Un mensaje para el alma…

La opinión de la Licenciada en Bibliotecología….


DIANET G. DE URRIOLA
dianet1208@yahoo.com

Sólo amando a una persona, seremos capaces de comprenderla, pues el entendimiento y el amor están inter-ligados. Al nutrir nuestra alma, aumentamos nuestra capacidad de amar (esencia del pensamiento de Jacob Needleman, Ph.D).

Generalmente, el hombre suele se prepararse para el nacimiento de un nuevo ser. Igualmente se organiza para su futuro. Pero, me pregunto: ¿Estamos preparados para abandonar este mundo? ¿Hemos meditado alguna vez acerca de lo que dirán de nosotros después de fallecer?   La mayoría de las personas rehuyen pensar y hablar de este tema. Lo evitan como quien huye a la lluvia, a las inyecciones, a intervenciones quirúrgicas… Es como una fobia colectiva.

Sin embargo, la triste realidad es que nuestra vida terrenal tiene límite. Tomando en cuenta esto, es pertinente preguntar: ¿vivimos cada día como alguien trascendente, que deja una huella en las vidas de quienes le rodean?…. Hace unos años fallecieron algunos miembros, pilares de nuestras familias. Recientemente, le dimos el último adiós a mi suegra. Es por ello que deseo compartir con ustedes algunas líneas que escribí en la semana de Adviento; el preámbulo de la llegada del redentor.   Es difícil expresar en palabras lo que sentimos en lo más hondo de nuestros corazones por aquellos quienes siempre se esforzaron por los que más amaron, e invirtieron constantemente en nosotros el fruto de sus horas dedicadas al quehacer laboral. ¡Cómo no darle gracias a Dios por la oportunidad de relacionarnos y compartir vidas de hombres y mujeres que lo dieron todo ¡Quién podría omitir o silenciar su trayectoria de amor y generosidad! Los extrañaremos por siempre bondadosos padres- abuelos y abuela.   Cómo borrar de nuestra memoria todas las enseñanzas que nos impartieron.   Porque, durante su estadía en esta tierra su ejemplo de vida y palabras, dejaron una gran marca en nuestra forma de ver el mundo. Es muy triste despedirlos ¡No es sencillo decirles adiós!.

Estarán presentes por siempre en nuestras vidas. De pronto escucharemos una bella y sublime tonada religiosa musical, la cual llegará a lo más hondo de nuestros corazones y guiará muchas de las decisiones que tomaremos en nuestros caminos. Será el glorioso tango de sus vidas, escrito y dirigido por aquel que no los abandonó hasta el último suspiro: nuestro señor magnifico, Dios.

Por eso, nuestro sentir se resume en la siguiente expresión: DIOS ES AMOR, HOY MAÑANA Y SIEMPRE, como decía la abuela.

La Biblia dice: ‘Dios, enséñanos a pensar y cómo vivir para que nuestra mente se llene de sabiduría’ (Salmo 90:12). Cuando usted toma muy en serio el hecho de ser una persona trascendente, hasta el mínimo acto de su voluntad se verá afectado de manera positiva.   ¡Alerta, vamos!, hoy puede ser el inicio de una vida nueva!

*

<> Este artículo se publicó el 22 de enero de 2011   en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que a la  autora,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: