¡Agua, agua!

La opinión del Sociólogo, Escritor y Educador…

Raúl Leis R.

La consigna carnavalera de pedir por agua en nuestras clásicas mojaderas, se convierte hoy en una urgente demanda ciudadana dada la difícil situación en que vive casi la mitad de población del país, producto por una parte de un desastre natural aupado por el cambio climático provocada por los humanos, y por otra, por las omisiones y errores acumulados por la deficiente gestión gubernamental actual y de los últimos años.

El derecho al agua está consagrado como derecho humano fundamental, irrenunciable e inalienable a nivel mundial. Para hacer realidad este derecho es necesario afirmar que el agua es un patrimonio nacional estratégico de uso público, por lo tanto, por lo que debe prohibirse toda forma de apropiación privada. La gestión del agua debe ser es exclusivamente pública o comunitaria, pues no es una mercancía.

Las mayores amenazas al acceso al agua potable en el mundo la constituyen la degradación/depredación ambiental y la globalización corporativa. La primera a través de la deforestación y la desertificación, y la segunda mediante la privatización del agua como fenómeno progresivo y exportado agresivamente con los argumentos falaces de la liberalización del comercio, crecimiento económico y disminución de la deuda.

El efecto de esto es que quinientas millones de personas en el mundo sufren la escasez casi total de agua potable, y si las cosas van como van la cifra se incrementará cinco veces más en la próxima década, lo que quiere decir que una de cada tres personas estarán afectadas por esta situación, en especial los países subdesarrollados.

Panamá es el segundo país, después de Nicaragua, con mayor disponibilidad hídrica de Centroamérica, actualmente pero antes de la actual crisis el 11% de la población carecía del servicio de agua potable, y entre 27% y 35% de las personas les llegaba el vital líquido de forma irregular. Hoy con la crisis estas cifras se han multiplicado.

El fortalecimiento del IDAAN y las entidades públicas que hacen gestión del agua es fundamental, y para ello debe aportarse los recursos necesarios y abrirse a la participación ciudadana que aporte, monitoree y audite los procesos hídricos, a la par que se construye la sostenibilidad ambiental necesaria.

Como señaló recientemente la Asamblea Ciudadana “reclama y exige al Gobierno Nacional y al Presidente de la Republica, que el acceso al agua potable actual de los panameños y sus futuras generaciones, se le otorgue la mayor importancia posible, que se establezcan las medidas que tengan que adoptarse con carácter de urgencia y se restablezca cuanto antes el servicio y en especial, se proteja por todos los medios sus fuentes, por ser un derecho humano universal y esencial para la vida.

El gobierno debe garantizar que todos los panameños y panameñas, tengamos acceso al agua potable en forma permanente, y al mismo tiempo, por ello nos manifestamos en contra de la explotación del agua y los especuladores que solo buscan la rentabilidad del servicio. Convocamos a todos los panameños y sus asociaciones a organizarse y defender su derecho al agua.

<>Artículo publicado el  12  de enero de 2011  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde. El resaltado es nuestro.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: