Juguetes, seguridad y salud

 

La opinión de…

 

Gabriel Ortega

Estas fiestas de fin de año generan un movimiento comercial extraordinario, con la compra y venta de obsequios, regalos y presentes. Dentro del renglón de las compras se venden millones de juguetes, que van a parar a las manos de nuestros hijos, nietos, sobrinos y otros familiares. Es nuestro anhelo que estos juguetes hagan felices a los niños, pero muchas veces les causan lesiones y enfermedades.

De allí nuestro llamado de atención, para que cada padre de familia, cada persona que compre juguetes, lo haga con la claridad y el objetivo de que estos no causen daño. Estadísticamente, se ha comprobado que cientos de niños han sufrido algún tipo de accidente porque le han regalado juguetes no apropiados.

Cuando usted compre juguetes debe de tomar en cuenta las siguientes recomendaciones:

1. La edad del niño: no le compre a un niño de ocho años juguetes de jóvenes de 15 años, compre de acuerdo a su destreza y edad.

2. No compre juguetes con bordes punzantes o cortantes, pueden lastimar al niño.

3. Cerciórese de que el juguete no se desprenda en pequeños pedazos, porque si el niño se los introduce en la boca se puede asfixiar.

4. Tenga cuidado con juguetes con cuerda, pueden producir estrangulación.

5. Verifique la pintura del juguete porque puede tener plomo, cadmio o algún otro tóxico.

6. Cuidado con los colorantes, témperas, marcadores, jabones, mezcla de burbujas, crayones, tizas.

7. No le compre carritos o muñequitos a los que se les pueda desprender la rueda o la manito, pues el niño fácilmente se lo lleva a la boca.

8. Tenga cuidado con los juguetes que disparan proyectiles u objetos con punta que fácilmente se meten en el ojo.

9. Revise las etiquetas cuidadosamente.

10. No le compre a los niños juguetes bélicos que le enseñen a hacer daño.

11. Los juguetes con imanes son peligrosos, siempre terminan en la boca del niño.

12. Si compra bicicletas, patines o tablas de ruedas, compre casco, rodillera y piezas para proteger los codos.

Otros aspectos importantes son la supervisión, vigile a su niño cuando juega, enséñele cómo jugar sin hacerse daño, corríjalo cuando haga algo peligroso. Cuando el niño juega y corre no debe tener nada en la boca, se puede asfixiar. Los niños mayores deben ser orientados para que no dejen sus juguetes en manos de los más chicos.

Usted ama a los niños, yo también; entonces, vamos a protegerlos entre todos.

*

<> Este artículo se publicó el 23 de diciembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: