De la conducta del actual gobierno, depende el futuro del PRD

La opinión del Empresario…..

ccccccxxx

Guillermo Roca Rivas

La aplastante derrota que sufrió el gobierno pasado frente al candidato de la oposición en el pasado torneo electoral, se debió a una serie de motivos y escándalos públicos, en donde la sociedad electoral les pasó la factura en base a sus errores y la prepotencia y el poseismo del CEN y la cúpula de sus directivos, en el sentido de postular los candidatos menos populares y carismáticos para dirigir el destino de la nación en el episodio más vulnerable en la historia de la nación, a pesar de contar con figuras en su seno de mayor trayectoria política, social humana y patriótica.

Esos resultados electorales nos puso en evidencia la madurez del pueblo panameño en cobrarse los errores de los malos gobiernos durante sus períodos administrativos.

Ello trae como advertencia que de la conducta del actual gobierno depende el futuro del PRD, es decir que si este gobierno no cambia el rumbo del país con respuestas positivas sufrirá la misma suerte del gobierno pasado, y ello depende no solo del presidente sino de toda su burocracia estatal.

Hay que obviar el poseismo tradicional de que yo soy amigo íntimo del presidente, que fui el que más voto arrojé y más diputados y representantes de corregimientos aporté a la nación, porque según la conducta de cada cual depende la confianza y la credibilidad del pueblo, en el próximo torneo electoral del 2014.

A través de la historia política y electoral del país, todos los colectivos políticos han tenido sus bajones pero han quedado figuras que representan la reserva moral, política, personal y patriótica que, conociéndolas a tiempo, pueden ser la reivindicación de sus colectivos en el futuro. Muchos elementos de valla política, personal y patriótica, han sido desconocidos por culpa de los elementos de la cúpula y el CEN de los partidos políticos.

Yo soy apolítico, y renuncié de mi partido por la discriminación socio-política y personal de los de más arriba, y hoy solo me ocupo de observar la conducta de los políticos tradicionales para alabar o cuestionar sus actitudes, en la creencia que con ello estoy contribuyendo con la nación.

<>

Este artículo se publicó el  22  de mayo de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

De monos gordos y delitos sin castigo

La opinión de…..

.

Guillermo Roca Rivas

En Panamá abundan las denuncias y escándalos públicos, pero poco se conoce de sus autores.   Los diarios publican denuncias de hechos que atentan contra del erario público, la moral, el sistema político, jurídico, administrativo, social y judicial; lo que afecta la imagen y el patrimonio de la Nación.

Como vemos, esos grandes escándalos se registran en todos los ámbitos de la sociedad y los mencionados, casi siempre, son altas figuras de la política o de las esferas económica y social de las diferentes administraciones del Estado.

Llama la atención que en algunos de los casos nadie resulte culpable o detenido, así lo dice la historia; mientras las cárceles se mantienen repletas de delincuentes comunes.

En algunos momentos, gracias a la divulgación a través de los medios de comunicación, algunos de los involucrados han sido llamados a rendir indagatoria, pero a la postre nadie ha salido culpable, aunque sea evidente el daño contra el patrimonio de la Nación.

Desconocemos si los profesionales del derecho con base en la solvencia o la personalidad política y social de sus clientes se convierten en mejores profesionales, al buscar los más recónditos recursos y artimañas para aplicarlos en su defensa, o será que las autoridades respectivas se hacen de la vista gorda en los asuntos que afectan al país. Lo digo porque no hemos visto a un verdadero mono gordo tras las rejas por los daños ocasionados al erario nacional.

Cuando han surgido los esporádicos escándalos públicos, la sociedad se anima con la esperanza de que se haga justicia, pero a la postre queda burlada, y los delincuentes de cuello blanco quedan en el anonimato, mientras tanto –reitero– nuestras cárceles siguen hacinadas de delincuentes comunes.

Muchos de estos monos gordos, que cuando fueron parte del gobierno se creyeron que la Nación era un patrimonio familiar, abusando de sus leyes, su economía y sus privilegios, hoy pretenden venderse como los grandes panameños, sin contar con la autoridad moral, política y patriótica ante el resto de los panameños.

<>

Este artículo se publicó el  27  de abril de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Otra mentira de los políticos a la patria

La opinión del Empresario…..

,

Guillermo Roca Rivas

A menos de un año de haberse encargado el nuevo gobierno del destino de la patria se viene escuchando dentro del ambiente político censuras, amenazas, descontentos y pretensiones de cambios y renuncias debido al incumplimiento de promesas electorales.

Algunos de la oposición se están inscribiendo en partidos del gobierno con la idea de buscar mejores beneficios para sus intereses, algo muy común en la historia política del país, que no lleva el aval de un patriotismo honesto y de respeto a su propia dignidad personal y política.

Pero mucho peor es aquél que siendo parte de un partido de la alianza del gobierno renuncia para inscribirse en otro de la alianza con mayoría jerarquía sino existe una causa o justificación.

Esa estrategia política significa una desconfianza e inseguridad en sus derechos del partido o de querer llegar a la cima del árbol político que representa el partido Democrático del presidente Ricardo Martinelli, a pesar de haber jurado lealtad a su partido desde su inscripción.

Esas estrategias y determinaciones de algunos políticos al decir que lo hacen con la intención de ayudar al presidente para hacer un buen gobierno son demagogas, comunes y tradicionales que en su fondo solo existe el interés de mantenerse bajo el paraguas, de los gobiernos de turno.

Decir que la patria está por encima de sus intereses, es otra mentira de los políticos, al observar que sus acciones rastrillan sus propias conciencias.

<>

Este artículo se publicó  el  27 de marzo de 2010 en el Diario El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Dirigentes que frenan el desarrollo del país

La opinión del Empresario…..


Guillermo Roca Rivas

Los gremios educativos, entre otros, se dan a la tarea de reclamar y exigir sus derechos, sin considerar las consecuencias y los perjuicios que ocasionan a la educación nacional en su calidad. En algunos casos invocan problemas y necesidades sociales, entre comillas, para justificar sus intenciones, y mantienen a la sociedad en la incertidumbre.

Igual sucede con los sindicatos laborales que libran una extensa guerra con los gobiernos y con la empresa privada en reclamo derechos, sin respetar las obligaciones de su membresía frente al sector privado; es decir, en ese sector los que mejor viven son sus líderes con sus privilegios y comodidades dentro del sistema.

No me une al Gobierno ningún vínculo ni intereses, solo soy un observador de su conducta. La oposición política a un gobierno es necesaria e imprescindible, de lo contrario se correría el riesgo de una dictadura civil. Las críticas y censuras son necesarias, pero para hacerlas hay que contar con autoridad moral, personal, patriótica y política.

Los críticos de hoy vienen del partido que perdió el poder en las urnas debido a los escándalos de todo tipo que lastimaron y ofendieron a la patria y a su patrimonio; gobiernos y elementos que en contubernio con los militares del pasado hicieron fortunas y atropellaron a los demás durante el nefasto episodio que registra la historia. Por eso, se dice que muchos elementos de algunos gobiernos del pasado no cuentan con autoridad de ningún tipo, mucho menos frente a los medios de información. El daño que le hicieron a la patria y a la sociedad lo vivimos hoy con la cultura del juega vivo, cuando se pretende vivir de los demás y del Estado, sin trabajar como Dios manda.

Observando la conducta de algunos dirigentes de los sindicatos y gremios, vemos que su intención es filtrarse en los diferentes movimientos a fin de pescar en río revuelto, empuñando la bandera con ideologías contrarias a la democracia para después explotarlas políticamente en las contiendas electorales.

Los panameños con sentido patriótico debemos ser cautos ante estas maniobras para evitarle a la patria un caos a futuro.

<>

Artículo publicado el 17 de marzo de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

La posibilidad de dos OEA: una democrática y otra comunista

La opinión del empresario…..
.

Guillermo Roca Rivas

En la reciente cumbre celebrada en Cancún México, 32 países de América Latina más los países del Caribe, se acordó la creación un nuevo foro hemisférico similar la antigua OEA., creada en la década de los 40 con una filosofía democrática en los asuntos internos de la región.

Dicha corporación se ha venido manejando desde ese entonces dentro de un ambiente democrático a pesar de ligeras diferencias entre si sobre todo desde la expulsión de Cuba por haber violado los preceptos que rigen a esa corporación latina.

Dichas diferencias internas han sido discutidas y aprobadas dentro de un ambiente de ligeras incoherencias como, fue el caso de la restitución de Cuba ante la OEA., sin exigirle las condiciones que establece el gremio regional, que es ajustarse al cumplimiento a la democracia entre sus miembros.

Posteriormente el golpe de Estado al Gobierno Constitucional de Honduras donde a pesar de la presión de sus miembros, nada se pudo hacer para restituir la democracia en su período de gobierno.

Desde allí se ha venido notando el deterioro, la desconfianza y la rivalidad en algunos de sus miembros hasta el extremo de ser calificada de marioneta de los grandes intereses políticos, económicos y sociales, de algunos de sus miembros inclusive Estados Unidos de Norteamérica.

En la cumbre de Río recientemente celebrada en Cancún, México, 32 países de la región, más los países del Caribe acordaron constituir un nuevo foro regional influenciado por el gobierno de Chávez y sus aliados de la región, a fin de constituir un nuevo foro regional con nuevos estatutos que serán aprobados y ratificados en la próxima cumbre que ha de celebrarse el próximo año en Caracas, Venezuela.

Según los entendidos, de construirse el nuevo Foro de Río o sea un nuevo gremio continental, la antigua OEA y sus estatutos quedarán sin efecto en su filosofía democrática y vendrá a restituir la nueva OEA con espíritu comunista manejada por los países del eje comunista de la región. Amanecerá y veremos.

<>

Este artículo  fue publicado el 13 de marzo de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Cargos públicos, a merced de los políticos

Guillermo Roca Rivas

Los cargos públicos, desde el más alto hasta el más bajo dentro de la administración del Estado, están bajo la merced de los políticos, inclusive, el de Presidente de la República, al que se llega mediante el voto popular.

Todos los cargos de elección popular y los del resto de los funcionarios de engranaje estatal son dependientes de los políticos, es decir, los políticos tienen sus ponzoñas en todos los estamentos del gobierno central, en los municipios y en la asamblea de representantes de corregimientos y de diputados.

El Ejecutivo, de hecho, está comprometido con los partidos políticos y sus líderes más representativos, mediante los pactos electorales, aportes económicos y los acuerdos en sus campañas electorales.

También influyen en el poder Judicial y en el Ministerio Público. Aunque se diga que su procedimiento se basa en la Constitución Nacional, en la elección de sus representantes o en sus nombramientos se filtran el poder y las influencias de los políticos. Esto queda en evidencia cuando contradicen lo que dicta la Constitución para cumplir con los compromisos personales políticos.

Es decir, es la manipulación de los políticos en la administración pública, en donde se observa la corrupción en los diferentes órganos del Estado, con nombramientos no idóneos, con el tráfico de influencias, con la incapacidad profesional y con la falta de respuestas a la sociedad.

A pesar de que la política es el ente más importante e imprescindible en la vida de la Nación, los males y vicios de sus protagonistas han deformado su filosofía, a tal grado, de explotarla para su conveniencia, poniéndola a nivel del negocio de las drogas y del lavado de dinero.

Por otra parte, algunos de esos malos políticos en su época de poder se creyeron que la Nación era un patrimonio de familia, creando grandes fortunas a costa del Estado e imponiendo una personalidad arrogante, prepotente y poseída, cuestionando y amenazando al semejante sin contar con una autoridad personal, moral y política en el seno de la sociedad.

Cuando en Panamá, tanto el hombre como la mujer en calidad de funcionario público entiendan que su deber primario debe ser con Dios, su conciencia y con la patria, entonces los políticos buscarán su lugar.

Ojalá los malos políticos saquen su personalismos de la administración pública, para el bien de la sociedad y la patria.

<>

Artículo publicado el 16 de febrero de 2010 en el Diario La Prensa a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Celulares, casinos y bingos

La opinión del Empresario…..

.

Guillermo Roca Rivas

A pesar de ser el celular un importante avance de la tecnología para la sociedad y para el ser humano, es a la vez un medio que se presta para la inmoralidad, el sacrificio económico y desajustes familiares. Es un medio práctico, oportuno y de gran necesidad dentro del ambiente, profesional, ejecutivo y empresarial, hombres de negocio, aventureros, exploradores, pero viene proporcionando graves daños en el aspecto moral más entre los sectores más humildes y poblados de la nación, en vista del uso indebido y exagerado y de la demanda que ha tenido entre esos usuarios.

Es lamentable observar que dentro de esos sectores hasta los gatos poseen un celular y a elementos pobres que prefieren comprar uno que alimentarse. Los adquieren bajo duros sacrificios económicos como personales sin, darse cuenta la fuerte erogación económica para cada usuario y su familia. Algunos los usan como objeto de lujos, pifias, vanidades, puentes de confidencias, en pasatiempos y coloquios propios de la juventud. Se viene observando la disimulada explotación de algunos autores y elementos vinculados a esa industria tecnológica de aprovecharse del fanatismo y la inmadurez de los miles de usuarios en los eventos artísticos y de otras disciplinas celebradas en el país, ello no quiere decir que me oponga en la búsqueda de nuestros valores humanos, sino buscar otros mecanismos que sean menos onerosos para nuestros usuarios y para la economía del país.

Su gran demanda amerita una profunda reflexión entre los sectores de la sociedad, si llevamos en cuenta que el presupuesto de muchos usuarios no les da margen de adquirir un celular sin que ello no los comprometa, económica y moralmente.  Igualmente viene sucediendo con el alarmante vicio de los casinos y los bingos nacionales a lo largo y ancho del país. Aunque no sea una responsabilidad directa de esas casas de juego, ya que a nadie obligan a jugar, pero en base a la idiosincrasia, el fanatismo, la inmadurez y la irresponsabilidad de muchos, ello no deja de representar un medio y un foco de tentaciones que contribuyen en el deterioro de la economía, la moral y en la inestabilidad de la familia, sobre todo en las clases populares.   Ejemplo: ¿cuál vendría siendo el resultado de una ama de casa o cualquiera otra, que reciba de su consorte el cheque de salario para ir de compras al supermercado, para pagar la renta de la vivienda, el crédito de la tienda el sueldo de la doméstica, pagar los servicios públicos etc.,   pero antes de ello, acude a un casino o al bingo público para probar suerte en la aventura de aumentar el capital, pero para desgracia lo pierde todo sin el visto bueno de su consorte?

Sin lugar a dudas esa fanática de los casinos en ese momento se encontraría en una situación muy vulnerable y peligrosa y de tentación, lo cuál pone en peligro la estabilidad de su matrimonio y su familia, sobre todo cuando esos casos abundan más entre las familias pobres y humildes. Igual pudiera pasarle al jefe de familia, tener que aceptar convenios indebidos, que contribuyen a la infidelidad, suicidios, crímenes y la pérdida de bienes y enseres.    Sabemos además que ese complejo problema social se debe a la falta de madurez, orientación y de irresponsabilidad de algunas familias humildes y aunque a esos establecimientos de juegos y la proliferación de tantos celulares que operan dentro del ambiente, no se les puede prohibir, pero sí es una obligación del Gobierno como garante de la buena marcha de la sociedad, tomar medidas de control mediante consejos y mensajes positivos a fin de mermar un poco la proliferación de tantos celulares, juegos y apuestas.

Lo más preocupante de esta situación es observar el escape de divisas económicas del país en perjuicio de nuestra economía, en vista de que dichas empresas y negocios tienen sus asientos y sedes en el exterior, dejando les solo a la nación la pobre empleomanía y sus irrisorios impuestos que pagan al Estado.  Observamos con gran pesar la conducta fanática de algunos clientes que acuden a ciertos casinos a engrosar aún más los poderosos imperios económicos de ciertas familias en Panamá.

<>

Artículo publicado el 13 de febrero de 2010 en el diario El Panamá América a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.