El idioma corporal

La opinión del Abogado y Profesor universitario en Derecho Procesal Penal…

 

CARLOS AUGUSTO HERRERA
cherrera255@hotmail.com

El abogado que ignora las nociones de esta particular forma de comunicación está muy lejos del éxito, independiente del rol que escoja para desarrollar su carrera en la vida laboral.

Quien no puede educir lo que tratan de aparentar o los que participan en aclarar cualquier asunto en disputa, seguro que tiene la de perder por desconocer la gran parte de esa comunicación que no se habla o se escribe.

Cuando le presentan a una persona, mientras se dan la mano, cada uno dice su nombre pero nadie lo recuerda porque en ese momento, cada uno trata de leer el idioma corporal del contrario para saber quién es.

El análisis morfofacial es una odisea para neófitos. Poder estudiar el rostro de una persona no es tarea fácil. Se dice que no hay retentiva para recordar los rasgos físicos de una persona.

Yo no soy un buen fisonomista, se alega. Físicamente tenemos músculos faciales que no están atados a ningún miembro que se mueva en el cuerpo. Los músculos del rostro colocados cerca de la piel gobiernan las expresiones faciales, mueven la mandíbula para abrir y cerrar la boca, masticar, tragar, reír, sonreír, hablar en conjunto con la lengua y estos músculos del apéndice tiene su origen en el hueso hioides, también realizan movimientos complejos para las mismas actividades.

Lo importante son los cambios morfofaciales alentados por las emociones que provocan los sentidos y la emisión de adrenalina, una hormona vaso activa secretada en situaciones de alerta por las glándulas suprarrenales, pero que sin dudas cambian la fisonomía de un rostro.

El otro asunto es el cerebro dividido en hemisferios y entrecruzado con relación al resto del cuerpo. Del lado derecho encontramos la intuición, la imaginación creativa y la capacidad de percibir una impresión general. Del lado izquierdo tenemos el simbolismo y la metáfora, esta la herramienta del poeta para las imágenes creativas y si hay una relación especial, la encuentras de este lado.

1 Por supuesto que la lista es larga en cuanto a las funciones del cerebro, pero tenemos que darle al tema un repaso superficial por razones de tiempo y espacio. Lo que tenemos que atender lo relativo al funcionamiento a partir de las percepciones por medio de la vista, el oído o las emociones. (Kinestésica). Este pensamiento elaborado va al cerebro y recoge de la memoria el conocimiento para comparar e identificar lo que se percibe; luego lo convierte en idioma para expresarlo. Hay que notar la velocidad supersónica de la respuesta sobre lo que define. Es como la computadora más rápida del mundo.

Aparecen el estímulo con las sensaciones y luego llega la percepción que al enfocar está la respuesta, un tema que ha trasnochado a grandes pensadores científicos. Aquí tenemos una información que nos dice que pensamos en imágenes de manera abstracta o en palabras y también se originan en sensaciones y emociones.

2 Como podemos apreciar, este asunto es mucho más complicado de lo que parece. Pero es que procesamos todas las informaciones a través de los cinco sentidos que conocemos.

Este mismo autor que recién referimos, nos dice que podemos recordar mejor una imagen si elevamos los ojos. Si se trata de palabras y sonidos, debemos mantener la mirada de forma horizontal, pero si se trata de revivir sensaciones entonces debemos dirigir los ojos hacia abajo.

3 Esto reviste mucha importancia porque después veremos como se puede detectar una verdad o una mentira con el análisis de la posición de los ojos del interlocutor. Dice que una mayoría de nosotros cuando recordamos asuntos del pasado, dirigimos los ojos hacia la izquierda y si lo hacemos hacia la derecha elucubramos acerca del futuro. Lo importante es conocer que mientras hablamos o pensamos de manera inconciente, dirigimos la mirada en busca de la información en nuestro cerebro.

4 Este es un tema que me apasiona y al que le he dedicado más de 20 años de lectura, entonces puedo entender esa manera mecánica y repetida que el barbero cuando mueve la tijera o le asienta el filo a la navaja en la correa, o el carnicero mira en lontananza mientras recorta la carne frente al cliente que también se hipnotiza con el repetido movimiento.

Usted mira sin ver cuando piensa o le gusta caminar de un lado a otro mientras conversa. Otros platican en una posición de perfil y aquellos fijan un punto al que la dirigen la mirada pero que no ven.

Finalmente los pensadores visuales lo hace sobre imágenes que representan ideas; los absortos auditivos utilizan o las ideas abstractas y luego cambian a la siguiente idea y los abstraídos kinestésicos llegan desde el exterior con sus sensaciones y emociones. Hay que recordar el sabor del limón o el tamarindo para que automáticamente se salive la boca.

 

Este artículo se publicó el 23 de enero de 2011   en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: