La insoportable levedad al gobernar

Bitácora del presidente  – La opinión del Abogado,  Empresario y actual presidente de los diarios La Estrella de Panamá y el Diario el Siglo…

EBRAHIM ASVAT
easvat@elsiglo.com

Creo que ya debemos acostumbrarnos a vivir de las expresiones espontáneas. Sin un formato, sin una preparación anticipada, los personeros del gobierno desde el cónsul de Panamá en Miami hasta el presidente de la República se atreven a presentarse ante la opinión pública sin un guión, una ayuda de memoria, un conocimiento profundo de los temas para exponer su muy particular forma de decir las cosas que ya hasta deberíamos bautizar como ‘a la panameña’.

Porque no tiene explicación que un personaje con cargo de rango y jurisdicción o representante de la nación panameña no conozca su historia, su constitución, su sistema político. Y nos piden que respetemos el cargo.
Nuestro presidente de la República no conoce la tasa impositiva que se le aplica a las personas naturales. Se equivocó en Fox News y volvió a equivocarse en otras entrevistas a medios internacionales.
El Presidente de la República en la última entrevista que le hizo Álvaro Alvarado cree que la extradición de los panameños se puede realizar por delitos comunes y es cuestión de pasar una ley desconociendo lo que dice textualmente el Artículo 24- de la constitución nacional que señala: ‘El Estado no podrá extraditar a sus nacionales; ni a los extranjeros por delitos políticos’.

Y no es culpa del Presidente que nadie le ha pedido que tome cursos de política, derecho o ciencias sociales. Todos sabemos que su fuerte es el comercio. Sin embargo, no ha tenido la capacidad de elegir dentro de su entorno, panameños capacitados que por lo menos lo ayuden a no cometer errores en público.

El país tiene una estructura legal que es la base de su funcionamiento y la actuación de sus funcionarios. Aquí no hay espacio para asumir, me dijeron, por allí supe que. Hay que salir y ofrecer confianza a los ciudadanos de que sus gobernantes toman decisions acertadas, de conformidad con la ley y que sus actos no son un juego de ensayo y error.
El perfil psicológico de los gobernantes es fácilmente detectable en su expression verbal y facial. Los mentirosos se conocen a leguas. Engañan a los incautos. Timan a los ingenuos.
Hay presidentes que prefieren hablar por radio. A los que les gusta la exposición por television son mucho mas fáciles de detectar cuando mienten o engañan.
Hay mentirosos consetudinarios. Combinan el método del ensayo y el error con la mentira. Cuando los descubren dicen: ‘Me equivoque’. Cuando aciertan adelantan sus objetivos políticos macabros. Para un comerciante combinar el método del ensayo y el error con la mentira es el pan nuestro de cada día.

*

<> Artículo publicado el 12  de enero de 2011  en el diario  El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: