Un año de grandes desafíos económicos

La opinión del Economista…

 

Gustavo A. Valderrama R.

La economía es un gran tablero de ajedrez, en el que con cada nueva movida se debilita un frente y se fortalece otro, y es que los recursos siempre son escasos. Desde mi perspectiva, se dan acontecimientos de corto plazo que nos desvían de nuestros objetivos de mediano y largo plazo, de ahí la importancia de divisar el tablero completo antes de la próxima movida. En este artículo trataré de presentar los grandes retos que tendrá desde mi perspectiva nuestra economía para el 2011.

El primer reto serán los precios, son varios los acontecimientos globales y nacionales que terminarán afectando los precios, entre ellos el aumento en los precios de las materias primas que importamos, los sembradíos afectados por las inundaciones y los aumentos de los costos relacionados con el transporte y la energía. Adicionalmente, desde una perspectiva global, vemos que en la medida que se vaya materializando la recuperación mundial se impulsará la demanda de las materias primas elevando más los precios, y podría materializar la meta inflacionaria de los bancos centrales, impulsando las tasas hacia arriba. Todo esto tendrá un impacto a nivel nacional, sobre todo, en el costo de producción de las empresas, así como en los alimentos y la gasolina para las familias.

El segundo gran reto es la responsabilidad fiscal. De hecho, estamos a favor de los planes de inversión del actual Gobierno, principalmente porque las inversiones están destinadas a generar infraestructura necesaria para impulsar la productividad y la competitividad nacional en el mediano plazo. Pero es un hecho que tendrá éxito en la medida que sea de estricto cumplimiento en el uso y destino de los fondos; el Gobierno, en estos momentos, debe manejar el gasto corriente con la más alta prudencia, y podría permitirse generar ahorros debido a que cuenta con el impulso del gasto privado, el cual se afianza fuertemente.

El tercer gran reto es a nivel de Estado (ojo, no hablamos del Gobierno). Se deben establecer las bases para el desarrollo de un Órgano Judicial confiable en el que prive el estado de derecho y los organismos para resolver conflictos. Dentro de las prioridades estará desarrollar mecanismos de autocumplimiento y fuerte autonomía para la administración de justicia, en todos sus niveles e instituciones. Y es que las características comunes que presentan los países industrializados son: un desarrollo comercial importante; el continuo flujo monetario; e instituciones fuertes que defiendan el marco jurídico, en donde se desarrolle el comercio.

El cuarto gran reto es más pesimista, y puede ser contradictorio con los dos primeros. Gira en torno a que la recuperación en los países desarrollados no se materialice, y no es descabellada la posibilidad que haya una doble recesión, pues aún existen millones de activos tóxicos en los balances bancarios a nivel mundial, todo esto acompañado de fuertes controles fiscales por varios países europeos, que impactarán la demanda de bienes. En ese caso se afectarían nuestros ingresos, debido a un menor flujo comercial global, impactando las ventas de nuestras exportaciones de servicios principalmente.

En conclusión, vemos condiciones económicas fuertes para que el país siga creciendo a tasas superiores al 5% durante los próximos cuatro años, pero de algo estamos seguros, y la historia así lo demuestra, el crecimiento sin una adecuada administración de recursos se evapora en el tiempo; es necesario que se trabaje fuerte en el marco jurídico para que se desarrolle un flujo comercial constante, y que poco a poco la intervención del Gobierno ceda en las actividades que pudieran ser comercialmente rentables.

Es un hecho, Panamá está en camino a seguir cosechando avances en materia país, estará en manos del Gobierno permitir que se materialice el éxito, y cuando hablamos de éxito incluimos la reducción de la pobreza, la desnutrición, la delincuencia, mejoras en la educación, en la salud, la productividad, la competitividad y en un estado de derecho listo a resolver conflictos.

Definitivamente el 2011 será un año con muchos altibajos, tal vez sea el año que “separe al hombre del niño”.

¡Estaremos pendientes!

<>
Este artículo se publicó el 14  de enero de 2011   en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: