Razones del corazón y el sentimiento humano

La opinión del Periodista…

RAÚL E. CEDEÑO
erece42@hotmail.com
En múltiples ocasiones, he hecho referencia a las razones que tiene todo pueblo para levantarse de su sitio común y corriente, para elevar su voz de protesta por las cosas que pasan en la vida diaria de su país.
Sin embargo, ese levantamiento de la voz, del tono y la intención de lo que hoy dice el pueblo vienen no solamente por el cálculo frío de la clase política y económica de una nación;   proviene del leguleyismo externo e informal de muchos políticos y las componendas a base de razones supuestamente mentales, pero totalmente ajenas a las razones del corazón y el humanismo que debe existir en toda acción que se tome.

 

Seguimos en nuestra tierra, viviendo con razones que provienen -en gran parte- del estómago o del bolsillo de los que han manejado históricamente la clase política de Panamá, pero no con aquellas razones que vienen del corazón o de nuestra cabeza. Y cada cuatro años se nos intenta convencer de que lo que se necesita es una cura de autoridad, orden y eficacia administrativa, pero a la vez imponiendo (período tras período) los valores abstractos de las percepciones de la razón política, más que las del sentimiento.

Hoy todavía nos debatimos en esa misma falla, porque aún luchamos para que la vida común del panameño sea totalmente diferente y muy superior a lo que hoy es, si a las clases políticas de nuestros últimos doce años les hubiese asistido un poco de corazón, a falta de cabeza.

Los panameños estamos viviendo una de las épocas más duras de nuestra historia republicana: los dineros no le alcanzan, el sistema médico de la Caja de Seguro Social es incompleto y ni siquiera tiene medicinas, a la canasta básica alimenticia le pusieron motores a reacción para que se elevara mucho más alto y rápido, la gasolina es un artículo de lujo que se comparará con el costo de un diamante, teniendo que pagarlo todos los días. ¿Entonces?

Por encima de todo ello, cada día más nos damos cuenta de que nos estamos quedando sin paja y sin grano, o lo que es lo mismo, sin eficacia, sin tolerancia mutua y so pretexto de autoridad y orden, estamos clamando además por la cordialidad que se ha perdido, especialmente entre las clases políticas, y por ella se reclama como la siente el pueblo en sus entrañas.

*

<> Artículo publicado el 22 de enero de 2011  en el diario  El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Expropiaciones, empleomanía y contaminación minera

La opinión del educador…

PASTOR E. DURÁN ESPINO
pastornatural@gmail.com

 

Campesinos latinos e indígenas han iniciado movilizaciones contra los proyectos mineros, no sólo porque significan desastres ambientales y ecológicos, sino porque también significan la pérdida de sus derechos posesorios sobre sus tierras y porque los supuestos empleos en las minas son para ‘obreros calificados’, que en su gran mayoría serán traídos de otros lares.

Los depredadores proyectos mineros están considerados ‘de interés público’ en nuestra legislación, para justificar las expropiaciones cuando nuestros campesinos latinos e indígenas se nieguen a entregar o vender sus propiedades a las transnacionales mineras.   Cuando algo está considerado ‘de interés público’, significa que está por encima del interés particular o privado, y la persona que se oponga a entregar o vender su propiedad tiene que ceder ante la ley a las buenas o a las malas.

Cuando la ley estipula el carácter de interés público de la minería, oponerse supone estar fuera de ley, aunque la declaración de ‘interés público’ de las concesiones mineras implique, precisamente, estar en contra del interés público, como lo es el interés de los campesinos latinos e indígenas por sus explotaciones agrícolas y/o ganaderas.

Si una concesión minera incluye miles de hectáreas de terreno, significa que una gran cantidad de familias de campesinos latinos e indígenas pueden ser despojadas de sus tierras. Como los trabajos de las minas son para obreros calificados, indudablemente, masas de familias de campesinos latinos e indígenas emigrarán hacia las ciudades aumentando los anillos de miseria.

Si tomamos en cuenta que –según la legislación vigente- el 98% de la ganancia bruta de los proyectos mineros se la llevan las transnacionales dejándole al Estado panameño sólo el 2% que no compensa el daño ambiental ni ecológico que causan, hay que poner atención al atentado contra los derechos humanos de los campesinos latinos e indígenas, pues según un estudio del economista William Hughes titulado: ‘El impacto económico de la minería’, las solicitudes en trámite en el Ministerio de Comercio e Industrias totalizaban para diciembre de 1996 ¡dos millones setecientas quince mil cuatrocientas dos hectáreas!!! (2,715,402).

Por otro último, ¿qué pasaría si en Cerro Colorado ocurriera un desastre ambiental? Allí nace el río San Félix. A cinco kilómetros de allí el río Cuvíbora, afluentes del Tabasará cuyas aguas bañan no sólo las tierras de los indígenas sino también las llanuras de los campesinos latinos del Oriente chiricano, y desembocan en el Pacífico. Al norte de Cerro Colorado nace el río Cricamola cuyas aguas atraviesan la provincia de Bocas del Toro, para desembocar en el Atlántico.

 

*

<> Artículo publicado el 27  de enero de 2011  en el diario  El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Agua embotellada y punto

La opinión del Economista,  Educador,  Humanista…


VICTORIANO RODRÍGUEZ S
diostesalvepanama@yahoo.com

 

Agua, bendito legado divino. Dios nos hace nacer en un país prodigioso, con grandes potenciales, donde dos océanos bordean nuestro Norte y Sur; también nos regala abundante agua dulce a través de ríos, quebradas, posos, lagos y lluvia.Quizás la principal razón por la cual no hemos aprendido a valorar el vital líquido. Hace 50 días recibimos otro mensaje de la naturaleza y el omnipotente.

Este mensaje aún no lo sabemos interpretar y se juega al “hoy no, mañana si”. El mañana nunca llegará. Nuestras autoridades, independientemente el esfuerzo que dicen hacer por reestablecer del todo el suministro de agua potable, parece solución inalcanzable.   Pareciera, les preocupa bastante poco, posiblemente con el propósito de acostumbrarnos a comprar agua embotellada y quienes se dediquen a estos negocios, en este periodo, “salgan millonarios”.

Hace poco una empresa de comunicación informó que en investigación realizada, algunas marcas de agua embotellada no cumplían con los niveles de calidad requeridos, ahora también se conoce que esas aguas embotelladas tampoco tienen flúor, según información odontológica.

A los gobiernos les ha preocupado muy poco la salud de este pueblo. Presuntamente el agua que provee el Instituto de Acueducto y Alcantarillados Nacionales (IDAAN), debe tener flúor, pero no lo tiene.   Entonces, ¿que tipo de salud están suministrando a esta población?

Los niveles de turbiedad del agua se han normalizado desde el pasado mes de diciembre, cuando la sapiencia y prevención de quienes dirigen y mantienen el inventario del IDAAN, se vieron sin los repuestos correspondientes para hacer frente a la crisis del momento. Bueno, esa fue la excusa.

Hoy la población está ávida de una respuesta seria, objetiva, diáfana y creíble. Lo cierto es que a falta de solución efectiva surge suspicacia y sospechas razonables que se quiere mantener a la población sin agua potable y menos con flúor, porque ello permite que algunos negocios de agua embotellada sigan teniendo excelentes ganancias y posiblemente salpicarán a sus distribuidores, en detrimento de la salud y economía de la población.

Quizás una razón más para tratar de comprar, callar o perseguir a medios y comunicadores sociales.   Cuanto menos sepa la población más fácil será engañarla.   Los españoles colonialistas entregaban a nuestros aborígenes espejitos a cambio de oro. ¿Alguna semejanza?   Dios te salve Panamá.

*

<> Artículo publicado el 27  de enero de 2011  en el diario  El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Homicidios brutales

La opinión de la Doctora en Medicina y Abogada…


NITZIA TORRES CISNEROS
nitzianestesiapanama@hotmail.com

 

De todas las tragedias vividas en Panamá, resultará casi imposible olvidar lo sucedido a los jóvenes recluidos en el Centro de Cumplimiento de Menores, ubicado en Tocumen.

Siete jóvenes fueron quemados brutalmente por personas inhumanas, sin almas, de manera intencional; no de forma fortuita, sino buscando una lesión un daño: se produjeron lesiones personales con dolo y homicidios dolosos, no culposos, porque hubo intención y acción.

Siete jóvenes llegaron al centro con siete historias diferentes, independientemente de cuál haya sido la razón por la que se encontraban allí o si habían provocado un incendio para intentar fugarse, no se justifica bajo ninguna excusa que se lesionara a un joven de esa manera, eran seres humanos no animales, no eran perros ni gatos ni vacas.  A muchos de ellos solo le faltaban unos días para poder cumplir su sentencia.

Sabemos que el origen del delito es multifactorial: presión de grupo o de ‘la banda’, familias desintegradas, abuso y maltrato infantil, pobreza, deserción escolar, poca autoestima, deshumanización, poca valorización por la vida, consumo de drogas, enfermedades psiquiátricas, en fin, la lista es interminable.

La mayoría de los delitos cometidos por estos menores pudieron haber sido prevenidos si se hubiese ‘trabajado’ en ellos en el hogar desde temprano, a tiempo, buscando la ayuda profesional de psicólogos, psiquiatras, sociólogos y otros profesionales.

Hemos visto cómo en nuestro país han sucedido desgracias inmemorables: inundaciones en ‘Puerta del Este’, y en Las Garzas de Pacora; pasajeros quemados en el Bus de Mano de Piedra-Corredor: el 23 de octubre de 2006;  las muertes y enfermos por el jarabe envenenado de dietilenglicol; los pasajeros muertos en Las Garzas de Pacora.

El pueblo está harto y reclama justicia. Nada se ha hecho en pro de la justicia por esos panameños muertos o los sobrevivientes de las tragedias.

Los servidores públicos involucrados en ese horrendo espectáculo (custodios, policías, bomberos, director del centro de cumplimiento), deben ser enjuiciados y condenados. Varios delitos fueron cometidos por estos desalmados: homicidio doloso (van cinco muertos), abuso de autoridad, infracción en los deberes de los servidores públicos, lesiones personales, entre otros.   No sabemos en que concluirá esto, pero será difícil que se haga algo.

Es difícil que después de una quemadura del cuerpo de más del 50% una persona sobreviva aún cuando sea joven. Pero la situación se empeora más por la inhalación de gases tóxicos, que fue intencional y macabra.

Hoy todos lloramos las muertes de los jóvenes: Erick Batista, Benjamín Mojica, José Frías, Omar Ibarra y Víctor Jiménez mis palabras de apoyo para sus familiares. Para aquellos desalmados, asesinos, nada humanos, que les caiga la pena máxima.

*

<> Artículo publicado el 26 de enero  de 2010  en el diario  El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que a la  autora,  todo el crédito que les corresponde.

Pandeportes respaldó la Copa Centroamericana

La opinión del Periodista y Docente Universitario

GARRITT GENETEAU
ggeneteau@yahoo.es

La Copa Centroamericana de Fútbol, no resultó, como se esperaba deportivamente para los aficionados panameños quienes esperaban ver coronarse el onceno de Panamá que fue dirigido por los hermanos Julio y Jorge Dely Valdés.

Aún así en la conferencia de prensa al término de la Copa Julio manifestó a la prensa su agrado y satisfacción por la actuación de sus pupilos que se tuvieron que conformar con el tercer puesto y los 25 mil dólares que otorga la UNCAF. De acuerdo a Pandeportes, ellos solo fueron un apoyo, ya que se trataba de un evento de la organización.

Pandeportes, ahora bajo la dirección de Rubén Cárdenas Pasco, hijo del profesor y veterano entrenador de fútbol Rubén Octavio Cárdenas, y nieto del fundador del Alianza F.C. Justiniano (QEPD), parece que comienza a tomar el sartén por el mango en materia deportiva. Ya pudo resolver medianamente el problema más grave en el deporte panameño.

Cárdenas, ha comenzado a meterse en el desarrollo de algunos proyectos, por el momento ha iniciado el programa de Verano Feliz, a nivel nacional, anteriormente le brindó apoyo a la Federación de Béisbol de Panamá, en tener listos los estadios para el campeonato juvenil.

Rubén Cárdenas Pasco, debe lo antes posible, con el apoyo del ejecutivo, presentar un plan nacional de las edificaciones en materia deportiva que se van a realizar en este quinquenio, además debe presentar ante la faz del país, cual va ser el rumbo del Pandeportes para mejorar la calidad del deporte panameño.

El joven dirigente del fútbol ahora como director nacional del deporte panameño, debe de buscar un claro entendimiento con la dirigencia voluntaria deportiva, agrupadas en las federaciones nacionales y el Comité Olímpico Panameño (COP), a fin de que el deporte panameño logre nuevos derroteros.

Así como también, buscar eventos de jerarquía, como es el Campeonato Mundial de Béisbol, pero debe ser su figura en calidad de director del deporte panameño, y debe tener todo el apoyo de la Junta Directiva de Pandeportes y del propio Presidente de la República.

Una vuelta de ciclismo internacional, con unas 12 etapas, en conjunto con la federación de ese deporte. Así como la celebración de los campeonatos nacionales de todos los deportes, con el fin de lograr extraer lo mejor de cada provincia y la celebración de los Juegos Nacionales Juveniles, con el fin de detectar los nuevos talentos del deporte panameño.

*

<> Artículo publicado el 26  de enero  de 2010  en el diario  El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Derecho a la intimidad y escuchas telefónicas

La opinión del Abogado…


SIDNEY SITTON URETA
sidney@sittonabogados.com

 

El Consejo de Gabinete aprobó un anteproyecto de ley (019-09) que busca, ‘establecer una norma que regule el procedimiento para interceptar comunicaciones en casos de crímenes complejos…’

Sin embargo, cualquier proyecto que se precie de tutelar, con apego a las normas constitucionales y del orden internacional, la figura de las interceptaciones obtenidas por medios electrónicos, debe preveer lo siguiente:

a) Prohibición de escuchas de las conversaciones mantenidas entre el imputado y su defensor: el derecho de defensa presupone el poder contar con un abogado a quien de manera libre se le comuniquen cuestiones propias de su ejercicio como abogado.

b) Conocimientos de hechos delictivos de un tercero: cuando las autoridades llegan a descubrir hechos delictivos sobre los cuales no existía orden judicial, debe existir una ampliación, y los hechos conocidos en forma casual, suponen que fueron adquiridos sin orden judicial.

c) Ejecución de la medida: debe existir un componente humano que será la receptora de tales órdenes judiciales, con preparación técnica y científica, para evitar justamente un uso arbitrario de tales intervenciones. Este personal debe, con rigor, incorporar el material pertinente y destruir aquel que no guarde relación alguna con el hecho investigado.

d) Control posterior de la intervención: debe la autoridad judicial comunicar al imputado, una vez cese la misma, la resolución que la ordenó, para restablecer el derecho de defensa, y poder permitírsele escuchar lo grabado para que pueda seleccionar lo que considere útil a su defensa, comparado esto con las desgrabaciones.

e) Identificación de la voz: el personal idóneo debe poder determinar la voz indubitable con la indubitada, es decir el peritazgo que compare las voces grabadas – vs – las que se usan del imputado como muestra para comparar.

f) Delitos en los que se ordena la medida: en la mayoría de los países de Europa, la medida de interceptación de las comunicaciones se hacen por interés de la seguridad nacional, delitos penados con prisión superior a cinco (5) años, delitos de narcotráfico o lavado de activos, armas, homicidio, secuestro, seguridad terrestre, aérea o marítima, tráfico de órganos o seres humanos, etc.

g) Tiempo de la medida: la ejecución de la medida dictada por orden judicial debe tener un límite de tiempo, pues de lo contrario se convierte en una pesca legal, con el fin de ‘encontrar’ algo que comprometa al imputado.

En nuestro país, la Corte Suprema de Justicia determinó que la única autoridad judicial competente para ordenar la intervención de cualquier medio de comunicación electrónica es el juez a cargo del caso.   En otras palabras, la Corte interpretó que el mandato constitucional prohibe al Ministerio Público violar el derecho a la intimidad, sin contar con autorización judicial previa.

*

<> Artículo publicado el 25 de enero  de 2010  en el diario  El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

La grandiosa fama de los arrastrados

La opinión del Abogado…



LUIS FUENTES MONTENEGRO
luisfuentesmontenegro@gmail.com

En un país folclórico el éxito se mide en función de cuanta plata se tiene, si se aparece mucho en la televisión o en cualquier otro medio de comunicación social; se dice entonces que está en la buena o que se está en la fama. Por eso, hay cualquier cantidad de personas que hacen lo que sea, con tal de aparecer en televisión, periódicos, dar la impresión de que son famosos o influyentes, son capaces de arrastrarse y convertirse contentos, en un verdadero arrastrado.

Los arrastrados están en cualquiera esquina, no importa si sea una persona repleta de títulos universitarios, si tenga apellido de rabiblanco, sea hombre o mujer o del color que sea. El ser arrastrado es una categoría donde cuenta fundamentalmente que el arrastrado sea apto para pisotearse, para no tener dignidad y para asumir el rol de estúpido, sin ningún reproche ni estupor. Para un arrastrado, lo esencial es arrastrarse de modo infinito, pues su objetivo es alcanzar la supuesta fama o estar en una rosca, para vanagloriarse de que tiene éxito o poder.

Un arrastrado se conoce a primera vista, dicen y defienden estupideces. Pero lo más terrible de un arrastrado, es que siendo estúpido, cree que los demás también son estúpidos o que existen pueblos enteros sumergidos en la estupidez, toda vez que el pueblo los alaba, los elige como gobernantes, para que ellos le introduzcan la tuza de forma completa y sin compasión. Por lo general, un arrastrado con poder o fama se convierte en loco, pero entonces esa locura es explicada como una condición de genialidad.

Un arrastrado puede verse como cosa irremediable que se tiene que aceptar, partiendo del refrán que afirma ‘de todo hay en la viña del Señor’, pero cuando se trata de colectivos de gobernantes, masas de políticos, secuaces que se arrastran para estar en la rosca, entonces dan asco.

Quien quiera arrastrarse que se arrastre y quien le guste ser estúpido que lo sea, pero cuando se asesina a menores porque están en una celda o se le enseña al pueblo a mendigar sin darse cuenta, porque tiene que pedir y rogar agua, o cuando una red de maleantes penetra entidades de justicia, cónsules declaran aberraciones, parientes y copartidarios se vinculan al narcotráfico, entonces no todos son estúpidos y arrastrados para creer que en el país vamos bien.

*

<> Artículo publicado el 25 de enero  de 2010  en el diario  El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Visitando a los quemados

La opinión de la Arquitecta y Ex Ministro de Estado…

MARIELA SAGEL
marielasagel@gmail.com

Desde que ocurrió la masacre contra los jóvenes en el Centro de Cumplimiento, el pasado 9 de enero, además del horror que nos ha causado el ver la forma despiadada e inhumana en que se comportaron los custodios y miembros de la Policía Nacional, hemos estado esperando una manifestación del Gobierno Nacional, un pronunciamiento que le permita a los familiares –ya no a los chicos, porque han muerto cinco hasta ahora y dos están en estado crítico – saber qué les espera si se recuperan y si tienen que atravesar la tortuosa vía de un prolongado tratamiento.

 

Y en lo que va de estos casi veinte días, un par de expresiones en los medios de parte de algunos de los funcionarios es todo lo que han dicho. El pasado sábado, en un anunciado comunicado, el Presidente solamente ofreció respaldo moral y una investigación sobre los hechos.

 

Teniendo, como lo tenemos mucho, el corazón destrozado por esta tragedia, he ido junto a otras personas a la hora de la visita a hablar con los familiares a saber cómo evolucionan, sin estridencias y sin querer establecer posiciones de partido.   Logramos hablar con algunos parientes de los dos muchachos que aún batallan entre la vida y la muerte y nos contaron las tres versiones que se dan alrededor de ese aciago incidente.

También nos confirmaron que uno de los que murió ni siquiera lo pusieron en la morgue y cuando sus familiares lo fueron a reclamar, lo que recibieron fue un saco putrefacto que tuvieron que enterrar como a un perro, en una bolsa de basura.

 

En el escenario de la visita diaria confirmé que la Policía Nacional mantiene unas unidades apostadas en la sala, lo que es negativo para la recuperación de los chicos, toda vez que ellos deben estar todavía bajo la impresión de lo ocurrido y el ver entre brumas a sus verdugos no debe ser sicológicamente positivo para su recuperación.

 

Con la familia de Christian entré a conversar con la doctora que diariamente informa cómo evoluciona el paciente. De una forma impersonal y hasta tajante les dio su reporte y al yo preguntarle cuál sería el tratamiento que tendrían que seguir si salen de esta crisis, me interpeló, de forma muy dura, que quién era yo, y que eso se vería en su momento. Sobre la muerte del último, sus familiares no fueron avisados cuando ocurrió.

 

Una manera muy inhumana de tratar semejante tragedia.

*

Este artículo se publicó el 24 de enero de 2011   en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que a la  autora,  todo el crédito que les corresponde.

La Policía Nacional y la estrategia equivocada

Bitácora del presidente  – La opinión del Abogado,  Empresario y actual presidente de los diarios La Estrella de Panamá y el Diario el Siglo…

EBRAHIM  ASVAT
easvat@elsiglo.com

La Policía Nacional pasa por su peor momento frente a la población nacional.   Esa indiferencia y esa actitud criminal de festejar el martirio sufrido por los adolecentes recluidos en un centro de cumplimiento no es propio de seres a quien se le encomienda una misión patriótica. Es la actitud de bestias con uniformes. Quizás algunos pensarán que todo esto es producto de unas cuantas ovejas negras. Lamentablemente no es así.

 

A la Policía Nacional se le está preparando e inculcando que actúe así.    Se le está educando que su guerra contra la delincuencia se lo impide la constitución y la ley. Que solo mediante una protección extralegal pueden cumplir a cabalidad su misión.

 

A esto si le añadimos la poca preparación educativa de quienes ingresan y la ausencia de un constante adiestramiento profesional, la combinación produce bestias no policías.

 

La tesis principal del gobierno de Ricardo Martinelli sobre los estamentos de seguridad no se fundamenta en una policía profesional, técnica, respetuosa de la ley y cuya misión es proteger a los ciudadanos.

 

Alguien entendió que lo que la Policía necesitaba era sobreprotección, inmunidad, apoyo gubernamental para librar una guerra sin cuartel a través del miedo y la intimidación. Todos son delincuentes hasta que prueben lo contrario. A ello obedece generar retenes, verificar en el pele police, patear puertas, hacer allanamientos de limpieza de áreas o barrios.

 

Ese estilo policial sin información, sin cooperación ciudadana, con temor al uniformado generalmente conduce a situaciones de arbitrariedad y errores con elevados costos para la institución.

 

Si los jefes inculcan un discurso de violencia el resultado será violento. Creo que algo de eso está ocurriendo además de la exagerada corrupción de su oficialidad y manejo con desgreño.

 

Panamá es el único país del mundo donde los carros patrullas comprados en este gobierno son de cambio. Que alguien me explique como un conductor policial puede conducir, manejar la palanca de los cambios y operar la radio policial a la vez. Si se encuentra en una persecución con disparos cómo puede conducir, manejar la palanca de los cambios y utilizar su arma de reglamento.

 

Los policías de a pie aprenden de las lecciones que le imparten sus superiores. Si las cabezas están podridas no responsabilicemos a los suboficiales por los malos ejemplos.

 

No pretendo culpar a este gobierno de todos los desmanes. Hay secuelas de mala administración y desidia que provienen de gobiernos anteriores. Lo que en este gobierno se ha acentuado es la sobreprotección frente a la ley y la exagerada soberbia de sus dirigentes en el manejo operativo de los estamentos de seguridad.

 

*

<> Artículo publicado el 21 de enero de 2011  en el diario  El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El silencio de los inocentes

Bitácora del presidente  – La opinión del Abogado,  Empresario y actual presidente de los diarios La Estrella de Panamá y el Diario el Siglo…

EBRAHIM ASVAT
easvat@elsiglo.com

Cuando el Presidente de la República manifestó en su discurso a la Nación el 1 de enero del 2011 su lucha frontal contra la delincuencia señaló:  ‘Para los delincuentes tengo un mensaje: Estoy en guerra contra ustedes.

En nuestro gobierno les espera el hospital, la cárcel o el cementerio’ , nunca me imaginé que la decisión sería interpretado como una orden policial.

Si la decisión política es mandar a los delincuentes al hospital o el cementerio la orden se cumplió a cabalidad en el centro de cumplimiento de menores en Tocumen.   Es quizás esa la razón por la cual con mucha frialdad los uniformados que se apersonaron a la entrevista con Álvaro Alvarado se comportaron con total estoicismo frente a las acciones criminales ejecutadas.

Cumplieron con el protocolo que exigía esperar a que los autorizara la directora del centro mientras tanto había que dejar que los adolecentes se murieran quemados.

Este vil acto de ejecución de adolescentes ante la indiferencia de los encargados de salvaguardar la vida de los seres humanos es la peor atrocidad que la Policía Nacional ha cometido en los últimos 20 años.

Han manchando el honor policial y su propósito. Como ex director de la Policía Nacional siento un profundo dolor por la muerte de estos panameños vilmente asesinados por quienes deberían velar por sus vidas y seguridad aunque estuvieran pagando tiempo en un centro de cumplimiento. Asesinos, salvajes, inhumanos y cualquier otro epíteto es poco lo que puedo decir.

No acepto un Panamá donde la vida de un ser humano sea vejado de la forma vil como lo hicieron frente a las cámaras de televisión.   No quiero ser ciudadano de un país donde se veje la vida humana de esa forma.

Señor Presidente su silencio es cómplice. Usted no puede permitir que la Policía Nacional sea dirigida por bestias humanas ni se puede aceptar que su Ministro de Seguridad Pública no haya sentido ningún sentimiento de dolor o compasión por esos adolecentes quemados y asesinados.

En su discurso presidencial de inicio del año usted señaló que ha sido clave en la lucha contra la delincuencia la mística que el Director de la Policía y el Ministerio de Seguridad brinda a su equipo humano. Se equivocó señor Presidente.

Esta bitácora la escribo con lágrimas en los ojos porque no es el Panamá que queremos los panameños, Señor Presidente.

El Estado no puede asesinar a sus ciudadanos. Se ha violado la constitución nacional. Se le ha aplicado la pena de muerte a adolecentes panameños porque quienes la ejecutaron fueron funcionarios de su gobierno. Me avergüenza su silencio.

 

*

<> Artículo publicado el 20  de enero de 2011  en el diario  El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

La obligación de ser transparente

Bitácora del presidente  – La opinión del Abogado,  Empresario y actual presidente de los diarios La Estrella de Panamá y el Diario el Siglo…

EBRAHIM  ASVAT
easvat@elsiglo.com

Wikileaks es una revolución de la información. A pesar de los argumentos conservadores de muchos analistas sobre el valor de los cables del Departamento de Estado y el peligro que encierra la divulgación de las opiniones personales de políticos y diplomáticos sobre política exterior hay paradigmas que se derrumban frente a tanta información confidencial revelada. Hay una realidad. Wikileaks permitirá a los ciudadanos independientemente del cargo que ostentan a revelar secretos cuando su conciencia entra en conflicto con decisiones políticas. O cuando las decisiones empresariales o financieras no sean conforme a los estándares éticos o morales.

 

La última revelación de Wikileaks serán las cuentas bancarias de personalidades políticas en el banco suizo Julius Baer. Todo esto es una fiesta para la ciudadanía. Los corruptos no tendrán en el futuro espacio para esconder sus dineros mal habidos. Los políticos no podrán mentirles a los ciudadanos sobre la verdad de sus intenciones. Un mundo donde gran parte de lo que hoy denominamos secreto o intimidad especialmente en lo que concierne a la vida pública y la vida financiera será materia de conocimiento público. Estamos experimentando apenas un comienzo de lo que vendrá en los próximos 20 años en materia de transparencia pública.

 

En Túnez, país ubicado en el norte de África, los cables diplomáticos revelados por Wikileaks sobre el nivel de corrupción del Presidente y su familia lograron generar disturbios públicos que provocaron la caída del gobierno. Un gobernante totalitario se tambaleó frente a un evento fuera de su control.

 

Hoy en día, ningún gobernante puede contar con el silencio de los inocentes. Esa capacidad para hacer lo que a bien le parezca y esperar la tolerancia popular es ilusoria.

 

La revolución de la información ha sufrido una transformación. Lo reservado se ha convertido en público. Cualquier ciudadano tiene la capacidad de hacerle llegar a millones de personas en forma gratuita información valiosa que puede hacer tambalear gobiernos, cambiar la dirección de un país y revelar ilicitudes.

 

Mientras más personas se atrevan a denunciar a través de los nuevos canales de información por Internet no hay necesidad de conocer periodistas, esperar que la prensa escrita los publique ni someterse a la censura o el auto censura.

 

El mundo a cambiado los tontos que piensan que controlando medios, avasallando a su población o persiguiendo a los opositores evitarán que se revelen sus pecadillos se equivocan. Se lo debemos a Wi kileaks quizás hoy en día más relevante que las redes sociales de Facebook o Twitter.

 

*

<> Artículo publicado el 19  de enero de 2011  en el diario  El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.