mencionado comunicado cita hostigamiento a miembros de ciertas organizaciones civiles y periodistas bajo la utilización de intimidaciones verbales. En lo personal no he recibido ninguna, hasta ahora. Me pregunto; ¿porqué sancionar a quienes tengan opiniones distintas a una gestión? ¿Hubo este tipo de intimidaciones en otros gobiernos? Sí, cuando se pisan cayos muy grandes.

Verá usted, la democracia funciona mejor con transparencia, sin importar que actor político esté al mando. Pareciera que uno de nuestros males sociales es llegar al poder para servirse de él, y olvidamos cómo servirle al sistema.

*
<>Artículo publicado el  13  de diciembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Haciendo balance de fin de año

*

La opinión de…

Christi Escalante

Al finalizar cada año, algunas personas hacemos un balance personal, espiritual y profesional de nuestras vidas, reflexión de los objetivos alcanzados, y los que quedaron por realizar.   Aunque aún no ha terminado el año, y toca esperar al 31 de diciembre para esa reflexión personal; sin embargo, este año también he querido realizar un balance de lo que ha sido para el país este año 2010 a la fecha.

Por citar algunas situaciones sociales que preocupan, el incremento constante en los alimentos, nuestros bolsillos lo están resintiendo, pero esto siguen sin entenderlo nuestros gobiernos, promesas y respuestas a éstas de forma improvisada por el Gobierno; una energía eléctrica costosa, pero al Ente Estrangulador, perdón ASEP, esto poco le importa, un desmadre vehicular y urbanístico, poca protección al medio ambiente, una Autoridad del Tránsito mejor dicho Tránsito sin Autoridad, elevada inseguridad en las calles, etc, etc.

La aprobación de una reforma fiscal, la cual ha encarecido el nivel de vida de los panameños, menos posibilidades de ahorro ante la imposición de tanto tributos y un crecimiento económico que no permea a los más necesitados, y por eso me pregunto, crecimiento económico, ¿para quiénes?

Ataques y medidas de represión e intimidación a aquellos que deciden alzar su voz y criticar algunas decisiones y gestiones de este gobierno, el cual está demostrando hasta ahora más de lo mismo. Agresiones desmedidas y sin control a pobres trabajadores en Bocas del Toro, por parte de la Policía, arrebatándole incluso la vida a dos seres humanos y a otros muchos les privaron de unos de los sentidos más vitales, el de la vista, pero como se trataba de gente humilde, pero al gobierno poco le importó.

Un proceso judicial a la Ex Procuradora, Lic. Ana Matilde Gómez, de quién no fui nunca simpatizante, pero he de reconocer la manera tan burda, en que este proceso fue llevado, y el cual estuvo cargado de matices políticos. Veremos si de la misma manera será tratado, el caso del Procurador de la Administración.

La eliminación del control previo a algunas entidades del Estado y en este sentido repudio la indiferencia de la Contraloría. Si en los propios supermercados hay controles exigentes, con mayor razón en el erario público. No es aceptable, la mediocre y patrocinadora expresión, que por allí hemos escuchado tantas veces “Si roban ahora, robarán después”. Y a nivel internacional, también se meten las patas, pues se le otorga asilo territorial a la antigua Jefa del Departamento Administrativo de Seguridad de Colombia (DAS), quién está acusada por supuesta violación a los derechos humanos en su país.

Para concluir diría, que no fue precisamente el año del tigre o dragón, para Panamá fue el año de las decisiones improvisadas, la intolerancia a las críticas y las metidas de patas, pero no importa, pues según algunos “Vamos Bien”.

*
<>Artículo publicado el  3  de diciembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Ser de la oposición

*

La opinión del Periodista…

Juan B. Gómez 

Decía hace poco el periodista Alvaro Alvarado, que por hacer ciertas críticas al gobierno del presidente Martinelli, se le considera su enemigo; y que ha recibido amenazas hasta de muerte por ese motivo.

Desde varios meses antes de ganar las elecciones, yo le advertí al candidato Martinelli que no continuara en la práctica del gobierno anterior, de hacer más concesiones para la construcción de hidroeléctricas en Chiriquí, porque eso iba a destruir nuestros ríos, con grandes perjuicios para todos nosotros… Lo mismo le advertía sobre explotación de minas de oro y de cualquier otro metal, porque eso iría igualmente contra nuestra naturaleza.

El presidente no hizo caso a nuestras advertencias; y ha estimulado la construcción de hidroeléctricas y la explotación de minas, no solamente en nuestra provincia sino en otras partes más de la república.

Por estas advertencias, ya algunos señores del gobierno me han señalado como de la oposición. Ellos consideran que, si se es del gobierno, debe silenciarse toda voz de oposición a lo que éste haga; y yo considero que dedicarse a aplaudir todas las acciones del gobierno, para que no se nos considere de la oposición, es observar una fidelidad canina, que no he tenido nunca.

Por respeto a mí mismo, yo no podría formar filas con los opositores del PRD. Y si se diera la situación de que, en el futuro volvieran a ser candidatos, el mismo presidente Martinelli y la candidata señora Balbina Herrera, volvería a votar por Martinelli; o no votaría por ninguno de los dos…

Creo que mi situación política es bastante clara. Se acostumbra ver las cosas, no como ellas son, sino como somos nosotros. Por eso, el filósofo español Miguel de Unamuno, no quería que se le encasillara en ninguna doctrina religiosa. “…buscan poder encasillarme y meterme en uno de los cuadriculados en que colocan a los espíritus diciendo: es luterano, es calvinista, es católico, es ateo, es racionalista, es místico, o cualquier otro de estos motes, cuyo sentido claro desconocen, pero les dispensa de pensar más. Y yo no quiero dejarme encasillar, porque yo, Miguel de Unamuno, como cualquier otro hombre que aspire a conciencia plena, soy especie única…”

Recordé que, cuando muchacho, publiqué algunos artículos a favor del laicismo en la educación nacional, y a un sacerdote que no estaba de acuerdo conmigo se le ocurrió decir que yo era comunista y ateo. Yo me reí de la ignorancia del sacerdote y le recomendé que leyera a Unamuno…

Volviendo al señor Martinelli, no es que somos de la oposición, sino que queremos que usted y su gobierno rectifiquen las cosas que han hecho mal y que le podrían traer grandes problemas a la patria y a su mismo gobierno….

*
<>Artículo publicado el  20  de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/gomez-juan-b/

“Pele police” y sus peligrosas implicaciones

La opinión del Analista Político….
 

Si nos descuidamos, el ‘Pele Police’ puede constituirse en un siniestro instrumento de persecución y de intimidación,  a disposición de los que están en el poder, ya sea en este gobierno o en cualquier otro.

Con este aparato en manos de la fuerza pública creo que nadie podrá sentirse seguro. Es un artilugio que no puede infundir tranquilidad porque no son funciones de la Policía requerir, detener o arrestar a una persona sin orden judicial.

Ya sea por equivocación, mal manejo de la información, por situaciones que no han quedado esclarecidas en los tribunales de justicia, por error, por simple sospecha o porque se quiera amedrentar a un enemigo político, una persona inocente puede ser arrestada sin derecho a reclamo. El policía (como en los tiempos de la dictadura) puede decirte: aquí no hay reclamo que valga, vas porque vas…

Yo, en lo personal, me sentiría muy angustiado en presencia de este aparato, que me parece diabólico porque se presta para que me confundan, me inventen un delito o falta que no he cometido, y por equivocación, me lleven a la cárcel.

Lo curioso es que este ‘Pele Police’ se utiliza en forma selectiva, que yo sepa, sólo se emplea en la salida de los barrios humildes y en la salida del Puente de las Américas y el Puente Centenario.   Pero en lugares donde viven personas de cierto rango, no.   Eso sería una ofensa.

El llamado ‘Pele Police’ es un instrumento muy conveniente para las dictaduras y los gobiernos que no respetan los derechos humanos, porque se presta para las persecuciones y las intimidaciones. Ahora mismo, teniendo al alcance este moderno dispositivo, le es muy conveniente a los regímenes totalitarios suministrarle información falsa para comprometer a sus enemigos políticos en actos ilícitos o en conspiraciones.

Puedo imaginar la angustia del periodista Carlos Núñez en el momento en que la Policía lo sometió al ‘Pele Police’ y le conminó arresto. A mí me gustaría proveerme de un ‘Pele Police’ mucho más moderno y sofisticado, un ‘Pele Police’ que señalara con una luz roja a todos los políticos corruptos y mentirosos que abundan en este país, eso sí sería grandioso, porque esos son los que más daño le hacen a la sociedad, y andan sueltos .   A esos no los señala el ‘Pele Police’.

 

<> Este artículo se publicó el 30 de octubre de 2010  en el diario El Siglo a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Alto a la intimidación

La opinión del Periodista…

Vidal González 

Me causa indignación las constantes regularizaciones migratorias de extranjeros que realiza el sistema de migración panameño. Es encantador ver que muchos quisieran ser de este país, pero cuando son miles entonces me causa humillación. No es eludiendo un problema como se resuelven.

Sin embargo pareciera que los hermanos colombianos, quienes muchos afirman que mi querido Panamá les fue vendido, quisieran huir de un problema que solo pueden resolver ellos. Y muchos no están en Panamá porque sus condiciones económicas en Colombia no se los permiten. Estas campañas de regularización de extranjeros deben ser frenadas, pero no lo espero de las actuales autoridades.

Antes de finalizar esta humilde opinión, no puedo dejar de expresar mi repudio a la condena a periodistas panameños.   Para nadie es un secreto la injerencia del Órgano Ejecutivo en el Judicial, la persecución hacia cualquier persona o grupo que no está de acuerdo con las ideas del gobierno actual, aunque no hay peor ciego que el que no quiere ver.

Para mí un acto más de intimidación y quien piense que estos serán los únicos se equivoca groseramente.

Si se aplica la presunción de inocencia a los periodistas, entonces no habrá periodismo crítico e investigativo, ya que no somos relacionistas públicos de los gobiernos, sino reveladores de información.

*
<>Artículo publicado el 27 de octubre de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/gonzalez-vidal/

Un país en tregua

La opinión de…

Amarilis A. Montero G 

Después de varios días de zozobra por las violentas demostraciones de protesta de los obreros bananeros de Bocas del Toro, el país volvió a una aparente calma. La suspensión de algunos de los artículos de la polémica Ley 30 ha servido para bajar los ánimos de los airados trabajadores.   Si embargo, el presidente, Ricardo Martinelli, ha manifestado que dicha ley no va a ser suspendida.

Si esto es así, ¿qué pretende el Gobierno con esta medida de conformar una Comisión de Diálogo para revisar sólo tres artículos de la Ley?   No se puede ignorar que los temas de impacto ambiental y los penales con relación a la policía son delicados y altamente peligrosos para la seguridad de la ciudadanía.   Cada uno de los aspectos tratados en esta ley no se consultó debidamente y es precisamente la falta de consulta lo que ha provocado esta crisis.

Ahora que se registra una gran cantidad de obreros heridos por perdigones, que pueden perder la visión, y una comunidad destruida por 11 días de disturbios, el Gobierno ha podido corroborar que se cometieron errores en la aprobación de la Ley 30.  En otras palabras, pusieron la carreta delante de los bueyes.   Las consecuencias están en los hospitales con sus heridos vendados, en los muertos que lloran sus deudos y en las pérdidas económicas para la provincia.

Si mientras en Bocas del Toro se vivía el caos y la anarquía, en la capital se sentía la persecución. Los dirigentes políticos, sindicales y estudiantiles se vieron amenazados con órdenes de conducción y hasta arrestos. El catedrático Juan Jované buscó refugio e inició un ayuno en los predios de la rectoría de la Universidad de Panamá, ya que fue uno de los requeridos por una fiscalía. Horas más tarde, se revocaron las órdenes de conducción para los dirigentes.

¿Qué necesidad había de formar todo este alboroto?  No veo la más mínima lógica en requerir a una persona para alguna indagatoria legal para después eliminar el procedimiento.   Este tipo de intimidación sólo trae más desasosiego para el país.

Panamá vive un ambiente de tregua. Todavía permanece un dirigente sindical de Chiriquí detenido y esto puede acarrear nuevas situaciones dentro de las bases obreras.   Los obreros de las bananeras están esperando que se revise toda la ley, no sólo los artículos que los afectan en el aspecto laboral.   Ellos también van a ser afectados si un policía en funciones comete un homicidio y no se le suspende.   Tampoco van a dejar de sufrir ante la eventual relajación de las regulaciones ambientales.   Nadie escapa de estos y otros aspectos tan controversiales en la nueva ley.

Es imperativo que se respeten los derechos humanos en nuestro país. Pienso que esta es la génesis de todo el conflicto. Los derechos individuales y de grupo o sociedad se ven amenazados con leyes inconsultas y aberrantes como la Ley 30. El progreso no se debe desligar del respeto que todo ciudadano merece para la sana convivencia social.

Por otra parte, me llama la atención los niveles de violencia que puede alcanzar algún sector de nuestra sociedad. En esta ocasión fueron los obreros de las bananeras, pero quién sabe qué otro grupo se puede alzar violentamente la próxima vez. El pueblo panameño parece estar evolucionando de aquel que ondeaba pañuelos, se vestía de blanco y sonaba pailas.

Ya no es aquel pueblo que vivía bajo el terror de los militares y evitaba las confrontaciones. Es por esta razón que nuestros gobernantes no pueden dejar que el país caiga en la fosa de las inequidades sociales, la ruta más segura a una rebelión civil a gran escala.

¿Hasta cuándo será la tregua?   Si el Gobierno y el Órgano Legislativo continúan atacando los derechos ciudadanos, esta tregua se puede romper en cualquier momento.

<>

Este artículo se publicó el 16 de julio de 2010  en el diario La Prensa,  a quienes damos, lo mismo que a la autora,  todo el crédito que les corresponde.

Mensaje recibido… alto y claro

La opinión de…..

I. Roberto Eisenmann, Jr.


Nuestro presidente, Ricardo Martinelli, está enviando a todos los actores políticos, empresariales y sociales de nuestro país un mensaje alto y claro, en el sentido de que éste será un gobierno confrontacional, regalón, intimidatorio y abusador… ¡y punto!

Veamos: A los partidos políticos el mensaje es que al partido de oposición le va a “sacar la m …”. Adiciono yo: como se resistan a una renovación, a lo mejor ocurre lo deseado por el Presidente.

A los partidos de gobierno les indica que o se integran al CD y comparten así el regalón, o …¡a atenerse a las consecuencias! Objetivo: ¿partido único?… bueno, es un tanto ambicioso pero ¿por qué no? … si no legal, de hecho.

A los sindicatos el mensaje es que o se quedan quietos o les va a “sacar la m…” y si protestan terminarán todos presos.

Pero sigan leyendo…

A los empresarios. Para ustedes, mensajes de intimidación, auditorías políticas y abuso. Quietos porque si no, les cae la teja… y también les va a “sacar la m… ”.

A los medios de comunicación, a punta de auditorías y revisión de licencias… que mejor se queden tranquilos y ¡a plegarse!

A la sociedad civil organizada: a esas “pendejadas de cinco gatos”, plomo personal y desprestigio para que “no sigan criticando y jo… ”.

A la Fuerza Pública: que qué remilitarización ni qué ocho cuartos. Hay que integrar a todos los gorilas… pues hará buen uso de todos ellos.

O sea, que a través de la confrontación, regalos, intimidación y abuso del poder se pretende un poder absoluto… por supuesto que con el objetivo puro de poder imponer lo que “le toca al pueblo”. Dice el presi que como “el pueblo está feliz ; a mí que me digan lo que quieran, que poco me importa”.

Mensaje recibido. Siempre habrá quienes por conveniencia quieran hacerse los sordos y ciegos, pero los que tenemos dos dedos de frente recibimos el mensaje alto y claro.

Por fortuna para este país existe La Prensa para la que –desde el día de su nacimiento– la intimidación y abuso gubernamental han sido cosa de todos los días; su equipo humano superior seguirá siempre señalando con su valentía tradicional el camino hacia el perfeccionamiento democrático… la decencia y la ciudadanía competente.

Para el que está mandando a diario el mensaje de confrontación, intimidación y abuso de su poder… un mensaje de vuelta:

“Todo poder confrontacional, intimidatorio y abusivo está destinado a ser vencido”. No lo digo yo; lo dice la historia de la humanidad… y –por supuesto– la de Panamá.

¡Cosa… ¿no?!… a un tris de llegar a asomarnos al primer mundo ahora retrocedemos en lo fundamental y –otra vez– “la misma vaina”… a repetir la misma lucha…

<>

Este artículo se publicó el  16  de abril de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.