Educación: nadie se pone de acuerdo

La opinión de la Psicóloga y Docente Universitaria….

 
YOLANDA  I.  CRESPO  D.
zedirto@cwpanama.net

Mi abuelo, el doctor José Daniel Crespo, creador de la nueva educación en Panama, sostenía que la escuela era para el niño, no el niño para la escuela, ‘siendo el niño el centro de las miradas de la nueva educación, ninguna practica educativa puede ser aceptable, si no se basa en el estudio científico del niño’.

El colegio debe propagar el evangelio de la alegría, la libertad, ofrecer un lugar de gozo y aprendizaje que estimule el intelecto, no un lugar de castigo, preparar buenos ciudadanos, enseñar a estudiar, fomentando buenos hábitos de estudio, cooperación, conciencia social, valorando el estudio reflexivo, formación de juicios, actitudes criticas, propósitos definidos, solucionar problemas, creando la persona integral, que piense por sí misma, desarrollar mente y carácter, preparando futuros expertos en un área determinada, conocimiento integral de las ciencias, las artes, las humanidades, creando mente y persona flexible. A través de mi docencia he encontrado el valor de sus enseñanzas.

Hay muchos expertos en ciertas áreas, ignorantes e incultos, el objetivo de la educación es formar al ser pensante integral. La educación debe fundarse en valores: forjar mentes propias, pensar libremente, manejar con destreza y maestría la carrera elegida. El carácter es importante. Hay estudiantes que sacan las mejores notas y fracasan en la vida, los que utilizan la inteligencia emocional, llegan al éxito, tienen vidas productivas.

Muchos sin darse cuenta viven los principios de grandes pensadores, educadores y humanistas, pensando que su modo de actuar es auténtico, su propia filosofía de vida, nadie tiene todas las respuestas, la espiritualidad conlleva alcanzar la plenitud. Quienes piensan que los bienes materiales traen felicidad descubren una vida vacía.

La mente y el cerebro funcionan como sistemas autónomos de computadora especializada en distintas áreas. Nosotros nunca terminamos de educarnos. Un diploma no es todo, si no seguimos actualizándonos nos quedamos atrás, mucha de nuestra educación será autodidacta, práctica constante, nuevas técnicas y avances para mantenernos al día.

Howard Gardner recomienda desarrollar cinco mentes para el futuro: la disciplinada, respetuosa, sintetizadora, creativa y ética.

El secreto del éxito es la disciplina, lleva a cualquier meta, si queremos ser buenos pianistas, deportistas destacados, debemos practicar diariamente. Muchas escuelas imponen un pensum académico sin tener en cuenta las necesidades individuales, necesitamos un pensamiento disciplinado.

Nuestra responsabilidad como educadores es crear jóvenes que tengan un pensamiento propio con hábitos de disciplina, la maestría del conocimiento, respetar y tolerar las diferencias, aprender a discernir, sintetizar lo más importante en un texto, incentivar la creatividad, productividad, el respeto y los valores en la sociedad actual. Las disciplinas eruditas como la matemática, ciencia, la historia, la economía, música clásica, son inventos humanos que tomaron cientos de años para perfeccionarse.

La disciplina que requiere conseguir nuestras metas, exige un trabajo arduo y práctica sistemática constante, llevará al dominio, maestría, ser un experto. Porque si no eres un experto, tendrás que trabajar para otro que sí lo es. Vivimos la era del conocimiento, solo los expertos maestros tendrán éxito, serán valorados en su área de trabajo.

La mente creativa renueva y crea: Amadeus Mozart genio de la música inició sus creaciones a temprana edad, escribió sus primeros conciertos importantes a los quince años; Picasso, genio de la pintura, mantuvo su fecunda creatividad desde niño hasta la ancianidad.

Mihaly Cikszentmihalyi, especialista en creatividad, reconoce la importancia de la disciplina, constancia, la sintetización, el respeto, la ética y la pasión necesaria para crear. Hay mucha información, debemos poder seleccionar y sintetizar lo realmente importante, básico para nuestra formación profesional e integral, lograr un método para encontrar lo medular.

Fausto la obra maestra de Goethe, expone al hombre buscando sabiduría, intenta dominar el poder, el conocimiento, través de la lectura, sabiendo que nunca llegara a conocerlo todo, siempre habrá algo más, jamás podremos leer todos los libros que existen y abarcar todo.

La mente respetuosa pregona la tolerancia a culturas diferentes, distintas creencias, respeto a la diversidad, vivir en paz y tolerancia, aprender la importancia de la reconciliación y perdón. No debemos jamás burlarnos de los que son diferentes a nosotros en creencias religiosas, etnias o pensamientos, promover la libertad de expresión.

La mente ética requiere un nivel elevado de abstracción y pensamiento, reflexionar en los distintos papeles que jugamos en la sociedad, tratar de hacerlo con responsabilidad y excelencia comprometidas en nuestras especialidades, buscando causas nobles que den significado a nuestras vidas. Solidarios con los desprotegidos y minorías, buscar y valorar el éxito, sabiendo que tendremos muchos obstáculos para llegar a el. La perseverancia es esencial, el compromiso y el respeto a los demás.

Algunos pensamos en lo que tenemos o deberíamos hacer en determinadas situaciones, basándonos en la intuición y la experiencia.

 

*

<> Este artículo se publicó el 11 de noviembre de 2010  en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos,  lo mismo que a la  autora,  todo el crédito que les corresponde.
Más artículos de la   autora  en: http:
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: