Caos en el transporte público mantiene incómodos a los usuarios

Ecos de Chiriquí Oriente.  La opinión de….

RODRIGO  QUIJANO

La semana pasada visitamos la provincia de Chiriquí, en función de varias gestiones cívico-sociales. En nuestro activo periplo, tuvimos la oportunidad de compartir con diversos grupos, tanto en Remedios centro, Tolé, Quebrada de Piedra, Veladero, San Félix, Silimín, Las Lajas, El Porvenir, El Puerto, Escodú, Santa Lucía y algunas áreas indígenas de la región.

En cada uno de estos encuentros, la queja uniforme, unánime que nos exteriorizaban y que pudimos comprobar por motu proprio con los diferentes moradores de estas comunidades es el pésimo servicio de transporte público que se ofrece a los miles de usuarios.

Marcado maltrato, groserías, apiñamiento en los buses y el clásico no voy de los prepotentes conductores de taxis es la tónica no solo en nuestra región oriental, sino en todo el interior del país.

Nos permitimos resumir, brevemente, los problemas sobresalientes que han convertido en verdadero calvario, sin que ninguna autoridad del tránsito ni los actuales ni los anteriores gobiernos den respuestas contundentes a esta odisea que padecen los usuarios del transporte individual y colectivo.

1. Los buses que hacen el traslado de pasajeros (ida y vuelta) de los distritos de Tolé, San Félix, Remedios, San Lorenzo y las comunidades vecinas (indígenas fundamental mente) a David transportan abarrotados, como animales a niños y mayores, ancianos, totalmente de pie unos encima de otros, producto de un absurdo, ilegal y troglodita monopolio que por muchos años no ha permitido la democrática apertura de modernas empresas que presten un servicio de transporte público de calidad al panameño de a pie.

2. En el servicio de taxi que se concentra en el centro de San Félix se presentan serias irregularidades que es urgente y necesario que la dirección regional del tránsito tome cartas en el asunto y entre a ordenar, regular, adecentar y terminar con los esquilmos y precios prohibitivos, con que se cobra a humildes usuarios que se ven en la necesidad de utilizar su pésimo servicio. Por ejemplo, las carreras colectivas (6 pasajeros) las cobran con precios exagerados como si fuera una carrera individual.

3. Después de las seis de la tarde los dueños de los busitos de rutas internas los sacan de servicio y tanto los estudiantes nocturnos (Universidades, y el nivel medio. Inadeh) quedan totalmente al garete víctimas de malandrines, raterillos y otros malhechores que ya abundan en el área.

4. En la temporada alta del movimiento de pasajeros a la ciudad de Panamá, y viceversa (festividades patronales, patrias, semana santa, fundaciones y carnavales) el monopolio principal de transportes se opone a que las rutas alternas ofrezcan el servicio a la región que ellos no están en capacidad de brindar.   Resultado: centenares de usuarios tienen que estar pidiendo el tradicional aventón o bote para que humanos vehículos privados los lleven o conduzcan a Santiago. Esto, además de naturales incomodidades, lesiona y encarece los presupuestos familiares cuando ellos con justicia hacen turismo interno o visitas a sus ancestros.

Siempre en estos casos se impone el juega vivo, predominando la descarada coima, quien sale con la peor parte es el desprotegido usuario.

Podríamos continuar enumerando las peripecias y demás desmanes que se cometen acá en casi todas las comunidades de los cuatro distritos orientales, pero no nos alcanzaría el espacio del periódico para presentarlos todos.

Finalmente, solicitamos respetuosamente al señor Ricardo Fábrega, Director General de Tránsito y Transporte Terrestre, que realice una sorpresiva visita a estos pueblos del Oriente Chiricano y se quede una semana de manera encubierta o visual que lo estime conveniente compartiendo y viviendo con nuestra gente humilde para que se convenza por vía propia y expedita de la gravedad de estas justas quejas y anomalías.

*

<> Este artículo se publicó el 22 de diciembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: