Los tamales de ‘Chola’, se cocinan en el cielo

La opinión del Periodista…

ANTONIO GRAELL F.
agraell@hotmail.com

Desde niño, recuerdo que nos decían que si queríamos ser fuertes como ‘Supermán’, teníamos que tomar agua de masa de maíz y era así que cada vez que la señora ‘Chola’, iba a hacer sus ya famosos tamales, corríamos toda la gallada de la Calle Estudiante a hacer la fila para moler el maíz, ya que el que no molía, no le tocaba su vaso de agua de masa.

La señora ‘Chola’ como la llamaba todo el mundo o Tía Chola como yo le decía, ayudaba a la economía de su hogar junto a su inseparable esposo Alfredo Moreno, mejor conocido en el barrio como ‘Papá Moreno’, por su don de gente, siempre ayudando a toda la gente desde su puesto de venta de limones en el desaparecido Mercado Público del terraplén.

Sí, Alfredo Moreno y Honorina Flores de Moreno criaron y educaron a sus cuatros hijos: Alfredo, José Alberto, Dionisio y Esther. Hoy día, la muchachada de la Calle Estudiante, la mayoría todos jubilados, recordamos los famosos tamales de la Tía Chola, quien el próximo 17 de marzo cumpliría 95 años de edad, pero que el Dios Todopoderoso, quiso el 18 de enero de 2011, llamarla al reino celestial mientras se recuperaba de una visura en la cadera en el Hospital de la Caja de Seguro Social. Tía Chola que acostumbraba a satisfacer a todos con sus sazones, le tocó saborear un rico caldo preparado por su hija Esther una hora antes de partir con el Señor y con su sonrisa de siempre dijo ‘Ay hija, esto sí está bueno’. 60 segundos después, su vetusto, pero noble corazón dejó de latir, producto de un paro cardíaco.

Recuerdo que a mis 10 años de edad, la vi un domingo preparando una enorme gallina, que por cierto en aquel entonces era el plato dominguero (Gallina, macarrones y ensalada de toldo). Le pregunté: ‘Tía Chola ¿qué está cocinando?’, y ella con una muy disimulada sonrisa mirándome por sobre sus hombros me respondió: ‘Gallina… Zo, que te oye la vecina’. Esa era la Tía Chola, siempre jovial, campechana y con unas ‘salidas’, que me tomaría escribir como tres Tomos que titularía: ‘Las Ocurrencias de la Tía Chola’. Descanse en Paz… ¡Tía Chola!.

<>Este artículo se publicó el 23 de enero de 2011   en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: