Un nuevo Procurador

*

La opinión del Periodista y analista político…

Gil Moreno 

Lo menos que podemos decir de los grupos cívicos, que en días pasados se reunieron con el Presidente de la República, para tratar el asunto del nombramiento del nuevo Procurador, es que actuaron con mucha ingenuidad, lo que da la impresión de que no se atrevieron a cuestionar al mandatario por el hecho de querer imponer nuevamente a un Procurador de su preferencia ; que lo que aquí cabía era que el escogimiento de este funcionario se hiciera con base en una cuidadosa selección en el Órgano Judicial, a fin de enmendar el error que ya había cometido el señor Presidente, al nombrar a una persona que no gozaba de ninguna confianza ante la opinión pública; que no reunía las cualidades necesarias para desempeñar dignamente el cargo.

Ahora el Sr. Bonissi ha renunciado o lo han hecho renunciar en medio de un gran escándalo, que ha estremecido los cimientos del Ministerio Público, que no podemos negar que es la primera gran crisis de este gobierno, y todo porque el Sr. Presidente no quizo escuchar las voces sensatas que le advirtieron que dicha designación no era la más acertada.

Mi opinión muy personal es que el método que se ha estado empleando para escoger al Procurador (a través de un Consejo de Gabinete, controlado por el Ejecutivo), no es democrático.

Ahora le ha tocado al licenciado José Ayú Prado asumir el cargo, bajo estos mismos valores, mañana, en un gobierno diferente, le corresponderá a otro asumir la misma posición, con las mismas ataduras, pero sabemos que no podrá actuar con imparcialidad ni cumplir con las funciones impuestas por la Constitución, ni llamar a juicio, por faltas o delitos, a altos funcionarios gubernamentales, por aquello que llamamos gratitud.

Gratitud es el sentimiento por el cual nos consideramos obligados a agradecer un favor, o dar las gracias. ¿Y cómo se dan las gracias sino es con reciprocidad, complaciendo a la persona que nos favoreció ? No se puede negar que este es un sentimiento humano y altruista.

Nadie puede reprocharle a una persona que pague un favor con otro favor. Y eso es casi imposible en una persona que se considera digna, a menos que sea un malagradecido. Por eso es por lo que insisto que el método que se está empleando no es democrático .

Lo sucedido en la Procuradoría era de esperarse, el procurador Bonissi nunca despertó la confianza de las personas serias y con buen olfato, que percibieron, o mejor dicho olieron que tarde o temprano se destaparía el tamal.

*
<>Artículo publicado el  8  de enero de 2011   en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: