El mes de la Patria que no fue

La opinión del Ingeniero y Director Ejecutivo de Fundación Instituto Panameño de Estudios Cívicos …


Guillermo Antonio Ruiz

Pensé que lo había visto todo. Un amigo, gran panameño, me comentó que estaba comprando un pavo para celebrar el “thanksgiving day”.   Él se une a la gran cantidad de amigos que se disfrazan y gastan cantidades de dinero en las consabidas fiestas para celebrar el muy estadounidense “halloween”. 

Así pasa también con el deporte. Quizás tenga que ver que el deporte que más sigue el panameño es el baseball y casi nunca tenemos la oportunidad de ver una selección de Panamá que nos una como lo hace la selección de football. La diferencia es que cuando viene el mundial de este último deporte, vemos a nuestros connacionales colocando banderas de países que ni conocen y no están muy seguros de donde quedan. Aún así eso no les impide gastar en banderas, gorras, etc., para apoyar a “su” equipo.

Se nos están infiltrando fiestas foráneas de lo mas normal y pronto perderemos el sentido de las fiestas patrias.   Contrario a otros países, el nuestro tiene la ventaja de celebrar todas sus fechas de reafirmación nacional en el mes de noviembre. Pero cada vez sucede con menos intensidad.

Incluso, con la finalidad de ambientar al comprador lo mas rápido posible, los pocos comercios que se engalanan de patria terminan quitando banderas y alusiones a la fecha a mitad de mes, reemplazando los mismos con decoraciones navideñas, casi todas alusivas al invento del departamento de mercadeo de una empresa de bebidas refrescantes que en los años 30 inventó la figura de Santa Claus.

Nuestra independencia no es un invento foráneo. Se trabajo cada día de estos últimos 107 años. Ningún país de Latinoamérica ha tenido que luchar para sacar a tres ejércitos extranjeros como nosotros y eso debería ser de orgullo nacional.

Si el ciudadano (del país que el prefiera) Alcalde del distrito capital, sus asesores y colaboradores concentraran sus esfuerzos en celebrar con mayor presupuesto y fervor las fiestas patrias honrando la doctrina Panameñista de su partido político tal como se hace en el interior del país, no tendrían que gastar tanto en publicidad y asesores de imagen.

Como nuestros gobernantes están más preocupados por la forma de pleitesía hacia ellos y no por la exaltación de nuestra nacionalidad, queda en la sociedad civil y los medios de comunicación unir esfuerzos para que a partir del próximo año el mes de noviembre sea el gran mes de los panameños.

Mientras tanto, veremos todo el mes de noviembre y diciembre, nuestra navidad con nieve y todo, donde en trineo Santa Claus regordete y con su cabello blanco reemplazará celebraciones como de la separación de Panamá de España.   Lástima que la realidad es que nuestra blanca navidad es solo una ilusión foránea.

*
<>Artículo publicado el  25  de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/ruiz-guillermo-antonio/
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: