Navidad en el corazón

La opinión del Periodista…

 

AQUILINO  ORTEGA  LUNA – –
aquilinoortega14@hotmail.es

La Navidad está por llegar, las casas están adornadas de luces multicolores, arbolitos con muchos regalos, nacimientos y las mesas, en muchos hogares, están repletas de deliciosos manjares y platillos.

Todo parece perfecto, pero entonces, porque hay tanta gente triste. Siempre he considerado la Navidad como la celebración más triste y a la vez más alegre de toda la Tierra.

Este tiempo trae, como consecuencia de sus preparativos, tensiones, ansiedad, agitación, aguinaldos, regalos, comederas y bebederas; así como, penas para algunos y alegrías para otros.

Es gratificante escuchar lindas melodías festivas, pero de poco sirve si nuestro interior no canta y está lleno de amargura, dolor y desesperanza.

Hay personas que han ganado mucho dinero durante el año, compraron la casa de sus sueños, tienen la familia ideal, el automóvil más lujoso; sin embargo, a veces, les es tan difícil regalar una sonrisa. Su corazón se mantiene en una permanente tristeza.

El dinero puede comprar muchas cosas, pero no la felicidad. La alegría de un hombre no se fundamenta en la cantidad de bienes que posea. Las bendiciones materiales son importantes, pero mucho más importante es tener a Dios en el Centro de tu Corazón, dejar que Él sea el capitán de tu barco en medio de las tempestades.

El nacimiento de Jesús significa renovación de vida. Es lindo colocar adornos navideños, pero si no tenemos el alma adornada por la humildad y mansedumbre y a Dios en el corazón, qué valor tiene.

Celebrar la Navidad es bueno, pero más que celebrar debemos aprovechar esta fiesta para eliminar la violencia, los malos entendidos, desacuerdos, falta de perdón, desamor y comprensión de todas y cada una de las áreas de nuestra vida.

Por el otro lado, hay tanta gente llena de necesidad y carencia. Trabajan para ganar el sustento diario. Lo poco que logran recoger les alcanza al menos para vivir, lo que les hace difícil experimentar la felicidad.

Y la pregunta es, ¿cuál es el secreto de la felicidad?, la respuesta es menos obvia, no hay secretos. La felicidad tiene que ver con la manera en que vivimos y las cosas en que creemos.

La felicidad no es un estado perenne, es un estilo de vida, muchas veces, marcado por situaciones y hechos que nos rodean. Puedes tener todo el dinero del mundo y aun ser una persona extremadamente infeliz.

De poco sirve desear a todo el mundo felicidad y prosperidad, si nosotros mismos no somos felices.

Cuando vives una vida consagrada a Dios, la Navidad adquiere un significado especial. Se convierte en una celebración del corazón, donde todos los días del año, es Navidad.

Para tener una Navidad en el Corazón debes excluir todo lo que interfiera negativamente en tu vida, elevando el corazón a Dios en gratitud, no importando la necesidad y realidad que atravieses, porque cada segundo de tu existencia es un segundo de agradecimiento.

Si no lo encuentras sabor a esta fiesta llamada Navidad, que hoy se celebra en todo el mundo, te invito a que le permitas a Jesús entrar en tu corazón y a rendirle tu vida íntegramente.

Dios quiere prepararte para que enfrentes los retos que se presenten en tu vida el año venidero, con optimismo, fe y confianza.

Solo así, todo lo que llegue a tu vida lo recibirás con contentamiento y deleite. Siente la vibración navideña durante los 365 días del año, sonriendo de forma espontánea, perdonando y olvidando viejas rencillas.

Y cuando esta fiesta pase, guarda tus adornos navideños, pero no guardes los adornos de tu corazón, que son los que te caracterizan como alguien especial.

Es el deseo de Dios que todos los días del año, independientemente de las circunstancias que se presenten a tu vida, te puedas vestir de amor, que es el vínculo perfecto, y que vivas una eterna Navidad en el corazón.

 

<> Este artículo se publicó el 24 de diciembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: