La justicia en Panamá

La opinión de…

 

Delfo A. De Lora Rivera

Nuestro sistema de justicia siempre ha venido cojeado, inmersa en la corrupción, desde los tiempos de los gobiernos oligarcas, con su tráfico de influencias y según el cual, solo los hijos de la cocinera iban a la cárcel, como dijo Martinelli al inicio de este gobierno. Después se puso peor con la dictadura y el narcotráfico, cuando las órdenes y la “justicia” se impartían desde los cuarteles. Y ahora, cuando un gobierno quiere verdaderamente acabar con esta corrupción, cuando los monos gordos han parado con sus huesos en la cárcel, dos de ellos son investigados, un fiscal confeso está preso y es investigado junto a otras muchas personas más en el Ministerio Público, ahora es cuando hablan de escándalo en ese ministerio.

Lo que veo desde el punto de vista positivo es que, por fin, se está saneado la justicia en este país. Piden la renuncia del procurador, como si a él se le hubiese hallado culpable en esta situación. Al contrario, él ha ordenado una completa investigación, se autosuspendió de la investigación, ha ordenado la prueba del detector de mentiras a todos, y él primero (el detector de mentiras no se puede usar como prueba, pero no por eso deja de ser una herramienta ya probada para detectar mentiras, precisamente, y la idoneidad de un servidor público). Los que andan en trampas, seguramente, no querrán someterse a un detector de mentiras.

Dicen que el Presidente debió haber nombrado como procurador a alguien de adentro. Teniendo en cuenta la podredumbre de la que ellos mismos hablan (que no inició este gobierno), hubiese sido una contradicción, puesto que alguien de adentro difícilmente investigaría a sus mismos compañeros. Por eso, suena más lógico alguien de afuera, como lo hizo el Sr. Presidente. Dicen que la medida fue ilegal, puesto que la Constitución dice que tenía que ser de adentro. Yo lo que sé es que la Constitución dice que el Presidente nombra al procurador y que el candidato tiene que reunir ciertos requisitos mínimos, como ser panameño, abogado, etc. No recuerdo si dice que tiene que ser de adentro. Si eso fuera así ¿por qué, desde hace rato, no pusieron a esas mismas personas que hablan de unademanda de inconstitucionalidad?

Ahora, el procurador ha puesto su cargo a disposición del Sr. Presidente para que la investigación siga su curso, con objetividad y transparencia, hasta las últimas consecuencias. Los enemigos políticos del procurador y los corruptos, a quienes no les conviene un procurador sin ataduras con ellos, pero sí les conviene que la justicia siga cojeando, con su tráfico de influencia, con el juega vivo y la cárcel para los más pendejos y los pobres, lograron su propósito.

Ahora el Sr. Presidente, al nombrar al siguiente procurador, no les debe seguir el juego; debe nombrar, igualmente, a una persona idónea para el cargo, intachable, incorruptible y presta a sanear esa cloaca. De ser posible, igualmente, desde afuera del sistema para que pueda actuar con entera libertad y sin temor de pisar los callos de compañeros corruptos, eso si la Constitución y las leyes lo permiten.

*

<> Este artículo se publicó el 28 de diciembre  de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Una respuesta

  1. Estoy totalmemnte de acuerdo con su opinión, saludos

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: