Los que siembran contaminación cosechan tragedias

La opinión del Jubilado del Cuerpo de Ingeniero de Estados Unidos…

Carlos E. Rangel Martín 

Es muy fácil echarle la culpa de las inundaciones a la madre naturaleza; pero la escueta realidad es que esa tragedia resulta principalmente del calentamiento global producto de la contaminación de la atmósfera, propiciada por políticas y leyes gubernamentales perjudiciales al medio ambiente, como las panameñas. 

Ya sea que culpen al “Niño” o a la “Niña”, si las temperaturas del aire y del mar aumentan, ello causará una mayor evaporación de las aguas, una mayor formación de nubes y lluvias más copiosas y continuas. Las potencias industriales son las mayores responsables de esta catástrofe pero, como pide la Declaración de Cancún, todos los países deben reducir 50% sus contaminantes, para resolver este problema mundial.

El tiempo dirá si nuestro actual gobierno es o no el más corrupto que hemos tenido en nuestra historia republicana, pero, desde el punto de vista ecológico, no cabe la menor duda que es el que más está perjudicando nuestro eco-sistema; y de ser el más perjudicial al medio ambiente a ser el más corrupto hay poco trecho.

Debemos suspender la instalación de nuevas plantas que consuman productos petroleros y, especialmente, las plantas que utilicen carbón como combustible porque, contrario a cualquier propaganda, son las que más contaminan.   Como también se acordó en Cancún, se deben descontinuar falsas soluciones, como las hidroeléctricas con embalses, porque estos contaminan con el gas metano producto de la descomposición de la flora sumergida en agua.

La generación eléctrica eólica (utilizando la fuerza del viento), es una nueva tecnología verde que es competitiva económicamente con la generación termoeléctrica y cuya aplicación es ideal para Panamá, debido al largo de sus costas, donde los vientos son más fuertes. Por esto mismo, la generación eólica costeña ha permitido que Irlanda planee exportar electricidad a otros países europeos.

Gamesa, fábrica española de turbinas eólicas, ha iniciado en México un proyecto para instalar plantas eólicas con una capacidad total de 324,000 kilovatios, equivalente a 20% de la capacidad máxima de Panamá. Y el gobierno chino incluso subsidia nuevas plantas eléctricas solares, aunque éstas todavía no sean competitivas, por sus costos iniciales, para reducir la contaminación.

Desafortunadamente, quizá por falta de actualización profesional o quizá por evitarse problemas con los altos mandatarios que deben estar enriqueciéndose con el negociado de la electricidad, nuestro ente regulador sigue permitiendo plantas eléctricas contaminantes.

Por otro lado, las minas a cielo abierto también contaminan las tierras y los ríos circundantes.   Por esto, los gobiernos de Costa Rica y de El Salvador han prohibido ese tipo de minería. Adicionalmente, a fines del pasado mes de noviembre, la Asamblea Plenaria del Secretariado Episcopal de América Central ha pedido a los parlamentos legislativos centroamericanos que, como mínimo, prohíban la minería de metales preciosos mediante el cianuro.

El novelista Vicente Blasco Ibáñez llamó a nuestro país “Panamá la Verde” y, como ya señaló nuestro arzobispo metropolitano, nuestro gobierno tiene la obligación moral de proteger esa riqueza natural para el beneficio de nuestros descendientes.

<>
Artículo publicado el  2  de enero de 2011  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

¡Un nuevo año de esperanza

La opinión del Pedagogo, Escritor, Diplomático…

 

Paulino Romero C. 

 

Recibimos con moderación el amanecer del año 2011. ¡Un nuevo año de esperanza! La esperanza, conciudadanos, es fuerte, porque tiene una promesa de vísperas, y es un dios rezagado, que se llama ilusión. La esperanza es el puerto de la vida o, como dice Cervantes, “la esperanza siempre nace con el amor”. Recordemos, además, que cuando Pandora abrió la caja de sus dones divinos transformándolos en maldiciones, ¡conservó, sin embargo, la esperanza!

La mayoría de los panameños (especialmente los menos favorecidos), sintió los efectos del calamitoso año 2010. Experiencias infortunadas de índole política, cultural, social, económica, y las causadas por desastres naturales. Así, la “improvisación predominante”, como método gubernamental; la crisis educativa se agravó por la imposición e incapacidad del Meduca de promover buenas relaciones con los educadores; el censo nacional realizado, un desastre; aumento descomunal del combustible y del costo de la vida; la tragedia de Bocas del Toro; cuestionamientos (internos y externos), por el manejo de la política exterior; inseguridad ciudadana, frecuentes robos a escuelas y residencias particulares; incremento del narcotráfico y del crimen organizado en todo el país; cierres de calles, manifestaciones públicas de protesta ciudadanas; basura por doquier; inundaciones y deslizamientos de tierra en Chepo, Portobelo, Darién, Azuero; red de corrupción en el Ministerio Público, ¡escándalo mayúsculo!

En nuestros días, la gente por lo general, pareciera acostumbrarse a los males sociales que padecemos y mira con gran pasividad e indiferencia la caída de los valores morales; la ola de violencia, crímenes y proliferación de vicios que llevan tragedia a los hogares; la falta de respeto y consideración a la persona humana, a la libertad y el pensamiento; y, sobre todo, el egoísmo y la corrupción que pretenden aplastar al sentimiento y a la razón. Estamos llegando a extremos tales, que hasta el desaliño en la persona y en el vestir, la grosería en el hablar, la rudeza en el trato y la agresión verbal constituyen carta de pase en grupos que sustentan la tesis de la destrucción de todo cuanto ha logrado el hombre en el orden moral, de hábitos y actitudes deseables, de honradez y de comportamiento humano en los siglos transcurridos de su existencia.

Cada día la actividad competitiva se torna un tanto despiadada y cruel; nos tientan solicitaciones contradictorias, las que pareciera querer destruir lo más íntimo del yo que queremos que sea insobornable. He aquí donde cobra mayor importancia el proceso de la educación, pero no de la simple instrucción elemental, ni de la formulación de reformas educativas de orientación populista, sino de la educación como formación integral; como humanización del hombre, como único medio de dignificación moral y de emancipación económica y, a su vez, de incorporación plena en la actividad del espíritu y en la solidaridad humana.

<>Artículo publicado el 3  de enero de 2011  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Recomendaciones en el sector salud para el 2011

*

La opinión del Médico…

César Quintero Sánchez 

Estamos iniciando un nuevo año. Es una buena oportunidad para sugerirles con todo respeto a los ejecutivos del Sector Salud, los lineamientos estratégicos indispensables a ser desarrollados en el Sistema de Salud Panameño, consensados por la mayoría de los centenares de salubristas y gerentes sanitarios nacionales. Se las ofrecemos de manera gratuita y sin tener que trasladarse a destinos distantes.

En esta ocasión vamos a señalar de manera precisa las 10 áreas prioritarias que deberán ser resueltas de cara a la implementación del nuevo Sistema Público Nacional de Salud que todos merecemos y que se ha prometido de manera reiterada.

1- Se hace indispensable la inversión oportuna, priorizada y suficiente de recursos económicos por parte del Estado, para recuperar y ampliar la deteriorada Red de Instalaciones sanitarias existentes en sus diversos grados de complejidad y responsabilidad.

2- Deberá estructurarse un Plan Nacional de Salud con objetivos y metas de corto, mediano y largo plazo, cosa que cada quien sepa de antemano, cuál es el rumbo de la gestión.

3- Se hace necesario retomar el concepto de los Programas de Salud originales, para ser desarrollados plenamente, incorporando la atención priorizada a la Tercera Edad, la Salud Laboral, los Discapacitados y a la Administración de los Desastres.

4- La estrategia de Atención Primaria de la Salud con las seis (6) Metas del SPT – 2000 cuyos indicadores jamás se han alcanzado en su totalidad, deberán ser priorizadas en su justa dimensión, lo mismo que las actuales 8 Metas del Milenio.

5- La Red de Servicios deberá incluir la atención multidisciplinaria e intra y extramural para responder con precisión, flexibilidad y agilidad.

6- Los recursos humanos y materiales del máximo nivel tecnológico deberán concentrarse por economía de escala, en una o varias Unidades de Alta Complejidad (UAC), que consolidarán la respuesta nacional en temas como trasplantes, quemaduras, prótesis y procesos de investigación, diagnóstico y tratamientos de la más alta complejidad y costo.

7- La planificación a largo plazo del recurso humano profesional, técnico y administrativo se hace impostergable con contenidos en su formación y desarrollo.

8- Las instalaciones, equipos, materiales e insumos críticos deberán ser provistos con suficiencia, oportunidad y calidad, en la premisa de economía de escala, anteponiendo el bien común al lucro individual o empresarial.

9- La Informática deberá desarrollarse plenamente en los procesos de atención y de gestión, de manera que modernice la gerencia, para la toma de las mejores decisiones posibles.

10- La participación social deberá pasar de ser un enunciado etéreo, para constituirse en pieza fundamental de la formulación, ejecución y evaluación del Sistema Público de Salud, para garantizar la universalidad de la atención integral de la salud; en la intención de que el Estado vuelva a asumir su deber irrenunciable de asegurar la provisión de salud a todos los ciudadanos, de acuerdo a sus necesidades y no a su capacidad económica.

*
<>Artículo publicado el 4  de enero de 2011    en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

El ejercicio de la libertad

La opinión del Sociólogo, Escritor y Educador…

 

Raúl Leis R. 

raulleisr@hotmail.com

José Martí enciende sus palabras de 120 años, para advertir que “Lo que ha de hacerse es tener incesantemente la libertad en ejercicio; por donde el bueno se fatiga, el malo entra: la república no puede dormir; el tirano o el bribón sólo se levantan sobre los pueblos viciosos o indiferentes”.

Poner la libertad en ejercicio, y agregaría la justicia y la ética. No ha sido así durante el año que acaba de terminar. El balance no es favorable para la democracia ni para el desarrollo. Pues crecimiento económico sin equidad y sin afectar a fondo la desigualdad; concentración del poder, debilitamiento de la institucionalidad y de la libertad de expresión; naturaleza amenazada no son compensadas debidamente por las iniciativas positivas que se pudieron desarrollar.

Es evidente que existe demasiado poder económico y político juntos y concentrados en el gobierno y que esto no es bueno para la democracia. Tampoco un Estado centrado en una visión mercantilista que convierte a algunos empresarios, más bien en “empresaurios”.   Parte del cambio esperado que le dio el voto al actual gobierno, fue producto de la insatisfacción de cómo funcionaba la institucionalidad política del Estado, por lo esperado no era más acumulación de poder, sino por el contrario, una real y efectiva democratización del poder.

El riesgo para todos es inclinarnos hacia el autoritarismo civil, hijo del presidencialismo centralista. Por ello, estamos en un momento histórico importante, generar los cambios necesarios para pasar de la amenaza autoritaria a una mayor densidad democrática.

La democratización de la democracia, supone la transformación de los procesos electorales, esquivando su plutocratización, permitiendo más participación y acceso a los medios de comunicación, apertura a nuevos actores y alternativas. Significa entender la democracia también como de ciudadanía, con la generación de la descentralización, el poder local, el presupuesto participativo, los diversos resortes de la participación ciudadana en la construcción de políticas públicas.

Es necesario una permanente introspección y discernimiento de parte de los gobernantes para que comprendan el principio de “mandar obedeciendo”, ligado al desarrollo de la capacidad democrática de la población de envolver y orientar a sus líderes; una profunda reforma política democrática; la vigilancia ciudadana y mediática para la reafirmación del Estado de Derecho, y la vigencia plena de los derechos humanos. La organización ciudadana y popular. La educación popular transformadora. El autoritarismo es el camino equivocado; la construcción democrática y participativa del poder es la ruta correcta.

A esto nos invita Martí: “La república, como las casas de Pompeya,  ha de tener el perro a la puerta. Así surgen ahora, del peligro nacional, los que han de salvar a la nación de él; de la política negociante surgen, por el escarmiento y vergüenza de ella, los que la conminan y derriban; de la camaradería impura de la política y los negocios, surgen, imponentes, el férvido universitario, el abogado indómito, el obrero sesudo, el comerciante verdadero, el periodista fustigador. De la podredumbre misma sale la luz…”    Asi será, por el bien de Panamá.

<>Artículo publicado el  5  de enero de 2011  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

El colapso del Lago Alajuela

La opinión del Docente y Ecólogo de lagos…


Raúl Amores Serrano

“Solo Dios puede cambiar los niveles de turbidez de las aguas del lago Alajuela”, expresó un alto funcionario del IDAAN.   A buen entendedor pocas palabras, el embalse de Alajuela colapsó como fuente de agua para la potabilizadora de Chilibre. Pareciera que Panamá es el país de los colapsos.

Los embalses son un híbrido entre un lago y un río. Por Ley le corresponde a la Autoridad del Canal (antes Panama Canal Comission) proteger a esa fuente de agua auxiliar del Canal de Panamá.   El hombre con sus actividades agropecuarias agroforestales y rurales no sostenibles tuvo el poder de acelerar el envejecimiento del Lago Alajuela y ahora Alajuela es la peor de las pesadillas para los ingenieros sanitarios responsables del funcionamiento de la potabilizadora  de  Chilibre.

Un embalse viejo por lo general tiene menos capacidad de retención de agua debido al progreso de la sedimentación. Aumenta el sedimento y disminuye la cantidad de agua libre.   Pareciera y es muy probable que estamos siendo testigos del colapso del embalse de Alajuela como fuente de agua para la potabilizadora.

Alajuela será un caso de estudio para ecólogos y ambientalistas en el futuro.

Los “necios” científicos de la Universidad de Panamá habían advertido sobre eso muchos años antes.   Las advertencias quedaron olvidadas en las disputas entre desarrollistas ambientalistas y ecologistas.

Yo he monitoreado la turbidez de un embalse en Arkansas durante el clímax de voltearse térmicamente y nunca los valores de turbidez se acercaron a los valores enormes registrados para Alajuela en las últimas semanas.

Si un fenómeno meteorológico como “la niña” que apenas se inicia puso al lago Alajuela al borde de la tumba que puede esperarse de los años que vienen. Sencillamente el desastre.   Y no es la mano divina la que hizo esto sino el desarrollismo desordenado del hombre moderno.

Y si algún genio irresponsable introdujo carpas hervíboras no esterilizadas en Alajuela, le puso otro clavo al ataúd de este cuerpo de agua ya vapuleado por la presión demográfica.

Las carpas son el peor enemigo de los embalses ya que la forma como comen la vegetación acuática y anidan en el fondo aumenta la turbidez del agua, disminuyendo la productividad pesquera.

Alajuela fue construido en la década del 30, por lo que tiene una edad de mas de 80 años.

No es difícil imaginar que el destino final de un embalse es convertirse en ciénaga si no lo someten a un régimen de dragado continuo y manejo responsable de su cuenca.

Pero el desastre ecológico se magnifica a ambiental ya que ese embalse es utilizado como fuente de agua para una potabilizadora responsable de abastecer de agua potable a los habitantes de una ciudad como Panamá.

El fracaso de la gestión ambiental de los gobiernos de la época republicana con respecto a esta fuente de agua y otras es notable.

<>Artículo publicado el  9  de enero de 2011  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.  Los resaltados son nuestros.

Los vaivenes de una democracia insuficiente o pendular

La opinión del Jurista…

 

Ramiro Guerra Morales 

 

Aunque parezca una verdad de perogrullo, no nos cansaremos de señalar que la vida en sociedad es más que la economía.  El ser humano, no solo necesita alimentarse, trabajar, procrear, creer, respirar, sino vivir en libertad, poder escribir y decir lo que piensa, sin temor a represalias; a acceder, sin mediaciones perversas a la justicia y tutela de sus derechos fundamentales e existenciales.

La realidad nacional viene dando cuenta de un crecimiento económico importante y pujante, muy superior, cuando lo comparamos con otros países de Latinoamérica, que según algunos analista se mantendrá durante todo este año. Al margen de algunas variables objetivas que inciden en este crecimiento, justo reconocer, así como también se hizo con la administración pasada, el papel que viene jugando la gestión de los que hoy dirigen el estado.   Sin embargo, en el mundo de la democracia y la institucionalidad existe una especie de gatopardismo, que revela el carácter pendular de un ir y venir de una democracia que se nos presenta insuficiente y un sistema institucional que enfrenta serios desgaste, cuyo agravamiento pudiera producir un efecto de retorno negativo en la zona de la economía, no deseable para ningún panameño.   Está demostrado que una crisis en estas zonas de la superestructuras, afectan relaciones que rebasan el marco estatal y de país.

Hace algunas décadas, el estado de Cuba hizo un aporte importante a la ciencia política, al deslindar los campos de la acción partidaria y del estado.   Los parámetros con se administra relaciones partidarias,   no son los mismos con se administra el estado.

El partido es una cosa y el estado otra.   Cuando el partido o la relación partidaria se sobrepone sobre las relaciones del estado, este pierde la necesaria autonomía que requiere para actuar como el referente del todo social y este tipo de correspondencia, partidos–estado. si no se administra correctamente, puede dar lugar a los que Gransci, denominaba formas de ejercicio bastarda del poder.

En este contexto de una democracia e institucionalidad, por un lado deficiente, y por el otro, gastada, puedo entender la necesidad de trabajar hacia nuevos correlatos constitucionales que perfeccionen nuestra vida en democracia y remocen nuestro Estado de derecho, en la perspectiva de una institucionalidad al servicio del pueblo y los ciudadanos. Si lo anterior no es el norte a la cual deben apuntar las reformas constitucionales, sencillamente, es otra pose de gatopardismo, que tanto daño ha causado a nuestra región latinoamericana.

En consecuencia, si estamos frente a la creación de una Corte Constitucional, la elección del Procurador por elección popular, cambios en el procedimiento para elegir Magistrados a la Corte Suprema de Justicia, mayor poder a la Defensoría del Pueblo, Ampliación de la democracia electoral, entre otros temas, entonces estaremos cambiando de verdad para avanzar en democracia e institucionalidad.

<>Artículo publicado el  10  de enero de 2011  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Principales logros en los objetivos para el desarrollo

La opinión de…

Tom Rodríguez

Este artículo aborda aspectos esenciales de las presentaciones hechas por el ministro de Economía y Finanzas, Alberto Vallarino; el ministro de Comercio e Industrias, Roberto Henríquez y la viceministra de Educación, Mirna de Crespo, en el Quinto Foro Nacional para la Competitividad, organizado por el Centro Nacional de Competitividad (CNC), celebrado el pasado mes de octubre.

El ministro Vallarino se refirió al avance en la calificación de Panamá de “Grado de Inversión”, entre marzo y junio de 2010, de parte de las tres agencias calificadoras más importantes, lo cual contribuyó a que Panamá mantuviera un nivel apreciable de crecimiento, a pesar de la crisis financiera.

Explicó que este año se ha caracterizado por una aceleración económica, con incrementos del PIB real en el primer y segundo trimestre de 4.9% y 6.3%, respectivamente, impulsado principalmente por sectores como transporte, telecomunicaciones, comercio y turismo.

El MEF proyecta un crecimiento de 7% para 2010, estimulado por la inversión extranjera directa, que durante la primera mitad del año se incrementó un 26% respecto al mismo periodo de 2009. Señaló, adicionalmente, que 2011 y 2012 representarán los años de mayor actividad del proyecto de ampliación del Canal.

Entre los avances que mejoran la competitividad figuran agilizar los procesos de declaraciones de renta y pagos de impuestos, para lo cual el Gobierno ha desarrollado plataformas tecnológicas. En cuanto a la dotación de infraestructura destacó la organización vial de la ciudad de Panamá y la ampliación de los corredores, junto a la modernización del transporte público en el área metropolitana.

Para promover la conectividad y el desarrollo del país, más allá del “corredor Panamá-Colón”, el Gobierno está trabajando en el mejoramiento y ampliación de los aeropuertos nacionales para hacer de Panamá el hub de las Américas, siendo catalogado como el de mayor conectividad aérea según la Asociación de Transporte Aéreo.

El ministro Henríquez, por su lado, se refirió al importante salto que dio Panamá en los indicadores de competitividad, al posicionarse como el segundo país más competitivo de América Latina, después de Chile.

En cuanto a los aspectos en que Panamá ha mostrado ser menos competitivo, el Gobierno está tomando pasos mediante programas enfocados en salud, educación y desarrollo institucional, y la creación de un grupo de trabajo multidisciplinario que incluye al MEF, al Mici y a Meduca.

El ministro resaltó el aumento de capital extranjero, reflejando la confianza en Panamá como destino de inversión. Agregó que en junio pasado fue inaugurada la Agencia de Inversiones y Exportaciones de Panamá, para promover al país internacionalmente en cuanto a sus capacidades logísticas, fomentar el desarrollo del conglomerado de servicios y complementar las capacidades del Canal.

El ministro mencionó la necesidad de incrementar la creación de portales para el registro de empresas, la aplicación de medidas de defensa de la competencia y protección del consumidor, protección de propiedad intelectual, derecho de autor, actualización de las normas financieras, revisión de la ley de seguros, apoyo a la inclusión del sector informal (que tiene como ejecutor al CNC), y programas de apoyo a la micro y pequeña empresa.

Por su lado, la viceministra Crespo manifestó que se han logrado avances como la transformación curricular, que contempla la reducción de las ofertas de bachilleratos, la capacitación de profesores, la instalación de laboratorios de idiomas, informática, química, física y biología.

Otras contribuciones incluyen introducir un sistema basado en la formación por competencias, mejorar el sistema nacional de evaluación, vincular a los padres al proceso educativo a través del programa “Escuela para Padres” y proveer recursos escolares como mochilas, útiles escolares, libros, bonos para la compra de uniformes y la beca universal.

En Panamá se han hecho importantes avances en materia de competitividad durante los últimos años. Las metas programadas para mejorar la competitividad de acuerdo al plan estratégico de gobierno fomentarán un mayor desarrollo, pero solo podrá ser llevado a cabo mediante la participación de cada uno de los actores de la economía.

<>
Este artículo se publicó el 7  de enero de 2011   en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.