¿Por qué avanza la delincuencia?

La opinión del Abogado…..

.

Rafael Fernández Lara

Me parece que muchas personas saben las razones, y esto ha sido evidente porque por años, a través de programas de radio, televisión, artículos publicados en periódicos, expresiones de eruditos en la materia, se han expuesto estudios, propuestas y recomendaciones a granel. Sin embargo, la delincuencia continúa, peor aún, avanza a pasos agigantados afectando la vida y progreso del país.   También es obvio que las autoridades obligadas a ponerle coto al problema, a pesar de los esfuerzos que realizan, no logran un resultado positivo que la población avale.

En nuestros barrios, la mayoría de las personas saben quienes son y dónde viven los que se dedican a delinquir, a la venta y tráfico de drogas, al sicariato, al secuestro, quienes son los violadores, los que pertenecen a las pandillas y en qué casa se obtiene droga a cualquier hora. La población entera ha sido testigo cuando algunas televisoras entrevistan a pandilleros y no les es tan difícil localizarlos.

En los barrios muchos saben quienes le proporcionan armas a los pandilleros, y si algunas unidades de la policía participan en esto o si se frecuentan con ellos, ¿por qué no se nombra una comisión seria que haga un inventario exhaustivo de las armas custodiadas por las instituciones de seguridad del país?

Mucho se habla sobre algunos corregidores y jueces que son benevolentes con los delincuentes… entonces, ¿por qué las alcaldías y el Órgano Judicial no ponen punto final a esta situación?

Es evidente que todas las autoridades que están involucradas en este tema, el más serio del país, están careciendo de coordinación, decisión e iniciativa.

Excelente y conveniente sería crear un departamento integrado por personas serias que tengan como función acoger denuncias sobre los delincuentes y sus botines de drogas y otros actos, reservándose la máxima confidencialidad del denunciante, y a cambio de la información se le recompensaría con dinero en efectivo, en proporción generosa del botín informado. Creo que veríamos la eficacia de esta iniciativa en el retroceso de la delincuencia.

<>

Este artículo se publicó el  12  de abril de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Un día especial

La opinión del Abogado…..

.

Rafael Fernández Lara

Hoy se celebra el Día de la Amistad, fecha trascendental por lo que representa. Para los humanos es una conexión de simpatía entre dos personas y a veces entre más. Los filósofos griegos señalaban que la amistad es un obsequio de los dioses y una enorme virtud. Posiblemente la búsqueda de un buen amigo se origina desde la niñez o hasta el inicio de la adolescencia, aunque en ocasiones hasta en la adultez, y muchos han tenido un gran amigo imaginario en su infancia.

Como una de las relaciones interpersonales más especiales, se origina a veces de inmediato y a veces tarda años en concretarse como corolario del afecto, cordialidad e inalterable buena voluntad.

Una genuina amistad no está sujeta a intereses mezquinos, ni por placer, sino que es aquella que florece y crece como consecuencia de un propósito común. Cuando hay amistad hay franqueza recíproca con alguien que te conoce tal como eres, entiende tus vicisitudes, se solidariza contigo en tus éxitos y tus adversidades y es tolerante con tus errores o defectos. Cuando hay confianza y sinceridad la conversación se facilita, se puede pensar en voz alta frente al otro, dejando a un lado prejuicios sociales, raciales y religiosos. Es por ello que la amistad es una experiencia humana de vital importancia e inclusive ha sido santificada por varias religiones. En mi experiencia personal, uno de mis mejores amigos perteneció a otra religión y siempre me sentiré honrado y orgulloso de esa amistad.

Hay verdadera amistad cuando hay lealtad al guardar los secretos, cuando hay unión desinteresada de mentes y accesibilidad para ayudar efectivamente cuando es necesario.

Todos queremos tener buenos amigos, pero es difícil serlo. Si uno quiere ser considerado verdaderamente un amigo, no tiene cabida la envidia ni la hipocresía, ni mucho menos desearle mal. En sus acciones y gestos notarás si tienes un amigo sincero.

Por ello, si usted es un buen amigo, teniendo en cuenta las características que he mencionado, y sus amigos le son recíprocos, entonces usted, como yo, somos afortunados y podemos celebrar con orgullo y desearle a todos un Feliz Día de la Amistad.

<>

Publicado el 14 de febrero de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, al igual que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Cómo recordamos a los gobernantes

La opinión del Jurista…….

.

Rafael Fernández  Lara

En alguna ocasión el Comandante Fidel Castro señaló que le gustaría que la historia lo recordara como el personaje bíblico David, quien se enfrentó al gigante Goliat, refiriéndose a la actitud con que su Gobierno ha enfrentado al Coloso del Norte durante varias décadas.   Seguramente esto sea avalado por sus simpatizantes, pero en mi opinión la historia recordará las adversidades que varias generaciones de cubanos sufrieron debido a su desempeño como gobernante.

A José Stalin algunos lo consideran como el jefe de Estado que hizo posible la construcción del socialismo y convertir a la Unión Soviética en una potencia mundial.   Sin embargo, hoy, al líder soviético se le recuerda como un dictador sanguinario y déspota.

Al General Augusto Pinochet Ugarte no pocos le reconocen que impidió que la República de Chile cayera en el comunismo.   No obstante, son más los que al mencionarlo recuerdan un tirano que fomentó y avaló la violación de los derechos humanos y asesinatos en su país.

De Adolfo Hitler sabemos que llevó a su pueblo a una doctrina racista, absurda y criminal.   Mas, si hablamos del ex canciller alemán Willy Brandt, sabemos que en parte hizo posible la recuperación económica de su país, después de la Segunda Guerra Mundial, además de favorecer una política de acercamiento a los países del este, logrando merecidamente el Premio Nobel de la Paz en 1971.

A Franklin Delano Roosevelt se le atribuye la victoria contra la depresión de los años treinta y una nueva política hacia América Latina, entre otras cosas.

En nuestra nación, desde nuestro primer Presidente, Manuel Amador Guerrero, y aquellos que lo sucedieron, todos han dejado huellas imborrables como mandatarios de sus respectivas administraciones.   Los últimos, Guillermo Endara, Ernesto Pérez Balladares, Mireya Moscoso, Martín Torrijos, y en la actualidad Ricardo Martinelli, dejaron, y el último dejará, una herencia que basada en lo que hicieron a favor y en contra de su pueblo constituye su legado histórico para la posteridad.

Así pues, no cabe duda de que no es como los gobernantes quieren que sus pueblos los recuerden, sino como la historia y sus pueblos los recuerdan a ellos, y este recuerdo se fundamenta precisamente en lo que nos dejan después de haber gobernado.

<>

Publicado el 20  de enero de 2010 en el Diario El Panamá América, a quien  damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

De Izquierda o de Derecha

.

La opinión del Abogado….

.

RAFAEL A. FERNANDEZ  LARA

.

En una definición sencilla, entendemos por ideología que es el conjunto de ideas o conceptos fundamentales de una persona, colectividad o movimiento político o religioso, verbigracia, marxismo, cristianismo, etc.

Generalmente se dice que una persona es de derecha si pertenece a un partido de derecha, o si se guía por ideas u opiniones conservadoras. Por su parte es izquierdista la persona, partido o institución que comparte ideas políticas socialistas o si esa colectividad o sujeto profesa ideas progresistas o de avanzada.

Frente a estas definiciones corrientes cabe preguntarnos, ¿qué es lo que amerita que una persona o gobernante determinado sea considerado de derecha o de izquierda? ¿Bastaría que la persona o el gobernante se clasifique como de derecha o de izquierda? Observamos que gobernantes autodefinidos como de izquierda, realizan acciones que son en parte la antítesis de lo que promulgan ideológicamente. Por otro lado notamos que gobernantes que se clasifican como de derecha, aplican programas progresistas o de avanzada.

No son pocos los gobernantes que ideológicamente se clasifican como de izquierda o socialistas y no propugnan principios del socialismo como la propiedad y administración colectiva, o estatal de los medios de producción, así como la regulación por el estado de las actividades económicas y sociales de la distribución de los bienes y la desaparición de las clases sociales.

También existen gobernantes que se definen como de derechas, y no solamente están adoptando en sus gobiernos políticas conservadoras, acogiendo el principio del mercado libre, defendiendo la propiedad privada y otras, sino que también empiezan adoptar políticas de avanzada y progresistas, teniendo en cuenta ante todo la justicia social y la eliminación de la pobreza extrema, creando sobre todo un equilibrio práctico, moderado y beneficioso para su país.

De allí que no pretendo debatir sobre un tema largo y profundo, sino apuntar a que hoy estamos en presencia de gobernantes que están por encima de esas tediosas y antojadizas clasificaciones de derechas o de izquierdas. Lo importante es resolver los problemas que atraviesa el país, con reglas claras, dentro de un real sistema democrático de gobierno.

<>
Publicado el 24  de noviembre de 2009 en el diario El Panamá América, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Justo reconocimiento

La opinión del Abogado…..
.

Rafael A. Fernández Lara

Justo reconocimiento

.

El reciente fallecimiento del ex Presidente Guillermo Endara Galimany trajo a mi memoria una serie de hechos históricos protagonizados por él y sus dos compañeros de nomina presidencial de 1989, Ricardo Arias Calderón y Guillermo Ford Boyd.
Salvo algún saludo protocolar en alguna reunión política, no me ha unido ningún tipo de amistad con los dos primeros. Con Billy Ford mantengo una extraordinaria y sincera amistad desde hace tres años aproximadamente. Esto me permite reflexionar objetivamente y, objetivamente, proponer un justo reconocimiento a estos tres personajes de nuestra política nacional, quienes encabezaron la lucha civilista y el movimiento por la restauración de la democracia en nuestro país.   Hubo tantos otros civilistas que en muchas formas, en diferentes momentos, desde distintas posiciones, también dieron su aporte sincero y patriótico por el establecimiento del sistema democrático en el país, pero es indiscutible que ellos tres, Endara, Arias Calderón y Ford, representaron esa lucha heroica de la mayoría de los panameños por enrumbar a la nación por los senderos del estado de derecho que en la actualidad vivimos.

La actitud y comportamiento de estos tres adalides de la democracia panameña representan un ejemplo para las actuales y futuras generaciones de nuestra nación. Su valentía y determinación por luchar por los principios democráticos, sirven de norte para todos aquellos que participan en los eventos de nuestra política nacional.

El haber arriesgado sus vidas, sus economías y su vida familiar desmiente a todos aquellos que sustentan que el mundo de la política es pernicioso y sucio y nos recuerda que sí hay héroes entre nosotros.

El país les debe agradecimiento, en la misma medida que aquellos distinguidos por ellos al designarlos en posiciones en su gobierno.

Es por ello, entre muchas otras cosas, que como ciudadano panameño, convencido que me hago eco de las aspiraciones de la mayoría de los panameños, que propongo a nuestras actuales autoridades gubernamentales, que hoy en día gozan del ambiente propicio de la democracia, la edificación de una estatua de cuerpo entero de estos tres distinguidos panameños que en tantos momentos y muy especialmente aquel 10 de mayo de 1989, enfrentaron la ignonimia dictatorial y al hacerlo arriesgaron todo por nuestro país para que hoy vivamos en un ambiente de libertad y democracia. Honrar honra.

<>
Publicado el 27  de octubre de 2009 en el diario El Panamá América, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

La trayectoria de José María Fernández

.

La trayectoria de José María Fernández
.
Rafael Fernández Lara – Abogado
.

En la entrada de la sede de la Sociedad Española de Beneficencia se observa un óleo de José María Fernández, quien en 1885 fue primer presidente de su Junta Directiva, que se ha caracterizado no sólo por su espíritu de trabajo al servicio de loables propósitos, sino también como símbolo de unidad entre los pueblos de España y Panamá.

José María Fernández, panameño naturalizado, nació en 1865 en Lugo, España. Su desempeño en la vida nacional fue tan variada como meritoria, sobresaliendo en la actividad política, en la práctica del Derecho y en el periodismo. Estuvo afiliado al Partido Liberal y participó en la guerra de 1900 a 1902, lo que lo redujo a prisión en compañía de connotados correligionarios como don Guillermo Andreve y don Juan B. Sosa. Su destacada participación política trajo como resultado que ocupara posiciones de primera línea dentro del Directorio, compartiendo activismo con figuras prominentes como Belisario Porras, Guillermo Andreve, Rodolfo Chiari, General Manuel Quintero Villarreal, Federico Zúñiga Feliú, entre otros.

Ejerció la abogacía principalmente en Colón, alcanzando ser Juez del Distrito en Ancón, Compañía del Canal, nombrado por el Gobernador Charles Magoon. Se entregó al ejercicio del periodismo nacional, como miembro de la redacción del Diario de Panamá. Fue Maestro de la Masonería de la Gran Logia de Panamá, a igual que muchos otros políticos e ilustres panameños. Fue funcionario del gobierno de Manuel Amador Guerrero como Oficial Primero, Secretaría de Hacienda y Tesoro, y Concejal del Municipio de la Ciudad de Panamá. Fue elegido Concejal y Presidente del Concejo de Colón. De 1909 a 1910 representó a Panamá como Cónsul General en San Francisco, California. En dos oportunidades, 1914 y 1930, fungió como Gobernador de Veraguas. Fue considerado para la candidatura a Designado, hoy equivalente a Vicepresidente de la República, pero esto no prosperó por razón de su nacimiento en España. Se desempeñó como Secretario de la Asamblea Nacional en 1914 y fue Gobernador de Panamá en 1915. En 1916 fue Magistrado del Tribunal de Cuentas y Presidente del mismo; y Primer Suplente del Procurador General de la Nación. En 1918 fue Inspector General del Cuerpo de la Policía Nacional.

En la tercera administración de Belisario Porras en 1920, José María Fernández fue designado Subsecretario (viceministro) de Fomento y Obras Públicas, y presidió interinamente la Junta Central de Caminos, en la cual realizó una importante labor en la construcción de carreteras. En 1929 se le designó Secretario Delegado a las Exposiciones de Sevilla y Barcelona. En 1931 fue Gobernador de Colón.

Con orgullo hago esta exhaustiva recopilación de la trayectoria encomiable de quien fuera mi tío abuelo José María Fernández, ilustre personaje y ejemplo de la asombrosa amplitud de capacidades de algunos caballeros de antaño. Se hace además justicia a este acrisolado ciudadano, quien con su diversidad de aportes contribuyó a la consolidación de nuestra nacionalidad y formación como república. Parte de su bibliografía se refleja en el respetado Libro Azul.

<>

Publicado el   14  de julio de 2009 en el diario El Panamá América; a quien le damos, al igual que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El resultado esperado

El resultado esperado

Rafael Fernández Lara – Abogado y escritor

No hacía falta ser vidente renombrado para predecir el resultado de nuestras recientes elecciones generales. Se convirtieron en la crónica de una derrota anunciada. Las encuestas formales lo indicaban y también las que uno hace en el diario vivir, en las calles, reuniones, restaurantes, con desconocidos y amigos.

La candidata presidencial del PRD, personalmente luchó con todas sus fuerzas para que, prácticamente, un par de meses antes del final fuera abandonada inmisericordemente por algunos “amigos”, reputados correligionarios y conocidos empresarios, llevándola a una aparatosa derrota electoral por más de 350,000 votos de diferencia de su adversario ganador. La ciudadanía fue testigo del distanciamiento que le aplicaron a su candidata en reuniones partidistas, en apariciones por televisión, en caminatas por los barrios populares, en el cierre de la campaña, y, para acabar de rematar, en el reducido grupo de personas que la acompañó para depositar su voto el día de las elecciones. Todo esto se dio, porque los miembros del PRD presentían el desenlace e internamente lo comentaban.

Frente a estos hechos, muchos se preguntan si la candidata Herrera fue la más apropiada para representar el oficialismo. En algún momento muchos estimaron que sí, mas el tiempo demostró lo contrario. No logró sumar a los independientes, entre otros factores, y no es aventurado pensar que otro aspirante hubiera desempeñado un mejor papel.

Ahora bien, ¿quién ha sido el responsable de esta su penosa realidad? ¿Es ella quien debe pagar la culpa por este desastre, nunca visto en la historia política de la nación? La candidata presidencial y presidenta del PRD se hizo responsable de este revés, mas ciertos hechos comienzan a develar otro escenario.

Es cierto que todo partido en función de gobierno se desgasta por muchos motivos, especialmente por las promesas incumplidas. Pero hay también otras razones. La ciudadanía recuerda, entre otras cosas, que un tratado como el TLC con Estados Unidos, estando a punto de concretarse, se malogró porque quien debió asegurarlo, por su cargo y autoridad, no evitó que se diera la causa del conflicto. ¿Quién o quienes incumplieron un supuesto acuerdo para respaldar una candidatura presidencial y después crearon otra, lo que origino un distanciamiento justificado entre líderes de ese colectivo? ¿Quién, por razón de su encumbrada posición en el PRD, en vez de unir, con sus actitudes origino pugnas y enemistades internas? ¿Quién en la sombra, la complicidad y anonimato alentó candidaturas presidenciales para después abandonarlas, originando más conflictos y rivalidades?

Es natural que recientes y próximas revelaciones de importantes líderes del PRD comiencen a aclarar estas y otras interrogantes. Estas preguntas deben ser contestadas por los militantes del PRD. Ya algunos dicen que su derrota electoral tiene nombre y apellido. Otros que llegó el momento de la rendición de cuentas, que amerita que más temprano que tarde el análisis interno asigne responsabilidades sobre quién verdaderamente debe recaer la culpa. El futuro del PRD está en sus manos.
Publicado el 21 de mayo de 2009 en el Panamá América.

3 comentarios