Las ínfulas de poder y una forma de gobernarn tosca, ruda y grosera

Bitácora del presidente  – La opinión del Abogado,  Empresario y actual presidente de los diarios La Estrella de Panamá y el Diario el Siglo…

EBRAHIM ASVAT
easvat@elsiglo.com

Los informes confidenciales del Departamento de Estado de los Estados Unidos, que poco ha poco están revelando diversos diarios del mundo (entre ellos El País de España), nos está dando luces de la opinión que tienen los Estados Unidos del gobierno de Ricardo Martinelli.

La percepción parece ser similar a la que hemos estado divulgando a través de estas columnas. Un estilo de gobierno crudo, sin refinamientos, sin importar el estado de derecho y con un marcado interés por aplastar a los adversarios políticos.

Todo esto sale a flote con el reciente cable que la ex embajadora de los Estados Unidos en Panamá, Barbara Stephenson, envió al Departamento de Estado sobre el interés del gobierno nacional por interceptar llamadas telefónicas de los ciudadanos panameños y exigir bajo amenazas que se le proveyera de los equipos necesarios.

Las consecuencias de no ser así, reducir la cooperación con los Estados Unidos en la lucha contra el narcotráfico.

Esta noticia ha recorrido el mundo y, a la vez expresa una opinión de importancia para los tomadores de decisión en el mundo político y financiero.

También para los analistas del riesgo político panameño. Si existe un gobernante que no cree o cree poder obviar el Estado de Derecho, desconoce el principio de gobierno sobre la separación de los poderes, destituye a funcionarios con estabilidad constitucional, tiene un marcado interés por aplastar a sus adversarios políticos, se jacta de torcer brazos a empresarios para sacarle más dinero y prefiere gobernar con súbditos leales que ciudadanos competentes; todo eso, es un peligroso indicativo de un creciente riesgo político en el país.

Se equivocan los que creen que por ser de Derecha o pro-americano se puede torcer la institucionalidad democrática de un país o contar con el continuo apoyo de los Estados Unidos de América.

La política americana de la década de los 80, del siglo pasado, no es la de hoy. Las presunciones simplistas o binarias no se adecuan a la realidad global de hoy. El camino se puede enderezar, lo difícil es que las estructuras mentales cambien.

La intimidación y el chantaje, no son herramientas políticas de los estadistas. Podrán haber funcionado en los negocios pero difícilmente en el mundo político sin producir, de acuerdo a su intensidad, quiebres en la institucionalidad democrática.

Un ejemplo de ello, es lo que ocurre en el Ministerio Público y casi apuesto que igual suerte correrán muchos de sus grandiosos proyectos.  Las ínfulas para que se le reconozca quien manda en un país solo lo tienen los que guardan una extrema inseguridad de si mismos.

 

*

<> Artículo publicado el 28 de diciembre  de 2010  en el diario  El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

 

Anuncios

Una respuesta

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Travel Panama. Travel Panama said: Las ínfulas de poder y una forma de gobernarn tosca, ruda y …: PANA LETRAS ** La opinión de cientos de autores… http://bit.ly/gimM3O […]

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: