La educación del cambio

La opinión de…

Domingo M. González

La educación es un derecho y un deber de la persona humana y corresponde al Estado el deber de organizar y dirigir el servicio de la educación. La eficiencia del sistema educativo y el cumplimiento de sus fines son responsabilidades del ministro de Educación y el Presidente de la República. Si el sistema produce resultados negativos, la responsabilidad primaria es del Gobierno.

Claro está, la responsabilidad es también del docente cuando antepone sus intereses personales a los intereses de los estudiantes. Los padres, también asumen responsabilidades cuando dejan de coadyuvar con los docentes y se hacen indolentes o agresivos con los docentes que le exigen a sus hijos o acudidos. No se puede suponer que solo el Estado es responsable. Tampoco, el Estado puede desentenderse de su responsabilidad primaria e indelegable, en el mundo de hoy.

Cuando la subdirectora general de Educación arremete contra los hogares o induce a pensar que la crisis se debe a falta de aplicación de las metodología está faltando a sus deberes de funcionario público. Lo mismo hace la publicidad estatal cuando sobrevalora “la beca universal”, la entrega de mochilas, libros y de los modernos TICs como acciones para mejorar el sistema educativo, evitar las deserciones y adquirir los conocimientos, destrezas y actitudes para garantizar un mejoramiento continuo.

Quiero llamar la atención al gobierno del cambio sobre una experiencia valiosa que realizó uno de sus partidos aliados, durante la administración del ex presidente Endara, cuando el ministro de Educación era Marco Alarcón (q.e.p.d.). Dentro de sus prioridades, Alarcón estableció la ejecución del inventario de activo fijo educativo. Fue un esfuerzo administrativo para mejorar el sistema educativo.

Era necesario conocer el inventario del patrimonio educativo acumulado en las inversiones de más de mil millones realizados por los gobiernos militares al servicio de la educación nacional. Además, era importante dejar ese activo registrado para disminuir los actos de corruptela y obligar a los ministros y directores a rendir cuentas de la infraestructura logística del proceso de enseñanza-aprendizaje. Después de Endara, se suspendió y se desatendió este compromiso.

La administración de Endara buscaba la localización, identificación, cuantificación, registro y protección del activo fijo institucional utilizado en el proceso educativo. Con estos registros era más difícil que las cosas desaparecieran, que los ministros hiciesen contrataciones directas sin poder contrastar el bien contratado con el bien recibido y que cada director de escuela tomase conciencia de los bienes que estaba recibiendo y por los cuales tenía que rendir cuenta.

El sistema educativo sería otro y la ministra no estaría satisfecha de tener el sistema de compras de la Autoridad del Canal sino el sistema de inventario de activo de la empresa mejor administrada en Panamá, según se dice.

Si estos instrumentos administrativos no se tienen: ¿cómo exigir al educador una efectiva capacitación académica o técnica para la responsabilidad y la disciplina. ¿Son en la actualidad, los altos directivos del ministerio, incluyendo a los directores, ejemplos para educadores y educandos? ¿Por qué exagerar la irresponsabilidad de los de abajo, si los de arriba ni son ni quieren ser responsables de los deberes de todo funcionario público?

*

<> Este artículo se publicó el 22  de noviembre de 2010  en el diario La Prensa, a quienes damos,  lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: