Primero de enero

La opinión del Chef y Empresario...

PEDRO  MASOLIVER
pere@canmasoliver.com

Por fin pareciera que llegó el verano, el sol ha sido radiante y el día, maravilloso. Las cosas no pudieron ir mejor: madrugamos, desayunamos casi en ruta y llegamos relativamente rápido nuestro destino.   El comienzo de año prometía, lo estamos pasando en grande: mar, piscina, paz y tranquilidad. Pero lo mejor, la compañía de la familia. Resumir un año gastronómico es difícil pero lo difícil es reto, así que manos a la obra.

En vinos, destacó la llegada de Pingus y Flor de Pingus, que a pesar de su altísimo precio de verdad que valen la pena.

Me reafirmo en Caballo loco como uno de los mejores cabernet chilenos precio – calidad de los que he probado este año. En Argentina hay muchísimos vinos pero me dieron a probar de bodegas San Pedro el Yacochagua que es una maravilla de vino también de presupuesto alto, pero lo vale.

De la Rioja nos llegó Sela de bodegas Roda. Es un vino sencillo, joven pero en boca se porta como rey de la selva, francamente os lo recomiendo, es mitad de precio de los anteriores.

Por fin se apiadaron o acordaron de mí y me trataron de vender Pesquera, Condado de Haza y Dehesa de la granja. Lástima que llegaran tarde y mis catas concurso para la carta ya se habían realizado. Por fidelidad a los que cumplieron debo rechazarlos.

Uno de los mejores Ribera del Duero que he probado últimamente es Cyclo de la bodega Peñalba López, francamente bueno y a bastante buen precio.

En blancos me estoy dejando llevar por Arturo y he estado probando Chenin Blanc con diferentes resultados. Los californianos me han estado gustando más pero los sudafricanos están requete buenos.

En cavas, siento decirlo pero hoy por hoy precio calidad la mejor rosada es la Canals Nadal variedad trepat, en cava brut nature Juve i Camps reserva de la familia y en las sencillas la mejor me la voy a reservar porque no quiero guerras.

Para ser franco las verdaderas novedades vienen del mundo de las cervezas. Han llegado cervezas rusas, belgas, holandesas y alemanas; de todas partes del mundo y para todo gusto.

En el apartado comida todavía no hay grandes diferencias con el año anterior, hay más pato importado, se ha mejorado la variedad de vinagres ya sea en sabores como en añejamiento. En pan hay más variedades congeladas que vienen de Europa y EEUU pero me quedo con el pan del Riba Smith,  lástima de la dictadura de roscas navideñas que nos priva por muchos días de ese manjar.  Buen provecho.

*

<> Este artículo se publicó el 9 de enero de 2011   en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Los procesos arbitrales

El artículo 49 de la Constitución reconoce que la ley establecerá mecanismos para garantizar los derechos del consumidor

La opinión de….

PEDRO  MEILÁN

En aquellos contratos denominados de adhesión, las condiciones de la contratación son establecidas unilateralmente por las empresas.

El consumidor sólo se adhiere a las mismas.

Aún cuando ciertos elementos de alguna cláusula sean negociados individualmente, seguirá considerándose un contrato de adhesión.

Esta condición permite cuestionar la validez de sus cláusulas, pues las mismas son susceptibles de ser anuladas por abusivas y, con ello, dejadas sin efecto.

En algunos de estas contrataciones se está estableciendo la obligación para que se acuda a un proceso arbitral para dirimir las controversias que en materia de derecho de consumo se susciten entre las partes.

Con esto se obvia la tutela especial que el diseño normativo que presenta la Ley 45 de 2007, plantea a favor de la parte débil de la relación de consumo, el consumidor.

La vulnerabilidad del consumidor en la relación de consumo se ve sustentada en virtud de muchos aspectos, entre los que destacan la asimetría de información, el poder económico superior del agente económico versus el consumidor, en la mayoría de los casos, que le permite obtener, inclusive mejores condiciones para discutir sus controversias, entre otros.

El artículo 49 de la Constitución Nacional reconoce que es la ley la que establecerá los mecanismos necesarios para garantizar los derechos del consumidor, su educación y los procedimientos de defensa del consumidor y usuario, el resarcimiento de los daños ocasionados y las sanciones correspondientes por la transgresión de esos derechos.

Asimismo, el Decreto Ley No. 5 de 8 de julio de 1999, señala en el numeral 1 de su artículo 2 que no podrán ser sometidas a arbitraje las controversias que surjan de materias que no sean de libre disposición de las partes.

Consideramos que son los mecanismos especialmente diseñados para regular las relaciones de consumo, los que deben regir el trámite de este tipo de causas. Los procesos arbitrales suponen un costo importante para el consumidor (honorarios del árbitro).

Esto constituye un desincentivo importante para querer discutir cualquier cosa con la empresa.

Adicionalmente, el fallo al final sería en equidad; no basado en la normativa especialmente diseñada para proteger al consumidor.

Es decir, un fallo de partes iguales para dos sujetos que presentan desigualdades económicas evidentes entre sí.

Estimamos que las cláusulas arbitrales resultan abusivas, si no se refieren al arbitraje de consumo que establece la Ley 45.   Esto ya que, básicamente, y como lo dispone el numeral 7 del artículo 74 de dicha ley, implican una renuncia del consumidor de las acciones procesales, los términos y las notificaciones personales, establecidos en el Código Judicial o en leyes especiales.

Es por esta razón, que ante la rigidez de condiciones que supone un contrato de adhesión al que se enfrente un consumidor, en la que se le imponga el arbitraje para solventar algún conflicto que surja entre las partes, correspondería demandar la nulidad de la cláusula, por abusiva, previa solicitud de suspensión de sus efectos ante el tribunal competente.

Cabe destacar que existen otras materias que han sido restringidas del ámbito de aplicación de la jurisdicción arbitral, por considerarse igualmente, de tutela, específicamente, el Derecho Laboral, el Derecho de Familia o el Derecho Penal.

*

<> Este artículo se publicó el 8  de enero de 2011   en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

El orgullo de ser panameños

El camino del afianzamiento democrático, con sus altas y sus bajas, no ha sido fácil.

La opinión de….

LUIS  PULIDO  RITTER
luispulidoritter@gmx.net

Para un nuevo año se desean muchas cosas.   Sobre todo, creo, lo primero que deseamos es tener buena salud, tanto para uno, como para los familiares. Por supuesto, cuando somos más jóvenes, no deseamos esto inmediatamente, porque creemos que la salud nos acompaña automáticamente para toda la vida.

No obstante, con los años vamos descubriendo la fragilidad y el ligero equilibrio de todo lo que nos rodea.   No es que quiera dar aquí alguna filosofía práctica para la vida, porque, de hecho, podría recomendar al romano Cicerón y al alemán Schopenhauer,   lecturas provechosas con las cuales he aprendido muchísimo.

Ciertamente, con el comienzo de este año, mis deseos no solo han sido personales, sino también con relación al país, el destino de su democracia.

Después de la invasión (cuyas heridas todavía no se han cerrado), Panamá ha pasado por un tortuoso camino de fortalecimiento y separación de competencias de sus instituciones.   No ha sido fácil este camino de afianzamiento democrático (con sus altas y sus bajas) y espero que los actores políticos puedan reflexionar y actuar de acorde a las reglas del juego, tanto de la vida democrática, como del comportamiento civil, que incluye el respeto a los otros, la tolerancia y la ausencia de persecusiones, descalificaciones y diatribas.

A pesar de vivir en Berlín no pude dejar de sentir (y de recordar ahora) los machetazos que daba aquel general para intimidar a todos.   Como panameño estaba totalmente avergonzado y entristecido de que en mi país ocurriera semejante desgracia.

Como todos sabemos, llegamos a tocar fondo, nos ahogamos como nación, y muchos terminaron perdiendo hasta sus vidas.    No podemos volver a esta pesadilla y, por suerte, tuvimos en el camino a un Guillermo Endara, nuestro Mandela, por su reconciliación y por su equilibrio, y deseo que los panameños seamos realmente conscientes del tesoro que tenemos, de esta democracia que, aunque con sus imperfecciones, es la única manera de sentirnos orgullosos de ser panameños.

*

<> Este artículo se publicó el 9 de enero de 2011    en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Amor en tiempos de cólera

La opinión del Abogado….

SAÚL  MALOUL  ZEBEDE
malcoj2@hotmail.com

La reciente disputa entre los conspicuos representantes de la alianza, en relación con el tema de la reelección inmediata, deja al descubierto un secreto a voces: que las diferencias dentro de ella existen y que el mantenimiento de la misma depende del buen juicio político de sus dos máximos representantes: el Presidente de la República y el Canciller de la República.

Éste último entendió que el movimiento era serio, cuando la mitad de la bancada de Cambio Democrático, -y no solamente dos locos aislados-, decidieron acoger como propia la propuesta.

Hay que recogerle el guante al diputado Leandro Ávila, del PRD, que responsablemente se abstuvo de votar en uno u otro sentido en la Comisión de Gobierno y Asuntos Constitucionales de la Asamblea de Diputados, porque la interpretación para archivar la propuesta, de parte del presidente de la misma, el diputado Hernán Delgado, era que la iniciativa legislativa para proponer cambios constitucionales debía provenir del seno de la Asamblea de Diputados, o sea, por lo menos la mitad de los miembros absolutos de ese Órgano del Estado.

En ese sentido, razonaba correctamente el diputado Ávila, que si aceptábamos como válido ese precedente, ningún diputado de la República, actuando individualmente, podría en adelante proponer iniciativas de cambios a la Constitución Nacional.

Todo un tema para la decisión de la jurisdicción constitucional de la Corte Suprema de Justicia, o para el tratamiento del Tribunal Constitucional que las nuevas reformas pretender crear.

Por lo que queda de la iniciativa de reformas constitucionales, -la que provenía del Órgano Ejecutivo-, no ha sufrido ninguna modificación; esto es, el tema de la reelección presidencial no se establece como reelección inmediata, sino como la posibilidad de acortar el período de veda para aspirar a la máxima magistratura de la Nación, de 10 a 5 años, frente a lo cual, tenemos una actitud muy positiva, como frente al resto de las modificaciones propuestas.

Por supuesto, que en algunos temas habrá que hilar delgado, desde la perspectiva constitucional, y pensar que la iniciativa del Órgano Ejecutivo constituye una invitación para que otros sectores de la vida nacional participen de un amplio debate entorno a tan importante como delicado tema.

Por lo que hace del mantenimiento de la alianza, pareciera que el Presidente de la República va a cumplir con la palabra empeñada, y su agrupación política le daría la oportunidad de aspirar por el solio presidencial al Canciller en el 2014. Frente a una oposición atomizada y diezmada, -como lo manifestara el ex asesor Mezquita-, no se corre a robo la alternancia, tan sólo porque la hemos tenido durante los años precedentes.

*

<> Este artículo se publicó el  11  de enero de 2011    en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

En defensa de la historia y el historiador

La opinión del Docente Universitario….

 

JORGE  LUIS  MACÍAS  FONSECA
jorge101@cwpanama.net

Pasados los primeros días de noviembre dedicados a la patria, conviene una obligada reflexión. No cabe duda que gran parte de la conciencia nacional se sustenta sobre el conocimiento histórico.   Si hay una distorsionada conciencia histórica consecuencialmente habrá un déficit en lo concerniente a la conciencia de patria. Por eso es importante la valoración que se haga de los hechos históricos, sobre todo si es producto del estudio, el análisis y principalmente de la investigación científica. De manera que estarán en mejor condición para ello, quienes estén armados de razones, de conocimientos y de formación en el área, puesto que se corre el peligro de desviaciones, lo que a la postre puede incidir de manera negativa.

Conceptuamos que el espacio que se abre para la indagación, el debate, la información y el análisis en los días patrios es positivo, pero además de responsabilidad, y ello debe conllevar a que las instancias educativas nacionales, entre ellas: el Ministerio de Educación y la Universidad de Panamá, asuman la dirección, proponiendo una embajada de profesionales de la historia y de reputados y comprobados estudiosos de ella, para que la visión de la historia patria sea tenida en su dimensión objetiva, y no de manera subjetiva, como puede ocurrir cuando se apuran apreciaciones, sobre todo si provienen de aficionados y no de profesionales de la ciencia histórica.

Debe ser, esto un tema de estado. Nadie osaría poner en duda los extraordinarios aportes de Ricaurte Soler (q.e.p.d.), Álvaro Menéndez Franco, Carlos Mendoza, Romel Escarriola, Alfredo Castillero, Carlos Gasteazoro (q.e.p.d.), Patricia Pizzurno, Celestino Araúz, José Alvaro y en su momento el del prof. Rolando Hernández (q.e.p.d.) , y muchos otros.   En Colón de Max Salabarría, César Quijano, José Young, y Jorge Luis Macías.

Esto es correcto, pero debe ser parte de una programación de gobierno, bien pensada para que el país reciba de mentes claras e inteligentes y de voces autorizadas los planteamientos y los razonamientos probados sobre la historia nacional y local.

La aparición de ‘historiadores’, de pronto bien intencionada pero peligrosamente presentada puede dar pie a señalamientos obtusos. En Colón, por ejemplo, plantear que Porfirio Meléndez, fue un genio es minimizar el papel de muchos dirigentes que jugaron un papel protagónico en la jornada independendista. Afirmar que Aminta Meléndez nació en Jamaica, debe ser probado con argumentos y fuentes sólidas. Negar la leyenda idílica y la leyenda negra sobre la coyuntura del 3 de noviembre es invalidar esfuerzos serios de connotados talentos y estudiosos de la historia patria, magnificar más allá de lo objetivo el papel de Aminta Meléndez es desconocer el rol de otras mujeres en Colón, que ni siquiera son mencionadas en esta justa.    Presentar a Pablo Arosemena como prócer de la independencia en lugar de Orondaste L. Martínez, como ocurrió con el busto ubicado en el parque 5 de noviembre, es imperdonable.

En todo esto, corresponde a los medios de comunicación, dirigir con acierto sus pasos hacia la idoneidad y no hacia la improvisación, y a la Universidad de Panamá con su escuela de Historia, reclamar los espacios legítimos para evitar la usurpación.

 

 

*

<> Este artículo se publicó el  9 de enero de 2011    en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

Nos están tomando el pelo

“Estamos hablando de lo mismo de siempre: políticos corruptos, funcionarios ineptos y de una visión cortoplacista de gobernar. ”

La opinión de….

MÓNICA MIGUEL FRANCO
monicamiguelfranco@hotmail.com

TOKIO, 31. 2 millones de habitantes. París, dos millones y medio de personas. Londres, casi quince millones de almas. Madrid, aproximadamente seis millones. Sólo por poner unos ejemplos ¡Y tienen agua!, ¡un sistema de alcantarillado decente y agua para bañarse, para lavar la ropa y para beber!   En todas estas ciudades, con poblaciones varias veces mayores que la de Panamá, tienen agua. ¿Cuál es la diferencia? No me vengan con que esas son ciudades del primer mundo, si queremos estar en las grandes ligas y preciarnos de que nuestro país está en los primeros puestos del desarrollo mundial hay que demostrarlo, compararnos con Haití y sentirnos bien no funciona.

Yo entiendo perfectamente que el día de las inundaciones haya habido cortes de agua, y al día siguiente también, fíjate que te acepto que hasta dos días después ¿pero a un mes de las inundaciones?   ¿Me están ustedes tomando el pelo?  ¿No? ¿Entonces de qué estamos hablando? Pues estamos hablando de lo mismo de siempre, de políticos corruptos, de funcionarios ineptos y de una visión cortoplacista de gobernar, en la que hacer obras a largo plazo y pensar en el bienestar de los ciudadanos, más allá de los cinco años necesarios para poder cortar la cinta, es algo inconcebible.

No me canten la milonga de que estas circunstancias son extraordinarias, porque lamento informarles, (por si los tarados responsables de este desaguisado no lo saben todavía), que hay zonas (extensas y cercanas a sus ostentosas residencias) que no reciben agua, ni cuando llueve mucho, ni cuando llueve regularmente.

No me cuenten la historia de las lluvias torrenciales y las sedimentaciones, porque esto no es el Sáhara señores, esto es Panamá, un país tropical, donde que llueva torrencialmente es la tónica habitual, y la sedimentación debería estar prevista en el manual de uso de las potabilizadoras y los responsables del IDAAN debían tener estas cuestiones previstas, pero aquí, lo único que parecen prever nuestros flamantes puestos políticos son los números de la lotería o el ganador de la carrera del domingo.

Mientras ellos se tiran de los pelos, mandan comunicados absurdos e ininteligibles y nos tratan de vender el cuento de que las circunstancias los sobrepasaron, la verdad es que lo que los tiene sobrepasados es su propio puesto, su ineptitud y su completo irrespeto a los que les pagamos sus sueldos.

Nos tienen como gorgojos. Así nos vamos, de improvisación en improvisación, poniendo parches.   Si esto hubiera ocurrido en otras latitudes donde el honor todavía está de moda ya hubiéramos tenido unos cuantos suicidios por vergüenza. Pero no aquí, claro, aquí no, aquí vamos viendo qué se hace de hoy para mañana, pidiendo prestado, emparapetando.

En estos momentos, en vez de estar quemándose las cejas, las orejas y sus escasas neuronas viendo de qué manera arreglan esto de una vez por todas, haciéndolo bien para todos, con luces largas para que tengamos todos (reitero, todos) agua por los próximos siglos (si es que aún queda mundo de aquí allá) seguro que están pensando con sus mezquinas mentes retorcidas de qué manera embolsarse unos cuantos dólares más a costa de la sed y la penurias de miles de panameños.

¿Quién se hace cargo de las pérdidas millonarias de los restaurantes y las cafeterías? ¿Quién se está beneficiando con el negociado de vender por las barriadas galones de agua no potable a setenta y cinco centavos?    ¿Quién se hace responsable de los terribles problemas que tienen las casas donde hay niños chiquitos? ¿Cómo piensan que una familia con ingresos básicos va a hacer frente al gasto de comprar agua embotellada? ¿Con encomendarse a Dios tienen ustedes suficiente? ¿De verdad duermen ustedes bien por la noche?

*

<> Este artículo se publicó el  9  de enero de 2011  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.

El gran milagro de Santiago

Un relato del Artista veraguense residente en Florencia Italia….

ARISTIDES  UREÑA  RAMOS
aristides_urena@hotmail.com

Y un violento relámpago explotó toda la energía de su luz, atravesándole por todo el cuerpo y fue así que abrió los ojos, mientras tosía enérgicamente… y se dio cuenta de que estaba acostado en una camilla, tirado en un frío cuarto de quién sabe cuál lugar… se levantó de un salto, dirigiéndose hacia la puerta de salida… allí encontró reunida a toda su familia, que en lágrimas -al verlo aparecer– quien sorprendido, quien espantado se desmayaba… y quien corriendo gritaba su nombre… se dio cuenta de que se encontraba en la Morgue del Hospital de Santiago y que acabada de RESUCITAR.

En verdad, lo que sucedió ese día, de un caluroso mediodía santiagueño, aquí trataré de explicárselos, aunque me resulta complicado, porque sucedieron cosas raras y difíciles de narrar.

Dino y Eddy fueron compañeros de escuela, pero por designios del Señor sus vidas fueron distintas. Dino se había alcoholizado, mientras que Eddy era propietario de una floreciente cantina, fue así que ocurrió algo muy trágico, un episodio que unió sus vidas en una serie de intrincados hechos.

Se dice que por ese entonces, en el poblado de Santiago, un hombre de tez oscura, se daba vueltas en las noches, con una carretilla, cerca de las cantinas… allí recogía a los ‘mal encontrados’ borrachos cargándolos en su carretilla y violándolos repetidamente… por eso lo llamaban: ‘EL NEGRO CON LA CARRETILLA’.

En las afueras de Santiago, bajando, como quien va para David, cerca de la Dulcinea… Eddy había abierto su cantina, que era muy frecuentada, pero quedaba en las afueras del poblado… por eso repetía siempre a su amigo Dino que tuviera cuidado con sus borracheras, porque él, moviéndose a pie, si no prestaba atención alguna, se iba a topar con el ‘Negro con la Carretilla’.

Y una noche, de esas oscuras después de los vendavales, esas que solo están acompañadas por relámpagos que quiebran al mismo cielo… Dino está bien juma’o en la cantina de Eddy… que le recomendó que no se fuera solo, que esperara a que él cerrara, pues, lo iba a acompañar apenas terminara de poner orden… pero Dino no hizo caso y a escondidas se fue caminando entre las negras nieblas de la húmeda oscuridad… y borracho se encaminó, balanceando su cuerpo descontrolado, hasta caer lejos de la cantina sin poderse levantar, durmiéndose de la misma juma…

No se sabe cuánto tiempo había pasado cuando se despertó, dándose cuenta de que estaba trepado en una carretilla y quien lo llevaba era el NEGRO CON LA CARRETILLA, el violador de borrachos… y de una vez le gritó: -‘¡Ey!, ¡aguanta, aguanta, aguanta!.. ¡¿para dónde me llevas?!’, y el negro, como si nada fuese, le respondió: -‘¿Para dónde te llevo?.. no ‘my friend’, DE DÓNDE LO TRAIGO’.- (ya el negro había hecho su trabajito)… y Dino, como quien tiene el demonio en el cuerpo, se para de la carretilla y trata de atrapar al violador… que, como perro asustado, desapareció en la horrible oscuridad de la noche.

Eddy, que venía en su carro, vio al pobre Dino a la orilla de la carretera y allí lo recogió. Y Dino, desconsolado, le confesó todo a su amigo Eddy que, como cronista de pueblo, se fue al día siguiente al Aire Libre –refresquería más frecuentada de Santiago- y comunicó a toda la comunidad lo acontecido a su amigo.

Dino, de tanta vergüenza, no soportaba tan injusto castigo, que lo condenaba ante la vista de todo el pueblo y como tal, injusta punición para su viril moral de Hombre Macho Santiagueño.

Y desconsolado, sin una vía de escape, Dino encontró la única solución a tan fatal problema… se suicidó en las primeras horas de la mañana del siguiente día. Una dura sanción y reprobación hacia su persona.

La mañana de ese día en Santiago, desde muy temprano, resplandecía un sol brillante con una luz que derretía los contornos de los colores y a través de esa luz Dino subió al cielo… encaminándose hacia el Purgatorio, porque allí sería juzgado por sus pecados terrenales… pero a mitad de camino vio dos figuras que le eran muy familiares… y recordó sus nombres con mucha rapidez… eran Calzadilla con Cacique Mée, dos celebres personajes de la farándula alcohólica santiagueña… que le venían al encuentro… y, al ver los gestos que hacían, supo que el recibimiento no era de mucha simpatía, porque Cacique Mée tenía un palo en la mano y Calzadilla un garrotillo y le gritaban groserías.

-‘¡¿Qué dianches vienes a hacer tú acá… si aquí ya estamos llenos de gente como tú?!’… Dino, sorprendido, trataba de esquivar los golpes de sus dos agresores, mientras Cacique Mée gritaba: -‘¡Vete, vete… te tienes que regresar para Santiago, y eso es de una vez… vete, vete, regresa!’ .

Dino, que en un primer momento estaba sorprendido, pasando a la defensiva, respondió:

-‘¡Cóncholes, no jodan… ¿hasta acá en el Purgatorio los tengo que encontrar?.. y miren que no es culpa mía si me han mandado para acá!’ .-

En medio de la confusión, Cacique Mée alza las manos y dice con voz firme: -‘¡Para esa vaina!, ¿quién te mandó y por qué estás acá?’.- Y bueno para hacerla corta, Dino les contó todo lo sucedido en vida, la causa de su tragedia y de su decisión de acabar con su vida.

Fue así que Calzadilla y Cacique Mée se conmovieron de lo que le había sucedido al paisano, fiel colega de tragos, compañero de farándula… y con los ojos llenos de lágrimas, por tantas desdichas, decidieron ayudar a Dino a regresar con sus familiares.

Dino, al saber la decisión, sorprendido, pregunta: -‘¿Y cómo van a hacer para mandarme para atrás, si el único que puede hacer eso es nuestro SEÑOR TODOPODEROSO?’, y tanto Cacique Mée como su amigo Calzadilla se tiraron al suelo, muertos de risa, revolcándose de alegría y responden al unísono: -‘¡Bueno, pues… si el mismo Señor Omnipotente dice que: ‘las vías del Señor son infinitas’… pues, nosotros le robamos el truco!’.- y siguen con sus carcajadas tirados en el suelo… y fue así que sucedió el más grande milagro que haya ocurrido en Santiago, la resurrección de Dino, quien nunca más volvió a beber.

Oigan… cualquier semejanza con hechos, personas o cosas conocidas… ¡es pura leche!.

*

<> Este artículo se publicó el  8  de enero de 2011    en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.