Panamá: se queda sin identidad nacional

La opinión del Periodista y Docente Universitario…


GARRITT GENETEAU
ggeneteau@yahoo.es

Lamentablemente Panamá está perdiendo su identidad como nación. Productos tradicionales como las comidas típicas, tales como tamales, tortillas, hojaldres, los aceites, dulces, pastillas, las cervezas y otros que eran fabricados por empresas nacionales están pasando a manos de grandes capitalistas extranjeros. El sabor característico de esos comestibles y bebidas se ha perdido. Por ejemplo, ahora las tortillas se están convirtiendo en arepas venezolanas y el sabor de las cervezas, que el Mayor Alemán y el inolvidable locutor Víctor Julio definieron como ‘pan líquido panameño’, ahora tiene sabor colombiano.

Después de la Segunda Guerra Mundial comenzaron a surgir empresas de considerable magnitud que daban ocupación a miles de panameños, pero con el advenimiento del neoliberalismo y el libre mercado comenzó la invasión de consorcios extranjeros muy poderoso, ya no procedentes de los Estados Unidos como era lo habitual desde que Panamá suscribiera el Tratado Hay-Bunau Varilla, sino que países latinoamericanos como Venezuela, Brasil, Colombia y México han comprado las pocas empresas panameñas.

Industriales de los países mencionados encuentran campo propicio para invertir en Panamá, lo cual aplaudiríamos si otras fueran las circunstancias. Pero, en vez de contribuir al desarrollo del país, están explotando nuestros recursos sin ningún beneficio significativo para nosotros.

Son empresas que traen sus propios empleados, incluso la mano de obra no calificada. Si se limitaran a importar personal idóneo que contribuyera a capacitar a nuestros trabajadores, veríamos con buenos ojos esta situación. Pero, no es así. Lo que están haciendo es provocar más desempleo, y por consiguiente creando problemas al Gobierno Nacional. Ahí están, por ejemplo, las continuas huelgas, manifestaciones/piqueteo de desempleados que antes laboraron en las contadas industrias que teníamos.

La situación geográfica siempre ha traído problemas y pocos beneficios para los hijos de este país. Desde la época colonial española hasta el colonialismo estadounidense, pasando por la dominación colombiana, este país ha visto desfilar cuantiosas riquezas que van a parar a manos extranjeras mientras nuestra población humilde sufre privaciones. Y últimamente sucede algo inconcebible en el Siglo XXI, hay niños que mueren de desnutrición mientras los millonarios foráneos acumulan riquezas que depositan en cuentas cifradas en Suiza. Y se preguntarán, ¿no hay leyes que frenen esta piratería? Claro que las hay, pero en Panamá abundan legislaciones de todo tipo, ¿ pero quién las hace cumplir?

*

<> Artículo publicado el 1 de diciembre  de 2010  en el diario  El Siglo, a quienes damos,   lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: