Decisiones

La opinión del Diputado por San Miguelito…

ABRAHAM MARTÍNEZ MONTILLA – –
amartinez@asamblea.gob.pa

Una decisión es un objeto mental y puede ser tanto una opinión como una regla o una tarea para ser ejecutada y/o aplicada. Todo ser humano tiene la facultad inalienable para decidir, según su criterio y responsabilidad, razón por la cual se debe respetar su decisión independientemente de que estemos de acuerdo o no.

Precisamente es en este punto donde quiero hacer una reflexión a razón de una reciente decisión que tomé y que ha despertado posiciones encontradas, afortunadamente muchas a favor y pocas en contra. Entiendo que la política despierta pasiones, sin embargo, no podemos juzgar a la ligera y debemos tener la efectiva capacidad de ponderar las realidades tanto de los agresores como la del agredido.

Mi incursión en la política es una historia de mucho sacrificio por el estrato humilde del cual provengo a mucho orgullo, y que tuvo su génesis en la Federación de Estudiantes de Panamá, acompañando al general Torrijos en las jornadas nacionales en la lucha por nuestra soberanía, en este sentido tuve la oportunidad de representar a mi país en una gira donde buscábamos la solidaridad de los estudiantes norteamericanos para la firma de los Tratados Torrijos—Carter.

Como un acto de ironía y desconocimiento percibo los epítetos e improperios emitidos por figuras del colectivo que fundó Omar Torrijos, porque muchos de ellos no estuvieron en esta época ni mucho menos tuvieron la oportunidad de conocer en vida a este ilustre personaje. Como dice Chuchú Martínez, en vez de actuar como Torrijistas actúan como ‘Torrijitos’.

Posteriormente tuve la oportunidad de formar parte del Cuerpo Diplomático y representar a nuestro país con orgullo y transparencia. Formé parte de la conformación de una nueva alternativa política hoy conocida como Partido Solidaridad y en el que por primera vez fui electo como diputado.

Cuando tomé la decisión de regresar al PRD en el año 2007 —desprendiéndome de mi cargo de vicepresidente del Partido Solidaridad— lo hice porque creía en un proyecto de Nación, que por diversas razones no se concretó. El pueblo de San Miguelito me otorgó otra oportunidad de representarlo como su diputado.

El escenario actual es distinto y poco alentador para el PRD, por la notable ausencia de una doctrina ideológica que es lo que siempre le caracterizó. Pesar a esta realidad, seguiré siendo amigo de mis amigos dentro del colectivo y, tal cual lo expresé recientemente en una entrevista televisada, extiendo disculpas a todos aquellos militantes que no pude hacerles conocer de antemano mi decisión.

Hoy, desde otra tribuna y con un proyecto de nación comprometido con los sectores más vulnerables, continuaré mi peregrinaje por San Miguelito y promoviendo leyes de corte social en la Asamblea. Nuestra trayectoria política y académica lo permitirá.

Finalmente, un mensaje claro: demostraré tolerancia y altura frente a los epítetos que quieran emitir, pero mis detractores tienen que ser tolerantes y aprender a respetar a las demás personas y sus decisiones. ‘En el camino nos veremos’.

<> Este artículo se publicó el 19 de diciembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que al  autor,  todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: