Segunda vuelta electoral

La opinión de…

 

Dorindo Jayan Cortez

Al margen de los fraudes, las elecciones presidenciales en Panamá han estado normadas a través de un sistema electoral en el que el candidato con más votos (sin importar el margen) es declarado ganador. Con la reforma constitucional se pretende cambiar el modelo vigente, incluyendo la segunda vuelta; en esta, el candidato con mayor número de votos es proclamado, en la primera ronda, siempre que obtenga mayoría absoluta de los votos, o la mayoría relativa calificada, según lo que se establezca. Si ninguno de los postulados obtiene el porcentaje exigido, se realiza una “segunda vuelta” entre los dos candidatos con mayor número de votos, resultando triunfador el más votado.

Este mecanismo, en América, lo inauguran Costa Rica y Ecuador en 1979. En las dos décadas siguientes se incorporan Argentina, Brasil, Chile, Perú, Colombia, Uruguay, El Salvador, Guatemala, Nicaragua y República Dominicana. ¿Cuáles podrían ser los beneficios de la segunda vuelta? Las respuestas pueden ser diversas, según los intereses de quienes la juzguen. La visión general enfatiza el interés de fortalecer la legitimidad del sistema presidencialista y que el mandato del presidente goce del respaldo mayoritario que facilite la gobernabilidad. Son muchos los estudios, y los ejemplos, que no validan ni respaldan esta teoría; la contradicen, más bien.

En cuanto a Panamá, resultan preocupantes los perjuicios (los beneficios no los vemos). Como aspecto negativo, el nuevo modelo haría más onerosas las elecciones presidenciales provocando un saldo negativo para las finanzas públicas. No obviamos, además, la posibilidad de que la segunda vuelta responda a fines particulares de las fuerzas políticas, más que al interés general de la sociedad. Se trata, desde esta óptica, de un cambio funcional dentro de la estrategia electoral de uno de los sectores que ejerce el poder, a fin de potenciar el control político a través de una fórmula (integración de alianzas, superada la primera vuelta) con resultado conveniente en lo coyuntural. No es extraño, desde esta óptica, que se hable, ver ministra de Trabajo, miembro del CD [Cambio Democrático], de un 60%, lo que llevaría indudablemente a la segunda ronda (La Prensa, 10/1/2011). Porcentaje exagerado que supera a todos los países donde se practica este modelo.

Las recientes declaraciones de la ex presidenta Moscoso, en el sentido de que los panameñistas ignoran el acuerdo entre Martinelli y Varela (habla de acuerdo entre ellos), y las dudas respecto al triunfo de Varela en las primarias y del cumplimiento –la ex presidenta se hace esta interrogante- de lo acordado por parte del Presidente, dan razonamiento político a lo que pareciera una obra muy bien imaginada para que CD –al ser otro el candidato y no Varela, concurra con un candidato propio para fijar alianza en la segunda vuelta, ahora sin un candidato panameñista de por medio. “Mal le paga el diablo, a quien le sirve”, reza el adagio salvadoreño. Y los adagios, muchas veces, cobran vida.

Es ahí, de repente, donde está el interés porque de que la “segunda vuelta” garantice, per se, legitimidad y gobernabilidad, no lo creemos. Que haga más efectivo el mandato presidencial, tampoco. El ejercicio del poder con tales rasgos no depende, en nada, de las consideraciones con las que se le justifica. Una forma de elección puede ser tan legítima y eficaz en uno u otro modelo de elección. Y puede ser tan nefasta con una o con dos vueltas.

<>
Este artículo se publicó el 23  de enero de 2011   en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: