El 9 de enero y la nacionalidad panameña

 

La opinión de…

Jorge Chang-Villarreal

Han transcurrido ya 47 años de aquel amargo día en el que jóvenes panameños del Instituto Nacional elevaron esa voz de protesta en contra de la ocupación militar en la Zona del Canal, la denominada quinta frontera, que por muchos años estuvo allí como indicativo de que nuestro país no era soberano; que existían dos jurisdicciones distintas.

Ya para el año de 1958 se comenzaron a realizar algunos movimientos y es así que se inicia la operación soberanía, con la que estudiantes de la Universidad de Panamá colocan banderas en el territorio de la antigua Zona del Canal. Para el 30 de diciembre de 1963, el gobernador Robert Fleming anunció que la bandera panameña sería izada junto con la estadounidense en ciertos sitios de la ex Zona del Canal, a partir del 1 de enero de 1964, sin embargo, la decisión fue ignorada.

Los estudiantes de la Escuela Superior de Balboa izaron la bandera de Estados Unidos frente al plantel, sin acompañarla con la bandera panameña, lo que motivó que un grupo de estudiantes del Instituto Nacional (entre 150 y 200) llevara la bandera nacional con la intención de izarla en el colegio de Balboa, pero solo lograron pasar seis de ellos, quienes al llegar al colegio se vieron asediados por una multitud que no los dejó izar la bandera y, en el forcejeo, rompieron nuestro emblema nacional, hecho que causó indignación entre toda la población, que se tiró a las calles en protesta por lo sucedido. Esto dio por resultado 21 mártires y más de 500 heridos.

Los mártires del 9 de enero son verdaderos héroes de la nacionalidad panameña, pero algo debe estar pasando en nuestra sociedad; cada día son más los panameños que olvidan el significado de la fecha, lo toman como un día libre o de paseo. ¿Será que nuestra juventud no siente el orgullo de ser panameño? Es un deber patriótico que el 9 de enero no pase inadvertido. Esto no solo sucede el Día de los Mártires, igual pasa en las fiestas patrias, porque los jóvenes no saben por qué desfilan; no saben el significado de los colores de la bandera, cuándo nos independizamos de España o cuándo nos separamos de Colombia.

La situación se complica más cuando vemos las recientes declaraciones de nuestro cónsul en Miami, quien desconoce por completo no solo los datos del Canal, sino de la historia panameña; también, cuando se imprimen alrededor de 60 mil pasaportes con un mazo en vez de una pica y con el sol naciente, cuando en el escudo verdadero el sol se oculta, debido a que toda la conspiración de la separación de Colombia ocurre de noche.

Definitivamente, debemos tratar de rescatar la nacionalidad panameña. Es un deber de todos entender que el amor a la patria es un amor incondicional, que debemos respetar nuestros símbolos patrios por ser la fiel muestra de nuestra identidad nacional.

<>
Este artículo se publicó el 10  de enero de 2011   en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: