Wikileaks, bajo el poder de los grandes

La opinión de…

Abdel Fuentes

Para algunos periodistas, Wikileaks hasta hace poco dejó de ser un término desconocido, para otros ni siquiera existe. Desde su creación en 2006, ha revelado las actividades ilegales cometidas por gobiernos –principalmente el estadounidense–, poderosas multinacionales y bancos, entre otros actores.

Los 251 mil 287 cables confidenciales con información de 274 embajadas del Gobierno estadounidense y del Departamento de Estado, que desde fines de noviembre empezó a publicar, continúan generando noticia. Los documentos dejan en evidencia la ejecución de una operación de espionaje diplomático. La denominada inteligencia humana, es decir la obtención de información mediante el contacto personal, fue una de las técnicas empleadas por los diplomáticos estadounidenses. La organización de las Naciones Unidas (ONU), incluyendo a su secretario general, el surcoreano Ban Ki-moon, fue blanco del referido espionaje diplomático.

La periodista estadounidense Amy Goodman, conductora del programa Democracy Now! (¡Democracia Ya!), que se transmite diariamente por más de 800 emisoras de radio y televisoras en Estados Unidos (EU), América Latina y Europa, analiza el impacto de algunos de estos documentes. Goodman cita el caso del alemán Khaled El–Masri, secuestrado en Macedonia por la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y torturado en una cárcel secreta en Afganistán por varios meses, hasta ser abandonado en una carretera desierta en Albania. Aclara que esto ocurrió a pesar de que la CIA sabía que había secuestrado al hombre equivocado. Según Goodman, El-Masri denunció el caso. “Todo indicaba que 13 agentes de la CIA enfrentarían cargos en los tribunales alemanes”, asegura la periodista.

En uno de los telegramas filtrados por Wikileaks, la Embajada de EU en Berlín envió este mensaje: “La emisión de órdenes de captura internacional tendría un impacto negativo en las relaciones bilaterales”. “Nunca se presentaron cargos, lo que sugiere que la amenaza diplomática funcionó”, concluye Goodman.

Los grandes consorcios del poder mediático mundial, el estadounidense The New York Times, el periódico inglés The Guardian, la revista alemana Der Spiegel, el periódico francés Le Monde y el español El País, a quien Julian Assange, el fundador de Wikileaks, entregó los documentos, ya empezaron a mutilarlos, para aliviar la carga del Departamento de Defensa de EU. De acuerdo a Assange, el sitio ha sido objeto de ciberataques, antes y después del 28, logrando de manera parcial dejarlo inactivo.

“Únicamente serán publicados aquellos papeles que consideremos que no representan una amenaza para la seguridad de personas o países”, anunció El País. Más de 13 mil de estos archivos se refieren al Gobierno, el Rey, la judicatura y al sector empresarial español y 3 mil 600 contienen comunicaciones de la Embajada estadounidense en Madrid.

El Gobierno estadounidense desde hace algún tiempo trabaja en una ley que otorgue poder al Presidente para bloquear la red de internet en ese país, bajo el pretexto de seguridad nacional. En Europa hay empresas trabajando por acabar con la neutralidad de la red. La supuesta libertad de expresión en internet podría convertirse en la ilusión del pasado. El desenlace de las filtraciones de Wikileaks está claro, los secretos consignados en estos documentos serán reducidos a una pequeña porción, para que no se conozcan las verdades más crudas del espionaje diplomático y de las figuras políticas del planeta.

*

<> Este artículo se publicó el 7 de diciembre  de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: