¿A quién perteneces?

La opinión de la Psicóloga Especialista de la Conducta Humana…

 

GERALDINE  EMILIANI
geraldinemiliani@gmail.com

 

Te perteneces a ti mismo. Eres dueño de tu conciencia. Cada ser humano debe pensar por sí mismo y tomar sus decisiones según su criterio. ¿Por qué? Por qué ninguna persona sueña, ama, siente, inventa, imagina, idea, planea o razona por otra. Y, si esto es así, entonces es esclavo de aquel. No se puede negar que cada quien siente dentro de sí un ‘sentido de pertenencia’: a una familia, a una escuela, a una religión, a una nación y formamos parte de una etnia, una identidad nacional, de una forma de ser y de una cultura.

¿Por qué el sentido de pertenencia? Esto se debe, primero por seguridad. Cada individuo se debe sentir mejor y más seguro cuando forma parte de una comunidad. En segundo lugar, nos agrada ocupar una posición en un grupo porque somos aceptados y, porque nos interesa compartir pensamientos, actuaciones y opiniones con otros y ser reconocido por ello. En la medida que confíen en ti, más confianza tendrás en ti mismo. Al final desearás ser parte de una identidad social o nacional, lo cual ayudará a desarrollar el país donde perteneces.

Cuando los ciudadanos de una nación no poseen el sentido de pertenencia, la cohesión social es inexistente y la sociedad se autodestruye. Sin sentido de pertenencia pierdes tu seguridad individual y social y se encarna mentalmente en ti, la resignación. Cuando esto sucede, la persona vive conforme y se somete a la voluntad de alguien y renuncia a sus principios y derechos y se caracteriza por la docilidad, rendición y sumisión. En pocas palabras, te conviertes en un parásito.

Por eso, es fundamental que sepas distinguir cuándo algo se puede cambiar y cuándo no. Es obvio que no debes resignarte a vivir sin progresar. Tu destino o futuro será superior si trabajas y te esfuerzas para lograrlo. Lo contrario sería aceptar que nada cambia, y que vives condenado a que las cosas permanezcan como están. En este caso, la resignación te llevaría a existir bajo una frustración permanente, no buscar alternativas, cancelar o mantener muy bajo el nivel de tus aspiraciones, sentirte impotente ante todo, subestimarte, ser pesimista, y convivir con una desesperanza aprendida.

El ser humano tiene la capacidad de resignarse y recuperarse por los daños causados por la naturaleza y hasta por experimentar desgracias personales. Pero, cuando se trata de tus valores fundamentales nunca debes resignarte porque a las finales es muy difícil que te recuperes. Jamás debes renunciar a que se te quite el derecho a la vida, a la libertad, a mejorar, a ser feliz y a vivir en paz. La historia nos enseña que cuando un pueblo renuncia a su identidad pierde fuerza, cohesión y fácilmente lo dominan o manipulan otros poderes externos, políticos, económicos, y comandados por una persona y sus serviles. En cambio pueblos con identidad fuerte como Japón, Israel, Alemania, Palestina, resisten lo que sea. Sin embargo, es importante el sentido de pertenencia, sin caer en el racismo y nacionalismo fanático.

Por tanto, cuando hablamos de derechos humanos y de los valores intrínsecos de la humanidad, la palabra resignación no cabe, no tiene validez.   Entonces es el momento de resistir y de tener el valor para cambiar lo que tengamos que reformar o cambiar, cueste lo que cueste.

Mi país debe haber recibido la herencia cultural que sea otro el que piense y actué por nosotros. Y, este es un comportamiento muy negativo, porque si ese otro es un líder y progresó porque se acercó al poder político y se enriqueció escandalosamente y no le pasó nada, sino más bien se le premió con posiciones más elevadas; y, si la forma de conseguir un empleo no fue porque era el mejor, sino porque era partidario de una tendencia o partido político; y, si hacerse rico no depende de aportes tecnológicos y científicos o de ejecutar buenos trabajos sino de cuánto se pagará de comisión a quien otorga los contratos; y, si los ascensos en los escalafones laborales no tienen nada que ver con la preparación académica o profesional sino del amontazgo con el superior jerárquico; y, si el ascenso policial no se supedita a ser de los ‘primeros de promoción’; esto conlleva a una pereza mental ciudadana y, nunca se aprenderá que la única forma de ‘salir de abajo’ es estudiando y trabajando con ahínco para lograr el bienestar de la familia y de toda la sociedad.

Si no hacemos nada y nos abstenemos de pensar y de actuar, la situación no resuelta la decidirán otros por nosotros. Lo peor que se puede hacer es no hacer nada.

<>

Este artículo se publicó el  2  de febrero   en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que a la  autora,  todo el crédito que les corresponde.

Un exámen de conciencia

La opinión del Periodista…

RAÚL EDUARDO CEDEÑO
erece42@hotmail.com

En estos momentos más que nunca, nos hace falta un profundo e íntimo reportaje, que no busque lo sensacional, que esquive las vulgaridades y se interese por las vidas claras y oscuras, de quienes forman la masa de nuestro pueblo.   El pueblo y sus apetencias es algo que constantemente estamos invocando, pero que la gran mayoría desconocemos. La época navideña lo demuestra.

La calidad de vida está llegando al suelo porque las conciencias nacionales no se ponen al día en cuanto al sufrimiento general por el alto costo de la vida, y tanto los poderosos como el mismo pueblo atentan contra la tranquilidad de los hogares y de sus integrantes que luchan por su supervivencia día a día porque no les alcanza siquiera para alimentarse.   Olvídense de las delicias especiales, ya no les alcanza siquiera para comer como come el panameño normalmente durante todo el año.

Y en esa avalancha de avaricia y poco importa, avaricia y egoísmo que les define como seres con una garganta muy profunda, está el pueblo mismo que produce en pequeña escala algunos alimentos de consumo masivo para estas fechas. ¡Imagínese!, el guandú a siete dólares la libra.   Son muchísimos los alimentos comunes en nuestra dieta normal que ahora no podrán ser consumidos por la gran masa panameña. También vuelve el precio de la gasolina a abofetear a los panameños. La quincena pasada dieron un descuento… dos centavos por galón. ¡Cosa más grande! Ahora lo suben entre dieciocho y veinte centavos.

Con toda esta desgracia que nos ha caído y el desgarre de carreteras, se aprovechan descaradamente de los tranques nacionales. Con estos se va a consumir más gasolina. Hay que aprovecharse y deben pagarla mucho más cara. ¿Quieren carro?   Que paguen mucho más.

¿Hemos escuchado que las petroleras han hecho donación alguna de dinero, aunque sea solamente para las desgracias de las inundaciones o para la Teletón?   Si lo han hecho y mantenido una estricta humildad de silencio, benditos sean. Pero no conozco que haya existido una. Se nos habla mucho del Pueblo, con mayúscula, una vaga entidad democrática a quien se le atribuyen fibras delicadas y de lujo de ideales, pero al pueblo verdadero, al pueblo con minúscula, no lo hemos elevado todavía al tema de importancia ni de solidaridad. Cuidado señores del gobierno: es de esta forma en que comienzan a agrietarse las democracias.

*

<> Artículo publicado el 18 de diciembre  de 2010  en el diario  El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

 

Ética y Valores Debate: Ciencia y Religión II parte

*

-La opinión del Licenciado en Filosofía…

Marcos A. Pareja 

Francis Crick, se preguntaba ¿Dónde está el alma? Para este científico ganador del Premio Nobel, el alma no es más que el resultado de una simple reacción bioquímica con sede en las neuronas cerebrales (los mitos de la ciencia). Esta parece ser la opinión en nuestro país del respetado infectólogo, cientificista Xavier Saenz Llorenz; sin embargo, ante esta posición se revela la psicología transpersonal y otras técnicas de esta índole.La pregunta se podría plantear así: ¿el cerebro genera la conciencia? o ¿El cerebro transmite la conciencia? De la primera, parten todos los filósofos materialistas y los científicos. De la segunda, parten la psicología transpersonal, La Holística, Rosalind Heywood, Arthur Koestler y en la filosofía, Bergson con su concepción del cerebro como filtro de la conciencia. 

Posiciones Conciliatorias: Estas buscan mediar entre estas dos fuerzas: episteme y dogma.  Scientia y religio. Ejemplo: Santo Tomás de Aquino, Theilard de Chardin y Edwin Kerr, científico cristiano que trabajó en la N.A.S.A.

Utilización ideológica: También los descubrimientos científicos no están libres de manipulación, pues una teoría puede ser utilizada como justificación a un sistema político o una posición filosófica.

A. Oparín en su libro Origen de la Vida, comienza con un ataque al idealismo y al final del libro expone según él, la única filosofía que concuerda con su teoría científica; que según él, es el materialismo dialéctico “única filosofía acertada y científica”.   Porque “hoy día, cuando ha sido estudiada con todo detalle la organización interna de los seres vivos”. Es posible demostrar que “la vida no es más que una forma especial de existencia de la materia” y así destruir toda metafísica imperial reaccionaria.

Los religiosos que buscan que la ciencia debe seguir sus lineamientos se olvidan de que “la religión tiene básicamente una dimensión moral y escatológica; por ejemplo, sus documentos sagrados no fueron planteados como tratados acerca de la naturaleza” Guillermo Coronado, Ciencia y Religión (UCR).

El cientificismo por otro lado, cae en el error de “olvidar que el hombre posee no una sino varias formas de construir su concepción del mundo; ciertamente la ciencia es aquella que mejor puede ser controlada y que expresa… pero no es única ni excluyente” de las demás formas del saber.

En resumen ambas ofrecen beneficios sociales indudables, pero en ambas hay fanatismo y excesos.

<> Artículo publicado el 11  de octubre de 2010 en el diario El Panamá América, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

La aurora de la juventud

La opinión del  Educador…

Luis Camargo Broce

El mundo está muy convulsionado en todos los aspectos de la realidad: Económico, Social, Religioso, Biológico con sus vertientes de incertidumbre en cada una de las situaciones señaladas en lo económico: hambre, desempleo, caos financiero en los diversos países del globo terráqueo, así como desorientación del rumbo político.

En lo Social: La salud deteriorada como una epidemia, inestabilidad laboral, conflictos humanos de toda índole, caos climatérico, inseguridad personal, violencia, delincuencia, perturbaciones de sistemas sociales.

En lo Religioso: Violaciones de los derechos humanos, agresiones homicidas en lo tocante a la fe.

En lo Ecológico: Terremotos, tsunamis, huracanes, inundaciones, sequías, erupciones volcánicas, catástrofes, deshielo polar, calentamiento global. Florecimientos en los desiertos.

Todo ello no lo decimos para hacer llover sobre mojado, sino para llamar la atención de los gobernantes del planeta Tierra. Incluso en una guerra nuclear no habrá vencidos ni vencedores.

Una sola generación descansa sobre las anteriores a ella en base a experiencia, sabiduría y realizaciones, así como valores y respeto. Cuando la ignorancia desatiende estos paradigmas científicos viene la desintegración de esa nación. Nuestras actuales generaciones deprecian y odian con vileza y violencia a nuestra propia generación de la cual ya somos personas de mucha edad.   El drama humano, entonces, se expresa como la agonía del ser cuántico, el hombre, lo que la filosofía llama la debacle humana.   Pico de la Mirándola, creador del humanismo, dijo una vez:”El hombre tal como ha sido creado por Dios tienen la libertad de convertirse en ángel o bestia”.

Por fenómenos sociales, se anuncia un nuevo amanecer a lo que la filosofía griega llamó: La aurora de la juventud.   Lo que los filósofos demócraticos, como Epicuro, Lucrecio, entendían como sabiduría trascendental y cósmica, aurora de la luz natural (razón).   Aurora de la luz zodiacal, de la luz solar por fisión y fusión atómica, aurora del progreso social; la democracia de la fraternidad universal entre los individuos de nuestro mundo.

Aurora de radiaciones espaciales supra atómicas. Tarea del espectroscopio, instrumento que se utiliza para analizar la repartición espectral de la energía en onda electromagnética.   El motivo auroral en este mundo de caos social y ecológico de la destrucción de la civilización del porqué de la vida y el hombre, es un resplandor sublime y eterno, cual meta ultérrima:  La Conciencia Universal y Espiritual.

<> Artículo publicado el 9 de octubre de 2010 en el diario El Panamá América, a quienes damos,    lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.

Nuestra procuradora

La opinión del Ingeniero Civil….

HUMBERTO E. REYNOLDS DE UNAMUNO

Para los ciudadanos serios, honestos y leales a la institucionalidad, Ana Matilde Gómez sigue siendo nuestra procuradora general de nuestra querida Nación. Existe una serie de funcionarios que interpretan la Ley adaptada a sus intereses personales.

El Poder Judicial es la consecuencia natural de los dos poderes, el Legislativo y el Ejecutivo. el Poder Judicial está definido como: ‘El conjunto de magistrados dotados de la facultad de aplicar la Ley a los casos particulares y de imponer la debida sanción a sus violadores’.   El acto por el cual se ejerce esta función recibe el nombre de juicio, y la persona encargada de ejercerla, el de juez o magistrado. En una ocasión anterior escribí: ‘Las cualidades que han de adornar a los jueces y magistrados’, sugiero buscarlo en Internet bajo este mismo título. Encontrarán que en estas reflexiones decía: Los magistrados y jueces tienen el poder y a veces el peligro de cometer injusticias con frecuencia irreparables. Este es el caso de nuestra ciudadana Ana Matilde Gómez.

Para ser miembro del Poder Judicial es preciso que existan determinadas personas calificadas por sus capacidades intelectuales y sus dotes morales, para decidir en los casos en que ha habido tal violación a la Ley, apreciar la mayor o menor gravedad de la falta cometida, y determinar, de acuerdo con dicha gravedad, la pena que se ha merecido. En Panamá esas condiciones no existen y seremos sancionados internacionalmente por jueces internacionales, cuya personalidad está adornada por las cualidades que encontrará en el documento que di como referencia.

Preguntas simples y que son requisitos básicos, es la separación de los tres Poderes del Estado, que en Panama no existe. El conflicto de intereses tiene hecha una telaraña que une los intereses de los tres poderes. En Panama se está mandando en base a ocurrencias personales y no se está gobernando como debe hacerse. No es lo mismo mandar que gobernar.

Lo actuado por la Corte Suprema de Justicia adolece de todas las cualidades que deben adornar a nuestros magistrados y jueces. Como ciudadano panameño, dejo plasmado mi sentir al rechazar por ‘corrupción’ del cuerpo de magistrados, que han doblado su cerviz a los quereres de otro ciudadano que hoy ocupa la Presidencia de nuestra Nación. En vez de Justicia, hemos dado vida a una gran Injusticia, emanada de la Suprema Corte de Justicia. Tenía un amigo y digo su nombre, el general Omar Torrijos Herrera, quien en conversaciones varias me decía: ‘Yo puedo acostarme a dormir sin colchón, sin cama, sin manta, pero jamás podré acostarme sin mi conciencia’.

A los magistrados, cuando se acuesten a dormir, a alguno el remordimiento de su conciencia lo tendrá consigo y es posible que tenga que tomar algún tipo de apaciguador químico para poder conciliar el sueño. Ana Matilde Gómez, Usted es nuestra Procuradora General, la cárcel es amarga, pero allá están los justos y los injustos fuera de ella.

<> Artículo publicado el 26 de septiembre de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos,  lo mismo que al autor,   todo el crédito que les corresponde.