Debate público con el profesor Jované (XV)

La opinión del Activista de los Derechos Humanos…

Manuel Castro Rodríguez

Profesor Jované, el 24 de enero de 2011 recibí un correo del cónsul del castrismo en Panamá, en el que me dice: “He tratado de comunicarme con usted por vía telefónica y no ha sido posible por ninguno de los teléfonos que aquí tenemos registrados.   Deseo tener una entrevista con usted, aquí en el Consulado”.   ¿Por qué el Cónsul desea reunirse conmigo?

Jované, sospecho que ese correo del Cónsul guarda relación con lo ocurrido a mi hijo menor en septiembre de 2009, cuando el castrismo intentó desalojarlo de mi apartamento. El 8/9/2009, acompañado por mi abogado, el Dr. Miguel Antonio Bernal Villalaz, acudí a la embajada castrista en Panamá, donde nos entrevistamos con la Primera Secretaria de la Embajada -nos trató muy amablemente-, a la cual le entregamos una carta dirigida al Embajador, donde expreso: “Mi hijo menor, el Dr. Enmanuel Castro Fernández, está autorizado a residir en el apartamento de mi propiedad, situado en Manglar No. 622, apto. 2, entre Línea del Ferrocarril e Infanta, Cerro, La Habana, Cuba.    Sin embargo, ayer, lunes 7 de septiembre de 2009, el presidente del CDR le comunicó a mi hijo Enmanuel que tenía que abandonar mi apartamento, el cual sería cerrado y ocupado por el Estado”.

Jované, finalicé la carta dirigida al Embajador el 8/9/2009, expresando: “La Embajada conoce cómo localizarme, tanto por celular como por correo electrónico: todas las semanas la Embajada me envía las Reflexiones de Fidel. Le solicito al señor Embajador que realice los trámites pertinentes, que eviten que mi hijo menor, el Dr. Enmanuel Castro Fernández, sea desalojado del apartamento de mi propiedad”.

Jované, al día siguiente, la Primera Secretaria de la Embajada me envió un correo donde me informó: “Por orientaciones del Jefe de misión, Sr Embajador, le he pasado el documento que usted me entregó al Sr Raúl Revilla, Cónsul de la República de Cuba en Panamá, quien va a atender el caso como corresponde, y ya ha iniciado las consultas pertinentes”.   Le respondí a la Primera Secretaria: “Mi hijo me acaba de informar que solucionó todo en Cuba. Mi hijo fue a la Dirección de Migración y a la oficina del DNI en Altahabana, donde le informaron que todo estaba en orden.   Le agradezco la rápida atención que le dio a mi caso”.

Jované, considero que lo ocurrido a mi hijo menor en septiembre de 2009, fue una amenaza velada para que yo guardara silencio.   Sospecho que el interés del Cónsul de entrevistarse conmigo es porque el régimen militar piensa materializar dicha amenaza.

Jované, ¿el castrismo tomará represalias con mi hijo y mi nieta de cuatro meses, porque en mis artículos alerto a la sociedad panameña de que la ‘izquierda’ adocenada pretende instaurar un régimen de corte estalinista?

Jované, actualmente en mi apartamento de La Habana reside mi hijo, su esposa y mi nieta.   ¿Qué culpa tienen ellos del contenido de mis artículos? Usted y el resto de la ‘izquierda’ adocenada debieran tener la honestidad de explicarle a la sociedad panameña si no es criminal que los desalojaran del apartamento de mi propiedad. Continuará.

*
<>Artículo publicado el 31  de enero de 2011    en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: