Acción Ciudadana llega a la Costa Atlántica

Colón vive fiesta deportiva y social

Colón, la tierra de campeones, vivió este sábado otra gran fiesta deportiva al realizarse  en la ciudad eventos y competencias de fútbol, atletismo, patinaje, clínicas de baloncesto y béisbol con la participación del Ministro de la Presidencia  Demetrio Papadimitriu, autoridades locales, ciudadanos, atletas y leyendas deportivas colonenses que constataron que aún son glorias deportivas panameñas. El reportaje de la colaboradora y activista política…

Jennie Gonzalez

Con el  lema “Juntos por el Deporte en Colón”, estas actividades fueron parte de VII Acción Ciudadana que coordina la Oficina de Participación Ciudadana del Ministerio de la Presidencia y que durante este sábado 21 y domingo 22 tiene como sede el colegio Rufo Garay de esta provincia.

Acompañaron  al ministro Papadimitriu, el gobernador de la provincia Pedro Ríos; el subdirector de Pandeportes, Franklin Cigarruista; el director del INADEH, Temístocles Rosas y los atletas: el basquetbolista Kevin Daley, (Special K) de los Trotamundos de Harlem; el excampeón mundial de boxeo de la categoría mosca, Luis Ibarra; la promesa juvenil del salto largo, Jamal Bowen; el beisbolista profesional, Luis Iglesias; la exnadadora olímpica Georgina Osorio; el lanzador Jhonny Córdoba y los peloteros Marcos Solís, Lluily De León y  Heriberto Jiménez.

El ministro Papadimitriu, en compañía de las autoridades y de los atletas, hizo un recorrido por los locales de más de 30 instituciones gubernamentales que brindaron a los colonenses servicios gratuitos en: medicina general, odontología, asesoría legal, becas, eventos artísticos y actividades deportivas. También se efectuó una donación al Colegio.

Como agradecimiento por su visita a la ciudad de Colón, Kevin Delay obsequió al ministro Papadimitriu un balón de baloncesto autografiado, el cual fue recibido con mucho entusiasmo por el representante del Ejecutivo.

Durante esta actividad social y deportiva, miles de niños y jóvenes colonenses que llenaron la Arena Panamá Al Brown, participaron de charlas dictadas por parte de los atletas en cada una de las clínicas y competencias, entre ellas,  la clínica de baloncesto a cargo de Kevin Dale.

GOBIERNO NACIONAL

¡JUNTOS HACIENDO UN MEJOR PANAMA!

<>

Reportaje publicado el 21 de agosto de 2010 a las 22:47 en Facebook por la autora a quien damos todo el crédito, el mérito y la responsabilidad que le corresponde.

A 125 años del ahorcamiento de Pedro Prestán

La opinión del periodista colonense….

DAVID  M.  PÉREZ

En lo que hay de polémico en el caso de Pedro Prestán está la determinación de si fue o no el bandido o malhechor y el incendiario de la ciudad de Colón que en el veían sus enemigos políticos y personales.   La Historia Universal está llena de ejemplos:   ‘bandidos’ y ‘malhechores’ fueron siempre, para los dictadores, tiranos y prepotentes, los hombres que se rebelaron contra la injusticia y lucharon a brazo partido por sus principios, sobre todo si se levantaron en armas y la suerte les fue adversa.   Y los que afirman que Prestán quemó la ciudad de Colón, apuntalan su aserto en el veredicto rendido por sus verdugos, sin entrar a analizar el proceso’, Max Salabarría Patiño; Colón en los Predios de la Historia.

De ideología política liberal,  Prestán perteneció al grupo radical que se opuso a la segunda administración de Rafael Núñez, cuya maquinaciones políticas dieron al traste con la Constitución de Río Negro y convirtieron al Istmo de Panamá, de Estado soberano en un Departamento más de Colombia.   Pedro Prestán encabeza en la ciudad de Colón el movimiento revolucionario contra el régimen Nuñista,   y fue de hecho,  jefe civil y militar de la plaza en el rango de general, desde el 17 hasta el 31 de marzo de 1885.

Durante este período Prestán hizo arrestar al cónsul de EE.UU en Colón, a dos oficiales del buque de guerra estadounidense Galena y a dos empleados de la Pacific Mail S.S. Co.,   la agencia del barco que había traído rifles y municiones destinados a los revolucionarios, y cuya entrega no se realizó: Prestán le advirtió al comandante de los buques de guerra estadounidenses surtos en el puerto, que cualquier intento de agresión por parte de ellos haría peligrar las vidas de los rehenes y de los estadounidenses residentes en la ciudad.

Puso en libertad a los rehenes al recibir del cónsul de EE.UU. seguridad de que las armas serían entregadas.   La promesa quedó incumplida.   Volvió entonces a arrestar a uno de los empleados de la Pacific Mail, y este se dio a la fuga, aprovechando el parpadeo de sus guardianes durante el desarrollo del combate que sostuvo el 30 de marzo en Monkey Hill (Hoy Monte Esperanza),  entre las tropas gobiernistas que llegaron a Colón y las fuerzas revolucionarias.

El 31 de marzo de 1885, al replegarse las fuerzas revolucionarias, la batalla cambio de escenario, de Monkey Hill al centro de la ciudad. Como a las dos de la tarde, la ciudad empezó a arder.   Con un puñado de hombres Prestán buscó refugio en Isla Margarita, al otro lado de la bahía y frente a la ciudad, allí pasó la noche del 31 de marzo.   Después se dirigió a Portobelo, y de allí siguió rumbo a Cartagena, con el propósito de unirse las fuerzas rebeldes comandadas por el general Gaitán Obeso y ‘ayudarlo en la noble tarea de librar al país de una dictadura afrentosa… y poner coto a las bastardas pretensiones de los altaneros Yanquis, quienes pretendían apoderarse del Istmo’,   según él mismo señaló.

En Colombia, cuando intentaba llegar a La Guajira y adentrarse en Venezuela, lo tomaron preso unos voluntarios conservadores, y fue regresado a Colón a donde llegó encadenado el 11 de agosto de 1885.

Tres meses antes, el 6 de marzo de 1885,  mediante un Consejo de Guerra sumarísimo, el gobierno nuñista había ahorcado en Colón a dos compañeros de Prestán: El haitiano Antonio Patroouzeille y al jamaiquino George Davis, alías ‘Cocobolo’, ambos pertenecientes a la denominada ‘Legión Extranjera’ (Llamada así por estar compuesta por extranjeros residentes en la ciudad de Colón).   Se les acusó de ‘cómplices de Prestán en el incendio de Colón’, y se les encontró culpables. Ambos habían sido detenidos por los Marines norteamericanos, los cuales estaban en tierra, antes que se produjera el incendio de la ciudad.  La condena y posterior ahorcamiento de ambos compañeros de Prestán eran el mejor presagio de que sobre él mismo pesaba toda la condena de sus acusadores antes de ser juzgado.

Prestán proclamó su inocencia en todo momento, con serenidad y firmeza:   En las cartas a su esposa y a su amigo Bergman.

El martes 18 de agosto de 1885, a las doce del día ahorcaron a Prestán. Antes de morir perdonó públicamente a sus enemigos y sublime fue su gesto de dignidad cuando, al pedirle el verdugo que se colocara él mismo el nudo alrededor del cuello, le dijo mirándolo fijamente a los ojos. ‘No. Yo no sé ahorcarme’.

‘Yo perdono a mis jueces de la tierra para que el Juez Supremo me reciba como Mártir’, destacó Prestán, quien con el tiempo ha sido reivindicado por la comunidad colonense y la nacional, con motivo de la celebración del Centenario de su injusto ahorcamiento, en el año de 1985,   por resolución No. 101-30-48 de 24 de septiembre, el Consejo Municipal de Colón reconoció la inocencia de Pedro Prestán de los cargos de incendiarismo por los cuales se le condenó cruel e injustamente y lo declaró Hijo Meritorio de Colón.

<>
Este artículo fue publicado el  19 de agosto de 2010  en el diario La Estrella de Panamá,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Soluciones para Colón

La opinión de la ciudadana colonense….

.

ESTILITA GRIMALDO

Posibles soluciones ante la crítica situación de la ciudad de Colón, para mejorarla y lograr que sea otra vez la tacita de oro que una vez fue.

1. Seguridad;

2. Pedir a los diputados por Colón que presenten un Proyecto de Ley por medio del cual el 50% de los puestos de trabajo de la Zona Libre de Colón (ZLC) sean dados a colonenses; además, otro Proyecto de Ley que exija que la ZLC no sea solo depósitos y deshechos, sino que disponga de áreas verdes, para mejorar su aspecto. Un mínimo de 15% del área de la ZLC debe ser embellecida y enverdecida.

3. Destinar un 25% de las ganancias de la ZLC a Colón para;

a) Nombrar suficientes policías para patrullar en coche y a pie;

b) La construcción de viviendas en las afueras de la ciudad, subvencionadas y mantenidas por el gobierno, donde reubicar a quienes actualmente viven en edificios insalubres, que deben ser derrumbados y en su lugar crear zonas de esparcimientos para la juventud y estacionamientos, para mejorar la circulación y no tener que eliminar las aceras;

c) Hacer obligatoria la enseñanza primaria y secundaria e invertir en mejorar los planteles y construir nuevos;

d) Aumentar los salarios de los maestros de Colón para incentivar a los mejores maestros a que trabajen en Colón;

e) Ofrecer becas universitarias a los alumnos sobresalientes que terminen la secundaria.

4. Pasar una Ordenanza Municipal que obligue a los dueños de establecimientos a tener un solo rótulo anunciando el negocio y a pintar como máximo cada dos años;

5. Uniformar el código de rótulos de modo que Colón adquiera coherencia como ciudad;

6. Imponer multas por tirar deshechos al suelo;

7. Imponer multas a quienes se estacionen donde está prohibido y asignar personal para hacer cumplir estas ordenanzas; y

8. Diseñar un Plan de Embellecimiento de la ciudad y nombrar un comité de ciudadanos interesados, que trabaje con las autoridades locales, para lograr armonía entre las áreas comerciales y residenciales.

<>

Este artículo fue publicado el 30 de julio de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quienes damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

MIVI licitó proyecto habitacional para Colón – Ubicado en Sabanitas

La noticia y la foto publicada en nuestro perfil en Facebook por la colaboradora editorial y activista política….

Jennie Gonzalez 

En el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial, tuvo lugar hoy la licitación pública para la construcción del Proyecto Residencial, “Manuel Castillo”, en el corregimiento de Sabanitas, provincia de Colón.

Este megaproyecto residencial contará con 500 apartamentos y estará ubicado en la vía hacia Portobelo, a un lado de la Barriada Santa Rita.

En el acto de contratación pública presentaron sus ofertas las empresas Constructora NOVA, S.A., por un valor de B/.25,894,000.00 e Ingeniería REC, S.A. con una propuesta de B/.25,557,706.96. El precio oficial fue de B/.26,750,000.00.

Según el proceso, partir de la licitación la documentación se sube a Panamá Compra para notificar de las propuestas que participaron en el acto y, seguido hay tres días hábiles para que las empresas subsanen los documentos que no han presentado.

Luego, las propuestas se envían a Comisión Verificadora que tiene 20 días hábiles para dar un dictamen del cual surge la resolución de adjudicación a la empresa ganadora.

Cada edificio tendrá una planta baja y tres altos, con apartamentos de 45 metros cuadrados distribuidos en sala- comedor, cocina, baño, 2 recámaras y área de lavandería.

El nuevo conjunto habitacional estará equipado con una Subestación de policía, un Centro de Orientación Infantil, 2 canchas de fútbol y 2 de uso múltiple, 2 parques, una Casa Cultural y una planta de tratamiento de aguas residuales.

A las facilidades ya mencionadas se suma la construcción de una cancha de fútbol sintética con sus respectivas graderías, sobre un terreno de la Junta Comunal, para uso abierto a los pobladores de Santa Rita y de todo el corregimiento de Sabanitas

En el acto público estuvieron presentes el Ministro Carlos Duboy; el Viceministro, Jaime Ford; el Gobernador de Colón, Pedro Ríos; el Honorable Diputado, Mario Lazarus; el Gerente de la Zona Libre, Leopoldo Benedetti y el Representante de Sabanitas, Marcos Valdés.

Miércoles, 7 de julio de 2010

<>

Etiquetados en esta foto el 10 de julio de 2010 en Facebook por la autora, a quien damos todo el crédito, el mérito y la responsabilidad que le corresponde.

Con Panamá, la Patria

La opinión del político…

Rafael  Pitti

Uno de los principales objetivos de quienes a través de comentarios escritos de opinión expresamos críticas o cuestionamientos, lo hacemos con el interés de llamar la atención sobre X o LL asunto, a fin de corregir y aportar ideas en la búsqueda de soluciones. Dentro de ese marco de referencia, continúo sobre el escrito anterior de la Cruzada Por La Paz, que esperamos no abdique y logre noble propósito.

El elaborar agresivos programas con el Poder Popular, lo simplifico en la implementación de Planes Pilotos que se inicien en corregimientos de mayor conflicto y alto índice de violencia y delincuencia.

Es prioridad que a través de volantes en dichas áreas se anuncien los beneficios del proyecto como método de captación y motivación.

El desarrollarlo integralmente requiere recurso humano y capacidad financiera, para atacar los orígenes del mismo como son el ocio, desempleo y deserción estudiantil entre otros.

La preparación y capacitación de los participantes en carreras técnicas o convencionales cortas, que garanticen una real oportunidad a través de “mi primer empleo”, granjas auto sostenibles u otras alternativas emprendedoras organizadas, elevarán su auto estima, generaran confianza, credibilidad y deseos de participación en el resto de la comunidad. Este factor multiplicador los integrará y convertirá de forma tangible, en ciudadanos productivos y de vida decorosa en la sociedad.

No obstante es imprescindible señalar que dentro de lo positivo en el liderazgo de algunos medios de TV en la tarea, la misma debe conllevar un análisis del rol que juegan ellos mismos en la programación diaria, donde se transmite excesiva violencia, carencia de orientación y educación en asuntos puntuales.

De la misma manera se agrega una saturada inducción al juego de suerte y azar rematando con el crédito otorgado a prácticas quirománticas, que magníficos dividendos económicos produce, pero que a la vez es una endemia que corroe y deteriora a la familia. Esto forma parte de la reingeniería necesaria para lograr minimizar las actuales circunstancias si en realidad existe disposición y voluntad.

Sin embargo, esta también la parte más importante en la hoja de ruta o eje temático del proyecto; la percepción o visión que proyecta el jefe de familia, en términos concretos, el Estado.

Uno de los argumentos generalizados es que todo el mundo es ladrón y que se llega al gobierno a ello. En ese sentido, la transparencia y rendición de cuentas tiene que ser específica y eficaz, ya que la suspicacia rebasa fronteras.

Hay que predicar con el ejemplo para que el freno evite desbocamientos en sobre costos de obras como el que se percibe en el anuncio de 228 millones para construir los 14 KM de carretera en Colón. Este y otros asuntos me pone a pensar y reflexionar sobre lo que existe hoy y el oneroso legado a las futuras generaciones.

“El que no aplique nuevos remedios debe esperar nuevos males, porque el tiempo es el máximo innovador”. Sir Francis Bacon (1561-1626). Filósofo y estadista británico.

<>

Este artículo se publicó el  10  de julio de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Referéndum en Colón

La opinión de….

Jorge Luis Macías Fonseca

El ejercicio realizado en la Universidad de Panamá, este 9 de junio, merece una reflexión serena, no solo por el acto en sí, sino por los resultados. Previo al referéndum, las posiciones encontradas de los líderes exponían las razones por las que optaban por una u otra oferta.

Las críticas más duras al sí reeleccionista rechazaban, con vehemencia, la figura del actual rector. El tiempo de permanencia en el cargo y los resultados (calificados de no óptimos) de su gestión. Contrario a eso, los que apoyan la reforma de la actual ley universitaria para permitir la reelección de las autoridades, argumentan razones de diligencia y eficiencia, avance de la institución, por lo que decían que: “Si el camino es correcto por qué cambiar el rumbo”.

El balance de los resultados debe hacerse de manera objetiva. En efecto, el sector de los estudiantes mantuvo una posición adversa a la reforma, y en consecuencia asumió una posición anti reelección, no ocurrió igual con los sectores docentes y administrativos.

Lo que importa, entonces, es examinar las razones del comportamiento de los diferentes estamentos. Y, precisamente, ese balance llevaría a conocer las razones de las conductas asumidas. El análisis para su mayor objetividad tendría que atender las particularidades, para ver el todo en su conjunto. Y eso pasa por conocer las motivaciones de los votantes, que no necesariamente tienen que ver con los argumentos de los que lideran una u otra corriente.

En el caso del Centro Universitario de Colón, los resultados favorecieron el sí a la reelección, tomando en cuenta la ponderación en razón del 33% para cada estamento. Desde luego, las cifras en el sector docente reflejaron una alta participación (de 316 habilitados para votar, lo hicieron 279) que llevó a que el 20.6% de los profesores votara a favor y 12.08% contra; en el sector administrativo de 106 votos emitidos, 28.5% votó sí y 4.3.%, no. En el sector estudiantil un 19% favoreció el sí y un 13.4%, el no.

En Colón, no obstante, el debate adquirió otras connotaciones. A mi juicio se centró en la valoración hecha a uno de los impulsadores del no, justamente un ex director de esa unidad académica, cuyas realizaciones no fueron del todo favorables al CRUC; un ex miembro de la Asamblea Nacional –en su momento– favorecedor de la ley que permitía la reelección en la Universidad de Panamá, pero además miembro –en su momento– por un largo periodo (cerca de 14 años) de los consejos Académicos y General de la UP, igualmente en reelecciones.

De manera que el voto sí adquirió en el CRUC un carácter recriminatorio y de mucha conciencia ante comportamientos que no han sido correspondientes con la confianza y la voluntad depositada por los colonenses, birladas a favor de intereses particulares. Cada acto en el CRUC será aprovechado para combatir los comportamientos de quienes ha vivido de la universidad, no vivido la universidad.

<>

Este artículo se publico el 22 de junio de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

El Colón que yo conozco

La opinión de la Ex Candidata Presidencial…..

.

Balbina Herrera Arauz

Quiero hablar del Colón que conozco, el profundo, del cual muy pocas personas hablan, o que sencillamente no les interesa conocer.

Es una de las ciudades mejor trazadas en América Latina. En ella hay “tres Colón”: el de las 16 calles, el de la carretera Transístmica y el de las costas y montañas, tiene hermosas estructuras como la mansión Blanche; con esos edificios art deco que pocos conocen.

El Colón de los artistas, rastafari, el de hombres y mujeres que bajo esos pasillos inmensos juegan dominó. Y no porque no tengan otra cosa que hacer, sino porque después que salen de sus trabajos, se integran y hacen comunidad.

El Colón de las iglesias que tienen sus comedores para niños que con esfuerzos propios hacen comidas para cientos de ellos, estudiantes del Abel Bravo, del Rufo A. Garay que con orgullo lucen peinados con trenzas con sus mezclas de colores son afrodescendientes, chinos, indostanes, árabes, hebreos, españoles y de la etnia kuna, mezcla extraordinaria y hermosa de esa provincia.

Veo sus mujeres que se ubican fuera del mercado donde venden sus billetes y todo lo que con ellas puedan encontrar. Veo en ellos rebeldía interna de no dejarse caer. Contrario de nuestra ciudad capital, te hablan de los números de las calles. Calle tres, calle cinco, calle seis, calle once y la dirección de sus casas la encontrarás en la 20-18, 50-50.

Su bella playita donde algún día podrán volverse a bañar. Paso obligado es el restaurante Eugenio para pedir una taza de café, un huevo “medio medio” y una harina como ellos le llaman a la hojaldre; al restaurante Nacional donde te encuentras a los políticos.

Te vas a la carretera y te encuentras otro Colón, de la gente que trabaja en el campo y en la zona libre, a las madres que les cuesta mandar a sus hijos a la escuela, pero que con orgullo te dicen, soy de Colón.

El Colón de costas y montañas con paisaje exuberante, donde puedes hablar con sus habitantes, Yira, Betzaida, Nelson, con pies descalzos, Candadida, Piña y Virginia que te dice “ya tenemos carretera hasta Miguel de la Borda”.

En Colón hay profesionales que se quedan en la provincia a pesar de las vicisitudes y hoy quiero saludar esa nueva generación que siente el compromiso de convertirse en profesional y no salir de esta hermosa provincia.

Por eso es que Colón tiene un embrujo, ese que nos llena a los hombres y mujeres que sabemos lo que significa pasar dificultades y que a pesar de ellas nos convertimos en hombres de bien.

Ese es el Colón que queremos, ese es el Colón que quiero, ese es el Colón que no voy a olvidar jamás, por siempre voy a estar con él y su gente.

<>

Este artículo se publicó el  21  de junio de 2010 en el diario  El Panamá América,  a quienes damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Crisis en el Municipio de Colón

La opinión de…..

..

Jorge Luis Macías Fonseca

Desde hace muchísimo tiempo la vida municipal en el distrito de Colón se encuentra paralizada.   Esto, desde luego, tarde o temprano, iba a generar situaciones de conflicto.  Desde la administración pasada se advertían problemas que iban desde la casi imposibilidad de hacerle frente a los compromisos económicos, como el pago de la planilla a los servidores municipales, hasta la cancelación oportuna de las cuotas a la Caja de Seguro Social.

Si a esto se le agrega la errática administración del periodo pasado, que ni siquiera pudo hacer una buena obra municipal que quedara para la posteridad y beneficiara a toda la comunidad colonense, era claro que en algún momento la situación iba a hacer eclosión, incluso, si se hubiese dado el caso que se mantuviera la anterior administración municipal.

Es obvio que la ascensión de una nueva administración, que se planteara reivindicar la cosa municipal, iba a estrellarse irremediablemente con una realidad que le era adversa. De allí, entonces, la necesidad de fortalecer el marco de la capacidad administrativa y financiera de un municipio desarrollista, de manera transparente y con rendición de cuentas.   Esto tendría que conducir a crear las condiciones para construir un municipio en perspectiva y de un exitoso futuro para los colonenses.

Ahora bien, los últimos acontecimientos acaecidos en el municipio de Colón, traen al tapete una serie de asuntos que deben ser observados con detenimiento. Por un lado, la concepción del desarrollo de la municipalidad que tiene la administración alcaldicia y, por el otro, la que tiene la comunidad que pudieran no ser coincidentes.   Todo esto pasa por una discusión seria que tiene como punto sustantivo: la descentralización municipal, en donde la participación ciudadana es factor esencial en la toma de decisiones.

Es claro que no existen los mecanismos de intervención del ciudadano en la cosa municipal, por medio de la consulta permanente.   Las representaciones indirectas de la población por medio de los consejos municipales cumplen un cometido de manera parcial y no de forma mucho más amplia. De allí la necesidad de activar cabalmente las juntas comunales con el apoyo de las alcaldías, para que se logren resultados satisfactorios y para que la gente participe de las decisiones comunitarias.

El ejemplo del gobierno central es plausible. El interés por llevar a consulta pública una serie de intereses es correcto, pues se gobierna para la gente, y ella tiene que ser parte de las decisiones que las pudieran afectar.

La contradicción entre el Municipio de Colón y la comunidad ha llegado a los niveles de confrontación en donde las descalificaciones, las diatribas, las detenciones y las posiciones de fuerza, han suplantado al debate sereno y reflexivo.

La propia realidad crítica de Colón, con índices de violencia alarmantes y situaciones sociales difíciles, obliga a que todos, sin prejuicios, encontremos las vías del entendimiento para poder plantear con seriedad fórmulas de avances, para una sociedad que tanto lo necesita.

<>

Este artículo se publicó el  12  de mayo de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Ministro de Vivienda, Carlos Duboy hace recorrido tras incendio en Colón

La nota para el Grupo Oficial en Facebook del Gobierno del Cambio Martinelli-Varela por la activista política…..
.
JENNIE  GONZALEZ

El Ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Carlos Duboy junto a su equipo de trabajo, se aproximaron a la Barraca 6069, en la Calle 6 y 7 entre Bolívar y Balboa en la provincia de Colón, tras registrase un voraz incendio que dejó como resultado tres muertos, una mujer de 20 años y sus dos hijos.
El inmueble afectado por la llamas albergaba a 44 familias humildes de esta provincia quienes fueron sorprendidos en horas de la madrugada con esta tragedia.

El Ministro, Duboy y autoridades locales se reunieron para evaluar la situación y seguidamente realizaron un recorrido por el lugar de la tragedia y conversaron con las familias afectadas llevándoles ayuda por parte del Gobierno Nacional.

El Titular de Vivienda, Carlos Duboy, lamentó lo sucedido con estas personas que lo perdieron todo, por lo que conversó con ellos señalándole que trabajaran arduamente para que tengan nuevamente un techo seguro lo más pronto posible.

Duboy, agregó que en Colón existen más de 400 viviendas condenadas y que se está trabajando para empezar a demoler y reubicar a las familias en áreas mucho más seguras.

La Dirección de Desarrollo Social del Mivi quedó en el lugar del incidente para hacer las inspecciones correspondientes.

GOBIERNO NACIONAL

¡ JUNTOS HACIENDO UN MEJOR PANAMA !

<>

Publicado el 27 de abril de 2010 en Facebook por la autora a quien damos todo el crédito y la responsabilidad que le corresponde.

Investigación Científica en el CRU de Colón

La opinión del Docente Universitario…..

JORGE L. MACÍAS FONSECA

La razón sustancial de la institución universitaria es la investigación. Precisamente como productora de conocimientos, tiene como camino viable la indagación científica.

En 1984, Abdiel Adames, con motivo del “Año de la Investigación Científica”, señaló entre una “serie de factores específicos que limitaban los afanes científicos y tecnológicos locales”, la: “Falta de una eficiente utilización de las instituciones (universidades) y de los recursos humanos calificados existentes actualmente…”.

Coincidente con este planteamiento, en 1997, Luis Wong Vega, en un artículo publicado en, La Prensa , titulado: “Problemas y Miserias de la Investigación Científica, indicó que: “Las condiciones de infraestructuras, tanto de universidades, como en centros de investigación son bastantes malas”. También se refirieron a los recursos destinados al subsidio de esta actividad, a los pocos servicios científicos tecnológicos: bibliotecas especializadas, laboratorios, talleres, centros de documentación, y otros, así como la exigua remuneración al profesional dedicado de manera exclusiva a la investigación.

L. Won Vega decía al respecto que: “De ser afortunado como para haberse conseguido un trabajo, la remuneración generalmente es muy mala… muchos profesionales sumamente capacitados tienen que abocarse a buscar dos o tres trabajos simultáneos… convirtiéndose en “pulpo académico”.

No obstante lo señalado en la actualidad el panorama parece encontrar un aspecto algo alentador. Xavier Sáez Llorens, explica en el artículo titulado: “Investigación Científica y primer mundo”, publicado en La Prensa , el 12 de agosto de 2007, que se avanza en este terreno: “Por fortuna, no todo es desesperanzador. La investigación científica está transitando por sendero de avanzada. Por un lado SENACYT está haciendo una labor quijotesca …Por el otro lado, el Instituto Gorgas está robusteciendo la cantidad y calidad de investigación de su personal”. A pesar de ello, todavía hay una situación que debe ser superada.

La Estrella, el 11 de junio de 2009, publica: “Mala Nota en Investigación”, con firma responsable de Darma L. Zambrana, dice que en el: “Índice Global de Competitividad en 131 países, Panamá figura en la posición 87”.

Colón, es un área con sus particularidades geográfica-históricas y con una realidad presente, que merece ser estudiada, para proponer fórmulas de desarrollo. Es un laboratorio social, que obliga a que el CRUC, se convierta en una fuente de propuestas serias, lo que solamente es posible por medio de un planteamiento, producto de la investigación científica. Los planes de desarrollo propuestos para Colón, no salen del CRUC. No hay análisis de las situaciones educativas, sociales, económicos, ni culturales.

Con un número importante  de docentes de dedicación completa no hemos podido desarrollar una actitud hacia la investigación que sea de aporte para Colón.   Los que hemos intentado algo terminamos quedados en el camino, quizás por lo que señalaban, Adames y Wong Vega, aún a pesar de los esfuerzos de la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado de la Universidad de Panamá desplegados a favor del CRUC.


<>

Este artículo se publicó el 8 de abril de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Las cometas que el viento se llevó

La opinión de….

.

Ananías Alberto Montenegro Correa


En los años 1960-1962, desde noviembre se sentían los vientos alisios o brisas navideñas acariciar nuestro litoral colonense.    Era el aviso de que ya la Navidad estaba a la vuelta de la esquina y con ella la entrada del fresco verano y la terminación de las clases en febrero.   Le pedíamos al Niño Dios bicicletas Raleigh, patines Winchester, escopetas de balín Daysi (BB Gun), rompe–clavos Levy’s, zapatillas pumps Converse, etc.

Siempre hubo consenso entre los miembros de la pandilla con respecto a qué íbamos a hacer para las vacaciones. Las entretenciones más comunes de la época eran la pesca, jugar “farandilida” (following the leader), “roldón” (run down) la lata, ringalillo, etc.

Pero una de las vivencias más apasionantes era el vuelo de cometas. Estas se hacían de virulí, papel crespón, goma e hilo pabilo. Primero se armaba el esqueleto en forma de cruz y luego se le pegaba el papel con la goma. Se le amarraba una cola o tira de trapo de unos tres metros y un rabito más corto para controlarla mejor.

Artesanos más diestros las dotaban de zumbadores o run run armándoles una entrada curva a manera de toma de aire en la parte delantera atravesándoles un hilo entorchado en papel espiral, y en su parte trasera un espacio libre entre el virulí y el papel. Todo esto con el propósito de lograr más aerodinámica y acústica del zumbador.

Entre las variedades de cometas existían los panderos que no eran otra cosa que cometas gigantes. Los olvidados “gallinazos” que se confeccionaban con una hoja de cuaderno y se volaban solamente con el hilo. No tenían colas. Era un simple origami.

La imaginación y creatividad de los voladores de cometa los llevó a inventar la técnica de “envío de mensajes”. Esta consistía en insertar un pedazo de papel redondo con un orificio en el centro desde la salida del hilo en la carretilla. Con la fuerza del viento los “mensajes” subían, subían y subían hasta llegar a la propia brida de la cometa. Cuando esto se lograba, la satisfacción era indescriptible. El mensaje había llegado al cielo.

Otros, con mentalidad más desafiante y malévola, amarraban hojas de afeitar Gillette al final de la cola de la cometa y con extrema destreza las acercaban a cometas vecinas con el propósito de cortarles el hilo terminando así con su vuelo o con su vida derribándolas. Basado en esto sobrevinieron entonces los “kaitfait” (kite fight) o peleas de cometas. Ahora cada cometa tenía su Gillette y empezaba el desafío en las alturas. La cometa “bitopiada” (beat-up) o derrotada era rescatada (o no) por su dueño dependiendo del lugar y la distancia de su caída final. Obviamente las que más alto volaban, caían más lejos, en ocasiones a varios kilómetros de distancia. Unas terminaban en los cables eléctricos, techos, árboles o en el titilante Caribe colonense, y ahí morían derrotadas. Los voladores inconformes regresaban donde los cometeros a pedirles cometas más fuertes con la intención de vengar sus derrotas.

Cuarenta años después vendrían las de tracción para los más fuertes, pasando por las acrobáticas de dos hilos para los habilidosos, pero ninguna como aquellas peleadoras, mensajeras y zumbadoras que surcaron el cielo colonense.

<>

Artículo publicado el 15  de marzo de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Medio siglo de ciencia marina en Colón

La opinión de…..

.

Stanley Heckadon-Moreno


En las goteras de Colón, en un sitio de incomparable belleza caribeña, un puñado de biólogos del Instituto Smithsonian echó a andar, en 1959, el Laboratorio Marino de Punta Galeta, utilizando un viejo caserón de la marina estadounidense que databa de la II Guerra Mundial.   Sitio ideal para estudiar los arrecifes de coral, manglares y pastos marinos; para identificar las especies que los habitan y comparar las diferencias entre el Caribe y el Pacífico, luego del surgimiento del istmo de Panamá.   Las primeras publicaciones científicas aparecieron en 1961, hoy sobrepasan las 400.   En 1973 se inicia el monitoreo del Caribe, para entender su comportamiento a largo plazo.

En el año 2000 se echó a andar el programa de educción ambiental marina, para tender puentes entre el laboratorio y las escuelas del país.   Para motivar a los estudiantes por la naturaleza  y elevar su conciencia ambiental.   Ese año 200 estudiantes visitaron Galeta que sólo contaba con una guía naturalista.  Una década después, 65 mil estudiantes han pasado por el programa, 80% de ellos de escuelas primarias públicas, atendidos por los 14 guías del Laboratorio, mayormente estudiantes del Centro Regional Universitario de Colón.   En el programa de voluntariado participan docenas de estudiantes de secundaria que aprenden cómo se hace ciencia en una estación de campo y a trabajar en equipo.

Con apoyo de la Universidad de McGill, Canadá, se inició en 2003 el programa de desarrollo comunitario dirigido a los pescadores del barrio de La Playita.  En 2006 comenzaron las “Charlas Smithsonian del Mes”, para que los investigadores compartiesen con la comunidad los resultados de sus estudios.  Programa hecho posible también por la generosidad de un hotel local y dos radioemisoras que dan espacio radial para invitar a los colonenses.

A partir del año 2007 Galeta comenzó a capacitar maestros, dotándolos con los últimos conocimientos y metodologías de las ciencias a fin de elevar la calidad de la enseñanza en las aulas.   Por este programa han pasado docentes de Colón, la costa arriba, la costa abajo, lago Gatún y la Transístmica.

Se han dado pasos en la enseñanza a larga distancia. Se trasmitió en vivo, acerca de la importancia de los manglares y corales, a las escuelas de Nueva Jersey;  luego, a una audiencia global en 84 países, en el marco de un programa sobre cambio climático organizado por el Instituto Smithsonian. Próximamente se iniciarán programas dirigidos a las escuelas del país equipadas para video conferencias.

Solo la generosidad de los amigos de la ciencia y la educación, en Colón y el exterior, ha permitido hacer continuas mejoras: biblioteca, acuarios, senderos, terraza de observación con telescopios, muelle flotante, malecón, áreas de merendar, baños y cámara web submarina; y programas de becas para que estudiantes de secundaria y universitarios puedan realizar proyectos de investigación en Galeta.

En sus seis décadas, enorme ha sido el aporte del Laboratorio Marino de Punta Galeta a las ciencias, la educación y la conservación de la naturaleza costera tropical.  Lamentablemente, su futuro es incierto. Es posible que desaparezca como muchos laboratorios científicos en el Caribe.   En Colón, el afán del lucro a corto plazo ha entronizado un devastador estilo de desarrollo, insostenible en lo ecológico y lo social. El precio que Colón pagará, por destruir sus arrecifes, manglares, bosques y humedales, será simplemente impagable.

<>

Publicado el 28 de febrero de 2010 en el Diario La Prensa,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.