¿De quién es Panamá?

*

La opinión del Abogado…

Alberto E. Fadul N.

En absoluta democracia, Panamá debería ser de todos los panameños. En la práctica, esto no es del parecer de algunos. Me encontraba en un restaurante de la localidad con un amigo, cuando escuchamos, en una mesa cercana, una persona preguntarle a otra: ¿Tiene dueño Panamá? ¡Claro que sí! Le contestó la persona. Los dueños son varios, pero del mismo tipo. La otra persona sonrió. ¿Cómo así? ¿Viejito, tienes muy poco tiempo de estar acá?   Cada partido político que llega al poder es como si fuera el dueño de todo el país. Hombre no seas tonto, eso no puede ser. Le ripostó el compañero. ¡Explícate!   Mira pues, le dice el amigo. Este país estuvo un tiempo bajo los militares; en esa época, cambiaron la Constitución, creo que fue en 1972. Por mucho tiempo manejaron el país como si fuese una granja personal. Los gringuitos invadieron, los sacaron y devolvieron el poder a los políticos a quienes les habían robado las elecciones. Pero, interrumpió el amigo ¿cambiaron la constitución y todas las otras leyes malas del país?   Trataron de hacerlo pero, en la constitución específicamente, dejaron algunos aspectos de control que les convenían. ¿Cómo así? Mira hombre, le dice el amigo, esa historia es muy larga y tengo una reunión seguida de este almuerzo.

 

Pregunté al mesero: ¿Conoce usted a las personas que estaban sentadas al lado?   Nos dijo, no pero son buenos clientes del extranjero…

Qué curioso encuentro y cuanto de verdadero tenía lo poco que escuchamos. Casi todo lo que nos afecta como país, relativo al poder otorgado a los políticos que alcanzan el mando, continúa validado en nuestra constitución. Las veces que se ha revisado, los parchecitos no tocan los puntos neurálgicos y todo sigue igual. Los tres poderes del Estado, carentes de independencia entre sí. El proteccionismo entre éstos, para con sus integrantes, es vergonzoso. He escrito tanto sobre la materia que ya siento agobio.

Hoy los vivarachos en la Asamblea juegan con el tema de la reelección, con absoluto conocimiento de que eso mataría cualquier intento de reforma constitucional y así; es posible, que no reclamemos el incumplimiento de una promesa de campaña del actual Presidente, posiblemente, paralizándola nosotros mismos.

¿Qué papel, jugará la sociedad civil? Los constitucionalistas del país, callan a gritos. Las facultades de derecho de las universidades hacen mutis por el foro.   La Corte Suprema de Justicia no emite comentario alguno y el Tribunal Electoral, al servicio de los partidos, ni se le ocurre tocar el tema. Que tragedia Panamá: parece ser que continuaremos con la Carta Magna cuasi militarista que tenemos. Al menos los propietarios son, periódicamente, intercambiables aun que todo sigue igual.

*
<>Artículo publicado el  19 de diciembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Panamá sí cree en la democracia

*

La opinión del Abogado…

Alberto E. Fadul N.

Latinobarómetro.

“El país cree menos en la democracia”.

“El sistema democrático panameño recibió un balance negativo en cuanto a su legitimidad, pero el 70% de la población dijo que jamás apoyaría un régimen militar”.

José Arcia.

jarcia@prensa.com

“La legitimidad de la democracia en el país pierde espacio, y al mismo tiempo los partidos políticos, el Órgano Judicial y la Asamblea Nacional no generan confianza entre los ciudadanos”.

No deja de ser interesante la titulación al igual que lo es el precepto del comentario articulado.

La dura lucha contra el militarismo agresor y corrupto, como conjunto de hechos, es una manifiesta comprobación de que los panameños nunca seremos otra cosa que verdaderos demócratas.

Lo cierto es que, como sociedad, no nos agrada el manejo, demasiadas veces irresponsable, de los tres poderes del Estado. Un órgano ejecutivo con demasiado poder, el cual emana de una Carta Magna amañada en sus orígenes militaristas, cuyos desmayos han sido convenientes a los partidos políticos que han ocupado y ocupan el poder, después de los militares.

Igualmente un órgano judicial laxo en su atención a lo que debería ser el manejo de la justicia, alejada de presiones de interés político en materia de la venta de influencias. Con una Corte Suprema carente de independencia la cual genera sentimientos claros de una total ausencia de credibilidad que, sin cambios constitucionales, seguirá igual.

Una Asamblea Nacional que da vergüenza, donde el conjunto mayoritario es tan malo como el minoritario. También carente de independencia, con el poder de revocatoria en manos de los partidos políticos, lo cual es absolutamente risible; al igual que lo es, el cargo de diputados suplentes y la exagerada carga de beneficios a los que no solo no deben tener derecho y mucho menos merecerlo.

Que no decir de los Ministerios y demás segmentos de la administración pública, repleta de coimeros desvergonzados, por decir lo menos. ¡Qué no decir del nepotismo aplicado!

Si los panameños seguimos durmiendo del lado de que nuestros gobernantes reflejan nuestra decidía y que somos notros los que tenemos que cambiar; de seguro nos comerá el tigre. Recuerden que la clase media y alta del país no ponen presidentes y mientras la educación pública siga como va. Que Dios nos coja confesados.

Si usted no considera que un cambio integral constitucional sea pertinente, respeto su postura y le tengo, enorme, miedo a nuestro futuro.

*
<>Artículo publicado el  12 de diciembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

La formación de nuevos partidos políticos

*

La opinión del Abogado…

Alberto E. Fadul 

Si hay algo que Panamá no necesita, son nuevos partidos políticos. Los actuales ya son lo suficientemente problemáticos, con niveles absurdos de patriotismo demagógico, incapacidad intelectual, aprovechados, deshonestos, clientelistas y corruptos; éstos, requieren de una reestructuración interna masiva que debe surgir, no de sus propias decisiones así, no se reestructuraran más allá de cambios a nivel del CEN de cada cual. La única forma de impulsarlos más allá, es mediante una reforma Constitucional integral que le reste atribuciones que en ella les han asignado.

¿Cómo debe surgir esta propuesta? Pues del sector de la sociedad civil. Sería ideal y recomendable que esta surgiera de una convocatoria propiciada por la Asociación Panameña de Ejecutivos de empresa (APEDE) quien, como manifesté en escrito de la semana pasada (error en fecha), ya cuenta con una propuesta escrita, desarrollada por continuas Comisiones jurídicas, cuatro para ser exactos, sometida en conferencia a diversos renombrados constitucionalistas del país y acogida por su Junta Directiva en 2005.

Este proyecto fue elaborado utilizando un formato constitucional propuesto por el difunto César Quintero; naturalmente, del 2005 a la fecha, se requieren pequeños cambios en el articulado: algunas modificaciones y nuevos artículos. Determinar la posibilidad de seguir con el formato de origen o reconvertir el mismo al formato de la constitución vigente.

¿A qué obedece la reorientación de esta propuesta constitucional, solicitando el apoyo de diversas organizaciones de la sociedad civil? Naturalmente, a que si lo dejamos en manos de políticos solamente, los cambios vitales que se han presentado y presentarán quedarán, como siempre, de lado.

Es pertinente y necesario, que el pueblo panameño conozca el contenido completo de la propuesta; para tales efectos, se requerirá de uno o varios benefactores que asistan en la compilación del documento en forma de manual, para que se pueda entregar al pueblo, como inserto en los diferentes periódicos de mayor circulación en el país. Tal posibilidad, generará un apoyo poblacional apropiado a los intereses de una patria, por demasiado tiempo, dejada en manos de los pecaminosos y auto interesados políticos.

Es prematuro solicitarle a FRENADESO que desista de su ambición partidista, pero no del todo equívoco. ¿Qué puede aportar un grupo cuya única experiencia es la organización de huelgas que tanto daño le han hecho a la educación y el país? Absolutamente nada. Ah pero con la constitución actual varios se harán nuevos millonarios. Panamá no necesita de las ideologías de antaño. Lo que urge son gobiernos transparentes que faciliten los procesos de generación de riqueza, regulando la injerencia partidista concretada en el ejercicio del poder. Los políticos en el poder deben responder a la Nación no a sus partidos.

**
<>Artículo publicado el 5  de diciembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Cinco años y adiós motiva corrupción

*

La opinión del Abogado…

Alberto E. Fadul

Durante lo que va del año, he tocado el tema de corrupción/impunidad desde diferentes perspectivas, sugiriendo encontrar algo de control para que ésta disminuya en beneficio de un país, aún pequeño, que clama por soluciones para evitar la pobreza, donde ya está ubicado un elevado % de la ciudadanía. ¡La corrupción roba al pueblo!

 

Un cambio constitucional profundo que ponga fin al nefasto documento del 72 y su serie de modificaciones inútiles, es de urgencia patriótica. Los tres poderes del Estado, hoy carentes de independencia entre sí, representan una trágica burla nacional; donde el poder del Ejecutivo, casi equivale al de un Rey. Quien éste sea, define con fuerza partidista, los candidatos a cargos de elección popular de su partido, nombra a los magistrados de la Corte Suprema, a las dos procuradurías y, para hacerlo corto, a los directores de entidades autónomas y semiautónomas, etc. Algunos de estos cargos exceden el periodo presidencial de gobierno. Al buen entendedor, pocas palabras.

Si como es el caso, existe una alianza partidista, poco le harán a quien, buen ejemplo, es el Alcalde de la ciudad, donde las auditorias reflejarán que, en la actividad de las villas navideñas pasadas, no hubo irregularidad alguna, (risa).

El periodo presidencial de 5 años sin reelección inmediata, es un pasaporte a la corrupción con impunidad garantizada. Una reelección inmediata, con periodos de 4 años, si es que los votantes deciden reelegir, representaría niveles de productividad elevados en el primer periodo, dando oportunidad para darle seguimiento al cumplimiento de promesas de campaña en el segundo. Hoy, con cambios de partidos gobernantes cada 5 años, por lo general ello no se da. Salvo la extensión de la cinta costera, que pareciera más un negocio que una real necesidad. Lo que debió hacerse era la ampliación del Corredor Sur.

Otros cambios constitucionales vitales, las causales de la revocatoria del mandato, en la Constitución, para todos los cargo de elección popular, no en manos de los partidos.

Los periodos de los procuradores coincidirían exactamente con los del Presidente de la República, igual otros cargos de nombramiento presidencial, salvo el de Magistrado de la Corte Suprema, el cual yo elevaría a 15 años, siempre que especifiquemos mejor la metodología de selección y nombramiento.

Una regulación constitucional objetiva, del derecho a legislar que concede la Asamblea general al Ejecutivo. La actual es absurda.

La APEDE presento un proyecto de reformas constitucionales en el 85, que fue sometido a la consideración de grandes constitucionalistas y acogido por la Junta Directiva de aquel entonces; ésta contiene propuestas muy concretas. Proyecto para el cual hemos sugerido, su actualización y re entrega a las autoridades.

*
<>Artículo publicado el  28 de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/fadul-n-alberto-e/

Los quehaceres de una alcaldía ineficiente

*

La opinión del Abogado...

Alberto E. Fadul N. 

“El Ministro de Obras Públicas, Federico José Suárez, señaló que los daños que sean ocasionados a la Cinta Costera para la realización de la Villas Navideñas serán reparados por la Alcaldía de Panamá.

“Bajo este parámetro de responsabilidad y compromiso por parte del Alcalde de Panamá, Bosco Vallarino yo no tengo ningún problema en que se utilice la Cinta Costera para una actividad navideña”, manifestó.

De acuerdo con Suárez, Vallarino se comprometió con el Presidente de la República para reparar cualquier daño que se suscite en la Cinta Costera. “El acuerdo se hará por escrito”, añadió”.   Redacción Web 10/04/10.

Recordando con horror y sentido de corrupción/impunidad de parte de funcionarios de la alcaldía (piensa gran parte de la ciudadanía), los gastos exagerados por cosas, aparentemente, feas y en algunos casos, posiblemente, rehusadas.

La inaceptable música incesante, diariamente, a todo volumen, sin respeto a las zonas residenciales y hospitalarias. Nadie asumió los gastos médicos por traumas y post traumas sufridos por personas hospitalizadas y el ruido que no permitía el descanso de enorme cantidad de personas desveladas, a diario, por un espacio de tiempo extremo de sol a sol. Que no decir de la música de arrabal patrocinada por varias empresas, irresponsables, de la localidad y algunas trasnacionales y en el fondo los villancicos.

Créanme apreciados lectores, la carencia de elegancia y respeto, al nacimiento del hijo de nuestro Señor, fue inmedible y totalmente traumática. ¿Se compromete también el Ministro Federico José Suárez a garantizar que el ruido no será continuo y escandaloso? ¿Qué garantías, adicionales, ofreces usted señor ministro para que el evento, no se convierta en un absurdo carnavalesco? Nadie cree en la alcaldía en esta ciudad. Observar el aún no resuelto caso de la recolección de la basura es muestra, contundente, de la más absoluta disfuncionalidad de la municipalidad. En adición a todo esto, el personaje no se entera de que sus propios concejales le están enterrando su futuro político, de manera permanente. Bueno, para muchos, ello quizá amerite ruidosos aplausos.

Este socio, indefinido, también puede que esté allí con el propósito particular, de afectar la labor del propio Presidente de la República. ¿Podrá alguien poner en cintura al Caballero de las Villas navideñas, cuyo egocéntrico propósito de competir con la Ex Alcaldesa Mayín Correa, es a todas luces inaceptable?   Ayúdenos Sra. Correa, usted es de pura cepa.

Señor Presidente, una de sus principales funciones es evitar los ataques a los asociados ya sea con armas bélicas, musicales o de cualquier otra naturaleza como también lo es la basura.   Recuerde, ésta aún no se recoge del todo.

*
<>Artículo publicado el  14 de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/?cat=20983143

Elecciones en el país más democrático

*

La opinión del Abogado…

Alberto E. Fadul

Las elecciones de medio periodo en los Estados Unidos son, como cualquier elección en ese país, importantes; por tal motivo, procedo con algunos comentarios relevantes para una sociedad como la nuestra, con tanto poder en manos de los partidos políticos cuya labor, en el poder ejecutivo, con elevados niveles de corrupción/impunidad, están decimando las esperanzas de nuestra sociedad. 

Los Republicanos han ocupado, por más años, la presidencia de ese país que los Demócratas. El partido Republicano promovió la Globalización económica. Mediante ésta y en búsqueda de mayores ganancias para sus accionistas, las grandes empresas, cerraban negocios de muchos años, que proporcionaban trabajo a tanta gente, para llevárselos a un país con mano de obra más barata.

Desregularon, excesivamente, la generación de documentos financieros dentro de la actividad de inversiones en el mundo de Wall Street, para la venta y reventa especulativa, sin base ni sostén legal o económico. Bajo Bush se dieron las mayores estafas en este segmento de la economía. Los republicanos aplicaron los estímulos financieros y los emplearon para salvar a empresas amigas, algunas con la mayoría de su empleomanía fuera de los EE.UU.

El conjunto de esas especiales circunstancias y parciales soluciones enfrentaron, a las economías mundiales a la debacle económica de mayor envergadura en muchísimos años. La crisis que más afectó a los EE.UU. en los años 30, provocó que los millonarios, empobrecidos, se suicidaran; hoy, es la clase media quien paga, aún, el precio y costos del desempleo, elevados precios de consumo, lanzamientos de sus hogares y posible pérdida de logros alcanzados, en materia de seguros, bajo Obama.

Para las elecciones en referencia los Republicanos en particular, un segmento de ellos denominado “Tea Party” muy radicalizado, principalmente, por la Sarah Palin quien fuera, en campaña, la VP en la candidatura de McCain, utilizando tácticas de corte tercermundista, aprovecharon las enormes frustraciones de los votantes de ambos partidos y decidieron invertir billones de dólares obtenidos, en muchos casos, de forma no transparente , para lanzar una masiva campaña de publicidad negativa, inmersa en mentiras y falseadas aprensiones, en contra de la reelección y elección de demócratas logrando, bajar los niveles de su poder político en el senado (aún reteniendo control), congreso, gobernaciones, etc. ¡Viva la libertad de expresión!   Resaltando el paradigma: En política, la verdad no cuenta y las mentiras son permisibles para alcanzar el triunfo.

¿Qué esperar para el 2012? La posibilidad de que una mediocre como la Palin pueda acceder al cargo de mayor importancia en el mundo, mediante la beligerante re aplicación de dicho paradigma. Presidente, para cambiar esto en Panamá hay que modificar, integralmente, nuestra Carta Magna.   Todavía estamos a tiempo.

*
<>Artículo publicado el 7  de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en:  https://panaletras.wordpress.com/category/fadul-n-alberto-e/

La desvergüenza de un partido político

La opinión del Abogado…

Alberto E. Fadul

“La ministra de Trabajo y Desarrollo Social, Alma Cortés, señaló al Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) y al Partido Revolucionario Democrático (PRD) como responsables de los disturbios registrados el pasado mes de julio en la provincia de Bocas del Toro, esto pese a que el informe de la Comisión Investigadora revelara que la principal causa fue la aprobación de la polémica Ley 30”. Redacción WEB. Con información de Carlos Cordero.Bueno, interesante escuchar el contenido de la conversación telefónica entre un señor de cabello blanco y un miembro del Suntracs.

Para los interesados, abrir dirección de internet que alguien me envió. http://www.youtube.com/watch?v=9zpBo3y9exw

A juicio de estudiosos de la ciencia política, las fórmulas de oposición al gobierno, aparentemente, utilizadas por el PRD; reflejan un actuar indicativo de los típicos manejos estalinistas, dentro de la vieja Rusia y de profundo irrespeto a la sociedad panameña y al poder ejecutivo, cuyo máximo representante es electo por el voto popular.   Siempre, se nos dio a entender que el Suntracs y el PRD no lograban ponerse de acuerdo, como le ocurrió al “Toro” y después a Martín; ambos incapaces de poder controlar la violencia de éstos en contra de personas, derechos de terceros, así como el causarle daño a bienes públicos y privados, forzando un alto a sus gestiones de gobierno a las cuales éstos se oponían. ¡Ahora todo parece indicar una relación de socios de intereses extraños y, para alegar excusas, planificadas, en cuanto a su no poder hacer!

Tristes son las observaciones que exponen algunos analistas políticos, dando a entender que el partido indicado es hábil y está en su derecho de aplicar metodologías de oposición, alejadas del sistema democrático; justificación, absurda, ver notas:

El domingo, el ex presidente Martín Torrijos afirmó que “la persecución implacable desatada por el gobierno de Ricardo Martinelli no intimida a nadie en el PRD”. Y esto con carita de bravo lo cual ni el mismo se cree. Mientras, el perredista Mario Rognoni sostiene que no es extraño que por el desgaste que ha sufrido el Gobierno en los últimos meses, ahora Torrijos sale a cuestionarlo para ganar voluntad popular. En tanto, Edwin Cabrera, también analista político, manifestó que Torrijos “hábilmente” sabe que antes de que lo vayan a condenar por el caso CEMIS, primero trata de demeritar a los organismos de justicia. Carlos Cordero (Pa-Digital).

Si esta tendencia se convierte en práctica y costumbre política para los partidos en oposición, estaremos frente al terrorismo político. No habrá paz jamás en el país.

*
<>Artículo publicado el 31  de octubre de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/fadul-n-alberto-e/