¿Ya se disipó el “gedó”?

**

La opinión del Educador…

Pastor E. Durán Espino 

El pasado 19 de octubre estuvimos en Chitré celebrando su fundación. En una fonda escuchamos esta anécdota chistosa:

En una comunidad de la provincia de Herrera había una empresa de curtir cueros. Allí, los cueros eran echados en una tina grande con agua y esa agua se ponía muy hedionda. A las tres de la mañana abrían una compuerta y dejaban escapar esa agua, sintiéndose el hedor varios kilómetros a la redonda.   Era la época de la dictadura y estaban prohibidas las reuniones de vecinos.   Sin embargo, la gente se las ingeniaba para reunirse a jugar bingo, aunque ateniéndose a las consecuencias (carcelazos, torturas, etc.).

Una noche que los vecinos jugaban bingo desafiando el decreto del General Torrijos, todo marchaba de lo más bien. ‘Pasta “e Diente’ se había ganado cinco cartones, ‘Mama Vieja’ estaba esperando el ‘vidajena’ (el 18). ‘Chimenea’ era quien estaba cantando los números. ‘Pata “e Santo’ miró su reloj y al darse cuenta que faltaba un minuto para las tres de la mañana, gritó con ese acento característico de aquella región azuerense: “¡Viene el “gedó”!”

Despavoridos, unos salieron por un zaguán y saltaron por la cerca del patio, otros se escondieron debajo de unas camas, otro recogió los cartones y el dinero y los guardó en un tanque con maíz, otros huyeron por un callejón, algunos se metieron en un ropero, etc.   Al ver la zozobra que había provocado, ‘Pata “e Santo’ volvió a gritar:  “¡Ej el “gedó” de la cut”tieeemmmbraaa!”

Todo fue risas y felicidad cuando la gente se dio cuenta que no venía el G-2 (brutalidad militar), sino el hedor de la “curtiembra” de cueros.

En agosto de 2009 el Presidente Martinelli prometió que derogaría el Decreto-Ley aprobado bajo la administración de Martín Torrijos, que creó el Servicio Nacional de Inteligencia y Seguridad (SENIS), nuevo G-2.   Ese SENIS le permitía a su director ejecutar medidas contra las garantías y derechos individuales de los ciudadanos que fueran necesarias para el cumplimiento de sus funciones.

El SENIS, ¿fue derogado? No lo sabemos. Tenía poderes para actuar a su antojo, sin rendir cuentas, como por ejemplo: torturar, desaparecer, ejecutar. Sus miembros podían utilizar medios encubiertos, o sea, servicio de espionaje para infiltrarse en las reuniones públicas o privadas.   Es decir, que había todas las condiciones para tener otra “curtiembra”, no de cueros de animales, sino de cueros humanos, como la que se encontró en 1999 en el patio de lo que fue el Cuartel Militar de Los Pumas, en Tocumen.

*
<>Artículo publicado el  27  de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/duran-e-pastor-e/p

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: