Therapeia

La opinión de la estudiante…


SHARON TORRIJOS
sts2309@gmail.com
Los adultos dicen que el mundo está evolucionando muy rápido y que por eso a veces les es difícil mantenerse al tanto de todos los cambios. Personalmente siempre me ha parecido una exageración, hasta que comencé a reflexionar en ello.   ¿Alguno de ustedes ha visto alguna serie de televisión de los años 80?  Es la cosa más extraña del mundo.   Ni Internet, ni celulares; un mundo oscuro.   Y los videos musicales viejos, por favor no me hagan entrar en ese tema. Son increíblemente estresante, con ropa espantosa que hace que uno se pregunte como es posible que aquello hubiese estado de moda.  Y ni hablar de los efectos especiales que se ven evidentemente falsos. 

La verdad sea dicha nuestros padres sí tienen razón: el mundo está avanzando rápidamente.   Hace cinco años Facebook no existía y ahora es tan natural para nosotros como el aire.  Vivimos en un mundo tecnológico en el que cada día se inventan más maneras para comunicarnos mientras estamos cómodos. Todos estos inventos se funden en la sociedad añadiéndose a la cultura actual. Recién dos años atrás explotó el boom del Blackberry Messenger, pero se siente como si hubiese sido más tiempo. Hay quienes en broma comentan cuan triste era su vida sin bbm, pero me pregunto si en realidad se dan cuenta cuan feliz eran antes de esto.

Ya no nos comunicamos como solíamos. Poco a poco nos sumimos más en un mundo impersonal donde por más que nos comuniquemos entre nosotros no nos conocemos en verdad. Salimos con alguien sólo para estar hablando más por bbm o msn que con la persona que está físicamente con nosotros.   El mundo está a nuestras manos, pero dejamos que la tecnología nos controle en vez de nosotros a ella. Vamos al cine, pero no vemos la película por estar prestándole atención al Blackberry. De alguna manera nos estamos volviendo esclavos de nuestras propias invenciones y por más que suene muy a lo Terminator lamento decir que es la realidad.

La tecnología que desarrollamos la hacemos para nuestro beneficio y no desventaja. No por que algo es anticuado quiere decir que es ineficaz. Seamos capaces de decirle no al abuso de la tecnología y digamos sí a aquellas tradiciones que promueven valores universales.   Si no comenzamos a utilizar las herramientas de nuestros tiempos con la moral humanistas del pasado perderemos de vista la utopia que con desesperación buscamos.

*

<> Artículo publicado el 5 de diciembre  de 2010  en el diario  El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: