Absolutismo y Autoritarismo en Panamá

La opinión del Director Ejecutivo de Fundación Instituto Panameño de Estudios Cívicos, Ingeniero….

Guillermo Antonio Ruiz

¿Ha escuchado hablar de autoritarismo sobre el actual Gobierno? ¿Es algo nuevo? Veremos que en nuestra historia la búsqueda del poder absoluto por nuestros gobernantes es más regla que excepción.

Desde el 28 de noviembre de 1821, el país conoce su primer gobernante de facto en el General Tomás Herrera, quien gobernó el llamado Estado Libre del Istmo entre 1840 y 1841. Demetrio H. Brid fue gobernante por 2 días del Estado de facto mientras se creaban las instituciones y se conformaba la Junta Provisional de Gobierno entre el 3 y 4 de noviembre de 1903.

Aunque nuestro país hereda el sistema bipartidista colombiano conformado por conservadores y liberales, los primeros ostentan el poder por los primeros 10 años mientras que hasta principios de los años 30 lo hacen los Liberales.

En el camino, el Presidente Ciro Luis Urriola promulgó el 20 de junio de 1918 el decreto 18 que suspendía indefinidamente las futuras elecciones.

El 3 de enero de 1931 un grupo de jóvenes denominados Acción Comunal se toma el cuartel de la Policía Nacional y la Presidencia, derrocando el gobierno de Florencio Harmodio Arosemena.

A partir de ahí el liberalismo comienza un pronunciado declive dentro de un escenario político confuso hasta la aparición del militarismo liderado por el Coronel José Antonio Remón.

Al lograr la Presidencia, Remón promulga el 6 de febrero de 1953 la Ley 6, la cual en su artículo 21 establece la legalidad de un partido político solo si había obtenido el 20% de los votos de la elección anterior.

Esto provoca el suicidio político de los partidos que lo apoyaron y su recomposición en la Coalición Patriótica Nacional, segundo partido nacido desde el poder hasta entonces, solo después del Partido Nacional Revolucionario, hoy Partido Panameñista.

De ahí solo quedaba en el escenario el Partido Liberal reunificado y la Coalición.

Luego de recobrar el poder, los liberales permiten el reingreso a la escena política de los Panameñistas lo cual, sumado al desgaste provocado por la corrupción generalizada y el desgobierno existente, termina en la ruptura del orden constitucional por parte del Mayor Boris Martínez y el Teniente Coronel Omar Torrijos.

Antes del restablecimiento de la democracia en 1990, pocos presidentes habían iniciado y culminado su período presidencial de forma completa: Belisario Porras las 3 veces (el renunció en una de ellas para postularse nuevamente), Rodolfo Chiari, Harmodio Arias, Ernesto de la Guardia, Roberto F. Chiari y Marcos Robles, (a este último se le separó brevemente del poder).

Vivimos el mejor momento del país no solo en materia económica, también en la estabilidad política. Cuidémoslo bien como sociedad para que en el futuro cercano podamos probar que logramos consolidar realmente nuestra democracia.

 

<>Artículo publicado el  20  de enero de 2011  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: