Basural

La opinión del Sociólogo, Escritor y Educador…


RAÚL  LEIS  R.
raulleisr@hotmail.com

Durante la fiesta navideña fue imposible escaparse del hecho que estamos inmersos en un basural. Por un lado la basura externa, la de las calles inundadas de desechos producto de la negligencia y la improvisación de las autoridades responsables locales y nacionales. Por el otro lado, la basura institucional, parte de la cual explotó en el escándalo que sacude hoy al sistema de justicia y al aparato judicial como resultado del amiguismo y la politización que se apoderan de sus estructuras haciéndolas vulnerables a la infiltración de la corrupción, el crimen organizado y el narcotráfico, como bien lo señaló la Alianza pro Justicia.

Es evidente que la podredumbre se extiende más allá y en varias direcciones. Una leyenda china lo explica mejor:

Cierto día, un sabio visitó el infierno. Allí, vio a mucha gente sentada en torno a una mesa ricamente servida. Estaba llena de alimentos, a cual más apetitoso y exquisito. Sin embargo, todos los comensales tenían cara de hambrientos y el gesto demacrado: Tenían que comer con palillos; pero no podían, porque eran unos palillos tan largos como un remo. Por eso, por más que estiraban su brazo, nunca conseguían llevarse nada a la boca.

Impresionado, el sabio salió del infierno y subió al cielo.   Con gran asombro, vio que también allí había una mesa llena de comensales y con iguales manjares. En este caso, sin embargo, nadie tenía la cara desencajada; todos los presentes lucían un semblante alegre; respiraban salud y bienestar por los cuatro costados.   Y es que, allí, en el cielo, cada cual se preocupaba de alimentar con los largos palillos al que tenía enfrente.

El cielo de la leyenda es nuestro infierno, un país puesto en venta, manejado como supermercado para usufructo de los intereses creados y los poderes fácticos.

Como si no fuera suficiente con esto aparece los documentos de Wikileaks, que han abierto al mundo la mayor filtración de secretos de la historia, y que como señala el diario español El País, son de un extraordinario valor informativo pues servirán para una mejor comprensión de algunos conflictos y de personalidades que afectan determinantemente a nuestra vida, y que abren a una nueva interpretación de la realidad que nos rodea.

Los recientes Wikileaks sobre Panamá expresan claramente lo sórdido del poder que nos gobierna, resumido en la calificación de una embajadora norteamericana al actual Presidente panameño: “Su tendencia al acoso y al chantaje puede haberle llevado al estrellato en el mundo de los supermercados, pero es poco propio de un estadista”… “Nuestro reto es convencerle de que los años 80 quedaron atrás en Centroamérica”.

¿Cuanto más basura saldrá a flote? ¿Cuánto más seguirá el “cielo” de los palillos largos? La pregunta a nuestros gobernantes es ¿Hacia adónde nos conducen? Pues este no es el camino correcto, sino una ruta directa al despeñadero. La cantante Joan Baez afirmó claramente la opción verdadera para los ciudadanos: Si no peleas para acabar con la corrupción y la podredumbre, acabarás formando parte de ella.

 

<>Artículo publicado el  29  de diciembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: