El reto del Metro Bus

La opinión del Abogado y Presidente de la Fundación La Voz de Arraiján….

Dagoberto Franco

dagobertofranco04@gmail.com

Pasadas las fiestas patrias y volviendo al día a día, los panameños nos desayunamos con la noticia de que los transportistas amenazan con avocarse a una huelga del transporte público si el consorcio Transporte Masivo de Panamá, que administrará el Metro Bus, no les paga 700 dólares mensuales por conducir el nuevo sistema de transporte.

Esta amenaza se convierte en el primer reto que tendrá que enfrentar el Metro Bus en su nueva relación con los transportistas, y es sin lugar a dudas el inicio de una gran batalla que tendrá que enfrentar el gobierno nacional para reciclar a estos conductores.

Los usuarios no han visto con muy buenos ojos el hecho de que estos conductores que por muchos años han actuado sin Dios ni ley y que han dejado a su paso llanto, luto y dolor, sean incorporados al nuevo sistema. Los panameños no están convencidos de que estos conductores puedan cambiar. No obstante, el Gobierno, de manera responsable les está dando una segunda oportunidad bajo de la premisa de que como cualquier panameño tienen derecho a un trabajo digno.

La pregunta es si estos conductores están verdaderamente dispuestos a cambiar y aprovechar esta oportunidad. Pareciera que no, por las señales que están mandando con las amenazas de huelga cuando ni siquiera se ha formalizado una relación de trabajo en la cual hayan demostrado que son merecedores de la remuneración que están exigiendo.

La actitud de los transportistas apoyada por los dirigentes de CANATRA es una prueba más del cinismo que los ha caracterizado por muchos años, y que convirtió el transporte público en un instrumento de poder que le permitió obligar a los gobernantes de turno a cumplirle todos sus caprichos.

A la dirigencia de CANATRA ahora le preocupa el bienestar de los conductores. Y según Dionel Broce, los transportistas están solicitando un mínimo de B/ 700.00, ya que actualmente devengan más de lo que propone la empresa. Pero curiosamente, Todos estos dirigentes, por muchos años han explotado a los conductores a los cuales no se les paga Seguro Social, vacaciones, décimo tercer, prima de antigüedad y ni siquiera un salario mínimo, lo que significa que si el conductor se enferma no devenga salario por los días que está incapacitado.

La posición de los conductores con el apoyo de CANATRA, es un signo de alarma ciudadana que le debe servir al gobierno para acabar de una vez por todas con el eterno chantaje de la dirigencia transportista.

*
<>Artículo publicado el  17 de noviembre  de 2010  en el diario El Panamá América,   a quienes damos,  lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos del autor en: https://panaletras.wordpress.com/category/franco-dagoberto/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: