El narcotráfico en el Ministerio Público

La opinión del Abogado…

LUIS FUENTES MONTENEGRO
luisfuentesmontenegro@gmail.com

El narco escándalo del Procurador General de la Nación y del Ministerio Público ha puesto al descubierto una red de delincuencia organizada integrada por propios funcionarios de la institución encargada de investigar los delitos, pero a la fecha todo está quedando en bochinche, misterio y mucha impunidad. Existe en el país la tradición del no pasa nada, cuando se trata de casos penales de alto perfil o casos en donde los involucrados son de cuello y corbata, es decir, cuando hay que investigar personas con influencias la justicia penal poco sirve o sirve para nada.

Es gravísimo lo que está ocurriendo en el Ministerio Público y en torno al señor Bonissi -el elegido para ser procurador por el presidente Martinelli-, pero a pesar de ello, pocos o pocas son los detenidos, la investigación parece estar tan viciada y parcializada, que más que una investigación penal, parece ser una forma segura para proteger a los verdaderos involucrados, ocultar la verdad, tergiversar y garantizar que muchos queden impunes.

No se le ha dado la seriedad a la investigación de dicho narco escándalo. El nuevo Procurador tiene un rol importante en todo esto, o se convierte en cómplice al dejar que esa investigación siga en manos de un fiscal que por sus nexos cercanísimos con el ex procurador Bonissi y los implicados, no garantiza pulcritud, ni imparcialidad, ni nada ético.

Señor Ayú Prado o usted sigue el camino opaco de su antecesor o se revela como un hombre de derecho, capaz de limpiar al Ministerio Público, depurándolo, metiendo a la cárcel a los responsables del narco escándalo, sin darle impunidad a los que fueron y a los que todavía siguen siendo sus compañeros de trabajo y forman parte de esa red de corrupción y maleantería.

Usted tiene una oportunidad de oro para demostrar con hechos que es independiente, imparcial, creíble, inteligente y recobrar la dignidad de la investidura de procurador tan mancillada. Para empezar no tenga miedo en destituir a los funcionarios involucrados, no tenga miedo en darle a una persona moral la investigación de ese caso, no apadrine que esa instrucción sumarial se siga tergiversando, amañando.

Sus tareas venideras no serán fáciles, pero está en sus manos escoger la vía de la serpiente y arrastrarse y ser un arrastrado o escoger la vía del halcón y tener un vuelo sublime, altísimo y digno.

 

*

<> Artículo publicado el 4 de enero de 2011  en el diario  El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: