Publicidad vs. Comunicación Gubernamental

La opinión del Ingeniero y Director Ejecutivo de Fundación Instituto Panameño de Estudios Cívicos….

Guillermo Antonio Ruiz

Luego del retorno del régimen democrático, nuestros gobernantes han incurrido en la misma falta: la utilización de la publicidad gubernamental dirigida a favorecer a los amigos y restringirla a los detractores.   Nadie se salva. 

Lamentablemente, este comportamiento se ha acentuado. Por eso creo conveniente reflexionar un poco sobre el uso correcto y efectivo de la comunicación política en función de gobierno.

Está claro que la mayoría de las agencias del gobierno no tienen competencia.

Para lo único que sirve un comercial televisivo del Ministerio de Comercio es para autocomplacencia.

Si el director de la Caja de Seguro Social o el alcalde de la Ciudad de Panamá pagan con dinero público folletos con páginas llenas de fotos de ellos mismos, lo único que logran es que la mayoría de los lectores los señale.   En este error han caído hasta las mejores publicitarias.

Si el Ministerio de Obras Públicas llena los medios de comunicación informando que construyeron puentes en El Rincón de Santa María y en Cerro Viejo Arriba, no sirve para nada.

Si usted le pregunta a mis vecinos de la calle donde vivo en San Francisco que opinan del trabajo del MOP, les dirán sin dudas que es un desastre.    Sencillo, las obras también comunican y si la calle está llena de huecos, no importa que salga en los medios.

Si el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (IDAAN) quiere hacer campañas educativas sobre el ahorro del agua, lo más efectivo es crear un programa dirigido a los jóvenes y niños de las escuelas de manera permanente. Nadie aprende a conservar el agua con publicidad entre novela y novela.

Si la Fórmula 1 es el único circuito con publicidad mundial efectiva, ¿Qué hace la Autoridad de Turismo patrocinando un carro de carreras de un circuito marginal europeo?

Hugo Chávez patrocina a Milka Duno en el circuito INDY Car, pero al menos ella es venezolana. ¿Cómo se llama el panameño que maneja el carro mencionado?

Obras. Esa es la mejor publicidad. Cuando se realizan obras dirigidas a una comunidad, la publicidad debe focalizarse en ese grupo poblacional.

La publicidad masiva es para promover una marca, por ejemplo la del propio gobierno nacional y esto debe ser exclusivo de la labor del Presidente de la República.

El resto debe ser informativo y de utilidad para la comunidad: boletines de SINAPROC, del Ministerio de Salud o de otra agencia del gobierno que lo requiera, pero que esta se haga con la suficiente frecuencia y difusión para que llegue lo más rápido posible a la mayor cantidad de personas.

De nada sirve llenar de publicidad medios y programas con sintonía marginal porque son amigos.   Este es un tema científico y debe ser tratado como tal.

*

<>Artículo publicado el  3 de febrero  de 2011  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: