Es necesaria una reevaluación del Ministerio Público

*

La opinión del Abogado…

Alberto E. Fadul 

Resumen de Noticias de VAMAGA:   “Se espera que Ayú Prado sea ratificado por la Asamblea Nacional de Diputados el 3 de enero cuando se reanuden las sesiones ordinarias. Angélica Maytín, de Transparencia Internacional, opinó que la designación del nuevo funcionario “es positiva… confiamos en que levantará la imagen del Ministerio Público porque ha ocupado distintos cargos por mérito”. (Panamá América)“Entre los casos de alto perfil que ha investigado José Ayú Prado figuran: la investigación por blanqueo de capitales al ex presidente Ernesto Pérez Balladares; la Masacre de Albrook, la Operación Océanos Gemelos, la investigación por blanqueo de capitales al empresario Jean Figali, la investigación de la falsificación de pasaportes y la investigación del narcotraficante Pablo Rayo Montaño”. (Panamá América). 

Una reevaluación total, con la debida reingeniería de procesos, es obligatoriamente necesaria en el Ministerio Publico.

Para quien les escribe, es preocupante que en todos los gobiernos, la sociedad civil, en su totalidad, solo salga en defensa de personas o al ataque de estas sin entrar al meollo del asunto.

Por muchísimos años el Ministerio Público, particularmente la, Procuraduría General de la Nación, ha sido una fuente de venta de influencias, manejos oscuros que nunca se esclarecen y un ancho y profundo hueco negro, donde las pruebas se convierten en juguete de quienes las administran, para su propio beneficio o a petición de algún superior, expresamente, Presidentes y Ex Presidentes de la República. Ninguno ha sido juzgado, a pesar de la, presunta, no existencia de 0 corrupción.

Nos debe preocupar también el proceso de selección y definitivo nombramiento de una persona para dicho cargo, emanado de un Órgano con excesivo poder y otro carente, absoluto, de independencia que ya eso, es bastante; sin embargo, dada la intensa corruptela que caracteriza a la Administración pública del país, no debe interesar clamar por el cambio en el periodo del nombramiento, lo cual es pertinente. Bajarlo de 10 a 5 años y, si el periodo presidencial fuese cambiado, a los años que resulte para cada periodo presidencial. Excederlo nunca.

El sistema actual de 10 años, solo sirve a manera de brindarles protección judicial a personas que ocuparon cargos de elevada envergadura.

No es tan curioso que cada funcionario acusado, en dicha institución, salga como abejita africanizada con amenazas vedadas por los medios de comunicación. Sera que no entienden que el conocer la corruptela interior no les hace tan inocentes nada.

1486806Flor Mizrachi Angel

flor@prensa.com Knockout Rubén Castillo G. En Panorama: “Se necesita una viagra psicosocial para levantar los valores y quebrarle la columna al juega vivo”. Agregaría yo con el permiso de mi amigo: y al corrupto.

*
<>Artículo publicado el  2  de enero de 2011   en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: