La ruta del cambio: sin agua y con basura

La opinión del Secretario General de CONUSI – FRENADESO….

 

GENARO   LÓPEZ
genarolopez@suntracs.info

Mientras el presidente preparaba su primer viaje del año, miles de panameños claman por el suministro de agua potable, con calidad para ser consumido por los humanos. Desde el mes de diciembre del año pasado, este problema que era enfrentado diariamente por 250 mil panameños de las áreas de Panamá y San Miguelito, hoy se ha generalizado.

Las respuestas de las autoridades, ‘no sabemos que sucedió’, ‘estamos estudiando las causas’, ‘no sabemos cuándo será solucionado el problema’, demuestran la ineficiencia e irresponsabilidad del gobierno frente a un problema que puede generar condiciones adversas para la salud de los panameños. Igualmente, demuestra la negligencia en torno a brindar el proceso de mantenimiento adecuado a la planta potabilizadora.

La situación, que puede constituirse en emergencia sanitaria, ha provocado reclamos y quejas de las comunidades ante la deficiente gestión por parte del director del IDAAN.

Por otro lado, comienza a salir información en torno a que el colapso de los dosificadores de la planta de Chilibre es consecuencia de presuntas fallas cometidas por la empresa británica Biwater que la construyó, sobre la cual pende un litigio desde el 2009.   Aquí una vez más, se revela como desde los recursos del Estado, que son nuestros impuestos, se favorece la acumulación de capital por parte de transnacionales sin que se establezcan los debidos controles técnicos a las obras entregadas.

En medio de ello el mercantilismo rapaz de las cadenas de supermercados se hizo evidente. El acaparamiento de aguas embotelladas, generaron el aumento de los precios de las mismas, sin que las autoridades de ACODECO, o cualquier otra, estableciera los controles necesarios a fin de evitar la especulación. Ello acarreo gastos adicionales, encareciendo aún más la canasta básica familiar.

Pero, como dicen los panameños, mientras el agua ya no se va sino que viene de vez en cuando, la basura con el gobierno de Martinelli pulula por calles y veredas. Problema generado por las pugnas entre arnulfistas y cambios democráticos, por la irresponsabilidad e ineficiencia del alcalde, por las intensiones de sectores empresariales que abanican la privatización del servicio de recolección de la basura y que parece contemplar la recién creada Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD).

En medio de la desesperación de la población, la crisis de la recolección de la basura se convirtió en foco de otro negociado.   Por un lado, el Consejo de Ministros aprobó una partida de 3,1 millones de dólares, de los cuales se utilizó 2,7 millones de dólares para contratar los servicios de cuatro empresas privadas; por el otro lado, la Alcaldía de Panamá otorgó una partida de 30 mil dólares a los 21 concejales, para ayudar en la recolección de los desechos.   Las partidas para unos y otros nunca resolvieron la grave crisis de la recolección.

No cabe duda, que la respuesta a este problema, que ha generado focos de contaminación en las comunidades atentando contra la salud de los panameños, también fue negligente por parte del gobierno.

Como se ve la ruta del cambio que se le impone al pueblo es la escasez de agua potable, la pululación de la basura, aumento de los precios, aumento de la cuota de seguridad social, bajos salarios, más impuestos, transporte más caro.   Por el otro lado, más viajes presidenciales, más compras directas, aumentos de gastos de representación y viáticos, más corrupción y nepotismo.

Por ello, el pueblo en conjunto con los sectores democráticos y nacionalistas avanzamos en la tarea de construir un instrumento político que dé garantías de un Panamá más justo, equitativo y solidario.

Como un riesgo potencial para la salud de la población se ha considerado la acumulación de la basura en Panamá y San Miguelito, por lo que las autoridades de salud han determinado un ‘peligro sanitario’.

La medida de urgencia se produce luego de que esta semana las autoridades de salud declararan una alerta sanitaria por el problema de la basura, y a la espera de que el Municipio de Panamá reciba 51 camiones recolectores nuevos por un monto de 8,6 millones de dólares, dentro de unos tres meses. Cuando lleguen los camiones se incorporarán al trabajo de la DIMAUD en las 154 rutas de recolección de desechos en la ciudad de Panamá, que tiene casi 900.000 habitantes.

La Comisión legislativa de Presupuesto aprobó hoy un crédito extraordinario de 82.7 millones de dólares para la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD). El crédito aprobado se utilizará en el presupuesto de ingresos y gastos de funcionamiento de la nueva entidad, que comenzó funciones ayer lunes en reemplazo de la DIMAUD de la Alcaldía de Panamá. El administrador de la entidad, Enrique Ho Fernández, explicó que prevé recaudar 24 millones de dólares por la tasa de aseo y que espera contar con la cantidad de camiones recolectores necesarios para recoger la basura. Explicó que aumentarán las compactadoras en unas 40 y trabajarán la restructuración de rutas y enfocarse al reciclaje.   De los montos aprobados, 25 millones de dólares se destinarán al alquiler de los 50 camiones compactadores que serán utilizados en la recolección de las mil 200 toneladas de basura que se generan diariamente y que se incrementaron a mil 500 debido a las fiestas de navidad y año nuevo.

 

 

*

<> Este artículo se publicó el  9  de enero de 2011    en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: