Nuestro flamante cónsul en Miami

Bitácora del presidente  – La opinión del Abogado,  Empresario y actual presidente de los diarios La Estrella de Panamá y el Diario el Siglo…

EBRAHIM ASVAT
easvat@elsiglo.com

Le abrieron una ventana en un programa de televisión en Miami. Su entrevista fue de apenas siete minutos. Suficientes para cortarse las venas. Para cargar la vergüenza por un ciudadano que desconoce la historia de su propio país y que por encargo del Presidente de la República honrado para ejercer el cargo de Cónsul en Miami.

 

Sus méritos, apoyar la candidatura de Martinelli, sus antecedentes, propietario de la discoteca Guru. Su responsabilidad, representar al país en la ciudad norteamericana más estrechamente vinculada con Panamá.

 

Al programa se apareció para hablar del Canal de Panamá. Todo lo que dijo fue un error. Desde que la idea de construir un canal fue de los franceses hasta que el nivel del Océano Pacífico es mayor que el Océano Atlántico. Sin el canal un barco que salía de California hacia Santo Domingo debía ir por el Norte o sea el Océano Ártico.

 

Sus datos históricos totalmente equivocados. Los franceses intentaron construir un canal entre 1881 a 1889 no 1902 a 1903 como dijo nuestro cónsul general. Los franceses no pensaron hacer el canal por Nicaragua, fueron los norteamericanos. A los franceses los venció la mala administración no un mosquito que les mató a todos sus obreros. No fueron los franceses los primeros en formular la necesidad de unir ambos océanos. Fue Carlos I de España. La malaria y la fiebre amarilla no son una misma enfermedad, son dos enfermedades tropicales distintas.

 

El tratado del Canal de Panamá no se firmó entre 1977 y 1978. Fue el 7 de septiembre de 1977. La administración total del Canal de Panamá no se entregó en el año 2000 sino el 31 de diciembre de 1999. Por el Canal de Panamá pasan en promedio de 38 a 40 barcos diarios no de 40 a 50 barcos diarios.

 

Los panameños no somos los costeños de Colombia aunque se diga que tenemos algunas cosas en común. Nuestra separación de Colombia no se produjo por indiferencia y falta de interés de ésta. Se necesitó una estrategia entre panameños y el apoyo de los Estados Unidos a través de su marina de guerra.

 

En Panamá se estableció la Zona del Canal como un ente administrativo con jurisdicción norteamericana y su propio gobernador. El Comando Sur como tal, a diferencia de lo que dijo el cónsul, recibió su nombre en 1963 cuando el Presidente Kennedy le cambia el nombre al comando caribeño creado en 1941 para defender el canal de Panamá.

 

Panamá ha recibido en ingresos más de los 25 millones de dólares que señaló el Cónsul y menos de los 25 mil millones que oyó el entrevistador en los últimos diez años. En otras palabras, todo lo que dijo nuestro representante consular a la audiencia televisiva de Miami fue producto de una mente muy original para reinventar la historia de nuestro país. Vamos bien.

 

*

<> Artículo publicado el 10  de enero de 2011  en el diario  El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: