Desorden universitario

.
La opinión del Empresario….
.
JAIME  CORREA  M.
.

No he percibido en los diferentes medios de divulgación opiniones opuestas a la decisión tomada por los regentes izquierdistas de la Universidad de Panamá de cerrar la misma indefinidamente, debido a los recientes disturbios allí producidos, lo que pareciera ser una aprobación a tal decisión.

Yo sí discrepo, porque la acción honesta y lógica era y es la de expulsar a los 20 ó 30 conocidos actores revoltosos, porque no son más, pero como estos forman parte de su clan prefieren perjudicar a los otros miles de estudiantes serios, a quienes sí les interesa aprovechar la oportunidad que le brindamos todos los panameños que pagamos impuestos.

La idea es que los provocadores se mantengan allí perennemente, pero haciendo ver que están actuando con firmeza y así permitirles futuras confrontaciones ideológicas y politiqueras. ¿Hasta cuándo les van a continuar dando “ advertencias ” si se sabe que siempre son los mismos que vemos por TV?

La realidad es que en nuestro país muchas decisiones se toman para beneficiar a ciertas minorías, si de por medio existe un interés mezquino.

Por falta de espacio, mencionaré solo algunos casos:  Los asesinos tienen mil derechos, pero las víctimas no y si algún funcionario de policía o del Ministerio Público comete un mínimo error de procedimiento inmediatamente quedan libres, aunque haya constancia indudable de su culpabilidad (Caso Sáenz) es una forma fácil de hacer liberar a quien se quiera.

Los ¿errores? costosísimos de muchos funcionarios los pagamos todos los demás y ellos quedan tan campantes, nadie está preso. Pocos propietarios de armas con licencia las han utilizado para delinquir, pero la solución fue prohibir los permisos de armas legalizadas, dejándonos a merced de delincuentes, que no necesitan permisos.

En algún momento “ alguien ” pagó al IDAAN con un cheque sin fondos, pero en vez de cumplir la Ley, ahora todos debemos pagar con cheque certificado que tienen un costo en dinero y trámites.

Otro:  El MIVI recauda los Depósitos de Arrendamiento, que no son en pago de nada ni siquiera es dinero del que el Estado puede disponer, pero, igualmente, exigen cheques certificados.

Las escuelas están obligadas a recibir a niños discapacitados, pero como estos requieren de mucha más atención, los maestros tienen que descuidar a todos los otros.

En algún momento hubo inquilinos que no podían o no querían pagar alquiler y se dispuso una ley de vivienda que acabó con las casas de alquiler y ahora vemos casas que se caen a diario y falta absoluta de viviendas de alquiler para quienes sí pueden y quieren pagar y, como siempre, la “ solución ” es que en vez de inversiones beneficiosas, se distraen fondos para construirles algunas casas a estos grupos.

Igualmente, al Banco Hipotecario casi nadie le paga, a costa de todos los bobos que pagan impuestos. En el muy publicitado caso del dietilenglicol, en vez de a los ejecutivos y para distraer atención, se pretendió encausar a la Directiva, que solamente son deliberantes.

Y así hay muchos otros casos de distorsión en cuanto a leyes y actos administrativos.
.

<>
Publicado el 30  de noviembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Pesca turística y pesca de camarón

.

La opinión de…..

.

Jaime Correa Morales

Afortunadamente hay instituciones conservacionistas que intentan proteger al atún de la depredación de que es objeto por parte de minorías ambiciosas que utilizan barcos con redes enormes, además de ultramodernas tecnologías como helicópteros, sonares o localizadores electrónicos, explosivos y más, que no les deja defensa, por lo que esta especie desaparecerá muy pronto, perjudicándose con ello toda la humanidad.

Desgraciadamente el atún no es la única especie que está en riesgo de extinción, todas las especies marinas lo están.   En Panamá son principalmente los camarones, debido al descomunal tamaño de la flota pesquera y a la brutal eficiencia de las redes de arrastre; también, las sardinas anchovetas que se utilizan para la fabricación de harina de pescado, en vez de alimento popular, lo que constituye un desperdicio.

Por la década de 1950, cuando en Panamá se iniciaba la pesca industrial de camarones y anchovetas, nuestras aguas eran de una riqueza indescriptible, un festín para los pescadores artesanales y los deportivos. Yo era uno de estos últimos y les aseguro que la comparación con la actualidad es abismal y muy preocupante. Como siempre, los permisos para operar el entonces pingüe negocio se convirtieron en un botín político que incrementó desproporcionadamente ambas flotas.

¿Qué hacer? No debe emitirse ni una nueva licencia de pesca industrial y a la vez limitar gradualmente las exportaciones, para ir sacando de operación a estos barcos –hasta con una compensación estatal si es necesario– e irlos reemplazando con botes de pesca deportiva, ya que en unos años, cuando la pesca aquí se recupere, no tendremos capacidad para atender a tantos turistas pescadores, debido a que los mares del mundo entero están sufriendo de igual devastación.

Aún no es tarde para regenerar nuestra vida marina, debido a la conformación geográfica del golfo de Panamá, casi aislado del océano, y beneficiado por el “afloramiento” o enfriamiento del agua por los vientos del verano; fenómeno que nos trae –del fondo marino– el nutritivo alimento plancton para las anchovetas y muchas otras especies. A medida que vayamos logrando esta recuperación nos convertiríamos en “el lugar” internacional para la pesca deportiva, por lo que esto se debe iniciar inmediatamente.

Esta sustitución de la actividad pesquera industrial por la turística no solamente fomentará la preservación de nuestra riqueza marina para las futuras generaciones, sino que ello beneficiará a las clases menos pudientes que practican la pesca artesanal para el consumo local, que debe ser muy bien regulada, eso sí, para evitar nuevos excesos.

No es que desee eliminar la industria extensiva de la pesca, pues de ello se están encargando los propios dueños de barcos e, irremediablemente y muy próximamente, la extinguirán; pero si no lo planeamos con seriedad y anticipación, no tendríamos una actividad sustitutiva.

La industria pesquera anualmente representa unos 40 millones de dólares en exportaciones que cada año decrecen, a lo que debe restársele el enorme costo del combustible utilizado, el cual emigra del país.   En cambio, del turismo recibimos anualmente más de mil 200 millones de dólares, cifra que cada año se incrementa, aun antes de que ofrezcamos este importante atractivo que es la pesca turística.   Dinero que sí permanece más tiempo en nuestra economía.

.

<>
Publicado el 24 de noviembre de 2009 en el diario LA PRENSA, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

El 11 de octubre y el torrijismo

La opinión de ….

JAIME CORREA MORALES

.

El 11 de octubre y el torrijismo

.

En cualquier conflicto, la historia, la escriben los triunfadores y estos tienden a evitar que se conozcan algunas verdades inconvenientes a sus intereses. Por ello, considero nuestro deber de panameños que las generaciones que no vivieron esta tragedia, conozcan otras versiones.

Los dos gobiernos liberales inmediatamente anteriores al 11 de octubre de 1968, los de Roberto Nino Chiari (1960–1964)  y Marco Robles (1964–1968) presidieron el período de bonanza y crecimiento económico más sustantivo, prolongado  y democrático que este país haya visto en toda su historia, logrando que  la tasa de crecimiento del PIB se mantuviera en el 8% anual, sostenido durante 10 años consecutivos.

Finalizando el mandato de Robles, los partidos de oposición, con mayoría en la Asamblea Nacional, encabezados por la Democracia Cristiana, lograron llevar a Robles a  un juicio en el que ordenaron su destitución. Dada la proximidad de las elecciones de 1968 y la finalización del mandato de Robles, este golpe de Estado politiquero no tenía sentido, por lo que la Guardia Nacional no acató tal decisión y mantuvo a Robles en su puesto.

Esta mala decisión política reforzó la capacidad de intervención que ya traían los militares, la que utilizarían en breve plazo.   Llegadas las elecciones, en las que resultó triunfador el Dr. Arnulfo Arias y a pesar de haber sido candidato opositor, el 1 de octubre fue posesionado como nuevo presidente constitucional.

Eran conocidas las actitudes prepotentes de Arnulfo Arias y, efectivamente, lo primero que hizo fue empezar a desmembrar la oficialidad de la Guardia Nacional, lo cual, aunque legal, era políticamente no aconsejable, ya que su nuevo gobierno apenas empezaba a instalarse.

Uno de los tantos cambios que ordenó fue transferir al entonces coronel Omar Torrijos como agregado militar a El Salvador, lo que se constituyó en el  detonante del golpe de Estado sangriento liderado por él, conjuntamente con el también coronel Boris Martínez.

Una de las principales razones que esgrimían quienes apoyaban estos hechos, era que Arnulfo, violando la Constitución, había destituido a varios diputados y otros funcionarios  recién elegidos y había nombrado de a dedo a algunos simpatizantes.

Pero una vez instalados en el poder, los militares hicieron todo eso y mucho más. El primer dictador militar de Panamá decretó fuera de ley a los partidos políticos, suspendió las garantías constitucionales; impuso una férrea censura  de prensa; sustituyó a voluntad a los miembros de la Asamblea Nacional y la Corte Suprema de Justicia y persiguió a todo el que discrepara con su gobierno autocrático, incluyendo a su socio golpista: Boris Martínez, a quien sorpresivamente expatrió.

Se estima que en ese periodo torrijista fueron muertos y/o desaparecidos más de cien panameños que se opusieron al golpe. La única ley que imperaba, pues, era la voluntad incuestionable del egocéntrico dictador.

Pero hubo muchos otros perjuicios derivados de  este funesto hecho.  Al momento del fatídico golpe, a los 65 años de vida republicana,  la deuda pública se situaba por debajo de los 400 millones, pero al finalizar el período dictatorial, dicha deuda, con la complicidad obscena de las instituciones financieras internacionales que irresponsablemente –o maliciosamente– les suministraron préstamos ilimitados, que nos endeudaron a todos de forma impagable, incrementándose dicha deuda 175 veces, hasta llegar a nada menos que siete mil millones, o sea que nos endeudaron a razón de poco menos de un millón de dólares diarios durante los 7 mil 635 tristes días que duró la tragedia.

Lo anterior produjo que ahora un enorme porcentaje de nuestro presupuesto se destine al servicio o pago de la misma, en vez de a inversiones beneficiosas para el país.

Llegamos, entonces, a la conclusión inequívoca de que el golpe militar fue motivado solamente por egoístas intereses y ambiciones personales mediante el aprovechamiento delictivo de las armas y demás recursos que el Estado les había conferido solo para el mantenimiento del orden y la defensanacional.

Sus idólatras afirman que el dictador incorporó a las nuevas generaciones, pero 40 años después, siguen siendo las mismas figuras viejas del PRD quienes se mantienen disfrutando de estas posiciones y lo estamos comprobando hoy mismo, con el caso del CEN, en el que pretenden perpetuarse.

Eso, sin contar con los ya ancianos diputados (as) familiares del dictador, quienes quieren continuar reeligiéndose para conservar ese poder político que tanto beneficio económico les ha rendido; sin preocuparse en absoluto por las nuevas generaciones.

No dejará de haber quien diga que estoy atacando a quien por estar muerto no puede defenderse; y a ellos adelanto mi respuesta:  Es que mientras él vivió no nos dio oportunidad de defendernos, so riesgo de la propia vida.

Esto, juventud panameña, es el verdadero torrijismo. Aunque hay pero mucho más que contar.

.

<>
Publicado el 23 de octubre de 2009 en el diario LA PRENSA, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

El Sol y la Tierra

La opinión del empresario….
JAIME CORREA MORALES
.

El Sol y la Tierra

.

En el espacio sideral existe un ordenamiento muy preciso entre los planetas y se comprueba porque, aunque están en permanente movimiento, hay pocas colisiones, debido a que están regulados por dos grandes fuerzas físicas: las fuerzas Centrífuga y la Gravitatoria, las cuales se combinan y equiparan entre sí para mantener tal ordenamiento.

La Fuerza Centrífuga tiende a alejar a dos cuerpos cuando uno de ellos rota alrededor de otro y es proporcional tanto a la masa o peso como a la velocidad a que se desplaza el que gira.    Por su parte, la Fuerza Gravitatoria o Centrípeta es aquella que se produce debido a la atracción física natural entre dos masas (Principio de Newton) y tanto más fuerte es cuanto mayores sean ambas.

Podemos ejemplarizarlo con el descriptivo caso de la honda con que se lanzan proyectiles, en el cual la Fuerza Centrífuga se origina del peso del proyectil de que se trate y de la velocidad en que se haga girar; y la Gravitatoria estaría, en este ejemplo, representada por la cuerda que sujeta a ambos cuerpos entre sí sin permitirles salirse de la órbita de rotación hasta tanto su manipulador la suelte, caso en el cual el proyectil se alejaría en línea recta.

En el espacio sideral ambas fuerzas están en permanente pugna y balance, pues, por su parte la Centrífuga tiende a alejar a un planeta (la Tierra) que gira alrededor de uno de mayor masa o peso (el Sol), pero la otra, la Gravitatoria, los atrae produciendo que ambas se neutralicen entre sí, con lo cual se mantienen la órbita y el ordenamiento sideral del que hablábamos.

En los últimos cien años la humanidad ha estado extrayendo millones (inclusive podrían ser miles de millones) de toneladas de petróleo y carbón, que son recursos no renovables, convirtiéndolos en gas, con lo cual el planeta Tierra está sufriendo de una significativa disminución de su peso; entonces, valdría la pena saber si de continuarse tal extracción, que obviamente no tiene un final cercano ¿podría afectar la órbita en que gira la Tierra alrededor del sol?, pues, por una parte, tal disminución de masa debería reducir su Fuerza Centrífuga, y la Gravitatoria tendería a acercarnos más al astro rey, además de que podría hasta disminuir la velocidad en que gira la Tierra a su alrededor. Aunque no podemos descartar que al disminuir el peso de esta última, la atracción solar o fuerza gravitatoria también disminuirá.

Este breve escrito de ninguna manera pretende plantear tesis alguna sobre este complejo tema en el cual estoy lejos de ser un experto, sino que pretende apenas crear una inquietud y hacer un llamamiento público a aquellos que sí dominen la ciencia astronómica, que en Panamá tenemos varios muy dedicados, para que nos despejen dudas y temores.

Entonces, la pregunta lógica es: ¿será tan significativa esta disminución del peso de la Tierra como para alterar su actual órbita y, por ende, alterar el actual ordenamiento sideral entre la Tierra, el Sol y los demás planetas de nuestro sistema? ¿Se balancearían o neutralizarían perfectamente ambas fuerzas entre sí como resultado de la disminución de la masa de la Tierra para que se mantenga a esta dentro de la misma órbita actual, o tal órbita podrá variar y, en este último caso, como nos afectaría tal alteración de órbita?

No deja de ser preocupante lo que pueda suceder con los espacios vacíos internos que quedan una vez extraídas tan enormes cantidades de minerales, sobre todo en lo que respecta a los movimientos telúricos que se presenten. Tampoco sabemos si tales bolsones vacíos empezarán a engullirse los océanos.

Cada vez se incrementa más la alteración climática debido al efecto invernadero, causado también por el petróleo, quemado en este caso, y bien valdría la pena conocer si a tal cambio climático pueda estar contribuyendo ya algún tipo de alteración de la órbita terrestre.

.

<>
Publicado el 17 de octubre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Tribunal especializado en tierras

La opinión de….

JAIME R. CORREA

.

Tribunal especializado en tierras

.
En los últimos días, dos de los más prestigiosos diarios del país: La Estrella y La Prensa , han dado mucha prominencia a varios problemas surgidos de la posesión de tierras en Bocas del Toro.   No obstante, y para conocimiento del público, hay, cientos o quizás miles de otros casos pendientes de solución en el país, incluyendo muchos relacionados con propiedades horizontales.

Al respecto, cada día se hace más necesaria la creación de un Tribunal de Tierras o Tribunal de Bienes Inmuebles que les dé pronta solución.   Las solicitudes de prescripciones adquisitivas; los derechos posesorios de muchos campesinos; los casos de Sea Cliff;  la ¿venta? de islas y litorales a precios de ganga, como han sido los casos de Punta Chame y otros; los reclamos que surgen producto de la ineficiencia y hasta de corrupción de más de 30 ó 40 años, de la Dirección de Catastro; los fallos de jueces sin verdadera sustentación legal; las concesiones otorgadas por los gobiernos, tanto en áreas revertidas como en otros terrenos nacionales o las violaciones de ellas;  las solicitudes presentadas por indígenas sobre tierras que dicen tener dueños;  amén de las controversias que surgen a menudo entre particulares, tanto en cuanto a promesas de compraventa, como por las compraventas propiamente tales, de propiedades, más que lo justifican.

Todo lo anterior y dada la importancia del tema inmobiliario, que es pilar fundamental dentro del sistema capitalista de libre empresa, se exige la existencia de una entidad especializada en resolver estos casos con verdadera justicia y celeridad.   Los tribunales ordinarios están inmersos en pleitos o conflictos de otras naturalezas y, además, cargan con una enorme mora judicial que no pueden alcanzar a atender, por lo que tales jueces no logran un grado mínimo de especialización en esta materia tan especializada y delicada.   A este respecto podemos mencionar que ya existen otros tribunales especializados, tales como el Marítimo, el de Menores.

En el 2003, propuse públicamente la creación de este tribunal y la misma recibió acogida favorable de ACOBIR, de la Comisión de Vivienda de la Asamblea Nacional y hasta de algunos magistrados de la Corte, pero el gobierno de turno no le dio calor y el tema feneció.

La seguridad jurídica exige la pronta creación de tribunales especializados en bienes inmuebles, que cuenten con su propio cuerpo de agrimensores y demás personal técnico de apoyo y en contacto directo con Catastro. No podemos continuar improvisando con esta última institución, que hasta rehúsa tomar decisiones; ni con los municipios y corregidores, que no tienen ni idea de lo que se trata y tampoco les interesa, y que, además, frecuentemente incurren, impunemente, en desacatos al incumplir las órdenes de lanzamientos, pero no hay quién logre hacerlos cumplir con la Ley.

Un Tribunal de Tierras, o de Inmuebles, es apenas una parte de la solución, aunque es la más importante, pues ello se debe complementar con una verdadera eficiencia en el Catastro, en Reforma Agraria, en el Registro Público y demás instituciones relacionadas al tema.

Increíblemente, como expresé en un artículo anterior, quienes roban algún bien, van a la cárcel, pero quienes se roban un terreno, no solo no van a la cárcel, sino que se les premia regalándoles el mismo terreno.

Todos estamos fincando muchas esperanzas en el nuevo gobierno y confiamos en que, dentro de la cola de arrastre de enormes problemas recibidos por ineficiencia manifiesta de los anteriores, pueda dedicarle el interés que este tema se merece.

.

<>
Publicado el 14 de septiembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Al oído de nuestro alcalde

Al oído de nuestro alcalde


La opinión del empresario…

JAIME CORREA M.

.
Los buenos principios administrativos indican que es imprescindible establecer orden de prioridades y nuestro novel alcalde de la ciudad capital, en vez de atacar los tantos males que nos dejó la pasada administración, se ha dedicado a allanar discotecas y burdeles, en tanto la ciudad está hecha un caos total.

.
Vamos a señalarle algunos de los muchos problemas que existen:

La basura es número uno, porque además de ser perjudicial para la salud, riñe con la estética y el turismo.

.
En toda la ciudad los peatones tienen que tirarse a las calles a riesgo de su propia seguridad, porque las aceras, cuando existen, están desbaratadas y/o bloqueadas por automóviles mal estacionados o por miles de billeteras de lotería o buhoneros o carritos de comida. Si hace mucho tiempo que no visita la Avenida Central, le invitamos para que aprecie que, como las calles aledañas, está también bloqueada, lo que malamente permite transitar hasta a un peatón.

.
Esta ciudad es la más escandalosa, no solo en el aspecto de la corrupción gubernamental, sino por el insoportable ruido: los vehículos, sean autos, motos, taxis, buses o camiones, circulan ya sea sin silenciador o con resonadores o con troneras o porque simplemente suenan interminablemente sus estridentes bocinas por cualquier “ quítame esta pestaña ”, ello sin contar con los maniáticos que llevan costosos equipos de música a todo volumen, para hacerse notar.

.
Los casinos y otros, lanzan fuegos artificiales y “ bombas ” a cualquier hora del día o de la noche ¿sin permiso del alcalde?, todo lo cual martiriza al resto de los que aquí tenemos que residir, incluyendo a los enfermos en los hospitales y a turistas en los hoteles.

.
La mayoría de los parques están en estado lamentable, recientemente la televisión nos mostró los sucios servicios sanitarios y áreas públicas del novel parque costanero.

.
Muchas calles aún muestran restos de propaganda política de las pasadas elecciones y hasta algunas de las elecciones del 2005, en estado ruinoso por supuesto.

.
El Casco Antiguo está igualmente sucio y ruinoso. Urge un plan de incentivos para que la empresa privada o que el propio municipio construya estacionamientos públicos en toda la ciudad, que son urgentes.

.
Y, como diría Chespirito: ¿quién nos defiende?
Señor alcalde: usted no fue elegido por El Vaticano para perseguir los pecados sexuales, sino por los panameños y panameñas para administrar la ciudad capital.

.
Sé que tiene sobrada capacidad, solamente que está mal enfocado en cuanto al orden de prioridades de sus obligaciones para con los residentes y visitantes de esta ciudad.
<>
Publicado el 30 de agosto de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde

Seis mil años de cárcel

Seis mil años de cárcel

.
JAIME CORREA M.

.
“Inicua es la Ley que a todos por igual no es”. Esta sentencia la escuché del jurista Edmundo Molino (q.e.p.d) hace años. Y es que en Panamá muchas leyes ni se aplican, pero en cambio en otras se exagera. Son inicuas porque nuestros legisladores, desde 1968, se preocupan más de la politiquería en sus circuitos electorales, que de legislar sabiamente; ¡tenemos que regresar a los diputados provinciales!

.
Por no ser abogado nunca tuve acceso a un expediente penal como este. Se trata de un caso de posesión de pequeñas cantidades de drogas (una libra, entre marihuana y cocaína, casi todo marihuana). El juez de circuito exigió una medida de seguridad, con asistencia obligatoria a tratamientos de rehabilitación. Pero el entonces fiscal de Drogas apeló, aduciendo que era posesión agravada (venta) lo que llevó al Tribunal Superior a revocarla, condenándosele a seis años.

.
Dicho fiscal no tomó en cuenta que el infractor, en sus más de 35 años de edad, no tenía antecedentes penales ni tomó en cuenta que aparte de la incautación de esta poca cantidad de droga, que se adujo era para consumo personal, basó su acusación en el testimonio de un detective 3º, quien declaró a nombre de tercera persona, un informante de “su confianza”. ¿No debería exigirse al informante secreto ratificarse ante un juez, para evitar excesos de parte de este personal subalterno?; y también en los de dos prostitutas, proxenetas, drogadictas y perjuras confesas dentro del propio expediente, a las cuales el fiscal Candanedo nunca les levantó cargos por estos delitos.

.
En la sentencia se transcribe jurisprudencia del propio Primer Tribunal Superior, así: “?(que) la pena aplicable debe resultar proporcional la sanción con la conducta delictiva cometida”. Pero este lógico principio moral fue ignorado y la sentencia hasta sobrepasó en un 20% el mínimo establecido en el código, que es: de cinco años, ¿hubo ensañamiento?

.
Proporcionalmente, la lógica ética indica que si por poseer una libra se aplican seis años, a quien trafique con, por ejemplo, mil libras, lo cual es común, se le debería aplicar pena de seis mil años. Pero como la pena máxima es de 30, resulta que la de los pequeños, es 200 veces mayor que la de los grandes.

¿Cuál es el mensaje a la sociedad? ¿Cómo es posible que ni abogados, ni el defensor del Pueblo, ni el Colegio de Abogados hayan logrado corregir estas enormes distorsiones?

.
Prioridad del Estado debe ser, tiene que ser, la rehabilitación del infractor, como sabiamente sentenció el juez de primera instancia. Para ello, la cárcel sería un medio coercitivo, porque ¿qué gana la sociedad manteniendo a un ciudadano encarcelado, sin siquiera intentar rehabilitarlo, que no sea sobrepoblar más las cárceles e incrementar los gastos presupuestarios, con grave peligro de que estos excesos logren crear nuevos delincuentes?

<>

Publicado el 8 de agosto de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Concesión del Club de Yates

.

Concesión del Club de Yates

.
JAIME CORREA MORALES

.

Las acciones tomadas por el presidente Ricardo Martinelli, sobre las concesiones de bienes del Estado, son dignas de encomio. Opino, sin embargo, que el caso del Club de Yates y Pesca merece un tratamiento diferente y más condescendiente, pues, es un ente sin fines de lucro y cuyo propósito es promover los deportes marinos, que practica un gran número de panameños de clase media.

Esta actividad, directa e indirectamente, incide favorablemente en el desarrollo del turismo. Para decirlo muy claro: en el caso de este Club los beneficios de la concesión se distribuyen entre un gran número de ciudadanos y no son de tipo económico ni van a algún bolsillo particular.

.
El Estado, a su costo, construye y mantiene parques y áreas deportivas que ocupan terrenos valiosos, pero que son importantes para crear distracción y estimular la actividad deportiva de los ciudadanos. En el caso del Club de Yates la inversión no la hace el Estado, sino el propio Club y el espacio que ocupa es, principalmente, fondo de mar, pero sin alterarlo. La diferencia es que las otras concesiones con las que se quiere equiparar al Club de Yates sí son lucrativas y algunas sí alteran el fondo marino con rellenos, para beneficio de particulares.

.
Fui miembro fundador del Club de Yates, incluso soy uno de sus ex presidentes, pero, desde hace unos 30 años estoy alejado de esta actividad, o sea, no tengo un interés particular y directo en esto. Solo adicionaré que en sus 60 años de existencia dicho club ha ayudado a salvar muchas vidas a través de rescates de naufragios marinos, de traslados de isleños enfermos hacia los hospitales de la ciudad y ha efectuado muchas misiones de salud (una casi todos los años), llevando médicos, medicinas y hasta alimentos, principalmente a los residentes del Archipiélago de Las Perlas, por lo que sí contribuye con la sociedad panameña.

Reitero que este Club merece un tratamiento diferente al de las demás concesiones privadas y lucrativas.

.

<>

Publicado el 26 de julio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Una ley que espanta

.

Una ley que espanta

.

JAIME CORREA M.

.
La Ley 20, de 2009, gaceta 26252, del gobierno recién salido “Establece un procedimiento especial de expropiación extraordinaria para definir y formalizar los asentamientos comunitarios por antigüedad y dicta otras disposiciones”. Esta Ley, promulgada poco antes de las elecciones, perseguía votos para el PRD, reviviendo la lucha de clases, que en su tiempo fomentó Omar Torrijos, pero es descabellada y afectará seriamente la seguridad jurídica, fundamental para la inversión y el desarrollo.

.
Entre otros, promete indemnizaciones cuando haya expropiaciones, pero nunca define en qué forma se pagarán y conocemos de expropiaciones que nunca han sido pagadas. El artículo 10, dice: “Para efectos de negociar el valor indemnizatorio por el acto de expropiación se seguirán los siguientes pasos y criterios…, 3º —Copias autenticadas del ejercicio de acciones judiciales por el delito de Usurpación…” (la propia Ley confirma que tales ocupantes están delinquiendo, pero se les premiaría con un título de propiedad).

.
Artículo 13.3: “El monto de las indemnizaciones se incrementará cuando los propietarios prueben que ejercieron acciones judiciales dentro de los primeros quince años de iniciada la ocupación, orientadas a la reivindicación de la propiedad o para querellar por el delito de usurpación contra cada uno de los ocupantes y las sentencias se encuentren ejecutoriadas a su favor”. Este artículo, aparte de que reitera lo de delito, es un monumento a la malsana intención de quienes la concibieron y aprobaron, pues además de exigir que se querelle contra cada uno de los ocupantes, exige que haya sido ejecutoriada, pero es bien sabido que nuestros administradores de justicia no levantan un dedo para actuar en estos casos.

.
Tanto los legisladores como el Ejecutivo estaban muy conscientes de que no es poco frecuente que transcurran 15 años sin que se ejecutorie una sentencia de esta clase. Pero, además, los corregidores, en su oportunidad, rehúsan efectuar los lanzamientos. Lo más notorio es que tales corregidores y otros funcionarios coimeros, nunca han tenido que responder ante sus superiores por desacato. Hay más sobre la famosa Ley, pero no contamos con el espacio.

.
Afortunadamente, el nuevo ministro de Vivienda contempla revisarla y yo le sugiero que, además, se incluyan sanciones penales para los invasores, puesto que ya existen penas para quienes roban energía eléctrica, servicio telefónico y otros bienes, pero en el caso de los inmuebles se pretendía premiarlos. Y así iba nuestra alegre y confiada Panamá, rumbo al despeñadero del populismo socialista que adormece y atrasa a los pueblos, acostumbrándolos a recibir dádivas del gobierno, pero que, sin percatarse, ellos mismos son quienes se las pagan y a un alto costo.

.
El MIVI debería comprar predios, invadidos o no, pagándolos con bonos del Estado, si es necesario, para venderlos a sus ocupantes y poder ir reduciendo el enorme déficit habitacional que en la era torrijista produjo la Ley 93 de 1973, sobre arrendamientos, aún vigente. Lo de las compras lo he propuesto al MIVI antes, aunque sin resultados, pues han preferido mirar en otra dirección, siempre que sean los particulares y no el gobierno, los que carguen con el oneroso costo.
*

.

<>

EPublicado el 24 de julio de 2009 en el diario la Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Código Electoral socialista

Código Electoral socialista

JAIME CORREA MORALES

En el mundo predominan dos ideologías político-económicas: Liberalismo y Socialismo; aunque entre ambas encontraremos una extensa gama de tonalidades. Resumiremos. El liberalismo capitalista plantea y pugna por la libertad del individuo, con la menor intervención posible del Estado, para que este pueda desempeñarse y producir en la medida de sus capacidades y en todos los ámbitos de la vida.

El socialismo , da prevalencia al Estado por sobre el individuo, con el supuesto propósito de que al eliminarse las diferencias sociales mediante la erradicación del egoísmo, se habrá de beneficiar la sociedad. En este último caso los gobernantes de turno son los que en tal caso decidirán a nombre del Estado, dictando las reglas que todos deben acatar. Lógicamente que de esa forma quienes gobiernan adquieren demasiados poderes y por ello controlarán todo y a todos. Prevalecerían, entonces, solo dos clases sociales: los gobernantes y todos los demás. La humanidad es egoísta por naturaleza, pues el egoísmo es consustancial con la seguridad del individuo. Ni siquiera la propia subsistencia es concebible si no se practica algún grado de egoísmo.

Sin espacio para profundizar más sobre este complejo tema, la burla consiste en que si no hay libertad individual nunca podrá haber la de grupo, cuando, en vez, la libertad individual es garante absoluta de aquella de toda la sociedad. Se trata, pues, de una ideología demagógica que riñe con la libertad personal, que limita la creatividad y el impulso empresarial del individuo, principal motor del desarrollo de los pueblos. Lo fundamental es que sin libertad individual, la sociedad jamás podrá ser libre.

El Código Electoral obliga a los partidos a efectuar elecciones primarias, pero tal obligación riñe con la libertad del hombre. Por ejemplo: ¿Quién se podría perjudicar si yo, ejerciendo mis libertades constitucionales, aceptara inscribirme en un partido en el que la escogencia de los candidatos sea reservada a sus directores y no por medio de primarias? Y si no hay perjuicios para terceros ¿por qué restringirla? Las primarias tienen un alto costo, provocan divisionismos partidarios y hasta pueden afectar la pacífica convivencia ciudadana. Además, desencadenan la campaña política anticipadamente.

¡Quien considere imprescindibles las primarias tendría todo el derecho de inscribirse en un partido que sí las practique! Obligar mediante ley a efectuar primarias es ni más ni menos que una imposición de tipo socialista que limita las libertades individuales.

Esta disposición surgió de un partido totalitario que ha querido hacerse pasar por muy democrático, pero obligando a todos los demás a seguirlo. No debemos continuar permitiendo cada vez más limitaciones a nuestros derechos o acabaremos totalmente controlados por el Estado Socialista.

<>

Publicado el 28 de junio de 2009 en el diario La Estrella de Panamá a quien damos todo el crédito que le corresponde.

Crisis económica ¿Dónde están esos dineros?

Crisis económica ¿Dónde están esos dineros?
*

JAIME CORREA MORALES- Empresario, Escritor..
*

Los que provocaron la crisis plantean una excusa simplista: “Fueron invertidos en las hipotecas Sub Prime”, o sea, las que irresponsablemente ¿o maliciosamente? ellos concedieron a compradores de viviendas, aunque de antemano sabían que no tenían capacidad de pago. Y tales inversiones masivas crearon una enorme burbuja económica, que se desinfló cuando miles de viviendas fueron reposeídas por los bancos.

Pero estas existen y siguen siendo un activo real de los EEUU que se irá recuperando a medida que se vayan vendiendo, aunque sean rebajadas. Además, gran parte ya los han recuperado mediante la venta a otros países de muchos millones de “papeles basura”, por lo que, como país, habrán perdido solo una parte.

Además de lo anterior los financistas y/o dirigentes de grandes empresas de EEUU, amparándose en la pantalla de esta burbuja, se autoasignaron otros miles de millones en concepto de salarios y bonificaciones inverosímiles e inmerecidas, contribuyendo a quebrar sus empresas. (El director del primer banco que quebró en USA, ganaba 27 mil dólares por hora de salario, más bonificaciones).

El asunto es que esos dineros también estarían dentro de la economía USA, porque ellos son sus ciudadanos y viven allá. Esta manipulación financiera que ha sido encubierta por su propio gobierno o regulador gubernamental, la SEC (Securities & Exchange Commission), produjo desconfianza generalizada iniciándose la crisis que, como casi todas, es principalmente resultante de la desconfianza pública.

El recién estrenado gobierno de Obama trata de lavar, ante el mundo, esa cara sucia con miras a restablecer la confianza. A ello se deben sus mensajes esperanzadores acompañados por la inyección de miles de millones, aunque sin real sustento económico, a las propias empresas causantes del fraude. Nuevamente el ratón cuidará el queso.

A los demás países víctimas de la estafa que “invirtieron” en este sistema, les será mucho más difícil salir de la crisis, porque el país originario del caos mundial solo mira hacia sus propios intereses.

Cuando esos mismos financistas deshonestos calculen que la bolsa de valores tocó fondo empezarán a comprar con aquellos dineros malhabidos, para restablecer la confianza entre los incautos incitándolos a que inviertan en la bolsa, con lo que la misma subirá y entonces ellos, que compraron a la baja, venderán para así obtener nuevas enormes ganancias.

Lo anterior, sumado a las multimillonarias estafas cometidas por varios particulares norteamericanos a ciencia y paciencia de sus autoridades, nos hace suponer que los Estados Unidos está entrando en un período de corrupción generalizada que podría dar inicio a su decadencia como líder mundial y así vemos que, en esta ocasión, hasta han tenido que pedir asistencia a las economías asiáticas.

<>

Publicado el 11 de junio en el diario La Estrella de Panamá

La pobreza indígena en Panamá

La pobreza indígena en Panamá
05-30-2009 | JAIME CORREA MORALES – Empresario, Escritor..

*

El tema está sobre el tapete y concluyo que la causa principal es su cultura, incompatible con la nuestra, y de su rechazo a aceptarla. Primero que todo, entre ellos no existe la propiedad privada, la tierra es comunal o sea que se rigen por una economía comunista y, en pleno siglo de Internet y celulares, pretenden continuar viviendo de la pesca y la caza, como hace quinientos o mil años.
También sus omnipotentes autoridades gobiernan, dictan leyes y juzgan, contraviniendo la separación democrática de poderes, pues sus Sáhilas, como buenos gobernantes totalitarios, temen afectar sus intereses. Lo único que acatan, solo a medias, es la educación; y debo admitir que en eso también han fallado nuestros indolentes gobiernos, que han permitido esta condición de autonomía casi absoluta, otorgándoles, en busca de sus votos electoreros, cada vez mayores territorios y privilegios que ningún otro panameño, de ninguna otra condición o etnia, tiene.
Sé que sería imposible imponer de golpe nuestro sistema político-social sin que se produjesen levantamientos encabezados por los Sáhilas y chamanes, por lo que deberá hacerse en forma gradual, iniciando con la privatización y titulación de tierras dentro de las comarcas, aunque sea restringida exclusivamente a los naturales de cada comarca y, paralelamente, acentuar la educación, pero realmente obligatoria.
No es tolerable que dentro de un país existan dos Estados paralelos, regidos por dos juegos de leyes, dos tipos de autoridades, y dos sistemas económicos diferentes.
La conquista y catequización de América fue, sin duda, dolorosas, pero son hechos cumplidos e irreversibles en los cuales ningún panameño participó y, por tanto, considero que para con ellos no tenemos deuda moral alguna. Todo lo contrario, en 1821 los panameños nos independizamos de España y este hecho constituyó también su liberación del yugo español, pues desde entonces ellos tienen todos los derechos de ciudadanía igual que cualquiera de nosotros, solo que muchos más.
Se ha comentado que la razón de su atraso es que han ido siendo replegados a áreas marginales, improductivas y sin valor. Esto es una gran falsedad; ejemplos: Kuna Yala es el litoral paradisiaco con mayor potencial turístico en todo Panamá y aún de muchos otros países; Darién es la más grande y fértil reserva territorial; y las áreas de Bocas, Chiriquí y Veraguas poseen muchas riquezas naturales. Repito: tienen que cambiar a un sistema de propiedad privada, acatar la Constitución y leyes panameñas, pero, principalmente, aceptar la educación con maestros también no indígenas, pues, aunque nuestra educación pública es deficiente, es mucho mejor que lo que tienen.
Algún resentido social y/o ignorante, halará por los cabellos aquello de la “mala distribución de la riqueza”, utopía demagógica que estanca el desarrollo, porque lo que realmente trae progreso es la “creación de más y nueva riqueza”, que ellos podrían lograr si se proponen. Estoy convencido de que aunque poseyeran la totalidad del Istmo, su situación no variaría.
Observemos que los indígenas de los demás países del continente quienes, aupados por instituciones internacionales dirigidas por izquierdistas demagogos, sufren de idéntica pobreza y atraso, sin posibilidades de surgimiento. ¿Qué mejor prueba tenemos?

Publicado el 30 de mayo de 2009 en el diario La Estrella de Panamá.