¿Sí o no?

La opinión del explorador  y conservacionista…

LUIS  ALFONSO  PULEIO
luispuleioc@hotmail.com

En el programa de Telemetro Reporta, Edición Matutina del pasado 25 de octubre, que dirige el periodista Álvaro Alvarado, en pregunta que le formulara al Ministro de la Presidencia, Sr. Jimmy Papadimitriu, con relación al proyecto de los mercados y la cadena de frío, el ministro respondió que se le está dando prioridad al mercado de Chiriquí, y el de Panamá empezará a construirse en febrero de 2011.  Dado esa declaración, surgen en mi mente las siguientes interrogantes:

¿Qué pasó con el acuerdo para la realización del estudio arqueológico asignado a Patrimonio Histórico, quién es el que en realidad determinará la existencia del Camino de Cruces, la ubicación del poblado español de Guayabal y el camino hacia Gorgona, empedrado paralelo al de Cruces hecho por los propios españoles, como ruta más corta y segura hacia el Río Chagres?.

¿Por qué, además de los herbazales del campo de antenas de Chivo Chivo, sitio donde se construirá el mercado, también se va a talar el bosque que circunda el parque Camino de Cruces, modificando su superficie?

¿Qué pasará con la contaminación de los lagos de Miraflores, auxiliares del canal, reservas hídricas que producen electricidad para las esclusas y suplen de agua potable a importantes sectores de la ciudad de Panamá?

¿Qué opina la ACP, que parece no interesarle la conservación de la Cuenca Hidrográfica del Canal; al permitir que con el tiempo, los barcos naveguen sobre aguas pútridas?

El asentamiento del Mercado de Abastos de la ciudad, el complejo hospitalario, la nueva sede de la Policía, el Metro Bus, las vías de acceso Centenario Clayton y las futuras áreas residenciales, terminarán arrebatándole todo el verdor al parque Camino de Cruces.

Pero, qué hay del estudio de impacto ambiental?

El progreso es una cosa, pero antagonizar contra la naturaleza y la conservación de la Cuenca Hidrográfica del Canal, es un crimen al ambiente.

Los norteamericanos cuidaron y protegieron el bosque del ‘Canal Zone’, pero en la actualidad y con el goce de plenos derechos soberanos, la eclosión natural, es decir la selva tropical , carece de importancia ante lo apabullante del interés económico.

Entonces, aclaremos: ¿necesita el Canal de Panamá, para su funcionamiento, mantenimiento y protección, la existencia de los bosques, ríos, selvas, y masas de agua para su universal tarea?

¿Sí o no?.

 

*

<> Este artículo se publicó el  13 de enero de 2011    en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: