En defensa de la Lógica

*

La opinión del Profesor…

Rogelio Herrera 

Se nos anuncia que para el próximo semestre del año 2011 en la Universidad de Panamá, se elimina como materia de periodismo a la lógica, entre otras disciplinas. Naturalmente que aparecerá una materia denominada metodología de la investigación o algo semejante, pero que dictará un profesor de periodismo y no un especialista en filosofía.

 

Como señalaba el insigne catedrático Moisés Chong M. “los proponentes de este proyecto, ahora victoriosos, echan por la borda dos mil quinientos años de una rica tradición académica que ha servido de paradigma a las civilizaciones más avanzadas que registran lo anales históricos de las diversas culturas de nuestro mundo”. Con sólo tener la curiosidad de leer el artículo “Lógica” en el Diccionario de Filosofía de José Ferrater Mora, tendremos un panorama didáctico de esta disciplina.

Tomar esta improvisada y aleatoria medida plantea muchas interrogantes y no pocas dudas sobre los niveles de idoneidad y de preparación académica de los proponentes de esta disposición que sólo se le pudo haber ocurrido a quienes, tal vez, no han tenido la capacidad para disfrutar de los placeres que nos proporciona el cultivo del intelecto y de las dotes contenidas en nuestros poderes racionales. Pero, asimismo, es necesario recordar aquí que la Lógica ha sido cultivada no solamente en la Antigüedad Greco Latina sino también en el Cercano y el Lejano Oriente, así como en las civilizaciones prehispánicas del Nuevo Mundo. Diversos autores de América Latina y de Europa dan muchas pistas históricas y etnológicas sobre el ser de las civilizaciones más antiguas del Viejo y el Nuevo Mundo.

Mas cuando se declara que la lógica era considerada en la Antigüedad como la “base de todas las ciencias, se puede interpretar en el sentido de aquella metáfora cartesiana, a saber, cómo la imagen de un árbol cuyas ramas representan, una a una, cada una de las ciencias, por ejemplo, las matemáticas, la física, la botánica, etc. Si nos fijamos en el desarrollo y evolución de la gran masa del conocimiento científico tendremos que reconocer que, en efecto, y sin darle muchas vueltas, que todas las ciencias conservan de manera implícita el sello inconfundible de sus raíces lógicas. Pues examínense no más los orígenes de las matemáticas en el mundo griego o de disciplinas como la filosofía, la Psicología, la Antropología, etc. Cada uno de estos saberes encierra dentro de sus respectivos contextos la marca inconfundible de la lógica, en ellas, la lógica está implícita.

La lógica es capaz de encontrar el modo como se obtiene la ciencia y los principios que la rigen. ¿Cómo un periodista evitará el error?, saber cuando algo es verdadero o falso. “La ciencia del logos” le permitirá determinar cuándo un razonamiento es válido y cuando no, determinar cuándo un concepto es legítimo y cuándo ilegítimo. No se puede jugar con la formación de un periodista, que quedará indefenso, ante los diversos ataques de los que será objeto en su vida. Meditemos sobre este planteamiento y rectifiquemos el daño que causará en el futuro a los profesionales del periodismo, la ausencia de esta ciencia y otras.

*
<>Artículo publicado el 23 de diciembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: