Vivimos un país libre y democrático gracias a estos baluartes de la democracia: Martinelli

Reproducción de la nota reportaje de nuestra colaboradora, la educadora y activista política…

Jennie Gonzalez

-Junto a Guillermo Endara y Ricardo Arias Calderón, Guillermo Ford participó de la terna presidencial de 1989-

 

Cientos de panameños con pañuelos blancos y coreando la frase popular que acuñara Guillermo “Billy” Ford Boyd (QEPD), “Esta vaina se acabó”, rindieron –junto a autoridades nacionales- tributo a esta destacada figura pública panameña, ofreciéndole un último adiós como reconocimiento a su lucha por recobrar la democracia en el país y que culminó el periodo de la dictadura militar.

Los actos protocolares del Funeral de Estado en honor al Vicepresidente de la República, Guillermo Ford Boyd, iniciaron con una misa de cuerpo presente que se desarrolló en la Catedral Metropolitana con la asistencia de la pareja presidencial Ricardo Martinelli y Marta Linares de Martinelli, quienes junto al gabinete de ministros -en pleno- acompañaron a la familia Ford-Boyd en este difícil momento con la pérdida de su ser querido.

A su llegada a la Iglesia Catedral, el presidente de la República, Ricardo Martinelli expresó su reconocimiento a este “baluarte de la democracia panameña”, de quien dijo “debemos –junto a otras destacadas figuras como el ex presidente Guillermo Endara (QEPD) y Ricardo Arias Calderón- el privilegio de que Panamá sea un país libre”.

“Los panameños debemos recordarlos y tenerles cariño por que son unos baluartes y les debemos respeto por lo que Panamá es. Él [Guillermo Ford] fue un gran panameño que pese a ser maltratado, golpeado, herido, nunca lanzó una palabra contra sus agresores, supo perdonar y jamás buscó venganza”, dijo el mandatario.

Agregó que Ford Boyd fue un hombre conciliador del cual se pueden aprender muchas enseñanzas entre ellas la de perdonar por el bien de un país y que éste siga en marcha. “La enseñanza es que todos debemos cuidar y proteger esta democracia”, concluyó Martinelli.

El obispo José Luis Lacunza ofició la ceremonia donde hizo un llamado a la población para que siga el ejemplo de vida del ex vicepresidente, a no borrar a Guillermo Ford de nuestra historia ni memoria, además de resaltar el legado que deja este destacado panameño.

También recordó y enfatizó en que escenas como las de este ciudadano, Guillermo Ford, ensangrentado luchando por la democracia “jamás deben repetirse”, pues –dijo- dio su aporte a la sociedad luchando por la democracia del país.

En el acto participaron familiares, políticos de distintos partidos, representantes de la sociedad civil, entre otros. Luego de la misa partieron en el cortejo fúnebre por las principales avenidas de la capital panameña donde cientos de personas salieron a las calles para también despedir al político.

En el funeral varios de sus familiares expresaron su orgullo por el legado que deja este político en el país, entre ellos su hijo Edmundo Ford quien señaló su padre [Guillermo Ford Boyd] además de ser un gran padre y amigo, “luchó contra el régimen militar para devolverle la democracia al país y hasta el día en que murió nunca se cansó de defenderla y que ahora nos toca proteger”.

“Siempre sostuvo que es mejor decir y vivir en una democracia mal o imperfecta que en un buen gobierno militar, por ello siempre insistió en que la historia debe divulgarse pues la historia de una nación es la identidad de la patria”, dijo el hijo del ex vicepresidente.

Ford murió el pasado sábado 19 de marzo a los 74 años de edad.  El destacado dirigente político ocupó altos cargos en el engranaje gubernamental, entre los que se destaca el de Vicepresidente y Presidente de la República también Ministro de Planificación y Política Económica (Mippe), hoy Ministerio de Economía y Finanzas en el gobierno de Guillermo Endara (1989-1994) y de Embajador de Panamá ante el Gobierno de Estados Unidos en la administración de Mireya Moscoso (1999-2004).

Billy Ford, quien acuñó la frase ‘Esta vaina se acabó’ en alusión directa al fin de la dictadura militar que gobernó Panamá por 21 años, ejerció con responsabilidad, dignidad y sentido de Patria todas las tareas que le tocaron cumplir como servidor público.

 

En su vida política, fue un incansable defensor de las libertades ciudadanas y de los derechos democráticos. Encabezó en las calles la lucha que el pueblo panameño libró en contra de la dictadura militar al punto  de convertirse en una de las víctimas  de ese régimen castrense cuando un grupo de los Batallones de la Dignidad, a disposición de los militares, le atacó en Santa Ana. La foto de su rostro ensangrentado recorrió el mundo al aparecer publicada en la portada de la Revista Time.

Presidió el Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (Molirena), del que fue uno de sus fundadores y años después dirigió el partido Unión Patriótica.

Paz a su alma.

GOBIERNO NACIONAL

¡JUNTOS HACIENDO UN MEJOR PANAMÁ!

<> Reportaje publicado el 22 de marzo de 2011 a las 21:26 en Facebook  y etiquetado en nuestro muro por la autora, a quien damos todo el crédito que le corresponde.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: