Subestimamos a Dios

*

La opinión del Periodista…

Manuel E. Barberena R.

Cuando lo vemos como un recurso para satisfacer necesidades banales o solucionar problemas que competen a los funcionarios de la administración del Estado. 

Según las enseñanzas, el Hacedor ha delegado ciertos poderes en el hombre para que sea capaz de enfrentar sus problemas con inteligencia, voluntad y tenacidad.

Todos los gobiernos adolecen de funcionarios soberbios, feudalistas y erráticos, que en cierto sentido son inocentes de sus yerros, pues algunos han sido mal ubicados por obra de la partidocracia. Es como poner a un albañil de soldador o a un zapatero a hacer trajes.

La partidocracia es el marco inicuo de la política donde se ponen como en subasta los puestos de la administración pública y del servicio exterior.   El pueblo resulta estafado por la mala calidad de los servicios públicos, y el país, perdidoso, por el mal uso de los fondos para el bienestar social. Los presidentes no escapan a la responsabilidad como guías supremos de la Nación y resultan afectados en su reputación personal y su futuro político.

Dejar en manos de la providencia la solución de los problemas que la mano del hombre debe enfrentar, equivale a recurrir a los milagros y entrar en el campo de la fe. Hay una fe natural y una fe teologal. La primera se basa en la evidencia, la ciencia y la razón. Para la religión, creer solo en lo posible no es fe. Este es un misterio insondable en el que los hombres no se ponen de acuerdo.

Una opinión aterradora fue expuesta recientemente: “Sólo Dios puede cambiar los niveles de turbidez de las aguas del lago Alajuela”, expresó un alto funcionario del IDAAN, a buen entendedor, pocas palabras, el embalse del lago Alajuela colapsó como fuente de agua para la potabilizadora de Chilibre… Un embalse viejo por lo general tiene menos capacidad de retención de agua debido al progreso de la sedimentación…

Los “necios” científicos de la Universidad de Panamá habían advertido sobre eso muchos años antes… Alajuela fue construido en la década de los 30, por lo que tiene una edad de 80 años.   No es difícil imaginar que el destino final de un embalse es convertirse en ciénaga si no lo someten a un régimen de dragado continuo… (Raúl Amores Serrano, Ecólogo de Lagos y Docente. El colapso del lago Alajuela. Opinión. Panamá América, (09.01.2011).

En materia de prosperidad tenemos que distinguir entre desarrollo y progreso. El desarrollo es el proceso de crecimiento de un proyecto. El progreso es la meta ya alcanzada del proyecto. Un país con las proyecciones de progreso que tiene Panamá requiere de un desarrollo cultural previo al desarrollo económico y social, en un período de años, por la formación y la información, y de un sistema de abastecimiento hídrico, soberano, salubre y eficaz. El agua, además de ser la sangre del canal es sostenedora de la vida humana y del progreso nacional. Hagamos lo que dice Santa Teresa de Jesús: “Trabaja como si todo dependiera de ti, y reza como si todo dependiera de Dios”.

*
<>Artículo publicado el 27  de enero de 2011   en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: