Mensaje a las madres

La opinión de la Ingenieria, Política y Ex candidata presidencial…

BALBINA  HERRERA ARAUZ

En nuestro país, el Club Rotario de Panamá fue quien impulsó en 1924 la primera celebración en honor a las madres el 11 de mayo. El texto que se envió a las madres por el costo de 5 centavos era el siguiente: ‘señora, en este día dedicado en honrar a las madres, vengo a renovarle las expresiones de mi profundo respeto y de mi invariable amor’.

En 1930 bajo la presidencia del Ing. Florencio Harmodio Arosemena, se declara fiesta nacional el 8 de diciembre Día de la Madre. En el santoral católico es la fecha de la Virgen de la Inmaculada Concepción.

Hoy deseo expresar como mujer y como madre, ese reconocimiento al trabajo permanente, constante, tenaz y profundo que realizan las madres campesinas con sus manos con olor a fogón; a las madres indígenas que con sus cuerpos protegen a sus hijos y familias, en un esfuerzo constante en mantener viva su herencia cultural; a las madres que tienen hijos con discapacidad que con su entereza y abnegación los llevan a sus terapias y citas médicas a pesar de los obstáculos, para que puedan tener una mejor calidad de vida; a las madres de los barrios populares que luchan todos los días por sacar a sus hijos adelante, en medio de grandes inconvenientes; por la madre trabajadora que se levanta a las 4 de la mañana y que al regresar a su hogar siempre tiene esa hermosa sonrisa para saludar a su familia; a la madre profesional y empresaria que sigue preparándose para dar mejores días a los suyos; a la madre que es jefe de hogar, que a pesar de todas las dificultades, siempre camina con la frente en alto, mirada penetrante y firmeza al andar.

También a todas las madres que han perdido una parte de ellas y que les ha tocado despedir a sus hijos, la fe que las mueve es el reencontrase con ellos en la vida eterna. En estos momentos reflexionemos sobre el papel de nosotras las madres que luchamos contra los anti valores y contra el flagelo de las drogas.

Se es madre todos los días, por su labor incansable y su presencia permanente con sus hijos, aunque estos crezcan.

Este es un homenaje a las que siempre están a nuestro lado para ayudarnos a la realización de nuestros sueños y metas.

‘Hay que seguir trabajando, para que nadie robe nuestros sueños’

*

<> Artículo publicado el 5 de diciembre  de 2010  en el diario  El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: